Oración por los resentidos



Muchas veces pensé escribir sobre esto pero hasta ahora me atrevo. Hoy he constatado que mi teoría es real. Ustedes saben acerca de la respetable persona que me insultó públicamente por este medio. La traté de la manera más gentil que pude, como al pétalo de una FLOR y eso consta en mi publicación. Hasta ahora no quité su comentario, de modo que todos puedan constatar lo desproporcional de sus afirmaciones. Quince personas han puesto que les gusta lo que escribió, 1390 prefirieron mis respuesta respetable. Señal de que los venezolanos preferimos la NO VIOLENCIA. En este momento varios amigos me han comentado, cómo se ha dedicado a utilizar fotos mías para difamarme, lo cual es un delito en facebook. Su cuenta podría ser bloqueada o denunciada, esa decisión no la tomaré yo, pueden tomarla cualquiera de ustedes o varios si lo desean.

¿De dónde surge tanto odio? La gente usa la palabra “resentidos” para denominar a este tipo de personas y es correcto. Yo les llamo “gente que se lo pasa cobrando”. Pero además no es gente aislada, es gente que se unen a otros, que necesitan cobrarle al mundo, a la iglesia, o a la gente medianamente próspera, por todas las frustraciones que han vivido en su pasado. Lo que digo en adelante es producto de mi propia observación y de 18 años de experiencia como sacerdote. Pero además lo he constatado con gente de mi propia familia y cercanos

El fenómeno es el siguiente:
1.-La raíz de todos sus complejos es profunda, han sido heridos en algún momento de sus vidas. Niñez, adolescencia, juventud. Hijos de familias desintegradas, padres agresivos, familias conflictivas, abusos sexuales, desengaños, humillaciones, pobreza vivida en disfuncionalidad, desórdenes psicológicos, niñez agredida, disgusto con su apariencia física
2.-A esto se una una bajísima autoestima. No existe el complejo de “superioridad”, esto lo sabe cualquier persona que sepaun mínimo de psicología. Lo que existe es un complejo de inferioridad disfrazada. Detrás de su violencia de guapetones o guapetonas de barrio hay una persona que se siente muy poca cosa, con severos complejos y frustraciones
3.-Un líder con características similares los atrae, porque sienten que con él tienen la posibilidad de vengarse de todo lo que el mundo les debe
4.-No atacan con argumentos racionales, no los entienden, sino con difamación o etiquetas. No conocen realmente a la persona que agreden, lo importante es darle a su enemigo real o imaginario la propia medicina que a ellos le dieron. Gente con profundas amarguras que pretenden amargarle la vida a los demás
5.-En la modalidad actual, su escudo desde donde se esconden es la pantalla de la computadora o falsos perfiles o doble identidad, en la mayoría de los casos escriben con máyúsculas, y muchas veces con errores ortográficos. No saben que agrediendo se agreden.

Pude ignorarla, y eso para las personas que me siguen por aquí tal vez sea mejor, la gente quiere crecer y recibir formación y reírse un poco.
Cero que tarde o temprano tendrán que responder ante tribunales humano, sobre todo los que a han hecho más daño a gran escala. La impunidad es sin duda una forma de decirles que sigan cometiendo fechorías. Para estos delitos de internet penados por facebook no está mal una suspensión temporal de sus cuentas. Los ciudadanos decentes tenemos derecho a no ser difamados. Pero como cristianos tenemos un arma, la oración de bendición

“No devuelvan mal por mal o insulto por insulto. Ya que ustedes mismos están llamados a bendecir y alcanzar por este medio las bendiciones de Dios” 1 Pedro 3, 9. Porque lo que sembramos con nuestra boca eso cosechamos en nuestra vida. Hay que parar esta espiral de violencia, este ensañamiento entre hermanos de un mismo país, y la única forma que conozco es la que nos enseñó Jesucristo:

“Ustedes saben que se dijo: Ama a tu prójimo y guarda rencor a tu enemigo” Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y recen por sus perseguidores. Así serán hijos de de su Padre que está en los cielos. Él hace brillar el sol sobre buenos y malos y caer la lluvia sobre justos y pecadores” Mateo 5,43-46. Te perdono amiga, desde lo más profundo de mi corazón, por esta y por las que vendrán, a ti, a mis familiares y amigos que hablan desde la herida de sus complejos y frustraciones. “Sana Señor la raíz de sus resentimientos. Paga con tu amor, la deuda que tienen a causa de sus heridas pasadas, desarticula todo intento de querer hacernos daño. Que entiendan que su comportamiento solo los introduce en la oscuridad a la que una vez conocieron por culpa de sus agresores y que tengan un profundo encuentro contigo. Para ti no hay imposibles Señor. Amén”

Comentarios