Los detalles del desgarrador crimen pasional que dejó tres asesinatos en El Hatillo

La mañana de este lunes un doble crimen y suicidio fue perpetrado en el municipio El Hatillo del estado Miranda. Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), hallaron los cuerpos de Amaris Martínez y su hija, Amalia, de seis años de edad, junto al de su expareja Leonardo Brandt.

“Ellas tenían heridas de bala en la cabeza. Se presume que las mató y se suicidó”, dijo un detective de la policía científica. A las 11:00 de la  mañana del lunes sonó el teléfono, era un uniformado del Centro de Operaciones Policiales, informando que había una novedad en el Tomhouse A-2 del conjunto residencial “Casas de Oripoto”, ubicado en la calle Las Mercedes de El Hatillo, en el inmueble se encontraban tres cuerpos sin vida con unos impactos de balas.

Al llegar al lugar, efectivos del Cicpc encontraron tendidos en la cocina a Amaris Desireé Martínez Muñoz de 39 años de edad y Leonardo Enrique Brandt de 37 años de edad. Mientras que en el segundo nivel de la vivienda, específicamente en una habitación, estaba sin vida Amalia Sofia Brandt Martinez de 6 años de edad. Todos tenían heridas por arma de fuego.

Minutos más tarde arribó a la vivienda Mirna Coromoto Muñoz de Martínez, quien se identificó como madre de Amaris. En el lugar hallaron un arma tipo pistola, varios cartuchos e impactos de bala en los vidrios de la cocina. Rápidamente se pudo conocer que Brandt era abogado y había sido diagnosticado y tratado como paciente esquizofrénico.

La policía maneja, de manera preliminar, el móvil pasional en el doble homicidio y suicidio. “Ellos estaban en proceso de reconciliación”, indicó una fuente. De Martínez se conoció que era odontólogo, egresada de la Universidad Central de Venezuela (UCV) e instructora de zumba.

El Cooperante

Ir a la fuente

About Editor

Comentarios

comentarios