IVÁN MÁRQUEZ, DE TERRORISTA A SENADOR


IVÁN MÁRQUEZ, DE TERRORISTA A SENADOR

El prontuario en los Estados Unidos contra el terrorista Iván Márquez, que llegará al senado el próximo 20 de julio.

Y resultó ser cierto

En múltiples ocasiones, la oposición advirtió que los cabecillas de las Farc, todos responsables por la comisión de crímenes de lesa humanidad, irían a quedar habilitados para ser congresistas y para aspirar a la presidencia de la República.

Desde el gobierno se desmintió aquella aseveración, alegando que el uribismo estaba confundiendo y metiéndole miedo a la gente. En tono enfático, Juan Manuel Santos aseguró que los jefes de la guerrilla no serían ni senadores ni aspirantes a la primera magistratura de la nación.

Iván Márquez, senador

El tiempo se ha encargado de demostrar que lo dicho desde el uribismo era cierto. Ha trascendido que el jefe terrorista de las Farc, alias Iván Márquez, encabezará la lista al senado por el partido que fundará la banda criminal Farc.

Será la segunda vez que ese delincuente llegue al legislativo. La primera vez, fue como representante de la UP, brazo político de las Farc, en los años 80 del siglo pasado.

Capo del narcotráfico

Para la justicia de los Estados Unidos, alias Iván Márquez no es un “insurgente”, calificativo con el que benignamente es llamado por los sectores que defienden ciega e irreflexivamente el proceso con la banda terrorista de las Farc.

Existen abundantes evidencias en las cortes norteamericanas que confirman que Márquez es un peligroso y poderoso capo del narcotráfico, razón por la que es solicitado en extradición. Igualmente, se ha fijado el pago de una recompensa de US$5 millones de dólares a quien lo entregue a la justicia de los Estados Unidos.

En el año 2004, el departamento del Tesoro de los Estados Unidos, reveló un organigrama en el que incluyó los nombres de los narcotraficantes más importantes de las Farc. En el centro del mismo, justo debajo de alias Tirofijo, está alias Iván Márquez

Alianza mafiosa con militares venezolanos

En un documento desclasificado del Departamento de Estado, emitido el 11 de septiembre de 2008, se revela que el general venezolano, Hugo Carvajal Barrios, entonces director de la inteligencia militar de ese país, trabajaba mancomunadamente con las Farc, protegiendo embarques de cocaína y aprovisionando a esa estructura terrorista con armas con lo que “podían mantener el control de los cultivos de coca y de producción [de narcóticos] a lo largo de la frontera entre Colombia y Venezuela.


También le entrega a los cabecillas de las Farc identificaciones gubernamentales venezolanas, con las que los miembros de las Farc pueden viajar fácilmente desde Venezuela”. Según el informe, el general Carvajal Barrios “mantuvo numerosas reuniones con líderes de las Farc como Noé Suárez Rojas, alias Grannobles, Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez y Rodrigo Londoño Echeverry, alias Timochenko, todos ellos acusados en marzo de 2006 por cargos relacionados con actividades de narcotráfico, ante la corte del distrito sur de Columbia”.

Senador y extraditable

El gobierno de los Estados Unidos en sus más recientes declaraciones, ha asegurado que mantendrá las solicitudes de extradición contra los cabecillas de las Farc, toda vez que los cargos que pesan contra esos delincuentes se mantienen vigentes. Valga recordar que la justicia norteamericana no persigue a los jefes terroristas solamente por narcotráfico; también adelanta investigaciones contra ellos por los delitos de secuestro y homicidio de ciudadanos de esa nación.

Los Irreverentes @IrreverentesCol

Enviar este artículo a tus seguidores

Ir a la fuente