Los sentenciados a 11 años del 11 de Abril de 2002

A 11 años del 11 de abril de 2002: 19 personas fueron asesinadas durante la gran marcha opositora “que intentó llegar a Miraflores”. He realizado un reportaje especial, contiene entre otros, el trabajo realizado por Francisco Olivares (El Universal), titulado Los olvidados del 11-A.
Tres comisarios y 6 policías fueron sentenciados en abril de 2009 (cinco de ellos están presos en Ramo Verde) “como autores de las muertes de dos activistas que murieron en Puente Llaguno y por lesiones a un grupo de víctimas que fueron calificadas como homicidio en grado de frustración… Sin pruebas determinantes, sus casos se sustentaron con imágenes fotográficas. Algunos de los PM sentenciados por los sucesos del 11A estaban asignados a labores de rescate de heridos”.
Lázaro Forero y Henry Vivas, tienen medidas alternativas por padecer de graves enfermedades. A Iván Simonovis le han negado la medida humanitaria a pesar de su cuadro de salud tan delicado.

Tuitéalo

Si deseas seguirme: @marthacolmenare

*Los 5 Policías (PM) presos por el 11Abril/2002, en fotos y resumen de cada caso

Los sentenciados por sucesos de abril de 2002. Seis policías siguen pagando condena por delitos que no pudieron ser comprobados durante el juicio que culminó en en abril de 2009 con sentencias de 17 a 30 años de cárcel. Julio Rodríguez, de 48 años de edad, recibió una condena de 30 años de cárcel. Fue sentenciado porque apareció en la fotografía tomada el 11A en la esquina de Muñoz (uniforme marrón claro) junto a Luis Enrique Molina (uniforme azul y pistola hacia el suelo) y Erasmo Bolívar (uniforme azul subametralladora hacia arriba). Su arma jamás fue disparada. Casado con 10 hijos padece de cáncer de próstata y fue operado hace un año. Tuvo toda una vida en la PM.
via

*Los casos en resumen

Marcos Javier Hurtado.
De 45 años fue sentenciado a 17 años de prisión. El 11A no se encontraba en el lugar de los sucesos. Estaba asignado en El Calvario y su arma nunca fue disparada.

Erasmo Bolívar.
34 años de edad fue sentenciado a 30 años de prisión. El 11A estuvo asignado a una ambulancia para asistir a los heridos. Fue condenado por una fotografía en la que apareció con un arma en la mano. El arma nunca fue disparada.

Héctor Rovaín.
De 38 años de edad fue sentenciado a 30 años de prisión. Fue condenado por haber aparecer en un video en donde hizo dos disparos al aire con un revolver 38. Sin embargo las experticias determinaron que su arma no se correspondió con los proyectiles hallados en los cuerpos de las dos víctimas por las cuales lo condenaron o alguno de los lesionados.

Arube Pérez.
De 42 años, cobró notoriadad en los sucesos del 11A porque apareció en un video sobre La Ballena haciendo disparos hacia Puente Llaguno. Allí permaneció solo 15 minutos debido a la lluvia de balas que venían del puente. Unos 600 proyectiles fueron hallados en el blindado. Fue condenado a 17 años de prisión.

Luis Molina Cerrada.
36 años de edad, recibió condena de 30 años de prisión. Su sentencia se debe a que también apareció en la gráfica tomada en la esquina de Muñoz. Molina con uniforme azul aperece con una pistola que apunta hacia el piso. Esa arma nunca fue disparada y resultó negativa respecto a los muertos y lesionados de la avenida Baralt.

*Los casos más ampliamente

LOS POLICÍAS SENTENCIADOS

EL UNIVERSAL
domingo 7 de abril de 2013 12:00 AM

Nombre Marcos Javier Hurtado Edad 45 años Delito Homicidio frustrado Pena 17 años y 6 meses

Lo insólito de la sentencia que recibió el subcomisario de la Policía Metropolitana Marcos Hurtado es que el 11 de abril de 2002 nunca estuvo en el lugar de los sucesos, en la avenida Baralt, donde fallecieron las dos víctimas por las cuales se le acusó: Erasmo Sánchez y Rudy Urbano Duque, quienes murieron por disparos de fusil en puente Llaguno y el portón de la Cancillería. Pero Hurtado fue incorporado por la Fiscalía a la lista de presuntos agresores porque ese día tenía asignado un fusil M16 y y un revólver 357 del parque de armas de la PM.

Marcos Hurtado se encontraba ese día asignado a la zona del Calvario junto a 30 funcionarios más. Su función ese día era la de resguardar la comisaría Urdaneta que se encuentra en el Calvario en prevención de la amenaza de toma por parte de un grupo de motorizados del oficialismo que rodeaban la comisaría. Por allí además se había desplazado una gran cantidad de marchistas que se dirigían a Miraflores, de manera que allí se apostaron los funcionarios.

Tal como lo alegó la defensa, resulta imposible que desde el Calvario este funcionario haya podido impactar con su fusil a alguno de los dos fallecidos de Puente Llaguno o los lesionados presentados por la Fiscalía y reportados en la zona de la Baralt el 11 de abril de 2002.

Cabe destacar que ninguna de las dos armas que portaba Hurtado fue disparada ese día, tal como lo revelaron las experticias. Su participación solo fue resguardar la zona 5 de la PM para impedir que fuese asaltada. Hurtado tenía asignado uno de los dos fusiles que ese día fueron entregados a los funcionarios de la PM y registrados en el parque de armas. El otro funcionario que llevaba un fusil era Arube Pérez Salazar.

Para el momento de los sucesos el subcomisario Héctor Hurtado, con 38 años de edad, llevaba 15 años de servicio en la Policía Metropolitana.

Cursó estudios en el Instituto Universitario de la Policía Metropolitana de donde egresó en 1988, en donde se especializó en prevención de la criminalidad.

Adicionalmente realizó otros estudios en Washington y en España donde se especializó en Derechos Humanos. Paradójicamente Hurtado fue observador de paz y está acreditado en esa especialidad ante la ONU como agente policial.

Hurtado tiene dos hijos. Su esposa, María Paz Castillo también fue funcionaria de la PM y ha sido su gran apoyo durante los años de prisión.

Nombre Arube Pérez Salazar Edad 42 años Delito Homicidio calificado Pena 17 años y 9 meses

Arube Pérez cobró gran notoriedad porque fue uno de los funcionarios captados en un video encima del blindado La Ballena disparando con un fusil.

La imagen fue muy difundida como una prueba de la culpabilidad de los funcionarios en las dos muertes de Puente Llaguno.

En sus declaraciones ante el juez Arube expresó: “disparaban desde Puente Llaguno, me acosté encima de La Ballena para visualizar y allí disparé al aire para amedrentar, se escucharon disparos y me bajé.” Más adelante señala que disparó dos veces y que estuvo encima de La Ballena unos 15 minutos y que los disparos venían de todas partes. A su lado se encontraba otro funcionario de nombre Luis Indriago. Según Arube se retiró y no volvió a disparar.

Es de recordar que La Ballena registró unos 600 impactos de bala provenientes del lado norte de la avenida, desde Puente Llaguno.

Las investigaciones arrojaron que cuando Arube se montó en La Ballena, por la hora, ya habían ocurrido las muertes de las dos víctimas, Erasmo Sánchez y Urbano Duque, por las cuales él fue condenado. Arube Pérez sin embargo fue sentenciado a 17 años y 9 meses por las muertes de los dos activistas que murieron en Puente Llaguno.

Cabe destacar que las experticias practicadas al arma de Arube Pérez determinaron que no se correspondían con el proyectil hallado en el cuerpo de Erasmo Sánchez recuperado por los funcionarios del cuerpo de investigaciones.

Asimismo la defensa del funcionario alegó que aún estando de pie en La Ballena, que no fue el caso, y disparando en esa posición, hubiese sido imposible que el arma de Arube hubiese sido la responsable de la muerte de ambas víctimas, ya que las experticias de los investigadores, promovidos por la propia Fiscalía, determinaron que, por su trayectoria, los disparos se produjeron desde una altura muy superior (de arriba hacia abajo) al plano en donde se encontraba La Ballena y el supuesto autor de los disparos.

Theresly Malavé, del equipo de defensa de los policías sostiene que por los años que llevan detenido Arube y los otros funcionarios, deberían estar en libertad por redimir la pena que sobrepasa las tres cuartas partes, las cuales han cumplido con trabajo constante en la prisión e impecable conducta. Arube es casado y tiene 5 hijos. La más pequeña con problemas de salud. “A todos ellos les correspondería libertad condicional por haber cumplido gran parte de la pena años trabajando en prisión”.

Nombre Erasmo Bolívar Edad 34 años Delito Homicidio calificado Pena 30 años

Cuando ocurrieron los hechos Erasmo tenía apenas un año en la PM. De ellos había pasado 6 meses en el equipo de basquetbol del cuerpo. El 11 de abril se ofreció como voluntario para ayudar a sus compañeros así que fue asignado a una ambulancia para el rescate de las víctimas. Recuerda que ese día, junto a personal de la Cruz Roja, rescataron a unas 20 personas heridas de bala. Pasadas las 5 de la tarde los llamaron para recoger a una persona herida en la avenida Baralt. Cuando intentaron acercarse debieron retroceder por la lluvia de disparos que caía sobre ellos desde Llaguno. El grupo se refugió frente a la licorería Baralca. Bolívar cargaba el arma que se encontraba en la unidad de asistencia por petición del chofer. Tras refugiarse en la licorería Bolívar sacó el arma apuntando hacia arriba. Nunca la disparó, pero ese momento quedó registrado en una fotografía que fue utilizada para condenarlo.

Nombre Luis Enrique Molina Edad 36 años Delito Homicidio Calificado Pena 30 años

Molina fue distinguido de la PM y laboraba en la comisaría de El Calvario. Su sentencia se debe a que también aparece en la emblemática fotografía de la licorería Baralca a un costado de la avenida Baralt y en el video “Claves de una masacre”. El estaba con un arma colocada hacia el piso. En su propio testimonio señaló a los tribunales que: “el 11 de abril me ordenaron ir a la plaza Miranda por la marcha que venía de Chuao. Como a las 5 , el comisario Aguero nos mandó a la esquina de Pedrera, nos metimos por la farmacia de la esquina de Muñoz, escuchamos disparos que no sabíamos de dónde venían. Estoy aquí porque tomé un arma que se le cayó a un compañero y resguardé mi vida. Al salir publicada la foto me dijeron que me presentara en asuntos internos”. Su arma nunca fue disparada. Molina Cerrada sigue casado. Su matrimonio se ha mantenido a pesar de los años en prisión.

Nombre Héctor Rovaín Edad 38 años Delito Homicidio calificado Pena 30 años

Fue inspector jefe de la PM. Fue llamado a la avenida Baralt para rescatar a un funcionario de inteligencia herido que venía infiltrado en la marcha opositora, de nombre Tony Velázquez. Se encontraba en La Ballena cuando hizo dos disparos defensivos al aire y fue registrado en el video: “Claves de una masacre” por lo cual lo sentenciaron. Debido a que afectaron un caucho del blindado, Rovaín abandonó la Baralt aproximadamente a las 4 de la tarde, media hora antes de la muerte de Erasmo Sánchez y Rudy Urbano. Su arma era un revolver 38 que igualmente en las experticias resultó descartada respecto a víctimas y lesionados por armas de fuego. Rovaín es casado y tiene un hijo. Quienes lo conocen lo describen como una persona atenta, de buen humor, solidario. Para los años que lleva preso y sus años dedicados al trabajo le correspondería una fórmula alternativa de cumplimiento.

Nombre Julio Rodríguez Edad 48 años Delito Homicidio calificado Pena 30 años

Por aparecer en una foto en la esquina de Muñoz junto a Erasmo Bolívar y Luis Enrique Molina con una subametralladora HK en posición defensiva fue condenado a 30 años de cárcel. Tenían toda una vida en la PM donde alcanzó el grado de sargento mayor. Casado y con 10 hijos, hace un año fue operado por cáncer en la próstata. Fue un duro proceso desde que fue detectado un cáncer muy avanzado hasta que finalmente se le permitió operarse. Su padecimiento de nada le sirvió para que fuese considerada una medida alternativa. Estaba en la esquina de Muñoz pasadas las 5 de la tarde y las muertes de Sánchez y Urbano ya habían ocurrido. Su arma jamás fue disparada y las pruebas balísticas no coincidieron con las muertes ocurridas ni las de los lesionados. Sin embargo, la juez de juicio lo sentenció por homicidio calificado en grado de frustración aplicándole la pena máxima.
via

*Los olvidados del 11-A

Seis policías de la PM llevan 10 años presos, sentenciados por dos muertes y varios lesionados del 11A. Sin pruebas determinantes, sus casos se sustentaron con imágenes fotográficas.
Francisco Olivares

Algunos de los PM sentenciados por los sucesos del 11A estaban asignados a labores de rescate de heridos. Cuatro de ellos recibieron 30 años de cárcel.

EL UNIVERSAL
domingo 7 de abril de 2013 12:00 AM
Este mes se cumplen 11 años de los sucesos del 11 de abril en los que fallecieron 19 personas durante la manifestación opositora que intentó llegar a Miraflores. También se cumplen 9 y 10 años de la detención de los tres comisarios y los 8 policías que fueron sentenciados en abril de 2009 como autores de las muertes de dos activistas que murieron en Puente Llaguno y por lesiones a un grupo de víctimas que fueron calificadas como homicidio en grado de frustración.

Todos recuerdan los nombres de Iván Simonovis, Lázaro Forero y Hernry Vivas, estos dos últimos con medidas alternativas por padecer de graves enfermedades. Sólo Simonovis permanece recluido en Ramo Verde. Pero poco se conoce del padecimiento de 8 funcionarios policiales que por una mala jugada del destino han perdido 10 años de su vida, sus carreras y sus vidas personales por encontrarse en el lugar y un momento desafortunado. Ellos fueron seleccionados como los autores materiales de dos muertes y lesionados ocurridas en la avenida Baralt y sentenciados por la juez Marjorie Calderón. Sus sentencias de hasta 30 años, se basaron fundamentalmente en fotografías y videos en las que los funcionarios aparecen con sus armas de reglamento. Dos de ellos lograron salir en libertad luego de 7 años presos.

Erasmo Bolívar, Luis Enrique Molina Cerrada, Arube Pérez Salazar, Julio Rodríguez, Héctor Rovaín, y Marcos Hurtado, son los culpables necesarios de unas muertes que nunca pudieron ser comprobadas. Las experticias practicadas en sus armas, las investigaciones llevadas a cabo, las referencias documentales y los testimonios, corroboraron la inocencia de estos policías, que según la confesión del propio magistrado Aponte Aponte, fue una orden directa del presidente Hugo Chávez. Algunos de ellos padecen enfermedades graves y esperan medidas alternativas humanitarias.
via

*Tribunal negó de nuevo medida humanitaria para Simonovis

Autor: Editor YU el Mié, 03/04/2013 – 10:50.

El recurso de apelación en contra de la negativa de medidas humanitarias para el comisario Iván Simonovis fue declarado sin lugar. Bony de Simonovis, esposa del comisario recluido en la cárcel de Ramo Verde en Los Teques, estado Miranda, dio la información vía Twitter. “Sin lugar Recurso de Apelación interpuesto en contra de decisión que niega Medida Humanitaria a Simonovis, Gracias Nicolás…”, expresó la abogada en un Tweet.

Luego, colgó en la red social, en referencia a los esfuerzos que ha hecho su hija por conseguir la medida humanitaria de su padre: “Creo q Nicolás es inmune a las cartas y videos de Ivana. Ella me dice q no dejará de intentarlo…Te amo hija…”

El pasado 21 de febrero el abogado defensor del comisario Enrique Perdomo, anunció que le fue negada la medida humanitaria por el Tribunal Primero de Ejecución del estado Aragua.

Tras ello, el Poder Judicial ordenó el traslado de Simonovis a la cárcel de Ramo Verde.
Fuente: http://www.el-carabobeno.com/portada/articulo/55345/tribunal-neg-de-nuev…
YU
via

*No le concedieron la medida humanitaria a Simonovis

Antonio Rodríguez

El tribunal encargado del caso ordenó el traslado del comisario a la cárcel de Ramo Verde, donde le permitirán la visita de un fisioterapeuta que lo ayude a superar su estado de salud, agravado por una osteoporosis compleja

EL NACIONAL WEB
21 DE FEBRERO 2013 – 03:40 PM

Enrique Perdomo, abogado defensor del comisario Iván Simonovis, informó la tarde de este jueves que el Tribunal Primero de Ejecución del estado Aragua denegó la medida humanitaria a favor del ex funcionario, juzgado por los hechos del 11 de abril.

El abogado, quien dijo que introducirá un recurso de apelación “lo más pronto posible”, señaló que el organismo judicial ordenó el traslado de Simonovis a la cárcel de Ramo Verde, situada en Los Teques, estado Miranda, donde contará con la visita de un fisioterapeuta que lo ayudará a fortalecer su fuerza muscular ósea y a sobrellevar su estado de salud, agravado por una osteoporosis complicada por la incapacidad de absorber vitamina D.

“Ya se envió un alguacil con una boleta para que Simonovis sea trasladado hoy mismo a Ramo Verde”, dijo Perdomo a los medios de comunicación desde el Circuito Judicial de Aragua.

El abogado calificó de “injusto” el traslado al comisario a este recinto penitenciario, cuyas instalaciones no cumplen con las condiciones necesarias para brindarle atención a un detenido en la situación de salud de Simonovis, quien debe cumplir un complejo tratamiento médico.

Noticia devastadora

Después de conocerse la negativa, Bony Pertiñez, esposa de Simonovis, se pronunció a través de su cuenta de Twitter: “Oficialmente, según Boleta 0396 fue negada la Medida Humanitaria de @simonovis y ordenado su traslado a la Cárcel Militar de Ramo Verde”.

Pertiñez lamentó la decisión de las autoridades del poder judicial de “cobardes” y “resentidos”.

“Luego de la visita familiar, trasladan a @simonovis a Ramo Verde #CobardesResentidos”, escribió.
via

Relacionados

*Lista de las víctimas del 11 de Abril 2002
al pulsar
abril 07, 2012

*Cuando fueron condenados los comisarios y 6 policías metropolitanos (a 2 les dieron libertad) el 3 de abril del 2009
Cuando fueron condenados los comisarios y 6 policias metropolitanos el 3 de abril del 2009, dejaron en libertad a Rafael Neazoa López y Alfonzo Zapata. La condena menor fue de tres años que ya los habían cumplido.
via

*En libertad comisario de la PM Julio Rodríguez

28/10/2011 10:52:57 a.m.

La abogada Elenis Rodríguez informó que el funcionario recibió hoy una medida humanitaria, después de 9 años privado de su libertad, por los hechos del 11 de abril del 2002.

ÚN.- La abogada Elenis Rodríguez informó que el funcionario de la Policía Metropolitana, Julio Rodríguez, recibió hoy una medida humanitaria, después de 9 años privado de su libertad, por los hechos del 11 de abril del 2002. “Sus familiares no pueden tener una felicidad completa a pesar de la libertad porque el médico le determinó cáncer de próstata y lo están llevando a un centro de salud para hacerle los éxámenes recurrentes y para evaluar cuándo puede ser intervenido quirúrgicamente”, dijo. Insiste en el llamado que los familiares le hacen al Ejecutivo a declarar la Ley de Amnistía a los llamados “presos y perseguidos políticos”, pues a su juicio, “se les está aplicando la pena de muerte lentamente”. Espera que la medida humanitaria se extienda a los comisarios Henri Vivas e Iván Simonovis, quienes también padecen problemas de salud. “Queremos que se haga justicia y que cese el odio contra los venezolanos que piensan distinto al gobierno y que luchan por los derechos que cada día son violados”, dijo. Cree injusto que estas personas sentenciadas por los hechos del 11 de abril “tengan que padecer de una enfermedad de cáncer para que el gobierno bajo la presión de los abogados y de los familiares le de una libertad condicional por una medida humanitaria”.
via

familiares de los pm

*Edición impresa del sábado 4 de abril 2009. El Universal

30 años de prisión para comisarios y 4 de los PM
Los detenidos no podrán gozar de beneficios procesales. Los familiares de los sentenciados mostraron su tristeza e indignación por la decisión del Tribunal

MARACAY.- Gritos y escenas de dolor dejó el fallo del Tribunal Cuarto de Juicio de Aragua. Cerca del mediodía la juez Maryori Calderón leyó una a una las sentencias condenatorias para nueve de los once acusados de lesiones en perjuicio de tres fallecidos y veintinueve heridos durante los hechos ocurridos el 11 de abril de 2002.

Tras dieciocho horas de deliberación, la juez Calderón, junto a los escabinos, dio a conocer el veredicto. Familiares de los detenidos vieron desvanecidas sus esperanzas de libertad en sólo dieciocho minutos que se demoró Calderón en leer las actas que informaban una sentencia de 30 años para los comisarios Henry Vivas, Lázaro Forero e Iván Simonovis.

Sólo dos de los ocho funcionarios de la Policía Metropolitana (PM), Ramón Zapata y Rafael Nazoa, fueron absueltos de los hechos.

El primero en conocer el fallo fue el efectivo de la PM Arube Salazar, quien recibió una condena de diecisiete años y diez meses de cárcel por el delito de homicidio consumado. Luego siguió la causa de Erasmo Bolívar, a quien se le dictó una sentencia de treinta años de prisión, situación que derribó la entereza de los familiares y desató su indignación y desesperación. Gritos sin parar y un intenso llanto fueron su manera de demostrar su desacuerdo.

Algunos decidieron retirarse de la sala y mientras bajaban las escaleras de la sede judicial no hacían más que preguntarse el porqué de esa sentencia. Nubia Vivas, hermana del comisario Henry Vivas, quien sin aún escuchar el veredicto para su familiar dijo no aguantar el dolor que estaban viviendo los familiares de los funcionarios.

La madre y la tía de Bolívar tuvieron que retirarse de la sala de audiencia en medio de una crisis de nervios que motivó la intervención de miembros del equipo de emergencias 171. Salazar estaba siendo juzgado por aparecer armado en una foto encima de una ballena de la PM, a pesar de que en la evacuación de pruebas se presentaron otras cuatro gráficas que presentaban funcionarios distintos en las mismas condiciones sin detallarse quien disparó. En el caso de Bolívar la acusación se presentó por una foto de él en una ambulancia que tenía asignada un arma de fuego.

Casi sin aliento, la madre de Bolívar, Aura de Bolívar, pidió una audiencia con el presidente de la República, Hugo Chávez, para demostrar la inocencia de su hijo. Acusó a la Fiscalía y a la juez Calderón de ensañarse con “un muchacho bueno, que se entregó en alma, vida y corazón a la PM”.

Encomendada a Dios, dijo que no descansará hasta tener a su hijo en casa. Una vez que concluyó la lectura de las actas, los familiares de los acusados expresaron en sus caras el dolor por la sentencia, mientras que otros se mantenían firmes, pues ya estaban preparados para un veredicto condenatorio “por tratarse de un juicio político”.

Marcos Hurtado fue condenado a dieciséis años de prisión por complicidad necesaria en la comisión de delito de homicidio calificado frustrado; mientras que Héctor Robain, Luis Molina y Julio Rodríguez recibieron una pena de 30 años de prisión por la comisión de delitos de homicidio calificado, frustrado y lesiones graves y gravísimas.

Por su parte, los comisarios Vivas, Forero y Simonovis fueron acusados de complicidad necesaria en la ejecución de homicidio calificado, consumado y frustrado y lesiones graves, menos gravísimas y leves. Seguirán recluidos en la sede de la Disip, en El Helicoide. La defensa solicitará su traslado hacia la cárcel militar Ramo Verde, donde seguirán detenidos los seis funcionarios condenados.

Las víctimas del caso así como los dos funcionarios que quedaron libres abandonaron el Palacio de Justicia escoltados por funcionarios policiales a través del sótano. Mientras tanto, en las afueras del recinto judicial un grupo de personas afectas al oficialismo aplaudía la decisión condenatoria.

Los señalados al escuchar la sentencia procedieron a retirarse de la sala de audiencia, negándose a firmar el acta de acusación como medida de protesta, aunque aclararon que acatarán el veredicto.

Odalys Forero, hija del comisario Lázaro Forero, así como María del Pilar Pertínez, esposa de Simonovis, lamentaron la sentencia y coincidieron en destacar que los objetivos planteados por los abogados de defensa de los detenidos no fueron logrados “por ahora”. Señalaron que seguirán la lucha por lograr la libertad de los presos políticos. Mientras tanto, la hija del comisario Vivas, Dayana Vivas, dijo que entró a la sala con miedo, pero nunca se imaginó que iba a escuchar una sentencia “injusta”. “Me avergüenza ser venezolana así como este tribunal por el descaro de la juez (Maryori Calderón) para decirnos que son 30 años (&) quizás no puedan entenderme en este momento, pero yo estoy indignada”.

Erika Guillén
ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL
via

*Proceso complejo

Pena máxima. José Luis Tamayo, abogado defensor, dijo que en los últimos 10 años no había conocido una pena tan alta para unos acusados en la misma causa correspondiente a 30 años de prisión.

Juicio histórico. El juicio se extendió por tres años, tiempo en que fueron evacuados en el Tribunal Cuarto de Aragua 265 experticias; asistieron 198 testigos; 48 declaraciones de expertos; 5.700 fotos y 20 videos. Ha sido considerado el juicio más largo del país.

Derechos humanos. En la sentencia, la juez Maryori Calderón mencionó la violación de los derechos humanos en la tipificación de los delitos por los cuales fueron condenados nueve acusados, situación que los limita de gozar beneficios procesales e indultos presidenciales.

Sentencia. Los comisario Simonovis, Vivas y Forero fueron condenados por delitos de cómplices necesarios en la comisión del delito de homicidio calificado previsto y sancionado en el artículo 408 numeral 1 del COPP en perjuicio de Rudy Urbano y Erasmo Sánchez. Asimismo, cómplice necesario en el delito de homicidio calificado frustrado en perjuicio de otras 11 personas.

Comentarios