¿Hasta cuando?

Oswaldo Álvarez PazEn la Venezuela de hoy es imposible ignorar los diagnósticos negativos que a diario hacen los especialistas. A pesar de que tratamos de evitarlo para concentrarnos en las soluciones parciales o totales, caemos en lo mismo. Todas las semanas se añaden nuevos elementos. Todos fortalecen la convicción de que esto no puede continuar. No hay solución posible mientras este régimen exista. El cambio es inevitable y urgente. Tendrá que iniciarse con la sustitución del ilegítimo presidente, la suspensión de buena parte de la inconstitucional normativa legal y administrativa dictada en catorce  años de vergüenza republicana y convocar a los mejores talentos de la nación para la tarea de la reconstitución.

Lo peor que puede pasar es que no pase nada. Y lo peor que puede hacer la dirigencia opositora es caer en la trampa retórica relativa a si los golpes de estado son buenos o malos y sobre el rol de las fuerzas armadas en las tareas que deben iniciarse de inmediato. Es increíble la hipocresía máxima de los altos voceros del régimen anunciando golpes, acusando a la oposición de conspirar. Hemos repetido que el sitio del planeta tierra donde hay más golpistas por metro cuadrado es el gobierno de Venezuela. Hablan de golpe porque son golpistas probados y confesos. Antes del 4F-92 y 27N-92, después de tomar el poder y hoy en ejecución de una conspiración de ejecución progresiva en contra de las instituciones en pleno desarrollo. Los sectores civiles y militares afectos a la democracia y a la libertad están en la obligación de actuar sin más vacilaciones. Es hora. El futuro empezó ayer. El país se desmorona. Las aves de rapiña saquean impunemente a la patria y la entrega de la soberanía a la Cuba castrista está a la vista hasta en la aeronave que usa el payaso de la bicicleta. Iris Varela y Sabaneta son producto de la realidad. Las FAN dirán la última palabra, como siempre. ¡Ya basta!

oalvarezpaz@gmail.com

Comentarios