Maldición de Macarapana: ¿Qué es, significa?

Supongo que muchos estarán buscando en Internet algo relacionado con…
¿Qué es la maldición de Macarapana?  
Significado – maldición de Macarapana – definición

En la Wikipedia hay un buen trabajo, han puesto un apartado especial,  relacionado con ese contexto de qué es, definición o significado de: 

- Bonus -
  • Video. El presidente encargado dijo: … si alguien del pueblo vota contra Nicolás Maduro, está votando contra él mismo, le está cayendo la maldición de Macarapana.
  • Únicamente   Noticias.
En Aporrea: Maracapana
Palabras claves: “que es la maldicion de macarapana”, “significado de la maldicion de macarapana”. “nicolas maduro”. “que significa”. “definicion de”. 


En la Wikipedia

La Batalla de Maracapana (1567 ó 1568) fue un importante encuentro bélico entre los conquistadores españoles y sus aliados indígenas, y la coalición de tribus Caribes liderada por Guaicaipuro y comandada por Tiuna, terminando como una derrota decisiva del poder Caribe en el valle de Caracas que por siete años había mantenido a raya los intentos de colonización de los españoles en la región.

Antecedentes

Los españoles por varios años habían intentado explorar la zona montañosa del litoral central de Venezuela y fundar asentamientos permanentes en el valle. Desde 1.555, Francisco Fajardo aprovechando su ascendencia aborigen y el dominio de la lengua indígena, fundó en la costa la población de El Collado (actual Caraballeda) y en el valle el Hato de San Francisco (antecedente de más antiguo de la actual Caracas) cerca de la confluencia de los ríos El Valle y Guaire , y se enteró de la existencia de oro en las cercanías. La explotación minera se estableció cerca de la actual ciudad de Los Teques, un área bajo control de Guaicaipuro, quien viendo amenazado su territorio forzó a los españoles a dejar el lugar, atacando San Francisco. Con el objeto de fortalecer aquella instalación y utilizarla como base estratégica para la futura conquista del territorio, Juan Rodríguez Suárez la convierte en Villa de San Francisco, nombra alcalde y regidores, y reparte tierras entre los soldados. Pero son fuertemente hostigados por una alianza indígena conformada por Guaicaipuro. En 1561, ante la presencia del rebelde Lope de Aguirre, los españoles tuvieron que retirarse del lugar, Fajardo partió de El Collado a Margarita y Rodríguez Suárez partió de San Francisco a Barquisimeto. Los caribes siguieron los pasos de este último, lo cercaron y dieron muerte. Los caribes arrasaron con las poblaciones. El interés de los españoles por la presencia de oro, y la posibilidad de conectar las colonias del occidente con las del oriente del Venezuela, movía a los españoles hacía esta zona, que prácticamente era la única que aún no controlaban. En 1562 Terepaima derrota a una fuerza expedicionaria conducida por el capitán Luis de Narváez, matándolo a él y a 150 de los expedicionarios. Debido a los ataques feroces por parte de los indígenas, los españoles se retiraron lejos del área durante varios años.

Los caribes habían salido airosos en casi todos los encuentros con los españoles hasta el momento, pudiendo controlar un área aproximada a la comprendida entre las actuales Maracay y Barlovento, por lo que la moral de sus tropas era muy alta. Los caribes eran una etnia muy belicosa, gran parte de su cultura y rituales giraban alrededor de la guerra, y estaban en guerra permanente con otros grupos desde antes de la llegada de los españoles, en particular los arawaks, por lo que eran muy hábiles en batalla. Para 1567, la confederación tribal (Caribana) era capaz de movilizar en un momento hasta 17.000 guerreros caribes bajo el liderazgo de Guaicaipuro (lancero de los cerros).

En 1567 el conquistador español Diego de Losada, siguiendo una Real Cédula emitida en 1563, a raíz del despoblamiento de San Francisco, parte con una gran fuerza expedicionaria desde El Tocuyo, logra acceder al valle donde anteriormente estaba la Villa de San Francisco, inicia el poblamiento del lugar, ordena su reedificación y refunda formalmente la ciudad el 25 de julio de 1567 con el nombre de Santiago de León de Caracas, nombre que perdura hasta nuestros días. Losada, habría refundado y reedificado los dos enclaves que los indios habían destruido cuatro o cinco años antes, establecido las principales instituciones, y edificado defensas para la nueva población, debido al permanente acoso de los caribes que prácticamente lo mantenían atrincherado en el lugar.

La batalla

En 1568, mientras Diego de Losada se hallaba acampando en la recién fundada villa de Santiago de León de Caracas, Guaicaipuro desplegaba gran actividad para convencer a los demás caciques a fin de que, con la mayor cantidad de tropas, concurriesen a la sabana de Maracapana (sitio de las Maracas), una llanura cerca de la laguna de Catia, con galerías de palmeras y totumales, árboles muy valiosos para las etnias aborígenes de donde sacaban totumas para maracas, en las inmediaciones de lo que hoy es el Parque del Oeste y Plaza Sucre de la ciudad de Caracas, desde donde lanzaría un ataque general contra el conquistador y lograr una victoria definitiva, quizá aprovechando el factor sorpresa. Llegado el día, los ejércitos caribes se reunieron en el área indicada. Eran en total 16 caciques, procedentes de la costa y serranías intermedias. Muchos de los caciques no se presentaron debido al mal tiempo y falta de coordinación.1 Tiuna reunió 4.000 guerreros con los que marcho hasta el campo de batalla donde se encontró con los jefes Guaicamacuto y Aricabuto, poco después se les unieron Naiguatá, Uripatá, Anarigua, Mamacuri, Querequemare, Prepocunate, Araguaire y Guarauguta con siete mil guerreros; en representación de los mariches llegaron con 3.000 hombres al mando de Aricabuto y Aramaipuro.

Mientras Guacaipuro, conducía una columna de teques y tarmas, cerca de 2.000 hombres; ignorante Losada de los aprestos del cacique, había enviado una partida al mando de Pedro Alonso Galeas a tierras de los tarmas, en busca de bastimentos, y durante la ejecución de esta operación los españoles toparon la gente de Guacaipuro; sin empeñar un combate formal, el jefe español decidió distraer la columna contraria mediante repetidas acometidas; así la mantuvo hasta que entrada la noche, debido al mal tiempo y a la distracción española, los indígenas se retiraron. Entre tanto, las tropas indígenas reunidas en Maracapana, al ver que pasado el mediodía no llegaba Guacaipuro, que comandaría las acciones como el Guapotori o líder principal de la confederación, empezaron a retirarse y las que aún no habían llegado decidieron no presentarse. Quedaron entre 10.000 y 14.000 hombres, quienes al mando de Tiuna avanzaron hacia la ciudad, armados sólo con lanzas, macanas y flechas.4

Losada, ahora con conocimiento de esta ofensiva, marchó hacia la zona con sus aliados indígenas o yanaconas (indios auxiliares, término que los españoles tomaron de los Incas usado como sinónimo de siervo, en este caso traídos probablemente desde El Tocuyo), teniendo ahora una ventaja numérica, y cargó contra los guerreros caribes, a quienes puso en retirada después de un sangriento combate, que resultó en un desastre para los Caribes con altísimas perdidas.5 6 Sólo Tiuna y sus hombres quedaron en el campo de batalla. Tiuna, quien al parecer fue el último en caer, con una media espada enastada en el palo de guaica, con repetidas voces desafiaba a Losada; un oficial llamado Francisco Maldonado, con su lanza arremetió contra Tiuna; pero el indio, esquivando el golpe, le dio una estocada con la cual le atravesó un muslo y lo derribó del caballo, sin dar tiempo a que se incorporase, le propinó otra lanzada en un brazo; en socorro del herido intervinieron 3 castellanos, y haciéndoles cara, Tiuna hirió a 2 de ellos, y cuando atacó al tercero, fue muerto por una flecha en la espalda, disparada por un indígena al servicio de los españoles.4 6

Consecuencias

La derrota marca el principio del aflojamiento de la resistencia indígena y el fin de la confederación. Los caribes perdieron su fuerza y rango de acción, sin poder levantarse una vez más bajo un mando unificado y se dispersaron en sus territorios, algunos caciques continuaron su resistencia hasta su muerte o sometimiento, que no duraría por mucho tiempo. Guaicaipuro moriría poco después cerca de la actual Paracotos, en un combate sorpresivo con los españoles dirigidos por Francisco de Infante, quienes dieron con su paradero al ser conducidos por guías nativos que habían sido chantajeados. Esto permitió que los españoles poblaran el centro de Venezuela sin dificultades. Luego de la conquista del valle de Caracas, quedó prácticamente sólo un grupo Caribe ofreciendo resistencia a los españoles, los Cumanagotos, entre los Valles del Tuy y el Río Neverí, siendo Caracas y Margarita los centros de operaciones españoles7 .

Controversia en torno a la fecha

Algunos indican como fecha de la batalla el 25 de julio de 1567, mientras otros defienden la fecha tradicional de 27 de mayo de 1568, debido a la falta de registros históricos fiables, sumándose a esto la trascendencia político – ideológica que se le ha dado a este evento por partidarios de la izquierda venezolana8 . La controversia está en la misma fecha de fundación de Caracas, una discusión abierta desde 1966 en la ponencia de la “Fundación John Boulton”, basada en el Acta del Cabildo caraqueño del 14 de abril de de 1590 y otros documentos, que de imprecisos se pueden catalogar, puesto que no reflejan ni el día ni el año de la fundación, apuntaba establecerla en el año 1566. A pesar del empeño, la documentación empleada para estas modernas afirmaciones no se puede dar como fiable, puesto que los datos reflejados, tanto históricos como municipales, se asentaron muchos años después del acto fundador, y lógicamente sus posibles errores, vaguedades e imprecisiones (unido a que las primeras actas del Cabildo caraqueño que se conservan son de 1573, y que además fueron copiadas durante el siglo XVIII y se perdieron los originales), en nada esclarecen la fecha fundadora del 25 de julio de 1567.

Quiénes defienden el 25 de julio de 1567 como fecha de la batalla, sostienen que a Losada le hubiese sido imposible fundar la ciudad ante la fiera resistencia indígena, y los movimientos de tropas tanto de caribes como de conquistadores nunca hubiesen pasado inadvertidos. Losada había sido encomendado por el gobernador de El Tocuyo a refundar y repoblar la Villa de San Francisco que había sido fundada por Francisco Fajardo en 1560. Según esta visión, el acto de fundación de una ciudad que realizaron Diego de Losada y su alférez Juan Gabriel de Ávila en marzo siguiente (1568) fue para dedicar la fundación al santo que “protegió” al invasor en la batalla, Santiago Apóstol, y omitir la anterior fundación hecha por Fajardo (quien tenía ascendencia indígena), y argumentan que la ciudad celebra en julio no su fundación sino la victoria del invasor español.

Otros, más moderados, aducen que las inconsistencias en la historia se deben a la mezcla de diversos relatos (encuentros bélicos en diferentes lugares y fechas, exageración en el número de tropas), y que la acción tan contundente de Guaicaipuro se debió al establecimiento de un campamento militar español de avanzada (siendo eso en realidad la villa de Santiago de León de Caracas para el momento) que se habría establecido cerca de la quebrada Catuche (Catuchecuao, valle del Catuche en Caribe, actual centro de Caracas) en territorio toromaima, sobre las ruinas y cenizas de la villa fundada por Frnacisco Fajardo y Juan Rodríguez Suárez, señalando que la existencia de poblados anteriores indican que el acto de fundación fue posible en 1567.

La discusión sigue abierta y no hay pruebas contundentes para confirmar alguna de las teorías, razón por la que se toma la fecha tradicional de fundación de Caracas el 25 de julio y de la batalla el 27 de mayo, siendo estas las fechas defendidas por la mayoría de los investigadores.

___________________

¿De dónde sacaron lo de la “maldición”?

Comentarios