Qué es la propiedad privada en el socialismo del siglo XXI

propiedadprivadaPUNTO PREVIO

Permítanme con todo respeto comenzar el presente artículo con esta máxima  de BENJAMIN FRANKLIN,  “Una gota cayendo con persistencia sobre el mármol termina perforándolo. Combinando con el trabajo, con la paciencia, los imposibles desaparecen; así con suaves accionar, sin desfallecimiento, se llega a cortar una lámina de acero.”

 

¿Qué es la propiedad privada?  Es un mandato constitucional que tiene el Estado como fin para garantizar la justa distribución de la riqueza, lo cual permite la producción de bienes y servicios con los cuales se satisfacen las necesidades de la población, la libertad del trabajo, la libre empresa, el comercio y la industria y el desarrollo integral del país. En este orden de prelación se encuadran en este supuesto el producto o valor de trabajo, la industria, así como las producciones de ingenio o del talento de cualquier persona que son de  propiedad privada. En ese sentido, nadie puede ser obligado a ceder su propiedad, ni permitir que otro haga uso de ella, sino por causa de utilidad pública o social mediante la ejecución de un juicio contradictorio e indemnización del pago de un justo precio.

 

Sin embargo, se ha venido observando el actuar del Poder Público con  medida improvisada y arbitraria, el actuar demoledor contra el  escaso urbanismo existente en el país. Ante esta medida la sociedad Venezolana a quedado petrificada, inerte al observar al Gobierno Nacional tomando Inmuebles de manera improvisada y arbitraria  y con particular atención en la gran Caracas y el Estado Miranda. Violentando con este accionar garantías constitucionales, derechos de privados, ocasionándoles graves consecuencias y daños  irreparables a la sociedad y comunidades citadas. Articulando procedimientos inconstitucionales e ilegales totalmente desvinculados del mandato  previsto en la Constitución Nacional  en su artículo Nº (115)  que determina: “Se garantiza el derecho de propiedad. Toda persona tiene derecho al uso, goce, disfrute y disposición de sus bienes. La propiedad estará sometida a las contribuciones, restricciones y obligaciones que establezca la ley con fines de utilidad pública o de interés general. Sólo por causa de utilidad pública o interés social, mediante sentencia firme y pago oportuno de justa indemnización, podrá ser declarada la expropiación de cualquier clase de bienes”.

 

LA PROPIEDAD PRIVADA COMO DERECHO  CONSTITUCIONAL

 

La Constitución Nacional garantiza el derecho de propiedad en su artículo número 115, que determina: Se garantiza el derecho de propiedad. Toda persona tiene el derecho del  uso, goce, disfrute y disposiciones de sus bienes, estando,  sometida a las contribuciones, restricciones y obligaciones que establezca la ley.  La propiedad privada solamente podrá ser afectada con  fines de utilidad pública o de interés social mediante sentencia firme y el pago justo, oportuno indemnizatorio. Podrá declararse cualquier clase de bienes. (…)

 

CONSECUENCIA DE LA AFECTACIÓN DE LA PROPIEDAD PRIVADA

 

Al afectarse la propiedad privada, sus consecuencias impactan otras garantías constitucionales, ciudadanas y económicas, pero en el presente caso, lo vamos a referir al derecho Constitucional del Trabajo, Por ser este uno de los fines del ESTADO, donde esta organización pública tiene la responsabilidad constitucional de garantizarlo como hecho social que es y ser el Estado su promotor por lo cual debe hacer lo necesario para mejorar las condiciones materiales, morales e intelectuales de los trabajadores. En tal sentido, el legislador Patrio consagró el mandato constitucional previsto en el artículo número (89) ordinal (1)  que determina: “El trabajo es un hecho social que goza de la protección del Estado. La ley dispondrá lo necesario para mejorar las condiciones morales intelectuales de los trabajadores y trabajadoras para el cumplimiento de esta obligación. Ordinal (1) Ninguna ley podrá establecer disposiciones que alteren la intangibilidad y progresividad de los derechos y beneficios laborales. En  la relación laboral prevalecerá la realidad sobre la forma y apariencias.”

 

OPINION DE ALGUNOS  DOCTRINARIOS EN RELACIÓN  A LA PROPIEDAD PRIVADA

 

Algunos funcionarios Públicos,  han expresado en varias oportunidades de manera pública y comunicacional la ideas sobre la propiedad colectiva, una idea vaga que tienen en sus mentes,  sólo existe allí en esos  espacios  biológicos, en la practica en la realidad no existe, esa idea  es cualquier forma destructiva de la propiedad privada en cualquier sociedad. Esta aclaratoria es importante hacerla, porque  por mucho que se han esforzado estos Gurú revolucionarios, “Sus ideas mentales, por patrocinar la propiedad colectiva o comunal”, por más que pretendan   construir una sociedad del hombre nuevo, su proyecto ha venido  terminando  en un totalitarismo estadal radical y ramplón simplemente porque en  la sociedad no existe la  propiedad colectiva, es un mondongo mental con caviar, que se ha venido creando de manera demagógica y locuaz  para indigestar de manera infernal a una gran cantidad de venezolanos, a quienes le han lavado el cerebro con falsas promesas, que el gobierno te va regalar tu vivienda y bajo ese esquema manipularlo y utilizarlo a ese ciudadano como instrumento de la política roja ramplona  que se a  instaurada en el país.

 

El ilustre doctrinario Dr. EMETERIO GÓMEZ  es de la opinión: “Que en la actualidad lo que pretende el Gobierno Nacional es la eliminación de la propiedad privada  y poder así instituir la propiedad estadal y otras formas de propiedad como la colectiva”. Ambas son nefastas, sin embargo, la propiedad estadal puede al menos funcionar por un tiempo, tal como ocurrió en la Unión Soviética, China, Cuba, o Vietnam. La propiedad colectiva o comunal, por el contrario, no ha funcionado nunca, simplemente no existe, es inviable. Estas propiedades solamente son la fachada detrás de la cual el verdadero propietario es el GOBIERNO.  Como ocurre en los regímenes “COMUNISTAS” que son los que disponen de los bienes  conculcados a terceros  por la fuerza.

CONSECUENCIAS   DE LA DESTRUCCIÓN   DE LA  PROPIEDAD  PRIVADA.

Lo expuesto devela, la criminalística de una accionar devastador y una impunidad sin precedente  en la  institución de la propiedad privada  que proyecta al país a la terrible situación de  lucha entre hermanos al instaurase un esquema legal sustentado en USURPACIONES, de  bienes inmuebles Privados, de acciones y omisiones draconianas violatorios del orden constitucional y legal del ESTADO NACIÓN, al pisotear con este accionar la majestad de la Justicia y el estado de derecho y, por consiguiente, la propiedad privada dando paso con estas aberraciones públicas a la instauración de una Inseguridad Jurídica Dantesca y a una impunidad sin precedentes. Al afectarse y vulnerar  la propiedad privada se impactan otras actividades constitucionales por citar: “El derecho constitucional al trabajo”

Los representantes del Poder Público conocen y saben la responsabilidad que tiene al accionar hechos, pisoteando los postulados y garantías Constitucionales que realizan desde la infraestructura del Poder Público con la firme creencia que ese cargo es una patente de corso, olvidando la responsabilidad que  tiene  que esta diáfanamente definido en la Constitución Nacional en su artículo Nº 25 que determina: Todo acto dictado en el ejercicio del Poder Público que viole o menoscabe los derechos garantizados por la Constitución y la ley es nulo, y los funcionarios Públicos y funcionarias Públicas que lo ordenen y ejecuten incurren en responsabilidad penal, civil, y administrativa, según en caso sin que le sirvan de excusa órdenes superiores. Tal mandato emplaza a los representantes del Poder Público hacer lo necesario para frenar la dantesca Ideología comunista y la inviable propiedad colectiva, que han venido gestionando algunos representantes del Poder Público con sigilo y atorrante mala fe.

 

La improvisada Misión vivienda se ha constituido en la ESPADA de DAMOCLES del Urbanismo y del Ordenamiento Territorial, diáfanamente definida en sendas leyes como son Ley Orgánica de Urbanismo y Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial, este accionar está acabando con los planes rectores del Urbanismo de la gran Caracas, y lo más grave, se ha convertido en el azote de la tranquilidad y la paz ciudadana y familiar y con la calidad de vida la sociedad caraqueña, por el simple hecho que las nuevas construcciones no obedecen a planes urbanísticos, sino a una  decisión poco estudiada y planifica por el Poder Ejecutivo que en un corto plazo o mediano  terminaran por colapsar los precarios servicios públicos  de la ciudad, especial atención merece citar  la represa la Mariposa cuya calidad a mermado,  las condiciones en que  está  este Oasis,  que surte de agua potable a la sociedad caraqueña es precaria.

 

La situación planteada  es responsabilidad del Gobierno, a pesar de ser esta atribución uno de los fines del Estado. Ante la grave situación planteada y el caos que comienza a surgir en la ciudad que está  azotando de manera sistemática  el día a día a la sociedad venezolana y en particular a la sociedad caraqueña al construirse nuevos desarrollos de urbanísticos  en los pocos espacios que habían subsistido para el deporte  y aéreas verdes de la ciudad en un colapso  y en un escenario propicio para el robo, el atraco y el crimen, la puñalada trapera, el homicidio por encargo, el tiro por la culata,  el tráfico de droga,  la delincuencia organizada.

 

A la situación planteada se le adosa la impunidad, la corrupción, la demagogia, la criminalidad y el patrocinio perverso de las  USURPACIONES variables que han conformado una  infraestructura operativa  que atenta contra el derecho Constitucional de la propiedad Privada, han violentado en ese sentido el orden Constitucional legal y democrático ante esta aberración.  El ciudadano  se  pregunta, cómo es  posible que Ejecutivo Nacional  haya sembrado en la mente del colectivo la  idea nefasta  de  la propiedad colectiva y como  mecanismo de expropiación la USURPACIÓN,  idea absurda y arbitraria ya que el funcionario público no puede hacer acciones que no estén prevista en la constitución y las leyes si lo hacen y actúan fuera del marco Constitucional y Legal se convierten en un esbirro público  propia de regímenes comunistas.

 

Para el entendimiento de esta temática, se sugiere al lector ubicar sus mentes en los escenarios Europeos a mediados del siglo XIX, para observar las circunstancias concretas que llevaron a la naciente izquierda de otrora  a soñar con una utopía, en la cual había desaparecido, nada menos y nada más que la propiedad privada, el estado de derecho, el valor de cambio de las mercancías, es decir, el mercado, la rentabilidad y las clases sociales.

 

Utopía que utilizaron para   sembrar esta nefasta idea en los  ciudadanos  de mentes débiles de una sociedad, patrocinada  por los esbirros que pretendían llevar a la conciencia de los ciudadanos la idea que la propiedad privada podía desaparecer,  que  la ficción de la Revolución Industrial y el crecimiento masivo de la producción de bienes y servicios en el siglo XVII, XVIII, podía acabar con la escasez y con la causa última de todos los males de la sociedad,  de ser así, qué sentido tendrían los precios de los bienes y servicios, el derecho, el mercado,  la economía la libre competencia o  el propio poder del Estado. Sí las sociedades podían producir más bienes y servicios de los que necesitaba.

 

Eliminar la escasez, fue y  es un sin sentido de  CARLOS MARX, este se dejó engañar porque en los dos siglos anteriores se había producido más bienes y servicios que los cuatro últimos milenios. Dejando demostrado así que el  socialismo, es comunismo, esta ideología  lo que es y  lo que ha sido, es  una fábrica de hambre,  miseria de esbirros  y Mercenarios de oficios.

 

 

ALGUNAS VARIABLES DEL  COMUNISMO Y SU IMPACTO MACABRO EN LA PROPIEDAD PRIVADA.

El fundamento ideológico de la doctrina comunista es la propiedad privada o colectiva y los instrumentos de producción, por consiguiente, esta macabra ideología es la negación del derecho a la propiedad privada. Además, lo más grave aún es la rebelión de las clases desposeídas contra las clases poseedoras. La historia del comunismo encuentra sus antecedentes en la teoría de todas las ideas y hechos, que a través de la historia de la humanidad significa una negación del derecho a la propiedad privada o una forma de subversión contra los ordenes políticos, sociales y económicos fundados en aquella y erigidos sobre una estructura clasista.

 

La “Liga Comunista” de Alemania que anteriormente se llamó “liga de los justos y liga de los comunes” encomendó a KARL MARX Y FRIEDRICH ENGEL la redacción de un documento que sintetizara los principios de la Ideología Marxista con normas mediante las cuales dichos principios deberían llevarse al campo de acción político, el resultado de esa labor fue “El Manifiesto Comunista” que se publicó en el año 1.848, y desde entonces y a través de las múltiples interpretaciones que de él se han hecho, sigue siendo la proclama fundamental del Comunismo en el mundo.

 

Este Manifiesto, después de enunciar sistemáticamente algunos conceptos básicos de la teoría Marxista, hace algunas severas críticas del orden Capitalista, de la propiedad privada, de la descentralización de la riqueza en manos de pocos y en detrimento de la mayoría. Luego descarta a la clase media como posible instrumento de lucha, porque la clase media no se identifica con el proletariado sino que tiende a sumarse a la burguesía. SEGUIDAMENTE, intuye  el Manifiesto que el proletariado y sólo el proletariado, puede y debe realizar la gran transformación. ¿A través de qué medio? Por la acción revolucionaria para conquistar el poder político, ya que, la burguesía no se avendrá a desprenderse voluntariamente del gobierno, por ser este un instrumento suyo.

 

Consumado el Poder Político establece el Manifiesto Comunista, deberá establecerse la dictadura del proletariado para realizar la transición del Sistema Capitalista a una sociedad sin clase y sin porvenir. Esta dictadura tendrá como misión entre otras cosas, pulverizar la propiedad privada de la tierra y de los instrumentos de producción y tomar la renta de la tierra a los gastos públicos, establecer una carga fiscal abismal sobre la renta, acabar con el derecho hereditario, centralizar los medios de comunicación y transporte, tomar la totalidad de las fábricas, crear milicias agrícolas, cambiar la explotación agrícola.

 

QUE ES REGISTRO PÚBLICO INMOBILIARIO VS EL REGISTRO DE LA  MISIÓN VIVIENDA

 

 

El Registro Público Inmobiliario, es una Institución Pública destinada a inscribir la titularidad y condiciones de dominio de un bien inmueble destinados a efectos de la contratación sobre el mismo y en garantía para las partes contratantes, no sólo en lo que se refiere al bien mismo y con garantías de las partes contratantes, no solo en lo que se refiere   a las circunstancias personales del propietario (inhibiciones, embargos, hipotecas, promesas bilaterales de compra venta, ventas, etc.) En este orden de ideas el legislador patrio dejo Instituido en el Código Civil de Venezuela que la propiedad privada de los inmuebles la da el Registro Inmobiliario, en ese sentido cualquier acción que no sea realizada en el Registro Inmobiliario se denominará USURPACIÓN, a tales efectos dejo instituido el legislador patrio en el Código Penal de Venezuela el bien jurídico o protegido en el artículo Nº (184) que determina: Cualquiera que, arbitraria, clandestina o fraudulentamente, se introduzca o instale en el domicilio ajeno o en sus dependencias, contra la voluntad de quien tiene derecho a ocuparlo será castigado con prisión.

 

Que es la misión vivienda: es una actividad diseñada en estos (14) años  por el Ejecutivo Nacional para enfrentar el problema de escases de vivienda, problema que tiene su fuente de origen en el incumplimiento de esta atribución Constitucional que es  responsabilidad  de esa Instancia Ejecutiva  que utiliza  como fachada esta misión para tratar de manipular la conciencia del colectivo con falsas promesas  que la ve como una solución a sus problemas, que cree que a través de esta acción le van a resolver su problema habitacional,  convirtiéndose la misma en una  promesa locuaz y bajo ese esquema  explotan a estos ciudadanos y en algunas oportunidades hasta engañarlos  violando con este actuar el postulado previsto por el legislador patrio en la Constitución Nacional en su artículo número (82) que determina: “Toda persona tiene derecho a una vivienda adecuada, segura, cómoda, higiénica, con servicios básicos esenciales que incluyan un habita que humanice las relaciones familiares, vecinales y comunitarias. La satisfacción progresiva de este derecho es obligación compartida entre los ciudadanos y el Estado en todo sus ámbitos.” Este postulado en concordancia con  la norma legal prevista en el Código Civil que determina que, la propiedad de los inmuebles la da el Registro Inmobiliario, y a tales efectos señala en su artículo Nº 1488: “El vendedor cumple con la obligación de hacer la tradición  de los inmuebles con el otorgamiento del instrumento de la propiedad.”  Sin embargo, se ha venido observando en el acontecer nacional de manera pública y comunicacional que, el Poder Público ha venido utilizando un mecanismo de requisición que está conduciendo a la institución de la propiedad privada a los nefatos procedimientos inconstitucionales e ilegales  confiscatorios.

 

En ese orden de ideas, el  Ejecutivo Nacional  no otorga propiedad lo que otorga es adjudicaciones de inmuebles, surge la pregunta   ¿Porqué razones no otorga propiedad?  Porque la propiedad colectiva es inviable de derecho y de hecho. Por lo tanto, el inmueble que se entrega a una persona en adjudicación es un bien que lo tiene para su uso,  no tiene otro derecho sobre ese bien, porque al ser adjudicado a través de una usurpación le cercena al ciudadano la posibilidad de tener su vivienda propia. La usurpación es un procedimiento inconstitucional e ilegal. Este procedimiento que de manera legal en la época imperial romana se implementaba bajo la figura del comodato, que al ser reclamado por su legítimo propietario debía ser entregado al  primer requerimiento, en la actualidad el Gobierno ha asumido esta posesión de manera arbitraria e inconstitucional y abusando atorrantemente del poder público, al no realizar el procedimiento citado en el artículo (115) de la Constitución Nacional ya comentado. Posesión  precaria porque tampoco el Gobierno Nacional  es el propietario, el verdadero propietario es el que aparece en el registro público. Estas adjudicaciones son personalísimas, no son  hereditarias. Lo que tiene la persona que se le adjudica un inmueble  es una posesión precaria, para que viva en ese inmueble hasta que retorne al país el estado de derecho pisoteado por los que lo administran hoy en día,  ya que el desposeído inicial del inmueble es decir el propietario  al reclamar y funcionar el estado de derecho tiene que ser restituido al propietario de pleno derecho.

 

El dispositivo legar citado establece el marco protector de la propiedad privada, sin embargo, el Ejecutivo Nacional ha venido actuando y alegando que el mismo se ha visto en la necesidad de ejecutar expropiaciones a  privados sin observar el procedimiento establecido en la Constitución Nacional en su artículo Nº (115) en su aparte in fine ya comentado. Tampoco ha aclarado porque no ha pagado el justo precio, Convirtiendo esta acción civil en una REQUESICIÓN,  es decir, en una acción de guerra. Ante este dilema surge la pregunta ¿Qué es una requisición?   Son acciones que realizan  los JEFES  VERDES OLIVAS en tiempo de guerra, confiscándole los bienes a los privados para preparar y  fortalecer  sus trenes logísticos en EL DESARROLLO DE LA GUERRA, la guerra son procedimientos suma cero; en este orden de ideas toman el patrimonio  de  los privados tales como: bienes muebles, bienes inmuebles, empresas, equipos y todo lo necesario para fortalecer sus ejércitos y al final de la contienda le retorna a su propietarios  chatarras y deudas. Esta práctica la ensayó ADOLFO HITLER, en la Alemania Nazi durante la segunda  guerra Mundial, en los años (1945)  quitándole  a los judíos de la manera más ruin, después de matarlos las pequeñas incrustaciones de oro de los diente para apoyar la guerra, para vender estos metales que eran recuerdo de varias generaciones  familiares, pasado de generaciones en generaciones a sus ascendientes. Lo  expuesto evidencia lo que es este macabro procedimiento, con suerte para  los venezolanos que todavía no se ha llegado a estos extremos.

 

Sin embargo, a pesar de lo expuesto el Poder Público, ha venido aplicando a la población civil un procedimiento que ellos han denominado expropiatorio,  pero en la práctica al no pagar el justo precio y la correspondiente indemnización al desposeído, convierte este procedimiento constitucional en una “Requisición de guerra”, pero como los Venezolanos no están en guerra, esta acción se convierte en una USURPACIÓN de bienes  privados, los hechos constituyen el hecho violatorio  del supuesto del  Bien jurídico previsto en el Código Penal en su artículo número (184) ya comentado, se observa con atorrante asombro que estos procedimiento son realizados por Funcionarios Públicos a quienes los ciudadanos le pagamos sus sueldos para que hagan cumplir la Constitución y las Leyes, al realizar estas acciones pierde su cualidad de Funcionarios Público y se convierte en un Esbirro Público que tarde o temprano tendrá que responder ante estos instrumentos y los legítimos propietarios que han sido víctimas de algunos esbirros  públicos que pululan en el Poder Público y en los estrados Jurídicos. En este orden de prelación de los hechos que conforman esta contumaz aberración emplazó a la sociedad  venezolana que ha venido  siendo víctimas de estos atropellos a clamar a los cuatro vientos por ayuda judicial, ésta enseguida llegó  de manera  expedita a través de una Resolución como la publicada por el  Tribunal Supremo de Justicia, suspendiendo el desalojo, consolidándose así las usurpaciones de la  justicia revolucionaria.

Esta investigación se realizó fundamentado en la Resolución de las Naciones Unidas relativa a la Declaración de los Derechos Humanos de fecha 10/12/1948, la cual determina en su artículo Nº 19 “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión, este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de ser investigado y el de no ser privado de recibir informaciones y opiniones y de difundirla sin límites de frontera por cualquier medio de expresión”.

 

PENSAMIENTO DEL LIBERTADOR.

“Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo a un mismo ciudadano en el poder, el pueblo se acostumbra a obedecer y él a mandar, fuente de donde nace la usurpación y la tiranía”. SIMÓN BOLÍVAR.

 

Abogado: EDISON CHIRINOS,  CHIRINOS

Especialista en Casación Penal y Derecho Humanitario.

Edison2015hotmail.com

Comentarios