¿Hasta cuando?

HUMBERTO MARCANO RODRÍGUEZ¿Hasta cuándo puede un país aguantar para declararse en quiebra, si cada día   van destrozando más y más su economía?, es esta la pregunta que hay que hacerse en el caso de Venezuela, donde hemos presenciado en estos 16 años de régimen castro-comunista han ido desapareciendo casi todos los medios de producción, muchos por ese afán criminal e irracional de ilegales expropiaciones y otros por el estrangulamiento al negárseles las divisas necesarias para la obtención de materias primas, empresas en su mayor auge de producción arrebatadas a sus legítimos propietarios, para que al poco tiempo se hayan ido convirtiendo en fantasmas   de lo que fueron, en el caso agro pecuario, haciendas en plena producción hoy abandonadas, de la mayoría de las grandes polleras no quedan ni los galpones, la pesca   destruida en su casi totalidad, de allí la gran escasez de toda clase de productos de la cesta alimentaria, fuimos grandes exportadores de pollos, huevos, plátanos, café y azúcar por mencionar algunos rubros, hoy somos grandes importadores de los mismos, desde Pertigalete, La vela de Coro y Maracaibo salían   semanalmente grande buques cargados de cementos   de exportación y nunca faltó este para cubrir el total consumo nacional, ahora se está importando por que las cementeras todas expropiadas no están produciendo ni el 50% para el consumo nacional. Miles de empresas destruidas, las zonas industriales existentes en todos los estados, hoy son espacios   ruinosos en su mayoría.

 

En cuando a las industrias básicas de Guayana, las cifras sobre las pérdidas en estas empresas en un tiempo no muy lejano florecientes son escalofriantes, hasta el año 2008 cuando Sidor fue de nuevo estatizada a través de una muy mala expropiación, a la empresa franco-argentina Termium, la producción de cabillas estaba en el orden de las 390.000 toneladas al año y la de Sidetur en 350.000 toneladas, lo que llevaba   la producción a 740.000 toneladas de cabillas, ahora bajo este régimen castro-comunista, dizque socialista, tenemos que en este primer semestre del año 2015 la producción de Sidor apenas fue de 63.000 toneladas y la de Sidetur , pomposamente rebautizada “complejo siderúrgico, socialista nacional”, 15.000 toneladas, lo que se traduce que en un semestre apenas 78.000 toneladas se hayan producido, cuando lo normal era  370.000 toneladas semestral, para este primer semestre el déficit de cabillas   es de 292.000 toneladas, lo que no alcanza para cubrir la gigantesca nómina y los centenares de gerentes, asesores y comisionados que en realidad nada saben del negocio. Para el año 2014 el faltante de cabillas alcanzó a la cifra de 30 millones de unidades.

 

Hojalata, producto siderúrgico de vital importancia  de ella dependen las industrias de enlatados de todo tipo así como de tapas para botellas, la hojalata como tal es el lomito de la siderúrgica la que le proporciona mayores ganancias,  es la que genera mayor valor agregado, para el 2008 se producían alrededor de 300.000 toneladas  anual, ahora para este primer semestre del 2015 apenas se han producido 4.000 toneladas, lo que significa   que para este semestre el déficit está en 146.000 toneladas.

 

Acero líquido, en el año 2008 la siderúrgica producía alrededor de 358.000 toneladas de acero líquido al mes, ahora en este año la producción apenas alcanza la cifra de 100.000 toneladas mensual lo que significa que hay un déficit de producción de TRES MILLONES DE TONELADAS ANUALES. La cruel realidad es que todas las empresas pertenecientes a las industrias básicas de Guayana están en rojo, todas están arrojando pérdidas.

 

PDVSA. Para el año 2000 esta empresa aún regida por la meritocracia tenía una producción de 3.700.000 barriles de crudo diarios. La petroquímica tenía una producción de cuatro millones de toneladas de productos al año. La industria del carbón producía cinco millones   de toneladas al año, la producción de orimulsión ( una mezcla inventada por los técnicos de INTEVEP a base de petróleo extra pesado y agua entre otros componentes y cuya exportación no afectaba las cuotas de crudo de la OPEP), estaba en el orden de las 4.800 millones de toneladas al año. (para comenzar no hay ahora producción de orimulsión, el golpista asesino hoy fallecido, la eliminó e incluso le regaló la formula propiedad del patrimonio venezolano a China, quienes si están haciendo muy buen uso de ella). Se habían creado asociaciones con empresas multinacionales que ya funcionaban para el mejoramiento del crudo extra pesado de la faja del Orinoco con tecnología desconocida para ese momento aquí y así liberar estos crudos de la gran cantidad de azufre y vanadio que poseían haciéndolos comerciales.

 

Se tenía uno de los complejos refinadores más grande del mundo, en cuanto a la capacidad de refinación, con las refinerías de Bajo Grande, Amuay, Punta Cardón, El Palito, Puerto La Cruz, y San Roque, había entre las mismas una gran y leal competencia en relación a la seguridad, era punto de honor los millones de horas hombres trabajadas sin accidentes en las mismas, en el nivel internacional se poseía la red de refinerías en USA, tales como Lake Charles, Paulsboro, Corpus Cristi, Liondelle, Chalmette, Sweney, Saint Croix, Lemon y Savannah. 4 refinerías compartidas en Alemania con la Ruhr Oel, 3 también compartidas en Bélgica, Suecia e Inglaterra con la NYNAS, la refinería Isla de Curazao en arrendamiento, una flota de modernos súper tanqueros y buque gaseros de muy alta tecnología, ( en el 2005 el golpista asesino anunció la compra de 58 modernos súper tanqueros que estarían en operaciones para el 2012, aun no ha llegado ninguno), conjuntamente con todo esto se poseía una gran red de oleoductos en USA y 15.000 estaciones de gasolina abanderadas con la marca CITGO, propiedad cien por ciento de PDVSA, controlándose el 10% del mercado interno de combustibles en USA.

 

Ya hoy casi nada se tiene, las participaciones en las refinerías de Europa, ya no existen, de las de USA casi todas han sido vendidas, la ultima   fue la de Chalmette, nuestras refinerías en estado caótico, con constantes   paradas por falta de mantenimiento y graves accidentes, trabajando todas quizás al 60 por ciento de su capacidad refinadora al punto que se ha venido comprando   gasolina a USA y petróleo liviano a Rusia y Argelia por estar paralizada la extracción del mismo de la Costa Oriental del Lago de Maracaibo, la producción de crudo   apenas llega en los actuales momentos a 2.200.000 barriles diarios, las deudas de PDVSA llegan a los 160.000 millones de dólares y no se está incluyendo la famosa y nunca satisfecha deuda China que se paga con petróleo al precio promedio de 40 dólares el barril. Sin dejar de incluir la incuantificable   deuda que PDVSA tiene con los 23.000 petroleros botados en el año 2002, prestaciones sociales, cesantía, antigüedad, fidecomiso, cajas de ahorros y fondo de pensiones entre otras deudas para con ellos.

 

PDVSA la empresa de todos los venezolanos desde hace años dejo de generar renta positiva y en su lugar acumula un gran déficit reiterativo, Siendo esta la razón principal para que las reservas internacionales del Banco Central estén ahora en su más bajo nivel, lo que hace que el régimen carezca de divisas para la total importación de alimentos y medicinas y por lo tanto se ve imposibilitado para garantizar los inventarios de tres meses que ordena La Ley Orgánica de Seguridad y Soberanía Agro-alimentaria.

 

BCV, este organismo que siempre había sido desde su nacimiento autónomo, hoy es una oficina más con dependencia total de Miraflores, de hecho en los medios   financieros lo apodan “la bodega de Merentes” apellido de su presidente, es un hecho conocido que el BCV se ha convertido en la gran fábrica de miles de millones de bolívares inorgánicos (sin respaldo financiero) en su mayoría para apalancar el flujo de caja de PDVSA, ocasionando con ello cada día una mayor inflación, a la que se une la gigantesca escasez de todo lo imaginado, que le ha trastornado por completo la vida   a la mayoría de los venezolanos.

 

La deuda actual de Venezuela entre la externa y la interna, se calcula que llega a los 300.000 millones de dólares, (miles de educadores y otros empleados públicos que han sido jubilados desde hace diez años y aún no cobran sus prestaciones sociales. A esto hay que sumarle las 19 demandas internacionales que Venezuela tiene en el CIADI, casi todas por expropiaciones y que con toda seguridad los fallos serán a favor de los demandantes. Según los analistas económicos Venezuela requiere para este segundo semestre la cantidad de 20.000 millones de dólares y apenas dispone de 5.000 millones, así mismo para este semestre debe cancelar por intereses y servicio de la deuda la cantidad de 6.300 millones   de dólares y por la misma razón para el año 2016 son 10.300 millones de dólares.

 

Según CENDES el organismo de seguimiento y estudios sociales de la FVM, para este mes la cesta alimentaria alcanzó el valor de 32.023 bolívares, lo que significa que para obtenerla hay que devengar cinco salarios mínimos, a esto le unimos el ultimo despegue del dólar libre que coloca ese salario mínimo de los venezolanos en 12 dólares mensuales, mientras los panameños tienen 450 dólares de salario mínimo.

 

Cuando el ilegítimo e ilegal detentador de la presidencia, habla de guerra económica, bueno aquí está la guerra económica, pero la misma quien la ha propiciado y la lleva adelante con sus erradas políticas económicas es el propio régimen, busque los culpables de toda esta gran debacle, que rindan cuenta ante la justicia por todo el daño que se le ha hecho al país, daño que necesitara muchos años y un gran afán de trabajo para irlo solventando, pero no solamente hay que pedirle cuentas a todos los personeros del régimen, ¿Dónde han estado los que se han auto nombrado representantes de la oposición, los directivos de la MUD y de los partidos políticos que hacen vida en la misma? Se mantienen silenciosos, temen enfadar a los personeros de este corrupto régimen, se hacen cómplices con su silencio, la única preocupación que demuestran es la electoral. ¿Dónde han estado, que han estado haciendo por sus representados los 60 y tantos diputados de la oposición en la Asamblea Nacional?, parece que lo que si hacen es cobrar religiosamente.

 

CUANDO LA DICTADURA Y LA REPRESIÓN SE HACEN LEY, LA REBELIÓN ES UN SAGRADO DERECHO

hjmrodriguez@gmail.com   ///   Twitter:@Hmarcanor

Comentarios