El presidente de McDonald’s que se volvió un ermitaño vegetariano y te lo cuenta

Pedro Medina pasó del estrés que significa dirigir 33 restaurantes de McDonald’s, pertenecer a tres juntas directivas, vivir buena parte del tiempo montado en un avión y responder por informes financieros y abultadas cifras, a despertarse con el trinar de los pájaros y el sonido del agua que baja con fuerza de la montaña, en una sencilla casa construida casi toda en barro, piedra y guadua, en la que vive desde hace un año y medio.


EcoPortal

También te interesaría leer…

Maestroviejo.es

Ir a la fuente