Lo local importa, por Leonardo Morales

thumbnailleonardomoralesEntramos al último del mes del año y también asistimos al último proceso electoral pautado en el 2017. Se elegirán los nuevos alcaldes de cada uno de los municipios del país con la particularidad de que algunos partidos se abstienen de participar, pero, como en el refrán, la culpa no es de la estaca sino del sapo que salta y se ensarta; los mismos partidos que en el 2005 optaron por dejar a los oficialistas toda la Asamblea Nacional y que luego reconocieron el dislate cometido, ahora, cual sapos volvieron tras sus pasos: a quedar ensartados.

El haber dejado a los ciudadanos casi inermes frente a un gobierno que se exhibe como el peor en la historia democrática los convierte en diletantes de la política, en meros aficionados para quienes volver sobre sus errores es el arte que mejor cultivan. Se preocupan y negocian en República Dominicana sobre condiciones electorales para las venideras elecciones presidenciales, pero dejan a la intemperie a los ciudadanos en la elección de su gobierno más cercano, a ese que debe ocuparse de su entorno más inmediato, al que tienen más acceso: las alcaldías.

Todo pareciera indicar que para algunos partidos es importante el gran poder que significa la presidencia, que en ciertamente es fundamental, pero despreciar el poder que significan los alcaldes para los ciudadanos, que fue lo que hicieron al abstenerse, no es más que dar la espalda a la resolución de los problemas locales que afectan directamente a la calidad de vida de los ciudadanos y vecinos.

Mientras algunos partidos y sus más encumbrados líderes abandonaron la lucha que se da en los barrios, urbanizaciones, pequeños poblados campesinos y grandes centros urbanos, otros partidos acompañados de los ciudadanos y de dirigentes vecinales, tuvieron el coraje de enfrentar la maquinaria abusiva y ventajista del gobierno.

Avanzada Progresista, UNT, MAS, entre otras organizaciones partidistas no se dejaron seducir por el radicalismo ineficaz y se atrevieron, junto a vecinos y líderes locales, a postular candidatos. Estos partidos supieron interpretar a tiempo el daño que las posturas irracionales le hicieron a la MUD y que ahora sale corroborado por la última encuesta de Venebarómetro. Son ellos, en esta oportunidad, los abanderados de la defensa de los espacios locales, esos sitios que angustiosamente defienden los vecinos y líderes comunitarios. Por cierto, solo Henri Falcón tuvo un alto sentido de la responsabilidad, de la que constantemente se le exige a los líderes políticos, y recorrió al país ofreciendo respaldo a todos ellos.

 

Se postulan y compiten con posibilidades de éxito mujeres valiosas que sabrán hacer lo que las comunidades exigen y anhelan: Fanny García en Girardot del estado Aragua, Iraly Guerrero en Valera, Maribel Castillo en Libertador.

Ciudades importantes de Miranda pueden mantenerse opositoras con Kico Bautista en Baruta, Enrique Mendoza en Sucre, Josy Fernández en Los Salias, Yon Goicochea en El Hatillo, José Luis Rodríguez en Carrizal y Gustavo Duque en Chacao. Paulo Da Silva podrá ser una inspiración para el desarrollo de Vargas. En las ciudades más importantes de Monagas Miguel Veliz en Maturín, Raenier González en Punta de Mata y “Moncho” Fuentes en Piar, se iniciará el cambio en el oriente. En la Ciudad de los Crepúsculos Macario González y José Barreras, en Iribarren y Palavecino. Las gaitas vendrán con Carlos Alaimo en Maracaibo y Vidal Prieto en Machiques, mientras que en tierra de expresidentes se podrá contar con Jesús Zamora en el municipio Cárdenas del estado Táchira.

Bastante más de 300 postulados de los cuales solo nombramos algunos de los que juntos a sus partidos postulantes se han atrevido a proteger su localidad y por ello van a defender su próximo gobierno local, ese que tanto importa.

@LeoMoralesP

 

Leave a Reply