Rocío Higuera: Mis proyectos solo los puede juzgar el público

Rocío Higuera está preparada para convertirse, como cualquier animadora de certámenes de belleza, en un blanco de críticas.  Ella cree estar lista. Pero si su presunción falla, terminará  tomándose un té de valeriana para luego revisar las redes sociales.

La periodista que se ha convertido en la figura principal de Globovisión, cuando del área de espectáculo se refiere,  hará una dupla con Maite Delgado en la primera edición del concurso Miss Earth Venezuela. Y admite que hay un susto. Susto que ha ido calmando tras empaparse de cómo será esa noche. Mantiene sus nervios. Pero  dice que surgen tras querer realizar las cosas bien.

Su carrera que la comparte entre un programa de radio por Onda y dos por Globovisión, además del noticiero estelar, también ha sido un imán para los rumores. Periodistas y columnistas de farándula han asegurado que es la “poderosa” del canal por presuntamente estar involucrada con un directivo “pesado”. Lo niega al decir que se encuentra tan soltera que hace hasta chistes con su soledad. Sus publicaciones en instagram lo afirman.

Muchas veces había escuchado de algunas colegas de trayectoria pues que había que tener piel dura para permanecer en este medio y para poder esquivar este tipo de comentarios. Sin que te quiebren. Nunca lo había vivido y me tocó vivirlo”, contesta relajada, asomando además, que son sólo rumores.

¿Cómo se prepara para animar el concurso Miss Earth Venezuela?

-Bien.  Estamos afinado los últimos detalles, la semana que viene  ya comenzamos los ensayos. Tenemos grandes expectativas y finalmente esta semana nos enviaron el guión  y sobre todo ahora preparándome psicológicamente para lo que viene, porque es un escenario totalmente diferente a cualquier otro en donde yo haya trabajado, a  pesar de que hago varios espacios en televisión y  radio en vivo. Creo que aquí se redimensiona el reto. Con muchas ganas que llegue el 20 de agosto para vivir  este encuentro.

¿Cómo llegó esa propuesta?

-Fue Prince Julio Cesar quien me llamó desde Miami y me dijo que sería finalmente Globovisión, el canal que transmitiría el certamen  y, bueno, ellos consideraban que yo tenía que ser la animadora de la velada. También me comentó que estaría Maite Delgado, con lo cual, por supuesto, el compromiso sería aún más grande porque, ella es la animadora número 1 del país. No tiene competencia y yo no pretende serla. Con muchísima humildad, te digo que las distancias profesionales son abismales, pero lo consideré un reto. Así que cuando Prince me dijo, le respondí que sí.

¿En qué consistirá su participación en este concurso? ¿Hará una dupla con Maite o cada una conducirá un segmento?

-Esos detalles vas a tener que esperar la noche final para poder verlos, porque por respeto al equipo yo no puedo develar la dinámica. Para nosotros es interesante crear expectativas y atmósfera de sorpresa. No es tan mí, adelantar ese tipo de detalles. El certamen va a sorprender y va a cambiar los estereotipos de concursos de belleza en Venezuela.

¿Alguna vez le quitó el sueño animar un concurso de belleza televisado, por ejemplo el Miss Venezuela?

-Para nada. Para mí lucía imposible. En los certámenes de belleza suelen medirse las medidas perfectas, suelen medirse detalles como la estatura y, bueno, yo soy periodista. Las modelos viven de la imagen, en mí caso vivo de las palabras. La investigación.  De las buenas o malas preguntas que pueda hacer. Para mí no era ningún objetivo. Consideraba que ese escenario era para beldades, para mujeres que quizá hubiesen vivido esa experiencia de ser misses.  Pero bueno, insisto en eso de que el Miss Earth Venezuela viene para romper paradigmas, porque la premisa es belleza con causa y se refiere a esa belleza que no es evidente a los ojos.

Y admito que valoro mucho esa propuesta. Yo he bromeado mucho con eso, porque digo que mayor demuestra de quebrar estereotipos, que la animadora sea de un metro y medio, sin embargo, con este metro y medio pienso estar a la altura de la circunstancia.

Compartirá la animación con la  animadora número 1, Maite Delgado, ¿siente algún temor?

-Siempre siento temor cuando voy hacer mis espacios en televisión o  mi programa de radio. Siempre hay un sustico. Porque ese sustico es las ganas de hacerlo bien  y la presión de no fallar y por supuesto que ahora lo siento. Ahora se redimensiona todo al saber que voy a estar ahí en el escenario junto a una maestra y entiendo que las comparaciones serán inevitables y las cuales aceptaré. Sí hay un susto, pero con el paso de los días y al empaparme un poco de lo que ha sido la producción del espacio,  estar detrás de bastidores y conocer a las candidatas y todo el equipo que trabaja en el Miss Earth Venezuela, he tomado más confianza. Sobre todo, tengo ganas de que en medio de un panorama de país tan complicado, nuestro trabajo sea regalarle a Venezuela una noche de reencuentro con la buena televisión.

Toda animadora de certámenes,  se convierte en blanco fácil para las críticas, ¿está preparada para eso?

-Nosotros de alguna manera somos blanco de críticas, quienes tenemos una carrera pública. Pero no te equivocas al decir que cuando estás al frente de un certamen de belleza probablemente se afianzan los comentarios del público. Decir que si estoy preparada o no, yo creería que sí. Vamos a ver con qué comentarios la gente me sorprende. De cualquier manera voy aceptarlo con humildad.  Y entiendo que además es parte del show, de la idiosincrasia venezolana. Que la gente te diga si lo hiciste bien o no, que si estabas gordita, si hablaste bien o mal, que te comparen, que te hagan meme. Y si no es así, me tomaré mi té de valeriana después del certamen para revisar las redes sociales.

¿Quién  la vestirá esa noche?

Ahí te voy a dejar con la duda. Yo aún estoy afinando detalles y haciendo pruebas con distintos amigos diseñadores. Una vez que yo vea esa propuesta, me las pruebe y defina con cuál me voy a quedar, me sienta más augusta, es que voy a elegir uno de ellos. No obstante, estoy trabajando con gente brillante, con venezolanos que a pulso se han ganado su puesto en el mundo competitivo de moda. No dudo en que estén haciendo cosas hermosas. Como yo soy nueva en esto, me he dado cuenta que es tradición, no puedo entonces romper las tradiciones.

Leonardo Villalobos dijo en una oportunidad para un medio impreso, que el país no estaba para concursos de belleza, ¿Qué piensa usted al respecto?

-Yo difiero. Mira,  yo hago una agenda cultural en la radio y me sorprendo porque a diario y, a pesar de las circunstancias, se siguen llevando a cabo festivales de música, obras de teatro y quienes vivimos en Venezuela necesitamos una válvula de escape para lo difícil. La vida no puede reducirse solamente a problemas y más aún cuando nuestro país necesita un espaldarazo. Y la belleza de nuestras mujeres siempre ha sido motivo de orgullo.

Nosotros vamos hacer este certamen con muchísimo respeto. Entendiendo que no son los momentos ideales, pero son los momentos que nos toca vivir por ahora. Y no vamos a privar a Venezuela de una noche bonita, de una noche de magia, de una noche de televisión competitiva como hace rato ya, no vemos en nuestro país porque la crisis que hay, también salpica desde hace un rato los medios audiovisuales. Somos mucho más que noticias malas.

Algunos columnistas y periodistas de farándula la han catalogado como la poderosa de Globovisión por presuntamente tener una relación sentimental con un directivo del canal, ¿Eso es cierto?

Ay, yo me divierto mucho leyendo las noticias sobre mí y los amores que me adjudican. Porque hace un tiempo, digamos, que me molestaba, me hacía ruido, pero ahora me parece divertido como aplica aquel refrán de “crea fama y acuéstate a dormir”. Yo estoy tan soltera que en estos días puse un post en las redes sociales divirtiéndome un poco de la soltería. Muchas veces había escuchado de algunas colegas de trayectoria pues que había que tener piel dura para permanecer en este medio y para poder esquivar este tipo de comentarios. Sin que te quiebren. Nunca lo había vivido y me tocó vivirlo. Porque es así. Creo que la vida, la circunstancia, y en tu trabajo te dan la oportunidad de crecer, siempre se tejen algunos cuantos rumores  que apuntan que no hay méritos en ello.

Yo, por un lado estoy soltera y por otro, mi trabajo está al aire.  Si tengo el mérito o no, para encarar cada uno de esos espacios que sea la gente quien lo juzgue y yo estoy muy tranquila con mi conciencia. Que me llamaran la poderosa, antes me molestaba, pero ahora me divierto. Porque pido un cafecito caliente y corren a dármelo. Y bueno, digo de toda cosa mala hay algo positivo.

Periodistas de farándula también han tildado a su compañera Melissa Rousseau y a usted como las licenciadas y, a veces,  pareciera que lo dicen de forma sarcástica. ¿A usted le molesta?

Para nada. A mí me enorgullece ser licencia en comunicación social  y la verdad me entristece que alguien pueda utilizar el término, en un sentido sarcástico.  Porque el objetivo de cada uno de nosotros, tendría que ser superarnos, en convertirnos en licenciados y trabajar en esa área que nos apasione. Entonces cuando yo veo esa gente que utiliza el término de licenciada como un chiste, lo que me da es pena ajena. Porque dan un mal ejemplo al país. La invitación al estudio es una oportunidad valiosa, pero más que eso es necesario, porque países donde la gente busca superarse con meritocracia, son países destinado al progreso. Y Venezuela ahorita atraviesa una crisis política, social y económica, pero también es una crisis humana. Y es de valores. Y muchos de los valores se afianzan en la educación. ¿Qué me digan licenciada? No vale, por favor,  a mí me encanta, yo lo disfruto. ¿Qué lo hagan con sarcasmo? Eso me hace pensar que pecan de ignorantes.

Redacción: @NilRodriguez

ACN 

Esta noticia fue publicada por ACN
Cuenta Oficial de la Primera Agencia de Noticias Privada de Venezuela | 6 años con #LaEvoluciónDelPeriodismo | Instagram: _AgenciaCN

Ir a la fuente