Querer la libertad

Miguel Aponte

Desde Caracas.- Cuando hablamos de igualdad social la confusión abunda. Desde aquellos que quisieran una igualdad aritmética para todos los efectos, hasta quienes niegan toda igualdad. El desatino moderno comienza con sus propios achaques: creer que lo primero tiene que ser lo económico, cuando la verdad es que lo económico es subsidiario de lo político: Venezuela es una prueba.

La igualdad comienza por otro elemento al que se le quiere oponer, absurdamente, como contrario: la libertad. Nadie más o menos sano aceptaría vivir sin libertad, al menos aquella que le interesa. Antes incluso de entrar a definir -más bien acordar- qué libertad y para qué la libertad, nadie admitiría hoy que se le imponga lo que debe y no debe hacer o pensar.

Además, tampoco vale decir que “hay gente que se conforma y no se interesa en su libertad” porque quien lo dice se refiere a otros, nunca a él mismo; y tampoco cuestiona si en esos “otros” incluye a sus hijos y nietos; ¿cómo admitir que porque a mí no me importe la opresión de un gobierno si me regala una bolsa CLAP, un contrato o un avión, tampoco vaya a importarle nunca a mi hijo? ¿Cómo garantizar que mis hijos estarán felices con mis miserias y cobardías? Piense, por ejemplo, en el supuesto defensor del Pueblo y su valiente hijo. La libertad es pues un asunto público y no privado.

Entonces, si quiero ser libre debo reconocer que mi autonomía está condicionada por la autonomía de todos; y si busco mi libertad con la de los otros, estoy, en la práctica, haciendo política, diciendo que lucharé por una sociedad que haga al otro mi igual, mi par, uno con quien debo compartir la institución de la sociedad. Estoy diciendo que trabajaré para que entre todos hagamos una Ley Justa. Ser demócrata consiste en asumir esto y no en hacer caso omiso, porque cuando dejo actuar a la maldad actual, aun con la excusa de que vendría otra, liquido todo porvenir. Porvenir que también es asunto político, pues no es nuestro sino de quienes vendrán, incluso si no han nacido.

About Editor

Comentarios

comentarios