Estudiante de la UPEL recibió medida de arresto domiciliario

@DimasdRivas
COMPARTE

Herrada, es madre soltera de una niña de nueve años y profesora graduada de Educación Especial. Ella junto a 26 estudiantes de la UPEL fueron arrestados el pasado 2 de julio, cuando funcionarios encapuchados ingresaron a la casa de estudios en Maracay, violando la autonomía universitaria.

De los 27, 11 fueron enviados a la cárcel 26 de Julio, 10 al Centro Penitenciario de Oriente El Dorado en Bolívar y seis tuvieron arresto domiciliario. Los imputaron por la presunta comisión de los delitos de instigación a la rebelión, sustracción de efectos pertenecientes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), violación de zona de seguridad y destrucción de fortaleza.

En El Dorado, cuatro jóvenes presentaron problemas de salud al enfermarse con paludismo debido a las condiciones de reclusión con presos comunes. Dos meses después fueron trasladados al Centro de Formación Hombre Nuevo “El Libertador” en Tocuyito.

El 27 de septiembre, un tribunal militar instalado en la comandancia general de la Policía de Aragua dictó libertad condicional a los 27 estudiantes, pero la decisión no fue acatada por el director de la Policía del estado Aragua, Eulises Farías Valderrama; supuestamente por orden del coronel Juan Ernesto Sulbarán Quintero, secretario de Seguridad Ciudadana de Aragua.

Al día siguiente, el 28 de septiembre, fueron presentados nuevamente en un tribunal militar, que dictó libertad con medidas cautelares para 22 estudiantes y privativa de libertad para cinco, entre esos: Alex González, presidente de la FCU-UPEL y miembro de la Secretaría Nacional Juvenil de Primero Justicia; Boris Quiñones, Michele Sosa, Keny Colmenares y Brigitte Herrada.

El juez 9º de Control, Israel Paredes, envió a la cárcel 26 de Julio a dos de los muchachos: Michel Sosa y Keny Colmenares. Mientras que Boris Quiñónez y Alex González se encuentran en un anexo del penal de Tocuyito, y Herrada estaba en el Cuartelito.

About Editor

Comentarios

comentarios