Presumen que detenido por asesinato de Paola Ramírez disparó a colectivos

A Iván Aleisis Pernía Dávila, de 31 años, lo imputaron por la muerte de Paola Ramírez, de 23 años, en la plaza Las Palomas, en las inmediaciones de la Defensoría del Pueblo, en San Cristóbal, Táchira.

Pernía no era conocido por quienes residen en los edificios del barrio San Carlos de San Cristóbal, donde asesinaron a Ramírez. Los vecinos del sector no se explican por qué las autoridades aseguran que fue desde allí de donde salió el disparo.

“Aquí vivimos muchas familias de bien, con valores, nadie tiene antecedentes o es malo. Cuando iniciaron los problemas nosotros cerramos nuestras rejas y no permitimos que los colectivos entraran, por eso nos sorprende que aseguren que fue de aquí de donde dispararon” narró una habitante de las Residencias San Carlos.

Sin embargo, en el barrio se encuentran ubicadas oficinas comerciales alquiladas donde Pernía gerenciaba su empresa de distribuidora de zapatos.

Desde la azotea de un edificio

La versión de un funcionario policial que participa en la investigación, indica que “por la forma en que entró la bala y la velocidad estimada, no era posible que fuese a una distancia corta sino al contrario, la bala corresponde a un arma que tiene como alcance hasta 200 metros de distancia.

Según el avance de las investigaciones, él –Iván Pernía- pretendía dispararle a los colectivos armados que merodeaban por la zona, incluso logró herir en la pierna derecha a uno que iba de patrullero en la moto, “pero lamentablemente un tiro acertó a la joven”, dijo el funcionario.

Esta fuente asegura que aunque a Paola Ramírez le dispararon los presuntos colectivos, según los videos vistos, ninguna de esas balas logró impactarla.

Este jueves, El Pitazo observó a funcionarios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en el lugar de los hechos, realizando el trabajo de planimetría, que según vecinos del lugar iniciaron el día anterior.

Uno de los efectivos, que no se identificó, indicó que de la pistola incautada a Pernía salieron 22 proyectiles, que dejaron rastro en las paredes de un colegio cercano, en un árbol, un teléfono público, en la pierna de un motorizado y en el cuerpo de la mujer asesinada.

El arma habría sido accionada desde la azotea de un edificio ubicado a 200 metros de donde cayó el cuerpo de “Paola”, donde Pernía Pérez tenía su oficina de trabajo.

“Escuchamos los gritos de hombres quienes le decían a la muchacha que estaba escondida en la plaza Las Palomas ‘corre, corre, te me largas guarimbera’ y de inmediato se escucharon muchos disparos. Los hombres tenían pistolas y le dispararon por la espalda pero ahí se salvó, solo que a los pocos segundos llegaron motorizados también con pistolas, la apuntaron y dispararon, como a la altura del corazón. Ella cayó y pensamos que se hacía la muerta pero luego nos dimos cuenta que murió de inmediato.

Fue imposible no llorar porque nosotros éramos ocho personas escondidas muy cerca del sitio y no pudimos ayudarla porque ya esos colectivos armados nos habían correteado mientras nos mostraban sus pistolas y logramos resguardarnos, pero vimos y escuchamos cómo mataron a Paola Ramírez sin poder hacer algo (…) ella intentaba cruzar la calle y quedó tirada en el piso, dicen que la mataron desde un edificio pero realmente no lo sé, lo dudo mucho porque a ella le dispararon varias veces”, narró un joven de 19 años que por seguridad no se identificó pero fue testigo del asesinato de la joven tachirense

Vecinos de la zona coincidieron con la versión del joven, aseguraron que aunque el defensor del Pueblo Tareck William Saab, afirmó que fue desde un apartamento donde se disparó la bala que mató a Paola Ramírez, los testigos presenciales afirman que civiles estaban en moto y armados disparando por toda la zona, donde muchos manifestantes corrieron a resguardarse del enfrentamiento que se registraba a cuatro cuadras de distancia, en la Defensoría del Pueblo. Y que a Paola le dispararon cuando corría pero en ese momento no cayó muerta.
Joaquín Ramírez, padre de la joven asesinada, dijo más temprano a El Pitazo que: “Esto se va a quedar así, esto no será resuelto, no habrá justicia”. Repetía una y otra vez que la muerte de su hija quedaría impune pues acusarían a alguien por salir del paso y ya.

“Queremos que salga el verdadero culpable y que se detenga a todos quienes la amedrentaron, humillaron y estuvieron en el sitio porque no se justifica que la mataran cuando no tenía ni celular o pertenencias, solo su cédula de identidad”, enfatizó Grecia Ruiz, prima de Paola Ramírez..

Capturado en casa de sus padres

Pernía es el presidente de una empresa llamada Importadora Grupo Krist dedicada a la importación de zapatos desde Panamá. Además en el itsmo tiene registrada una empresa, R8A Zona Libre S.A, que es presidida por José Aurelio Pernía Guerrero, padre de Iván Pernía.

Según el registro del Consejo Nacional Electoral (CNE), el sitio de residencia de Iván Aleisis Pernía Dávila es en un caserío llamado Padre Lamus Derecha, en la carretera Trasandina, que comunica el municipio Cárdenas con Andrés Bello.

La noche del jueves fue capturado en la casa de sus padres ubicada en el sector Pueblo Nuevo. De acuerdo con la versión del defensor del Pueblo, Tarek William Saab, Pernía confesó su delito. La familia del presunto homicida no confirmó ni desmintió ese dato.

The post Presumen que detenido por asesinato de Paola Ramírez disparó a colectivos appeared first on RunRun.es.

La entrada Presumen que detenido por asesinato de Paola Ramírez disparó a colectivos aparece primero en Actualidad Venezuela.

Comentarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *