Omar A. Ávila: Jugadas de un régimen desesperado

thumbnailomaravila

 

 

Desde Unidad Visión Venezuela tenemos muy clara la jugada del régimen; que no es otra que “normalizar” la situación. Para ello recurre al diálogo, a las rehabilitaciones y probables elecciones. En el fondo la estrategia es generar las condiciones objetivas, en forma que se postulen varios candidatos a la presidencia por parte de la oposición.

Aspiramos y esperamos que a los futuros gobernadores electos el próximo 15 de octubre de la alternativa democrática no se le suban los humos, y se dediquen a trabajar para el cargo que fueron electos, y no utilicen este como trampolín, como escalafón, para luego decir que quieren aspirar a la silla de Miraflores. Lo acabamos de ver con los precandidatos a las primarias, de los cuales, de los 23 electos, 13 son diputados a la Asamblea Nacional.

Para salvaguardarnos de esta deplorable conducta, y además para poder avanzar en las jefaturas que necesitamos a nivel de los municipios, proponemos desde ya, ponerle fecha a las primarias para elegir a quienes serán nuestros 335 candidatos a las alcaldías, y a su vez jefes municipales de la Unidad, pero además, elegir igualmente en primarias, a quien será nuestro abanderado presidencial, así veremos que van a hacer los huelguistas electorales del momento.

Invito a los candidatos a pensar en sus estados, todos sabemos de las limitaciones económicas de las gobernaciones; todos sabemos que hasta que logremos cambiar la conducción de la nación no desaparecerán las dificultades, pero es necesario considerar el rol de cada uno de los actores en estas dinámicas. No se deben repetir los vicios del oficialismo al estar reciclando gente, pues en la oposición sí tenemos líderes de sobra, preparados con ideas y herramientas para sacar el país adelante.

Un gobernador debe liderar su estado, proponerse junto con la sociedad civil el acometimiento, obras y programas que beneficien a los ciudadanos, deben ser creativos y ágiles, deben -los candidatos de la alternativa democrática- ser más honestos, más trabajadores, más incluyentes; demostrar que Venezuela está segura en nuestras manos.

La FAO, institución cuyos datos y reconocimientos eran utilizados por el gobierno como importante base de propaganda, acaba de publicar su informe sobre el estado mundial de la seguridad alimentaria y la nutrición, ha determinado que más de cuatro millones de venezolanos, hoy sufren de desnutrición. Y esa cifra es más que alarmante, es intolerable; y debe ser atacada con medidas urgentes, contundentes e impostergables. No es tiempo de egos y fútiles aspiraciones de figuración política. Es más que claro que el régimen quiere lavarse la cara, pero sobre todo al gobierno le preocupa la falta de dinero líquido y circulante. Su cono monetario ha resultado en el más absoluto fracaso. Además, es tan estructural su ineptitud, que lo único que saben, es que requieren endeudar más la república, sin importarles que hipotecan el futuro a niveles inimaginables.

Por otro lado, a los grandes círculos financieros les interesa evitar que Venezuela entre en default, pero eso no implica que le vayan a comprar deuda para adquirir alimentos, medicinas y otros insumos por parte de la ineptitud corrupta.

En fin, urge construir esa Unidad real, superior y sin exclusión que actualmente no existe para que podamos contribuir activamente a lo que está haciendo la comunidad internacional por nosotros. Pero y fundamentalmente, más allá de un llamado a la corrección política, nuestra propuesta apunta a lo urgente e inaplazable: el hambre, la carencia y la precariedad que día a día crece y se expande.

Omar A. Ávila H.
Diputado a la Asamblea Nacional
Teléfonos: 04125999733 // 04166065484
Twitter e Instagram: @omaravila2010

About Editor

Comentarios

comentarios