Constituyente eterna

Noel Valderrama

Desde Lechería.- ¿Qué no ha permitido hacer la Constitución del 99 que vaya a hacer la Asamblea Nacional Constituyente (ANC)? ¿Acaso con la Constituyente el gobierno logrará lo que no ha hecho en los últimos casi 20 años? Con la Constituyente, ¿aparecerán millones y millones de sacos de cemento en todas partes? Con la Constituyente, ¿se acabarán la inseguridad y los secuestros ordenados desde las cárceles? Con la Constituyente, ¿se eliminará la gigantesca corrupción gubernamental? Con la Constituyente, ¿en los hospitales aparecerán los equipos médicos y las medicinas?

La Constituyente no eliminará nuestra triste realidad de la deserción escolar; ni hará mejorar la escasez de alimentos, ni mucho menos logrará aumentar la producción de cemento, azúcar y café, todos rubros que están en manos del gobierno.

La verdad es que esa Constituyente inconstitucional tiene un solo propósito, eliminar toda posibilidad de que se realice una elección libre, directa y secreta, en Venezuela. La Constituyente busca, desesperadamente, aniquilar las voces disidentes y cualquier rasgo democrático en el país. Con la Constituyente, el gobierno pretende perpetuarse en el poder.

La pretensión del gobierno de escoger a dedo a los miembros de esa Constituyente es, de por sí, un golpe de Estado. En este país, hasta para hacer una elección interna de un partido, se debe hacer con la “asesoría” del Consejo Nacional Electoral (CNE). Hay colegios de profesionales o sindicatos, que no se han renovado, porque el CNE no lo permite exigiendo que deben contar con su aval. Sin embargo, para cambiar nuestra Constitución, para elegir el nuevo marco jurídico de toda la nación, la exigencia electoral se hace a un lado.

Es que ni siquiera pretendían aprobar la nueva Constitución, una vez que la redactaran. Por eso, salieron ahora con que desean incorporar entre las bases comiciales, un referéndum aprobatorio.

Y es que dentro de esas bases no se establece tiempo de duración o de vida, de esa Constituyente. Podría oscilar entre seis meses y siempre. Estaríamos eternamente, con nueva fecha para realizar ese referéndum aprobatorio, mientras la ANC legisla y hace lo que le venga en ganas; tal cual como ocurre mensualmente con la eliminación de los billetes de 100 bolívares, que ya en cinco ocasiones han pospuesto su caducidad.

El gobierno sabe que más nunca ganará una elección, por eso la búsqueda, como sea, de una nueva Constitución que le permita quedarse en el poder sin necesidad de hacer elecciones libres, directas y secretas. Todos los venezolanos estamos obligados, por mandato constitucional, a impedirlo.

About Editor

Comentarios

comentarios