Protestas en varias ciudades de Pakistán contra Trump

Protesters demonstrate outside the U.S. embassy against President Donald Trump's decision to recognise Jerusalem as Israel's capital in Berlin, Germany December 8, 2017. REUTERS/Axel Schmidt
Protesters demonstrate outside the U.S. embassy against President Donald Trump’s decision to recognise Jerusalem as Israel’s capital in Berlin, Germany December 8, 2017. REUTERS/Axel Schmidt

 

Cientos de personas protestaron hoy en las principales ciudades paquistaníes contra la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

La mayor protesta tuvo lugar en la ciudad de Lahore, capital de la provincia del Punyab, donde varios cientos de seguidores del partido Jamaat-e-Islami (JI), la mayor formación política religiosa del país, se congregaron en las cercanías del Consulado estadounidense.

“Abajo América” y “Abajo Israel” fueron los lemas que los seguidores del senador Siraj-ul-Haq, líder del (JI), entonaron entre fuertes medidas de seguridad en solidaridad con los palestinos.

En la convocatoria de la protesta realizada el día anterior, Siraj-ul-Haq advirtió de que la medida estadounidense podría envolver “el mundo en llamas de guerra” y afirmó que Estados Unidos está jugando con “fuego”.

En otra protesta en Lahore, unas 500 personas se reunieron frente al seminario religioso de Hafiz Said, acusado por EEUU y la India del atentado del Bombay de 2008 y recientemente puesto en libertad por un tribunal.

En otras ciudades como Karachi (sur), Quetta (sur), Multan (este), Peshawar (norte) e Islamabad también se vivieron protestas llevadas a cabo por diferentes partidos y organizaciones religiosas.

El Ministerio de Exteriores paquistaní respondió al anuncio de Trump expresando su “preocupación” por la alteración “del estatus legal e histórico de Jerusalén.

Además, el gobierno del país asiático consideró la decisión una “clara violación” de las leyes internacionales y de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, y reiteró su llamamiento a la creación de un Estado Palestino “viable e independiente” con las fronteras de antes de 1967.

El presidente estadounidense rompió el miércoles el consenso internacional sobre Jerusalén al reconocerla como capital de Israel y ordenar que se traslade allí la embajada estadounidense en el país, una postura que ha disparado la tensión en la región y comprometido el papel de Washington como mediador de paz.

Naciones Unidas, la Unión Europea, el Reino Unido y los principales países árabes, entre otros, rechazaron la decisión de Trump, que fue recibida con profundo agradecimiento en Israel y gran irritación en Palestina. EFE