Los pulpos son más listos, más simpáticos y posiblemente más guapos que tú. Y eso que son aliens

No tiene sentido preguntarnos cómo serán los alienígenas, porque ya lo sabemos“, dice Peter Godfrey-Smith, profesor de la Universidad de Sydney. “Serán como los pulpos”. Wait. ¿Cómo los pulpos? ¿Con tentáculos, ventosas y buenísimos ‘a la gallega’? ¡Que me traigan dos docenas de alienígenas bien cocidos!

No, a ver. No exactamente. Según Godfrey-Smith, los pulpos son lo más parecido a un extraterreste que podemos encontrar en la Tierra. Perimero porque son bichos inteligentes y curiosos que, prosiblemente, tienen una conciencia bastante desarrollada. Pero, sobre todo, porque son bichos que han conseguido ser todo eso de forma independiente a nosotros.

¿Aliens?

Suena raro, pero se trata de** un animal demasiado complejo** teniendo en cuenta lo alejado que está (evolutivamente hablando) de los seres humanos. Los ojos, los cerebros y las extremidades de los mamíferos están muy cerca de los nuestros. Los de los pájaros están más lejos, pero aún así son primos lejanos evolutivos.

Sin embargo, el último ancestro común que tenemos con los pulpos era un amasijo de carne con cuatro neuronas. Así que cuando miramos a un pulpo, estamos viendo a un ser producto de una línea evolutiva completamente distinta a la nuestra. Sus ojos, sus cerebros y sus extremidades no tienen nada que ver con nosotros.

Y eso es fascinante.

Más listos que el hambre (que da al verlos)

Porque pese a haber evolucionado por libre, se parecen a nuestros familiares evolutivos más cercanos más de lo que nunca habríamos esperado: un pulpo medio tiene unos 500 millones de neuronas. Muchas menos que los humanos (que debemos tener 100 mil millones), pero en el rango de otros mamíferos (o animales más complejos).

Es, sin lugar a dudas, el cerebrito de los de los invertebrados. Posiblemente, uno de los animales más listos que nos comemos.

Además su sistema nervioso está tremendamente desarrollado y tenemos pruebas claras: en muchos aspectos los pulpos se comprotan como los mamíferos o las aves; animales, teóricamente, mucho más “inteligentes que ellos”.

Claro, así no es raro que la gente lo mire como un alien: al fin y al cabo, los extraterrestres sería seres con conciencia como las nuestras pero que habrían evolucionado de forma completamente distinta y separada. Como los pulpos, pero a lo bestia.

Los humanos no somos los reyes del mambo

Antonella Lombardi 101966

“Los cefalópodos son una isla de complejidad mental en el mar de los animales invertebrados”. Eso es verdad: estos seres han desarrollado sistemas nervisosos mucho más complejos y una complejidad cognitiva enorme (en el Reino Unido, por ejemplo, tienen una regulación experimental especial para ellos).

Algunos científicos, como el mismo Godfrey-Smith, creen que los pulpos han desarrollado una conciecia muy nueva y totalmente separada de la nuestra. No es que esté claro, la verdad; porque evaluar la conciencia en animales es algo complejo. Pero más allá de eso, sí que es una cura de humildad.

No, los seres humanos no tenemos por qué ser los reyes del mambo. Hay cosas fascinantes ahí fuera y más nos vale recordarlo, estudiarlo y entenderlo.

Imágenes | Bryan Burgos y Antonella Lombardi

Magnet

Ir a la fuente