Aldemaro Romero brilló como músico popular y académico

Editor AM

A los 9 años tocaba guitarra y cantaba en los programas radiales de aficionados de su ciudad natal.

A los 14 llegó a Caracas y a partir de allí desarrolló una carrera de pianista y compositor. Toca en emisoras de radio, en salones de baile y en fiestas populares.

a los 20 años dirigió por primera vez una orquesta en la radio. Acompañó a los cantantes más populares del momento, como arreglista y director musical, tanto en presentaciones personales como en discos.

A los 22 años, en 1950, obtuvo su primer contrato como arreglista con la RCA Victor de Nueva York, ciudad en la cual grabó muchos discos respaldando a varios de los artistas latinos del sello.

En 1951 grabó para la RCA un elepé histórico: “Dinner in Caracas”, que batió records de venta en Estados Unidos y Latinoamérica, con una selección instrumental de canciones venezolanas revestidas de arreglos sinfónicos.

Su fama fue creciendo en Estados Unidos, hasta trabajar con célebres orquestas y artistas, como Dean Martin y Jerry Lewis, Stan Kenton, Ray Mc Kinley, Machito, Noro Morales, Miguelito Valdés y Tito Puente.

A finales de los años 60 crea el ritmo Onda Nueva, una fusión del jazz con el joropo y otros ritmos autóctonos, con el apoyo del patrón rítmico inventado por el baterista Frank Hernández “El Pavo”.

Organizó en Caracas el Festival Mundial de Onda Nueva, que tuvo tres ediciones durante los años 1971, 1972 y 1973. En el evento participaron grandes estrellas de la época, como Tito Puente, Ivan Lins, Agostinho Dos Santos, Nancy Wilson, Caterina Valente, Olga Guillot, Marco Antonio Muñiz, Monna Bell, Astor Piazzolla, Frank Pourcel, Paul Mauriat, Augusto Martelli, Augusto Algueró, el Zimbo Trío, Eliana Pittman y Dave Grusin, entre muchos otros.

En Italia grabó varios de sus discos, actuó en la RAI y compuso la banda sonora de la película “La epopeya de Bolívar”, dirigida por Alessandro Blasetti, con Maximilian Schell y Rossana Schiaffino de protagonistas. La música del filme le valió Premio de la Paz en el Festival de Cine de Moscú en 1969.

Hizo largas giras por México, Cuba, Santo Domingo, Puerto Rico, Colombia, Perú, Brasil, Argentina, España, Francia, Grecia, Suiza, Suecia, Japón y Egipto.

Ganó el primer premio como arreglista y director en el Festival de la Canción Latina de México (1974), el Festival de Mallorca (1976), en las Olimpiadas Musicales de Grecia (1977) y el Superestrella Internacional en la Music Expo de Miami (1975).

A principios de la década de los 80 fundó, como director principal, la Orquesta Filarmónica de Caracas. Dirigió también la London Simphony Orchestra, la English Chamber Orchestra, la Orquesta de la Radio y Televisión Rumana y la Royal Philarmonic Orchestra.

En el año 2000 recibió el Premio Nacional de Música de Venezuela y en 2006 le confirieron tres Doctorados Honoris Causa, en las universidades de Carabobo, Lisandro Alvarado y Zulia.

Su legado abarca más de 250 composiciones. En la música popular se han recopilado 126 canciones y 31 instrumentales. En el campo académico hizo 100 obras para orquesta, orquesta y coros, ballet, conciertos y música de cámara, la mayoría de ellas en sus últimos 10 años de vida, que dedicó casi de lleno a esta actividad. Al momento de su muerte, ocurrida en Caracas el 15 de septiembre de 2007, quedaron sin estrenar 49 de esas obras.

Aquilino José Mata/ EDC

Fuente Original

La entrada Aldemaro Romero brilló como músico popular y académico aparece primero en Actualidad Venezuela.

Comentarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *