México admite problemas pero mantiene postura sobre crisis venezolana

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) admitió este viernes que México tiene problemas, pero dejó en claro que no por ello dejará de participar de manera diplomática en la solución de conflictos “extremadamente graves” como la crisis venezolana.

México “reconoce de forma abierta ante el mundo” problemas de pobreza, desigualdad, violencia y violaciones a los derechos humanos” y por eso se vale “del escrutinio internacional como instrumento de cambio”, apuntó la SRE en un comunicado, en respuesta a las recientes declaraciones de la canciller venezolana Delcy Rodríguez.

La institución sostuvo que el hecho de que los países “tengamos problemas” no significa que deban eludir su responsabilidad internacional ni abstenerse de participar de manera diplomática en la solución a los conflictos que se presentan en otras naciones.

Se refirió especialmente a conflictos “extremadamente graves, como ocurre en Venezuela en lo económico, social (con escasez de alimentos y medicinas) y político (pues se cancelan elecciones, se ignora al Legislativo y se encarcela a opositores)”.

Uribe: En Venezuela tratan imponer ANC con amigos de la tiranía

“Las descalificaciones de la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, no son nuevas. Este tipo de reacciones demuestran que lo que dice México es importante, que nuestro país tiene un peso real en la región. México no responderá a calificativos y tampoco cambiará su postura ante la situación en Venezuela”, apuntó.

La SRE argumentó que si México viviera una situación “igual de dolorosa y difícil” como la de Venezuela, sería inexplicable para los mexicanos que la comunidad internacional se mantuviera indiferente.

Destacó el caso de la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela de Ayotzinapa en 2014, sobre la cual existe “un escrutinio permanente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”.

En contraste, añadió, Venezuela no ha recibido una sola visita de la CIDH desde 2004, año desde el cual se le han solicitado en diversas ocasiones.

Previamente este viernes, el canciller mexicano Luis Videgaray descartó la posibilidad de romper relaciones con Venezuela, y pidió a ese país que acepte una visita de la CIDH.

El caso Odebrecht genera detenciones y agitación política en Ecuador

En una entrevista radiofónica, Videgaray dijo que no respondería a los “insultos” de Rodríguez, quien calificó recientemente de “infames” e “inmorales” las declaraciones del canciller mexicano sobre la crisis venezolana.

Sobre la amenaza de Rodríguez de que llevará a la Organización de Estados Americanos (OEA) el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, señaló que la CIDH “está ya muy activa” al respecto y recordó que en la actualidad hay “un mecanismo que visita México cada seis meses” precisamente para revisarlo.

Indicó que México ha actuado “a partir de principios” y con la convicción de que Venezuela vive una “crisis profunda“, una situación extraordinariamente grave de ruptura en el orden democrático”.

Por ello, dijo, seguirá trabajando con otros países para lograr un consenso en torno a una resolución sobre Venezuela en la OEA.

Gobierno de Trump revisará redes sociales para otorgar una visa

México defiende una resolución que incluya un calendario electoral, la liberación de “presos políticos”, la restitución de la Asamblea Nacional, el fin del proceso constituyente y la apertura de un ”canal humanitario“ para que fluya la ayuda a los venezolanos, acotó.

La canciller venezolana Delcy Rodríguez informó recientemente que participará en la Asamblea General de la OEA que se realizará en Cancún (México) del 19 al 21 de junio.

El Nuevo Herald

A todo momento

Ir a la fuente

About Editor

Comentarios

comentarios