La ONU reitera oposición a medidas unilaterales sobre estatus de Jerusalén

La embajadora de los Estados Unidos en las Naciones Unidas, Nikki Haley, habla con el Observador Permanente del Estado de Palestina ante la RNad Mansour antes de que comience una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la situación en el Medio Oriente, en Nueva York Embajador de los Estados Unidos en las Naciones Unidas Nikki Haley habla con el Observador Permanente del Estado de Palestina ante la ONU, Riyad Mansour antes del inicio de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la situación en Oriente Medio, incluido el palestino, en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, EE. UU., 8 de diciembre de 2017. REUTERS / Brendan McDermid
La embajadora de los Estados Unidos en las Naciones Unidas, Nikki Haley, habla con el Observador Permanente del Estado de Palestina ante la RNad Mansour antes de que comience una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la situación en el Medio Oriente, en Nueva York. Embajador de los Estados Unidos en las Naciones Unidas Nikki Haley habla con el Observador Permanente del Estado de Palestina ante la ONU, Riyad Mansour antes del inicio de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la situación en Oriente Medio, incluido el palestino, en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, EE. UU., 8 de diciembre de 2017. REUTERS / Brendan McDermid

 

La ONU reiteró hoy que el estatus final de Jerusalén debe surgir del diálogo directo entre israelíes y palestinos y advirtió sobre los riesgos para el proceso de paz que puedan aportar las “acciones unilaterales”.

El llamamiento fue hecho por el enviado especial de la ONU para Oriente Medio, Nickolay Mladenov, al comienzo de una reunión especial del Consejo de Seguridad para analizar la reciente decisión de EE.UU. de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

En una videoconferencia desde Jerusalén, Mladenov alertó sobre los “potenciales riesgos de violencia” que existen después de esa decisión y pidió a todas las partes que eviten las provocaciones y apuesten por el diálogo. EFE