Lo que es igual…

Datanálisis, junio 2015

Datanálisis, junio 2015

 

El socio fundador de Datanálisis, José Antonio Gil Yepes, ofreció esta medición recentísima de la firma que celebrará sus 30 años el próximo miércoles: 40% de la población se ubica en la oposición, 38% en la independencia y 22% en el chavismo. Del primer grupo, sólo la mitad (19,9%) reporta afiliación a alguno de los 28 partidos opositores; el PSUV es bastante más eficiente: logra afiliar el 90,9% de los chavistas (20% de los electores). Habrá que ver qué se desempeña mejor, si un ejército oficialista disminuido o 28 ejércitos que sumados equiparan a su enemigo—19,9 a 20—en términos de opinión.

El diario El Nacional reportaba ayer la presentación de Gil Yepes: “Durante un acto con el Frente de Entendimiento Nacional, en el que el especialista presentó su libro Poder, petróleo y pobreza, dijo que el mejor escenario para la oposición en las parlamentarias sería ganar con 60% de los votos, lo que dejaría la Asamblea Nacional con una cantidad de diputados pareja entre ambos bandos políticos. ‘Ochenta y pico contra ochenta y pico’, dijo, y advirtió que entre las estrategias del chavismo para evitar que ello ocurra podría pensarse en el financiamiento a candidaturas independientes para dividir el voto”. (Destacados del blog).

¿Qué impide que la MUD emplee la misma estrategia? ¿Por qué no puede ella también ayudar a candidaturas independientes que cumplan con ciertos requisitos? ¿No sería eso la mejor manera de decir: “Independientes, sabemos que existen”? LEA

_________________________________

 

Florencio Porras: “Más temprano que tarde se sabrá fecha y causa de muerte de Chávez”

“La situación del país es la más crítica desde que Venezuela existe como República”, aseguró Florencio Porras, exgobernador de Mérida, exconstituyente y oficial del 4F


Carlos Díaz

“La actual situación del país es la más crítica que hemos vivido desde que Venezuela existe como República”, aseguró el capitán Florencio Porras, militar que participó en el movimiento del 4 de Febrero, exconstituyente y exgobernador de Mérida entre 2000 y 2008.

“Hay ineficiencia, irresponsabilidad y arbitrariedad del Estado, además de una situación fiscal sumamente crítica por las pocas divisas”, agregó. “El gobierno da poca información sobre los niveles de inflación, índice de precios y otras cifras que son fundamentales para el desarrollo del país”, dijo.

Destacó que el país vive un clima de anarquía y oclocracia (gobierno de la muchedumbre) en donde el ciudadano común no encuentra hacia dónde ir porque las autoridades no están atendiendo el reclamo de la gente. “Es una situación muy difícil, compleja y triste”, enfatizó.

¿Existe realmente guerra económica del “imperio” y de la “oligarquía” y por eso los venezolanos no encuentran los productos o esa es simplemente la forma de esconder el fracaso económico del actual gobierno?

— La única guerra económica que existe está en la mente los personeros y voceros del gobierno nacional. Ese es un discurso dirigido a sus seguidores y lo más triste es que muchos se lo creen y lo defienden a ultranza. Si la guerra económica fuese cierta, entonces, habría que preguntarles lo siguiente a esos voceros: ¿acaso no tienen dieciséis años ejerciendo el poder?, ellos mismos se autodenominan ineptos e incapaces. El tema del Imperio es solo un discurso para sus seguidores. Imperialismo siempre ha habido y lo habrá siempre, cuando no sea Estados Unidos, será otro país. Lo que haga o deje de hacer Venezuela en verdad no le hace mella al Imperio.

“El país vive un clima de anarquía, muy difícil, compleja y triste”

“La escasez está relacionada con la falta de productividad, caída en el ingreso de las divisas y que, por tanto, los precios de los productos estén directamente relacionados con el dólar. Todos esto estimula la carrera desenfrenada de la divisa paralela –que era negada por el gobierno hasta hace poco tiempo-. El problema es que no hay datos confiables y por información de organismos no oficiales solo se conoce que la inflación se ubicó por encima del 170 %. Todo esto indica que estamos avanzando hacia un escenario de hiperinflación como nunca se había vivido en Venezuela”, agregó.

CRIMINALIZAN LA DISIDENCIA

El gobernador de Aragua, Tareck El Aissami, señaló que el teniente Rafael Isea, hombre de estricta confianza del fallecido presidente Hugo Chávez, es agente protegido de Estados Unidos ¿Qué opina usted de esta información?

— Rafael (Isea) ha sido acusado al igual que otros personeros que han ejercido altos cargos y sobre quienes el sistema de justicia ha accionado en su contra. El denominador común es que todas esas personas han asumido una posición crítica contra el gobierno o están claramente en la acera de enfrente. Yo no puedo salir a la defensa per se de Rafael Isea aunque es mi amigo al igual que mucha gente que estuvo y sigue todavía en el gobierno. Tampoco soy juez, no he investigado su caso, ni tengo elementos para acusarlo. Sin embargo, sí observo que hay una clara violación del debido proceso y mucho más cuando se arremete contra su madre, hermana y familia más cercana. Notamos que es una medida de presión quizás para que no siga hablando en Estados Unidos o se ponga a derecho. Si el gobierno tuviese una verdadera voluntad para combatir la corrupción, entonces, tendría que buscar más bien a su alrededor. Hay muchos personeros del gobierno que han sido señalados a través de la prensa de presuntos hechos delictivos, por ejemplo, narcotráfico y el Estado no ha tenido ninguna tipo de intención para investigar.

¿Usted ha sido acusado o investigado por su posición crítica contra el gobierno luego de haber pertenecido al chavismo?

— En mi caso particular, soy el único exgobernador que -después de haber formado parte de las filas del oficialismo y haberlo confrontado- se encuentra todavía en el país. ¿Qué no ha intentado hacerme esta gente durante estos siete años que dejé de ser gobernador? Yo sigo igualito haciendo mi trabajo en la universidad, normal como cualquier ciudadano. Tampoco han encontrado elementos en mi contra a pesar de que ellos fabrican pruebas y expedientes. Sin embargo, cuando quieren atropellar, lo hacen. Pienso que el caso de Isea es uno más en esta escalada de abuso de la justicia para criminalizar la disidencia.

¿Ocurre lo mismo con el general Raúl Baduel, hombre de confianza del fallecido presidente Chávez?

— Tampoco tengo elementos para afirmar que el general Baduel hizo o no hizo aquello que lo acusa el gobierno. Si es verdad que lo hizo, entonces, qué pasó con los demás ministros. ¿Se procesó solo a Baduel porque se atrevió a confrontar el gobierno de Hugo Chávez?: qué casualidad. Pareciera que se utiliza la justicia para criminalizar a la disidencia. Me parece, en verdad, un tremendo irrespeto y atropello que hayan detenido a la mamá y hermana de Rafael Isea. Esto forma parte de la guerra permanente de Maduro y su combo para que los aplaudan y hacer creer que están atacando la corrupción y los criminales.

¿Por qué no se investiga el extravío de los 25 mil millones de dólares en empresas de maletín y fantasmas que denunciaron el exministro de Planificación, Jorge Giordani, y la expresidenta del Banco Central de Venezuela, Edmée Betancourt?

— Nadie ha investigado eso así como tampoco los bienes que los llamados boliburgueses presumen a través de fotografías que suben a Internet. Sin embargo, sí investigan y sancionan a quien tenga la osadía de denunciar al gobierno de Maduro. Esto es retaliación y una de las primeras que cosas que debemos rescatar es la justicia. Ojalá se haga justicia en este y otros tantos casos.

EL GOBIERNO MENOS BOLIVARIANO

El teniente Alejandro Andrade y el capitán Carlos Aguilera, hombre de la estricta confianza del presidente Chávez, han sido acusados de poseer fortunas incalculables en el Banco de Andorra y en la banca europea, respectivamente, ¿por qué el presidente de la Asamblea Nacional, capitán Diosdado Cabello, no ha promovido una investigación para determinar el origen de estas fortunas?

— También soy amigo de Andrade y Aguilera. Si ellos tienen esos bienes yo creo que deberían justificar de dónde provienen. A ellos los conozco desde hace mucho tiempo y no me explico cómo pueden tener bienes de fortuna con esas características. Ambos son oficiales del 4 de Febrero y entonces, lamentablemente, se generaliza con el tema de la corrupción. Yo soy un hombre del 4F y no tengo absolutamente nada que ver con eso.

¿Las motivaciones de la rebelión del 4F están vigentes hoy, es decir la avasallante corrupción, pérdida de soberanía y descomposición ética de la clase gobernante?

— Lo he dicho y lo mantengo: por muchísimo menos de lo que estamos viviendo hoy en el país nosotros nos alzamos el 4 de Febrero de 1992. El que tenga oídos que oiga. Por cierto, hace algunos meses varias personas que formaron parte de mi equipo político dijeron que deberían juzgarme por rebelión. No estoy instigando ninguna rebelión.

“Por muchísimo menos nos alzamos el 4 de Febrero de 1992”

¿Ha fracasado la “revolución bolivariana”?

— Esto no es revolución ni mucho menos bolivariana; está muy alejado de ser bolivariano y socialista. Lo más cercano es la Constitución de la República. Que cualquiera escoja al azar cualquier artículo de la Constitución y se pregunte si el mismo está siendo cumplido. La Carta Magna de 1999 ha sido violada e incumplida por las altas instancias del poder. El gobierno menos bolivariano –desde Páez hasta Maduro- es precisamente este último.

EN LA FANB HAY UN TORNEO DE ADULANCIA

¿Hay injerencia cubana en las Fuerzas Armadas y en la vida institucional del país?

— No puedo afirmar eso de manera tajante porque hace mucho tiempo me retiré de la Fuerza Armada. Ahora, lo que uno percibe, conversa y oye apuntan hacia la pregunta que usted realizó. Si los puertos, notarías y registros del país, Saime y otros organismos del Estado son manejados por funcionarios cubanos se demostraría la tremenda fragilidad y antinacionalismo del gobierno. Tienen una retórica con muchos elementos que suenan bien para que los aplaudan pero en la realidad pasa lo contrario de lo que afirman. Es un cuadro más de la descomposición institucional del país y de la depravación del Estado venezolano.

¿Estamos ante un gobierno de corte militarista? ¿Una cúpula militar tiene secuestrado al Presidente, tal como se ha dicho?

— Contrario a lo que piensan mucho, estoy convencido de que eso no es así. Sí percibo una degradación institucional en el seno de la Fuerza Armada. Por ejemplo, se violan la Constitución y las leyes referentes a la institución militar, gran cantidad de oficiales ejercen cargos para los cuales no fueron formados y se consolidan la impunidad y la corrupción. Pero, en verdad, la FAN no ejerce presión sobre el gobierno, más bien está ocupada en una especie de torneo de adulancia -así como hubo en la Cuarta República aunque mucho mayor- para lograr ascensos, cargos y condecoraciones. Sin embargo, la mayoría de los oficiales son honestos, probos y formados. Si, además, fuese un gobierno tutelado por la FAN aquí los colectivos no estuviesen sembrando terror en la ciudadanía, ni estuviésemos perdiendo la soberanía sobre el Esequibo.

¿Por qué se agravó el diferendo limítrofe en el Esequibo?, ¿el gobierno ha actuado con diligencia en esta materia?

— No es un problema reciente sino que viene desde hace muchos años. El presidente Chávez no realizó ningún tipo de acción para continuar con el legítimo reclamo de Venezuela sino, al contrario, fue bastante permisivo con Guyana porque quería garantizar el apoyo de los países del Caricom. La presión de la calle obligó al gobierno a tomar una serie de decisiones tardías, irresponsables y torpes tales como el Decreto (1787).

“De que hubo negociación, hubo negociación en Haití”

¿Qué opina de la reunión que se efectuó en Haití entre Diosdado Cabello y Thomas Shannon, asesor del Departamento de Estado de Estados Unidos? , ¿es cierto que en ese encuentro se acordó fijar fecha para las elecciones parlamentarias y la liberación de los presos políticos?

— De que hubo negociación, hubo negociación. Desde entonces el gobierno ha tomado varias decisiones y seguramente seguiremos viendo muchas más cosas. Allí hay bastante tela por cortar. Aquí se demuestra la inconsistencia del gobierno; como dice el refrán: la lengua es el castigo del cuerpo.

“NO SERÉ CANDIDATO A LA AN”

¿Cómo está Mérida?

— Mérida está sufriendo los mismos problemas que el resto del país. Las colas para comprar alimentos se observan todos los días. Mérida está desolada, sucia, oscura y triste. Se ve la destrucción de la infraestructura, de los servicios y de los bienes público. Y esto no le duele a nadie.

¿Participará como candidato a las elecciones parlamentarias?

— Actualmente estoy haciendo un doctorado en Estudios Políticos en la Universidad de Los Andes y allí hacemos análisis de lo que está pasando en el país. A propósito de las elecciones de la Asamblea Nacional mucha gente me ha buscado pero he expresado que no estoy interesado en participar. Cuando fui constituyente no me gustó el trabajo parlamentario aunque reconozco el papel fundamental que tiene la Asamblea Nacional.


“Yo juraba que Maduro era caraqueño”

¿Cómo explica usted que dos documentos fundamentales en la transición institucional derivada de la muerte de Chávez aún se desconocen: el acta de defunción de Hugo Chávez y a la partida de nacimiento de Nicolás Maduro, de quien se dice tendría la nacionalidad colombiana o en su defecto la doble nacionalidad, que le impediría el ejercicio de la Presidencia?

— El que no la debe no la teme, dice el refrán popular. El secretismo alrededor de la muerte de Hugo Chávez se presta a cualquier tipo de suspicacia. Tengo mucho tiempo conociendo a Nicolás Maduro y yo juraba que era caraqueño, y no sé si es o no de Colombia pero ese misterio también se presta a la suspicacia. Sin embargo, es más grave una serie de decisiones que se tomaron a espaldas del país y aprovechándose de la buena fe, por ejemplo, la designación de Elías Jaua como Canciller de la República, también el hecho de que Chávez no haya asumido la Presidencia de forma presencial. Es decir, se violó flagrantemente todo el proceso transicional que establece la Constitución nacional ¿A qué instancia podemos ir a reclamar todo esto cuando, por ejemplo, en el Tribunal Supremo de Justicia gritan uh ah Chávez no se va?, y si acudimos a la Fiscalía, bueno, eso parece más bien una oficina apéndice del Psuv, tampoco hay Defensoría del Pueblo, es decir, no hay instituciones.

¿Se sabrá alguna vez la causa de la muerte del presidente Chávez?

— Más temprano que tarde se sabrá la fecha exacta y la causa de su muerte; y, asimismo, se conocerá la partida de nacimiento de Nicolás Maduro.


Maduro y su amor no correspondido por los guyaneses

El Decreto 1787 se trata de un acontecimiento histórico, político, militar y jurídico de la mayor importancia


Manuel Malaver

Desde que hace cinco meses se conoció que Exxon Mobil exploraba un yacimiento petrolero en la “Zona en Reclamación del Esequibo” con el permiso y en sociedad de las autoridades guyanesas, Maduro, no solo pretendió bypasear la noticia, sino que una vez que le resultó imposible no admitirla, salió a defender la administración de David Granger (presidente recién electo de Guyana) y a denunciar que todo se debía a una conspiración de la transnacional norteamericana.

Extremada ridiculez que solo podía cometer un ignorante del diferendo que desde comienzos de los 60 mantienen Venezuela y Guyana sobre el “Territorio Esequibo” y de la ley internacional que, en ningún caso, da luz verde a empresas extranjeras a operar en países soberanos, a menos que sean avalados por sus gobiernos y luego de especiosas y largas negociaciones.

A desmentirlo salió, entonces, el propio gobierno guyanés en sucesivos comunicados del presidente saliente, Donald Ramotar y del entrante, David Granger, quienes, de manera consistente, taxativa e indubitable sostuvieron que la puntal del imperialismo yanqui exploraba el “Territorio en Reclamación” con acuerdo y consentimiento del país caribeño.

Debió arder Troya, puesto que se confirmaba una denuncia formulada en 1999, de que la ex colonia británica había trazado una línea arbitraria sobre la proyección del delta venezolano, delimitando espacios marítimos ubicados entre la cuenca de la Guayana Esequiba y la cuenca del Delta del Orinoco, distribuyéndolos en bloques y, años más tarde, entregándolos en concesiones.

Pero Maduro seguía deshojando la margarita, entre su férreo amor guyanés y su ambiguo amor por Venezuela, y con el cuento, cada día más desacreditado por las autoridades caribeñas, de que se trataba de un problema con Exxon Mobil y no con el gobierno de David Granger.

Seguían explotando bombas, sin embargo, alrededor de Maduro, y una que debió dejarlo con otra otitis reveló que los bloques dados en concesión, tocaban aguas venezolanas, aunque la línea trazada tenía la intención de hacer ver que todo es territorio guyanés.

“Venezuela reclamó, pero Guyana no hizo caso”, según datos que suministra, Emilio Figueredo, quien durante 12 años fue embajador ante la ONU para la aplicación del “Acuerdo de Ginebra”.

Como tampoco lo hizo el entonces presidente, Hugo Chávez, quien, como parte de su alianza con la dictadura de los hermanos Castro de Cuba, viajó a Guyana en febrero del 2004 a sostener que “El asunto del Esequibo será eliminado del marco de las relaciones sociales, políticas y económicas de los dos países”. y “que el gobierno venezolano no será un obstáculo para cualquier proyecto a ser conducido en el Esequibo, y cuyo propósito sea beneficiar a los habitantes del área”.

En otras palabras, que en una hora Chávez borró más de 100 años de reclamación por el despojo por parte del imperialismo británico del “Territorio Esequibo”, y el logro supremo de nuestra diplomacia de obligar a Guyana a firmar el “Acuerdo de Ginebra” -que le daba carácter constitucional a la reclamación-, pero para implementar un nuevo despojo, el de las riquezas y la soberanía venezolanas para agregarlas a las tropelías del comunismo cubano en América y en el mundo.

“Doctrina” que es también la del sucesor de Chávez, Maduro, en el conflicto limítrofe, quien durante cinco meses dribló lo que era una invasión de las cuencas de la Guayana Esequiba y del Delta del Orinoco y solo reaccionó cuando la Fuerza Armada Nacional le impuso firmar el “Decreto No 1787”, publicado en la Gaceta Oficial del 27 de mayo pasado y mediante el cual “se crean las Zonas de Defensa Integral Marítimas e Insulares (Zodimain), que cubren el espacio acuático jurisdiccional del país y buscan resguardarlo, abriendo la puerta para que la Fuerza Armada Nacional defienda la fachada atlántica de Venezuela, y la zona en reclamación”.

Se trata de un acontecimiento histórico, político, militar y jurídico de la mayor importancia que, literalmente, devuelve la problemática del Esequibo a los tiempos antes de que Chávez la desviara hacia los intereses cubanos y guyaneses, que enfrenta la injerencia castrista en los asuntos internos del país, y que, de nuevo, no concita la atención que debiera del liderazgo político, académico y especializado opositor.

Que recordemos, solo la organización política, “Vente Venezuela” que lidera, María Corina Machado, publicó un amplio documento que fija el Decreto en sus justos términos y lo encuadra en la perspectiva histórica que reclama.

Para decirlo en breve, -y ya dentro de mi análisis personal- se trata de un golpe de estado “en frío”, que en cuanto no permite conocer las circunstancia en que fue redactado el Decreto, quiénes fueron sus promotores y redactores y si fue compartido por las cuatro fuerzas de la FAN, o solo uno o dos de sus componentes, deja sin respuestas muchas de las preguntas que se hacen los venezolanos sobre la actual situación de los hombres y mujeres de uniforme.

Un instrumento de acción que se reconoce fue establecido con alguna prisa, puesto que ya fue reformulado en lo referente a que los límites con Guyana fueron dados como fijos cuando existe la Zona en Reclamación, pero que trae la ventaja de que demuestra que la FAN no está al margen de la geopolítica castrochavista y está dispuesta a “corregirla” cuando lo juzgue necesario.

Por todo ello, un secreto protestado a voces por las cancillerías de los gobiernos afectados por el Decreto como son Colombia y Guyana, pero sobre todo por este último, el cual, retomando la retórica de los tiempos en que los presidentes de la República trabajaban por Venezuela y no por Cuba, está acusando a Maduro de querer violar su soberanía y querer apropiarse de su riqueza.

Ante todo ello, Maduro guarda silencio, limitándose a hacer lo elemental, como es reclamar el status de “Zona en Reclamación del Territorio Esequibo”, y de protestar la invasión de la cuencas marítima de la Guayana Esequiba y del Delta del Orinoco, pero sin llamar a una movilización nacional en respaldo al Decreto 1787 y de la FAN, y, mucho menos, convocando a las milicias, a la reserva y al PSUV en el defensa de 159.000 que pertenecieron y deben regresar a la geografía nacional.

“Guyana por concepto de petróleo recibido de Petrocaribe debe a PDVSA 580 millones de dólares”

Tampoco se ha visto al presidente denunciando la agresión guyanesa ante gobiernos y cancillerías extranjeras, ni mucho menos apelando a la solidaridad de los países “hermanos” del Alba y la Unasur -creados y financiados por el “ábrete sésamo” de los petrodólares venezolanos, -para que emitan, al menos, una declaración formal, sino de respaldo a Venezuela, si llamando al diálogo entre los dos países y en el marco del respeto al “Acuerdo de Ginebra”.

Del Mercosur, igualmente, el silencio ante la crisis es abrumador, y de nuevo se trata de “aliados estratégicos” que en los casos de Brasil y Argentina, han hecho esguace con las finanzas venezolanas en todas sus manifestaciones.

Y se trata de “hermanos” que saltan a proclamar “respaldos y apoyos” y convocar reuniones urgentes y especiales cuando “las presuntas agresiones” vienen del imperialismo yanqui o de gobiernos derechistas o golpistas como el de Álvaro Uribe de Colombia, Roberto Micheletti de Honduras, o Federico Franco en Paraguay.

En otras palabras que, no una, sino muchas manos pelúas, tienen que estar inhibiendo la solidaridad con Venezuela en una coyuntura tan dramática y comprometida y la primera sospecha recae en el presidente de Cuba, Raúl Castro, quien, al lado de su hermano Fidel, championó siempre los apoyos con los gobiernos autoritarios de Guyana en su disputa con los gobiernos democráticos venezolanos.

Siguen, los “hermanos” Lula Da Silva y Dilma Rousseff, continuadores de la política exterior brasileña que siempre se negó a reconocer los reclamos de Venezuela sobre el Esequibo y apoyó irrestrictamente a Guyana.

Y -last but not least- los “hermanos” chinos, los cuales -abróchense el cinturón- aparecen en sociedad con Exxon y el gobierno guyanés, con una empresa “Nexen Petroleum Guyana” -filial de la estatal petrolera china, “China National Oil Company- participando en el expolio del petróleo venezolano en el Territorio Esequibo.

En otras palabras que, no Álvaro Uribe, no Roberto Micheletti, no Franco son los asociados con la Exxon Mobil y Guyana en la plataforma de las aguas territoriales de la Zona en Reclamación, sino estos “aliados” y “hermanos” a quien Chávez invitó a incorporarse a la nueva “Guerra Fría” contra el imperialismo yanqui, y lo hicieron, pero no sin antes entrarle a dentelladas al ingreso petrolero venezolano que dejaron exhausto

Y entre ellos, Guyana, que por concepto de petróleo recibido de Petrocaribe debe a PDVSA 580 millones de dólares.

Alianzas políticas pagadas con dólares contantes y sonantes, pero que una vez que se acaban, ponen a los clientes a buscar otros socios.

Y dejando perversamente comprometidos a los financistas empobrecidos, pues les cuesta justificar que arruinaron al país por un amor de bobo, de tonto útil.


ONU califica de “ALARMANTES” los 19 casos de tortura reportados en Venezuela

La resolución recae sobre los manifestantes de 2014 que aún tienen medidas judiciales. Los 19 casos de tortura fueron remitidas al relator especial de la tortura
Han transcurrido 7 meses y 13 días, desde que el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de las Naciones Unidas emplazó al gobierno a que cese las medidas judiciales que, en la práctica, limitan los derechos humanos de quienes protestaron en 2014, un total de 317 ciudadanos.

Los delegados del Consejo de Derechos Humanos de la ONU terminaron el informe el 21 de noviembre de 2014, luego de oír a los representantes del Estado y a las organizaciones sociales que denunciaron las arbitrariedades.

En forma concreta solicitan a la República Bolivariana de Venezuela “que garantice que las medidas cautelares dictadas para limitar la libertad de expresión, de reunión y de manifestación pacíficas se declaren sin valor jurídico y mientras eso no suceda no sean aplicadas, por contravenir las obligaciones del Estado contenidas en la Declaración Universal sobre Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos”.

Los tribunales prohíben, a quienes se les da casa por cárcel o régimen de presentación, que declaren a medios de comunicación y que participen en marchas o actos políticos. Si hay desacato, pueden ser arrestados.

“El gobierno fue informado de las resoluciones de la ONU, pero las ha desatendido, a pesar de que está obligado, por ser firmante de los tratados internacionales y ser miembro del foro internacional, a acatar los parámetros sobre protección de derechos humanos”, alertó el miembro del Foro Penal Gonzalo Himiob, una de las 30 ONG venezolanas que consignó pruebas sobre violaciones de derechos humanos durante las protestas en 2014.

Himiob sostuvo: “El incumplimiento al mandato de la ONU muestra la poca disposición del gobierno de respetar derechos humanos y lo coloca de espaldas a la comunidad internacional”.

Si incumple, la ONU establece en sus informes una notificación sobre el caso Venezuela, en detrimento de la imagen de la gestión de Nicolás Maduro.

Detenciones arbitrarias. El Grupo de Trabajo, en su 71º período de sesiones, efectuado entre el 17 y 21 de noviembre de 2014, citó a las partes para que expusieran los casos.

El gobierno venezolano fue notificado antes sobre las denuncias el 28 de febrero de 2014. El Estado respondió el 28 de abril del año pasado y, de manera adicional, el 17 de junio de 2014, que la oposición pretendía derrocar a Maduro.

El informe de la ONU consideró que las 300 detenciones -ocurridas en febrero de 2014- fueron arbitrarias, por cuanto contravinieron los artículos 19 y 20 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y 19 y 21 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos que consagran el ejercicio de la libertad de expresión y de reunión. De este total, 19 personas fueron torturadas o sometidas a tratos crueles, lo que fue calificado por el Grupo de Trabajo de alarmante y los expedientes remitidos al relator especial sobre la tortura.

El caso más emblemático fue el de Juan Manuel Carrasco, quien denunció abuso sexual. De este grupo, seis estudiantes son juzgados con Leopoldo López, Christian Holdack (detenido por más de un año) y Marco Aurelio Coello (por más de cuatro meses).

El Foro Penal totaliza, hasta el presente, 3.765 detenciones; 2.055 se mantienen con medidas restrictivas a su libertad, mientras que 29 están tras las rejas por manifestar. Asegura que hay 75 presos por motivos políticos.

La ONU aboga por la “liberación inmediata” de los detenidos entre el 9 y 20 febrero de 2014 e insta al gobierno a “remediar la situación” de los 300 manifestantes presos en condiciones arbitrarias y en vista que el gobierno no logró evidenciar que hayan cumplido procesos constitucionales e internacionales aplicables.

Evalúan medidas humanitarias
Juventud Activa Venezuela Unida y el párroco de la iglesia La Guadalupe, Jairo Servita, evaluaron con la defensora del pueblo-Caracas, Jannely Ramírez, los casos de los presos políticos que recibirían medidas humanitarias.

El presidente de JAVU, Julio César Rivas, dijo que solicitaron que los ministerios del Interior y de Asuntos Penitenciarios permitan al padre Servita entrar al Sebin y a las cárceles para ver a los jóvenes, entre ellos a Ronald Navarro, quien presenta un cuadro depresivo.

Pidieron garantías de los derechos humanos de Lorent Saleh y de Gabriel de Vallés, aislados en “La Tumba” del Sebin; y que liberen a Renso Prieto porque han suspendido seis veces la audiencia en el tribunal.

“Quedan solo 64 presos políticos y esperamos que el número se reduzca. Esperamos respuesta de la MUD sobre la inscripción de presos políticos como candidatos a la Asamblea Nacional, como Renso Prieto. El MAS, URD y BR están dispuestos a apoyar nuestros candidatos”, dijo Rivas.


El Nacional

El grito urgente

CARTADespués de años de silencio, el grito. Un grito de indignación que se ha proyectado durante semanas desde las calles.
Un grito de furia. Un grito de frustración. Y de dolor de patria.
Un grito que emergió de las gargantas de los viejos que fueron despojados de su esperanza, pero no de su voz.
Un grito que salió, fue saliendo, de las gargantas de quienes a pesar de su juventud se sintieron despojados de su futuro, pero no de su rebeldía.
Un grito que salió de las gargantas de personas sin edad, cansadas de un largo, interminable presente de opresión.
Y el grito fue escuchado, nítido, por todos, menos por aquel que, sordo, mantiene su actitud de permanente confrontación y desafío.
Ya no fue solo un grito de alerta: fue un grito de exigencia.
Fue un grito urgente.
Urgente contra el despilfarro de los fondos públicos. Urgente contra el robo. Urgente contra la concentración de todos los poderes en uno. Urgente contra una justicia que obedece, dócil, los mandatos de venganza contra aquellos señalados con el dedo acusador como enemigos.
Urgente contra quienes, con plata que es de todos, la derrochan en incesantes propagandas. Urgente contra quienes silencian, con tribunales espurios integrados por esbirros, las voces de la prensa. Urgente contra una burocracia voraz que conforma una nueva clase cuya riqueza asoma de un día para el otro, como por arte de birlibirloque. Urgente contra quienes disfrutan de su buen vivir a expensas del erario público.
Urgente contra esas caravanas de cirqueros que arman su carpa en lugares lejanos para entretener a la audiencia con un monólogo reiterativo y procaz que el público, llenando la platea, se ve obligado a escuchar a cambio de mantener su empleo. Urgente contra esa troupe de saltimbanquis que viaja al exterior sin más justificación que la voluntad del líder, que así premia su lealtad llevándoles en sus aviones y agasajándoles en hoteles cinco estrellas.
Urgente contra una Asamblea cabizbaja y sumisa, cuyos miembros tienen de tiempo en tiempo que darse el trabajo de levantar la mano para justificar su sueldo. Urgente contra un fiscal que culpa a la falta de olfato de unos perros el envío de valijas llenas de droga desde la Cancillería. Urgente contra quien recibió del líder un homenaje por su honradez y probidad, antes de fugar al exterior con permiso para asistir al matrimonio de su hijito.
Urgente contra quien, prevalido de su mesianismo, confunde su cargo de presidente de la República con el de mandamás, cuya palabra nadie puede contradecir ni cuya conducta puede ser puesta en entredicho. Urgente contra quien, a pretexto de haber ganado todas las elecciones, hace tabla rasa de las leyes e interpreta la Constitución a su manera. Urgente contra quien exige respeto a su dignidad, mientras hace escarnio de la dignidad de los demás. Urgente contra quien, por sí y ante sí, eleva un suntuoso edificio en la mitad del mundo, derrocha en El Aromo para una refinería que nació marchita, construye una ciudad del conocimiento de cuyo costo nadie tiene conocimiento, logra préstamos con un interés a precio de oro y entrega el oro en garantía como si fuera plomo.
Ese es el grito urgente que seguirá retumbando, aunque quien no quiera escucharlo no lo haga por tozudez, por prepotencia o miedo. (O)

Candidatos 2018

La relación Fidel-María Gabriela Chávez será determinante hacia las próximas elecciones presidenciales


Manuel Isidro Molina

En 2018 habrá elecciones presidenciales en Venezuela. Las parlamentarias de diciembre 2015 son apenas un preámbulo de la cascada de comicios que incluye gobernadores (2016) y alcaldes (2017).

Para no perder la perspectiva, mencionaré que los del cepo Psuv-MUD-LaSalida no duermen, muy a pesar de lo que digan los involucrados:

1.- Henrique Capriles (PJ) y Leopoldo López (VP) descollan en la derecha neoliberal, producto de un plan sostenido nacional e internacionalmente, por lo que otros no contarán. Aunque algunos asomen al Collor de Melo o Fox venezolano Lorenzo Mendoza Giménez, presidente de Empresas Polar. Nadie más tendrá vida en la Mesa de Unidad Democrática (MUD), totalmente dominada por el pensamiento y el poder fáctico del neoliberalismo criollo. No hay novedad, por lo que habrá que estar pendiente de las próximas duras confrontaciones entre Primero Justicia y Voluntad Popular, por encima de la MUD, cuyos otros partidos y dirigentes serán cada vez más convidados de piedra, o algo así.

2.- Nicolás Maduro no las tiene a su favor: “No va a la reelección”, me dice un chavista convencido. Las razones son obvias. Entonces, hacia 2018 se mueven abierta o sigilosamente Diosdado Cabello, demasiado expuesto; Tareck El Aissami, “uno de los principales asesores de Nicolás”; y María Gabriela Chávez, quien fuera presentada a todo pulmón como “el corazón del amor de Chávez” en la inauguración de los III Juegos Suramericanos de Playa Vargas 2014, acto en el que fue aclamada estruendosamente por el público congregado en el Coliseo Deportivo Hugo Chávez.

La más polémica de las tres hijas del extinto mandatario venezolano, ocupa hoy la segunda jerarquía de nuestra representación oficial en la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, junto con el titular Rafael Ramírez.

Con 38 años de edad en 2018, María Gabriela estará en plenitud de su adultez, con la vasta experiencia política al lado de su padre y la nada desdeñable formación diplomática en la ONU, donde ejerce su cargo de bajo perfil, por lo que no se conoce de su eficacia o calidad de desempeño.

Algo preocupante para sus tres contendores presidenciales dentro del Psuv –para nada cuentan los aliados del “Gran Polo Patriótico”- es el afecto personal y político desarrollado desde el golpe del 11 de abril de 2002, entre ella y Fidel Castro.

La relación Fidel-María Gabriela será determinante hacia 2018. Ya lo fue Fidel, en el nombramiento de Tarek William Saab como Defensor del Pueblo. Si fructifica, será un caso único de tutoría política internacional, cuasi paternal, para la elección presidencial en Venezuela. No tengo referencia de algo similar en el mundo. Llamó mucho la atención el nombramiento de María Gabriela en la ONU, sin experiencia diplomática ni formación intelectual y política apropiada, por lo que hoy encaja analíticamente en el eje Cuba-Venezuela, que especialmente cuida y cultiva Fidel Castro desde su aparente ostracismo. ¿Existe entre ellos un eje La Habana-Nueva York, al margen de nuestra soberanía e independencia nacional?

2018 no debe ser descuidado, desde ahora mismo. Todo lo mencionado dependen de los grados de desgaste o consolidación que vivan los factores del cepo Psuv-MUD-LaSalida, los cuales no lucen muy sólidos, pues una creciente mayoría independiente e inconforme los acusa y rechaza simultánea y constantemente. Abrirles una brecha significativa en las elecciones parlamentarias 2015 es clave para comenzar a superar el nefasto rumbo bipartidista del siglo XXI.

EL CONFESIONARIO

HENRY VENTURA tiene sus días contados en el ministerio de Salud. El caos hospitalario motivó al presidente Nicolás Maduro a intervenir su gestión con la inspección de la ex ministra de Educación Universitaria, Yadira Córdoba, quien fue sorprendida por HV, quien le ofreció designarla en cualquier ente ministerial que ella escogiera. ¡Pena ajena!

NELSON JESÚS LANZ FUENTES denunció parte de la adversa realidad de los convenios de salud Cuba-Venezuela. Es relevante porque desnuda con la experiencia que vivió con su hijo, la verdad verdadera de la atención “gratuita” en Cuba a pacientes venezolanos: “Todo, absolutamente todo nos lo facturan y en dólares. A nuestra salida de La Pradera tuvimos que firmar facturas por la siguiente cantidad: mi hijo, 7.800 dólares y yo 4.800 solamente en antibióticos, vitaminas y curas”.

RELACIONES Y CONVENIOS CON CUBA deben ser evaluados y replanteados por Venezuela, con apego a nuestros intereses y soberanía. Este debe ser un compromiso firme de la próxima Asamblea Nacional (2016-2021). Sin caer, por supuesto, en la fobia macartista que anima a la derecha neoliberal.

LA “MISIÓN BARRIO ADENTRO” (MBA) sufre anomalías protuberantes, comenzando por su diseño de extraterritorialidad, con aplicación abierta de normas y régimen legal cubanos a su personal, obviando la Constitución y leyes de Venezuela, lo que a mi juicio afecta gravemente nuestra soberanía, independencia y vigencia de la legislación nacional en nuestro propio territorio.

LA MBA ES FINANCIADA POR VENEZUELA con petróleo enviado a Cuba, cuyo costo a precios blandos (Petrocaribe) es descontado por La Habana con la facturación en dólares de todos los convenios que sus misioneros desarrollan en territorio venezolano. Pero no solo es cuestión de costos y formas de pago binacional, la calidad de “Barrio Adentro” ha mermado; y tenemos derecho a conocer qué pasa ahí, y a exponer la obligación de introducir las enmiendas que garanticen una eficaz prestación de salud al pueblo venezolano. La próxima Asamblea Nacional debe examinar con lupa todo cuanto acontece en la MBA.

500.000 DÓLARES recibió el 10 de agosto de 2008, el entonces “Managing Director” de la Refinería Isla Curacao B. V., Pedro Jiménez Yusti, por la firma de un contrato de suministro de esa filial de Pdvsa con la empresa Cobervenca N. V., cuyo propietario Vittorio De Stéfano, aspira le sea devuelto el dinero por supuesta no materialización del contrato. Pero, PJY no se da por enterado, a pesar de que el medio millón de dólares le fue transferido a la cuenta Girobank 902015 a nombre de Corporación Sol del Este. ¿Cuánto más cobraría por fuera, ese caballero?

LUIS DÁGER Y DALILA DÁGER son mencionados como presuntos responsables del expolio de millones de bolívares y dólares al fondo de los profesionales de la medicina del Centro Médico Docente La Trinidad. Alejandro Salazar, quien junto con otros de sus colegas decidió promover la denuncia penal, los señala como “bolichicos” que junto a directivos de dicho fondo, desviaron millonarios recursos para inversiones inmobiliarias en Panamá, que resultaron un fiasco.

ARNÉ CHACÓN, desata su ludopatía desde un local en Las Mercedes, donde no oculta su abultada cartera. Andrade (Bandes), Salazar (Pdvsa) y Sánchez (La Previsora) son algunos de los apellidos que invadieron la hípica venezolana –por sí mismos y con testaferros- y se hicieron propietarios de caballos en Miami y otras ciudades de EEUU, con los dólares expoliados a la nación de mil maneras, amparados con descarada impunidad durante el largo mandato del fallecido presidente Hugo Chávez, cuando proliferaron todo tipo de mafias financieras.

EL “TOÑECO” DE DOÑA ELENA derrotó las maniobras que en su contra desplegó el gobernador Adán Chávez con sus abundantes recursos. Argenis Chávez ganó en las primarias del Psuv en Barinas, muy a pesar del abuso de poder y la intimidación desplegados por el dúo Chávez-Albarrán.

LA PRÓXIMA BATALLA CHÁVEZ vs CHÁVEZ será por la sucesión en la gobernación, donde Argenis ya ejerció el raro cargo de “Secretario de Estado”, durante parte de los ocho años del mandato de su padre Hugo de los Reyes Chávez, hoy retirado y enfermo.

CELEBRO EL DÍA DE NUESTRA INDEPENDENCIA proclamada por el Congreso de Venezuela el 5 de Julio de 1811, acto eminentemente civil, político, antiimperialista y anticolonial. Esa proclama formal es nuestra partida de nacimiento. No hay otra, ni habrá.

@manuelisidro21@manuelisidroXXI

manuelisidro21@gmail.com

manuelisidroxxi.blogspot.com


Maduro denuncia “agresión” de Guyana

Después de que su comparecencia ante la Asamblea Nacional hubiese sido pospuesta en tres oportunidades, el mandatario confirmó que la cita fue fijada “de manera definitiva” para este lunes 6 de julio


Europa Press

El presidente Nicolás Maduro, ha denunciado “insultos” y “provocaciones” del Gobierno de Guyana, por lo que añade que acudirá el lunes a la Asamblea Nacional (AN) para exponer lo relativo a la defensa de la Guayana Esquiba, en el marco de la disputa territorial que mantiene con Guyana.

“¿Ya no es suficiente que Venezuela haya sido despojada del territorio del Esquibo (…) para que tengamos que soportar provocaciones de la Exxon Mobil e insultos del gobierno de Guyana?”, ha criticado el mandatario venezolano, a través de la cadena estatal Venezolana de Televisión.

Maduro ha asegurado que el lunes ante el Parlamento pedirá “la unión nacional para lograr desbaratar todas las provocaciones y maniobras”, con el objetivo de que Venezuela “salga airosa en defensa de sus intereses y de sus reclamos históricos ante los despojos de los que fue objeto”.

“El lunes que viene denunciaré con detalles, con información precisa, toda esta agresión que se ha iniciado en contra de la patria”

Esta prolongada disputa limítrofe entre Venezuela y su vecino sudamericano Guyana se encendió nuevamente después de que en mayo se hallase petróleo en una zona en disputa.

Exxon Mobil Corp dijo que descubrió petróleo frente a la costa de Guyana, lo que llevó a Caracas a quejarse de que su vecino está explotando arbitrariamente un territorio en disputa que debe ser negociado mediante un mecanismo creado por un tratado de 1966 que se firmó en Ginebra.

El nuevo Gobierno de Guyana ha criticado un decreto territorial posterior del presidente venezolano (Decreto 1787), Nicolás Maduro, como un intento por anexar sus aguas después del descubrimiento.


Venezuela: el único diálogo posible

REFLEXIÓN DOMINICAL

En varias oportunidades he tocado este tema  y lo he enfocado, quizás, con una gran rigidez ética. Esta postura me ha llevado a la conclusión de que tal diálogo no solo es imposible sino que su solo pedido bordea en lo inmoral. Sin embargo, amigos me comentan que esta es una postura excesivamente áspera  ya que, después de todo, desde el Papa hasta Barack Obama, pasando por Ban Ki-Moon,  John Kerry,  la Unión Europea y, en Venezuela, ciudadanos ejemplares como Luis Ugalde S.J. están pidiéndolo. Y si este grupo de personalidades lo pide es porque debe tener mérito como posible solución a los problemas venezolanos.
Por ello, en esta ocasión  no negaré  a priori la posibilidad de un diálogo, tratando de olvidar  mi rigidez ética.
¿Qué diálogo se está pidiendo?
Para comenzar es preciso notar que lo que se está pidiendo como diálogo en Venezuela necesariamente entra al territorio de la  negociación. Necesitará contar con participantes abiertos al respeto hacia la postura del interlocutor. Nada de monólogos o de  cartas escondidas debajo de la manga.  
Quienes piden diálogo en Venezuela están animados, en gran medida, por el sincero deseo de que ocurra en Venezuela  una negociación entre las partes en pugna, la cual conduzca a un equilibrio que le permita a los venezolanos la posibilidad de vivir mejor, en paz y armonía. Digo en gran parte porque no todos quienes piden diálogo están animados de tan nobles propósitos. Hay quienes lo piden como una estrategia (estratagema)  para mantener el status quo político en nuestro sufrido país.
¿Es posible un diálogo sincero en la Venezuela de hoy?
  Recordemos que ya existen antecedentes de diálogo. Uno, muy extenso en el tiempo, desde 2002 hasta 2005, en el cuál intervinieron el Centro Carter, la OEA, el PNUD y numerosas organizaciones y personalidades venezolanas, el cuál culminó con importantes declaraciones en pro de la Paz pero sin ningún logro concreto. Ver: http://www.cartercenter.org/documents/2022.pdf . Otro,  llevado a cabo en Abril 2014, con el patrocinio de varios cancilleres de América Latina y del Nuncio Apostólico, grupo integrado por el Canciller de Argentina, Héctor Timerman; de Brasil, Luiz Figueiredo; Bolivia, David Choquehuanca; Colombia, María Ángela Holguín; Chile, Heraldo Muñoz; Ecuador, Ricardo Patiño; Uruguay, Luis Almagro, además del Nuncio.
El primer intento fracasó por falta de compromiso de las partes, especialmente del lado del gobierno, el cual se sentía muy fuerte y desechó la vía del diálogo. El segundo intento de diálogo, en 2014, representó un rotundo fracaso para el país, cuyo objetivo de paz y tranquilidad se vio frustrado. Quizás hubo algunas ganancias de carácter secundario para las partes alrededor de la mesa: el gobierno de Nicolás Maduro ganó tiempo y la oposición ganó credibilidad al barrer el suelo con el gobierno durante el debate. Pero la percepción de ganadores y perdedores que emergió de lo que fue más un debate que un diálogo, contribuyó a un endurecimiento de las posturas de las partes, al menos por parte del gobierno. El espíritu del diálogo fue derrotado y la Nación perdió. 
¿Por qué sucedió esto? Porque un diálogo no puede entablarse sin condiciones previas aceptadas por las partes. En 2014 ello no sucedió.
Las condiciones exigidas por el régimen en 2014
 El Presidente Maduro puso tres condiciones a la oposición: respetar la Constitución, ser reconocido por ellos como presidente de Venezuela y aceptar como ley de la república el denominado Plan de la Patria. Dos de estas condiciones eran imposibles de aceptación simultánea por una sencilla razón: el llamado Plan de la Patria viola sistemáticamente la Constitución. No se pueden aceptar ambos documentos. Habría que añadir a esta incompatibilidad que la condición pedida por Maduro, el respeto a la constitución, representaba una postura hipócrita, ya que el gobierno violaba la constitución repetidamente, en casi todos los órdenes de la vida nacional. La oposición aceptó a Maduro como presidente legítimo, abandonando la denuncia de fraude electoral.  
Lo que hizo la oposición al sentarse a la mesa fue acceder a condiciones imposibles en un afán de lograr algún progreso en la crisis.
Las condiciones de la Oposición
Por su parte, la oposición también puso condiciones, entre ellas, una amnistía general a los presos políticos, una Comisión de la Verdad y una efectiva representación de la oposición en los organismos públicos, en proporción a su caudal electoral. Ninguna de estas condiciones fue aceptada por el gobierno y, sin embargo, la oposición se sentó a dialogar.
Predeciblemente los resultados del diálogo fueron frustrantes. El Secretario de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo lo declaró “congelado”, después de unas tres reuniones, anunciando que la oposición no podía asistir más a un proceso estancado. Dijo: “Para una situación en la que se mantiene una apariencia de diálogo no estamos disponibles”. UNASUR y el Nuncio Apostólico fueron incapaces de promover  un diálogo sincero y aparecieron totalmente desdibujados en el proceso. Después de algunos días, cada quien se fue a casa. La canciller de Colombia, María Ángela Holguín responsabilizó al gobierno de Maduro de no tener verdaderas intenciones de sostener el diálogo. Maduro utilizó el diálogo para ganar tiempo, mientras seguía reprimiendo las protestas de calle. La oposición mostró mucho más coherencia en sus planteamientos que el gobierno, pero eso constituyó una victoria rápidamente olvidada.
¿Que es lo posible y deseable en materia de diálogo?
Lo primero que es preciso establecer, entonces, es que no se debería ir a un diálogo si no hay sinceridad en las posturas. Si la oposición aceptó lo inaceptable  y el gobierno negó lo innegable, era evidente que ese diálogo de 2014 no podía tener éxito.
Conclusión: Cualquier otro intento de diálogo futuro debe basarse en condiciones previas que deban cumplirse, no convertirse en un simple saludo a la bandera. No es posible ir a un diálogo sin condiciones previas que garanticen un genuino deseo de acercamiento. Si estas condiciones se aceptan y se respetan, será posible el diálogo. En caso contrario, el diálogo es imposible y se convertirá en una fantochada, como lo fue el intentado en 2014.
¿ Cuáles deben ser las condiciones para que la oposición se siente a la mesa de diálogo con el gobierno?
Existe un mecanismo de diálogo que pudiera ser factible y fructífero para la Nación. Tiene la ventaja de que giraría alrededor de la Constitución, la Carta Fundamental que ambas partes dicen atesorar. Maduro pidió la adhesión estricta a la Constitución como condición para el diálogo de 2014. La Oposición la ha mencionado como el factor clave a ser respetado. Si estas posturas son sinceras las partes deberían estar de acuerdo en lo siguiente:
Establecer un diálogo sobre el cumplimiento que las partes le han dado a la Constitución. Se trataría de una revisión conjunta de cómo las partes han respetado (o irrespetado) la ley fundamental de la república, utilizándose para esta revisión, en aras del tiempo, los 40-50 artículos más importantes que las partes acuerden. Este diálogo sería facilitado por una Comisión independiente con miembros nacionales e internacionales, la cual actuaría como árbitro y se pronunciaría sobre los méritos de cada posición. Este proceso de diálogo debería concluir en propósitos públicos de rectificación de cada una de las partes, en la medida en la cual las partes deban rectificar sus actuaciones anteriores.
No es un secreto que la oposición alega una violación extensa y sistemática de la Constitución por parte del gobierno.  Así lo creo a título personal y creo que hay suficientes evidencias objetivas para sustentar este cargo.  
Aunque no debería ser necesario detallar estas violaciones a nuestra Constitución por parte del gobierno, enumero de seguidas artículos de la Carta Fundamental que, en la opinión de los venezolanos que se oponen al gobierno, han sido y son violados por el oficialismo. Para esta enumeración agradezco la ayuda del abogado constitucionalista Gustavo Tarre Briceño y refiero al lector a los trabajos de Asdrúbal Aguiar, Allan Brewer Carias, Román Duque Corredor, Carlos Ayala Corao y otros distinguidos constitucionalistas, así como a los informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
Empecemos por las disposiciones fundamentales de la Constitución contenidas en los 8 primeros artículos. Ninguno de ellos  se cumple.
El artículo 19 se viola abiertamente, lo mismo que  el artículo 21 se viola descaradamente. Se violan los artículos 22 y23, así como los artículos 25 al 31. Se violan los artículos 43 al 51, el artículo 53 y los  numerados 55,57,58,60, y 61 al 63, así como el 65, el cual establece que la inhabilitación política solo puede ser dictada por un tribunal. Se violan los artículos 66 al 68  y el 70.  Los artículos 71-74 que se refieren al Referendo popular son letra muerta.
Del artículo 75 al 111 se consagran disposiciones llamadas programáticas que le indican al gobierno hacia dónde dirigir su esfuerzo.  Prácticamente ninguna de estas disposiciones se cumple.  Agreguemos que la norma contenida en el artículo 109, relativa a la autonomía universitaria, se viola con descaro. Los derechos económicos consagrados en los artículos112 al 118 no existen.  Casi lo mismo puede decirse de los derechos de los pueblos indígenas y de los derechos ambientales.  En el título relativo al Poder Público, no se cumplen los artículos 136 al 140.
Las normas relativas a la Administración, función pública, contratos de interés público y relaciones internacionales, se violan casi todas, de manera especial el artículo 145 que se viola cada día. Se viola el artículo 187 sobre las atribuciones del poder legislativo. El artículo 254 sobre la independencia del poder judicial es una burla cruel y lo mismo puede decirse sobre el artículo 273, la autonomía del Poder Ciudadano. El artículo 293 sobre la transparencia de los procesos electorales es ciencia ficción, como lo son también los artículos 294 al 296.
Cada ciudadano que pueda leer la constitución venezolana advertirá que el gobierno actual de Nicolás Maduro viola sistemáticamente nuestra carta fundamental. La condición indispensable de la oposición para sentarse a dialogar con el gobierno, condición sine qua non, debe ser el estricto apego del gobierno a la carta fundamental, la Constitución Nacional, al mismo tiempo que ratificar su compromiso de total adhesión a ella y de proceder a  rectificar cualquiera posición que la viole.  
Solo en estos términos será posible un verdadero diálogo.
Si el gobierno acepta dialogar sobre esta base y  manifiesta su propósito de enmienda a la conducta que ha mantenido durante años llevando a cabo la necesaria rectificación, ese diálogo sería posible.
¿Cuál es el problema con esta condición única?
Creemos que el problema con la aceptación de esta condición por parte del gobierno es que representaría el final de la llamada “revolución chavista” y la transformación de un gobierno violatorio de la Constitución en un gobierno simplemente muy malo, pero respetuoso de la Constitución. Esto sería un indudable progreso.
Sin embargo, ese es el problema del gobierno, no es nuestro problema. Lo que si parecería cierto es que el establecimiento de esta condición única e irreductible por parte de la oposición para proceder al diálogo tendría la doble virtud de: (a), ser impecable, por girar en torno a un principio constitucional fundamental y (b), poner a prueba, de una vez por todas, los deseos de diálogo sincero que el gobierno pueda tener.

Cualquiera otra alternativa sería, en mi opinión, esencialmente ilusoria e insincera. Sería como barrer basura debajo de la alfombra.    

PASANDO LA HOJA / Candidatos 2018

MANUEL ISIDRO MOLINA
En 2018 habrá elecciones presidenciales en Venezuela. Las parlamentarias de diciembre 2015 son apenas un preámbulo de la cascada de comicios que incluye gobernadores (2016) y  alcaldes (2017).

Para no perder la perspectiva, mencionaré que los del cepo Psuv-MUD-LaSalida no duermen, muy a pesar de lo que digan los involucrados:

1.- Henrique Capriles (PJ) y Leopoldo López (VP) descollan en la derecha neoliberal, producto de un plan sostenido nacional e internacionalmente, por lo que otros no contarán. Aunque algunos asomen al Collor de Melo o Fox venezolano Lorenzo Mendoza Giménez, presidente de Empresas Polar. Nadie más tendrá vida en la Mesa de Unidad Democrática (MUD), totalmente dominada por el pensamiento y el poder fáctico del neoliberalismo criollo. No hay novedad, por lo que habrá que estar pendiente de las próximas duras confrontaciones entre Primero Justicia y Voluntad Popular, por encima de la MUD, cuyos otros partidos y dirigentes serán cada vez más convidados de piedra, o algo así.

2.- Nicolás Maduro no las tiene a su favor: “No va a la reelección”, me dice un chavista convencido. Las razones son obvias. Entonces, hacia 2018 se mueven abierta o sigilosamente Diosdado Cabello, demasiado expuesto; Tareck El Aissami, “uno de los principales asesores de Nicolás”; y María Gabriela  Chávez, quien fuera presentada a todo pulmón como “el corazón del amor de Chávez” en la inauguración de los III Juegos Suramericanos de Playa Vargas 2014, acto en el que fue aclamada estruendosamente por el público congregado en el Coliseo Deportivo Hugo Chávez.

La más polémica de las tres hijas del extinto mandatario venezolano, ocupa hoy la segunda jerarquía de nuestra representación oficial en la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, junto con el titular Rafael Ramírez.

Con 38 años de edad en 2018, María Gabriela estará en plenitud de su adultez, con la vasta experiencia política al lado de su padre y la nada desdeñable formación diplomática en la ONU, donde ejerce su cargo de bajo perfil, por lo que no se conoce de su eficacia o calidad de desempeño.

Algo preocupante para sus tres contendores presidenciales dentro del Psuv –para nada cuentan los aliados del “Gran Polo Patriótico”- es el afecto personal y político desarrollado desde el golpe del 11 de abril de 2002, entre ella y Fidel Castro.

La relación Fidel-María Gabriela será determinante hacia 2018. Ya lo fue Fidel, en el nombramiento de Tarek William Saab como Defensor del Pueblo. Si fructifica, será un caso único de tutoría política internacional, cuasi paternal, para la elección presidencial en Venezuela. No tengo referencia de algo similar en el mundo. Llamó mucho la atención el nombramiento de María Gabriela en la ONU, sin experiencia diplomática ni formación intelectual y política apropiada, por lo que hoy encaja analíticamente en el eje Cuba-Venezuela, que especialmente cuida y cultiva Fidel Castro desde su aparente ostracismo. ¿Existe entre ellos un eje La Habana-Nueva York, al margen de nuestra soberanía e independencia nacional?

2018 no debe ser descuidado, desde ahora mismo. Todo lo mencionado dependen de los grados de desgaste o consolidación que vivan los factores del cepo Psuv-MUD-LaSalida, los cuales no lucen muy sólidos, pues una creciente mayoría independiente e inconforme los acusa y rechaza simultánea y constantemente. Abrirles una brecha significativa en las elecciones parlamentarias 2015 es clave para comenzar a superar el nefasto rumbo bipartidista del siglo XXI.


·        HENRY VENTURA tiene sus días contados en el ministerio de Salud. El caos hospitalario motivó al presidente Nicolás Maduro a intervenir su gestión con la inspección de la ex ministra de Educación Universitaria, Yadira Córdoba, quien fue sorprendida por HV, quien le ofreció designarla en cualquier ente ministerial que ella escogiera. ¡Pena ajena!
·        NELSON JESÚS LANZ FUENTES denunció parte de la adversa realidad de los convenios de salud Cuba-Venezuela (http://www.aporrea.org/venezuelaexterior/a209991.html). Es relevante porque desnuda con la experiencia que vivió con su hijo, la verdad verdadera de la atención “gratuita” en Cuba a pacientes venezolanos: Todo, absolutamente todo nos lo facturan y en dólares. A nuestra salida de La Pradera tuvimos que firmar facturas por la siguiente cantidad: mi hijo, 7.800 dólares y yo 4.800 solamente en antibióticos, vitaminas y curas”.
·        RELACIONES Y CONVENIOS CON CUBA deben ser evaluados y replanteados por Venezuela, con apego a nuestros intereses y soberanía. Este debe ser un compromiso firme de la próxima Asamblea Nacional (2016-2021). Sin caer, por supuesto, en la fobia macartista que anima a la derecha neoliberal.
·        LA “MISIÓN BARRIO ADENTRO” (MBA) sufre anomalías protuberantes, comenzando por su diseño de extraterritorialidad, con aplicación abierta de normas y régimen legal cubanos a su personal, obviando la Constitución y leyes de Venezuela, lo que a mi juicio afecta gravemente nuestra soberanía, independencia y vigencia de la legislación nacional en nuestro propio territorio.
·        FALTAS DE MEDICAMENTOS E INSTRUMENTAL MÉDICO (estetoscopios, tensiómetros, servicios de laboratorio, equipos de diagnóstico dañados, etc.) son cada vez más evidentes en el sistema “Barrio Adentro”, pero viene siendo silenciada esa otra crisis.
·        LA MBA ES FINANCIADA POR VENEZUELA con petróleo enviado a Cuba, cuyo costo a precios blandos (Petrocaribe) es descontado por La Habana con la facturación en dólares de todos los convenios que sus misioneros desarrollan en territorio venezolano. Pero no solo es cuestión de costos y formas de pago binacional, la calidad de “Barrio Adentro” ha mermado; y tenemos derecho a conocer qué pasa ahí, y a exponer la obligación de introducir las enmiendas que garanticen una eficaz prestación de salud al pueblo venezolano. La próxima Asamblea Nacional debe examinar con lupa todo cuanto acontece en la MBA.
·        500.000 DÓLARES recibió el 10 de agosto de 2008, el entonces “Managing Director” de la Refinería Isla Curacao B. V., Pedro Jiménez Yusti, por la firma de un contrato de suministro de esa filial de Pdvsa con la empresa Cobervenca N. V., cuyo propietario Vittorio De Stéfano, aspira le sea devuelto el dinero por supuesta no materialización del contrato. Pero, PJY no se da por enterado, a pesar de que el medio millón de dólares le fue transferido a la cuenta Girobank 902015 a nombre de Corporación Sol del Este. ¿Cuánto más cobraría por fuera, ese caballero?
·        LUIS DÁGER Y DALILA DÁGER son mencionados como presuntos responsables del expolio de millones de bolívares y dólares al fondo de los profesionales de la medicina del Centro Médico Docente La Trinidad. Alejandro Salazar, quien junto con otros de sus colegas decidió promover la denuncia penal, los señala como “bolichicos” que junto a directivos de dicho fondo, desviaron millonarios recursos para inversiones inmobiliarias en Panamá, que resultaron un fiasco.
·        BOLICHICOS DE LA ROBOLUCIÓN no ocultan su pasión por el hipismo, actividad en la que han invertido incuantificables sumas de dinero tanto en Venezuela como en Estados Unidos y República Dominicana, ligados además a las prácticas ecuestres de saltos y otras especialidades, todas muy costosas.
·        ARNÉ CHACÓN, meteórico bolichico de la robolución, desata su ludopatía desde un local en Las Mercedes, donde no oculta su abultada cartera. Andrade (Bandes), Salazar (Pdvsa) y Sánchez (La Previsora) son algunos de los apellidos que invadieron la hípica venezolana –por sí mismos y con testaferros- y se hicieron propietarios de caballos en Miami y otras ciudades de EEUU, con los dólares expoliados a la nación de mil maneras, amparados con descarada impunidad durante el largo mandato del fallecido presidente Hugo Chávez, cuando proliferaron todo tipo de mafias financieras.
·        EL  “TOÑECO”   DE  DOÑA   ELENA derrotó las maniobras que en su contra desplegó el gobernador Adán Chávez con sus abundantes recursos. Argenis Chávez ganó en las primarias del Psuv en Barinas, muy a pesar del abuso de poder y la intimidación desplegados por el dúo Chávez-Albarrán.
·        LA PRÓXIMA BATALLA CHÁVEZ vs CHÁVEZ será por la sucesión en la gobernación, donde Argenis ya ejerció el raro cargo de “Secretario de Estado”, durante parte de los ocho años del mandato de su padre Hugo de los Reyes Chávez, hoy retirado y enfermo.
·        CELEBRO EL DÍA DE NUESTRA INDEPENDENCIA proclamada por el Congreso de Venezuela el 5 de Julio de 1811, acto eminentemente civil, político, antiimperialista y anticolonial. Esa proclama formal es nuestra partida de nacimiento. No hay otra, ni habrá.
@manuelisidro21 – @manuelisidroXXI

Ex presidente del Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela 
* Licenciado en Comunicación Social – Universidad Central de Venezuela 
* Especialista en Ciencia Política – Universidad Simón Bolívar 
* Columnista del semanario LA RAZÓN  
* Asesor en análisis de entorno político y social 

Huir con infantil disimulo, haciendo el aguaje de que se va de frente, sería la fórmula de escapar dejando el pelero, según se deduciría de pifias de funcionarios de la República Bolivariana (RB), tras la serie de enredos que embotan sus cabezas. Esa arriesgada maniobra se probaría en medio de desesperos polìticos en otros lugares, donde recibiría el nombre de “Laurello” en homenaje a Martin Emmerling, nacido en Nuremberg (Alemania) en 1885, y quien andaba hacia delante mientras miraba hacia atrás. Éste había comenzado a demostrar su extraña habilidad en Europa, y en 1921 llegó a EEUU donde constituiría atracción del Coney Island.
Por Josué Fernández Alvarado
http://comunicadorcorporativo.blogspot.com/

El drama de los gobernantes de la “RB” entraría en complicaciones, en pleno desarrollo, con el ingreso en puertas a la lista repudiada internacionalmente de funcionarios de narco-estados, debido a la acumulación de denuncias originadas por el militar retirado Eladio Aponte, quien ya se sabía que serviría de valioso apoyo incondicional en el Tribunal Supremo de Justicia. Si tales imputaciones fueran menores, igualmente se les mencionaría como ejecutores de terrorismo judicial, y persecución inhumana de personas acusadas como enemigas del régimen, sin pruebas que lo demostraran. Dentro del país, no se pondrían en claro esos graves señalamientos contra jefes militares y dirigentes oficialistas, de acuerdo con la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, al anunciar que su despacho no abriría una investigación por considerar que las declaraciones del ex magistrado “no eran suficientes”.
Sin embargo, en menos de nada, la prensa traería a sus primeras páginas al gobernador de Portuguesa, Wilmar Castro, validando las declaraciones del ex magistrado al afirmar que “Este señor (Aponte Aponte) sabe cosas y puede decirlas”. Y la libreta de los periodistas se seguiría llenando allí, al escuchar de la misma fuente sus incitaciones al delito -al parecer carente de temores a expedientes de la Fiscalía General de la República-, llamando a “hacerle huelga a Henri Falcón (gobernador de Lara), hay que hacerle huelga a Pablo Pérez (Zulia), hay que hacerle huelga al malandro majunche de Miranda (Henrique Capriles), que no está gobernando”.
En una de esas de aclarar para oscurecer, Wilmar Castro antes había referido sus presunciones de “muertes selectivas” en los asesinatos de dos personajes de notoriedad en la “RB”, la de Jesús Aguilarte, ex gobernador de Apure, y la del general retirado Wilmer Moreno, quien fue cercano colaborador en inteligencia militar gubernamental. Pero, el calificado vocero causaría el mayor impacto público al revelar que el partido del gobierno se prepara para tres escenarios con miras a las elecciones del 7-0: “Con un (Hugo) Chávez debilitado, sin Chávez y la suspensión de los comicios”, debido al clima político”.
A partir de entonces, cabrían menos dudas aún sobre las conspiraciones de militares en Cuba para definir una eventual interrupción del “proceso” que sufre la “RB” con otro capítulo de “gorilas” acorde a la tradición de dictaduras latinoamericanas. Dilma Rousseff y Cristina Kirchner negarían su apoyo a esa aventura. En onda preocupante también andaría China, la cual “corre el riesgo de perder miles de millones de dólares si Venezuela se desestabiliza, y a largo plazo teme perder la actual relación preferencial que tiene con Caracas si el gobierno cambia y Venezuela comienza a mirar a otros lugares…” así lo contarían en documentos filtrados de WikiLeaks.

El juego se llama capitalismo


Primero fue China, rescatada del abismo a la que la había llevado el Gran Salto Adelante (sistema de comunas, comunismo) de Mao Zedong por Deng Xiao Ping, a partir de 1978. Siguió la Unión Soviética, colapsada por el fracaso del sistema comunista y su imposibilidad de competir con el capitalismo tecnológica y económicamente. Hoy es Cuba, que luego de hacer padecer miseria, hambre, muerte y enfermedades al pueblo durante 55 años bajo la bandera de la dignidad antiimperialista, acaba de pactar con el imperialismo capitalista, compelida por la inviabilidad del castrocomunismo que no conforme con haber destruido su propia economía, también ha arruinado la de su colonia venezolana, colocando en emergencia a la revolución cubana que hoy se arroja en los brazos de EEUU y la UE. Los gobiernos de Raúl Castro y Barack Obama anunciaron que el 20 de julio de 2015 abrirán sus embajadas en los dos países.
La historia demuestra más allá de toda duda que Karl Marx omitió en su teoría -jamás verificada por la realidad- que el último estadio del Materialismo Histórico es la vuelta al capitalismo, luego del fracaso del comunismo. China, Rusia y ahora Cuba, son la prueba viviente de que el autor de El Capital nunca estuvo ni remotamente cerca de acertar en sus predicciones. Todas, absolutamente todas las experiencias comunistas de la humanidad han terminado en capitalismo.
El chavismo pretendió haber “inventado la rueda” iniciando un nuevo experimento comunista que no tenía por qué ser distinto a los anteriores, máxime, tomando en cuenta la incapacidad y corrupción características de esta pseudoideología constituida por la monserga de pensamientos que albergaba la perturbada y limitada mente del hipernarcisista sociópata Hugo Chávez. Como era previsible desde su gestación, fracasó y hundió a Venezuela en la peor crisis económica, política y social de su historia. En dos palabras, la llamada revolución bolivariana –que seguramente se llama así por el desmedido gusto de los patriotas revolucionarios socialistas por los bolívares del Erario Público- destruyó al que debía ser en este momento el país más rico de Latinoamérica, y quizás del mundo, a la manera de Dubai; desperdiciando así lo que puede ser su última oportunidad de salir del subdesarrollo.
Las destructivas políticas económicas de Chávez y su equipo, bajo la tutela de los hermanos Castro, acabaron con todo el aparato productivo del país, desde la agricultura hasta la industria. Nada se salvó. Ni siquiera PDVSA.
Pero quizás lo más grave fue que durante el período de más altos precios petroleros que ha conocido la civilización, y de mayores ingresos para Venezuela desde el Descubrimiento de América, el chavismo dilapidó en regalos, gastos, financiamiento de la imagen de su líder mesiánico, consumo, ilusión de eliminación de la pobreza con dádivas y transferencias, y muy especialmente, en saqueo de la Cosa Pública, casi $3 billones ($3.000.000.000.000). Y más grave aún, contrajo para el país una deuda externa cuya magnitud real es desconocida, pero que en base a lo que se conoce, garantiza a varias generaciones de venezolanos miseria y esclavitud. Casi toda esa deuda ha sido contraída con China, con quién pactó una alianza (así llaman ahora a la entrega), por recomendación de Cuba.
La gravedad de la situación política, social y económica de Venezuela, creada por el chavismo, pone en peligro la soberanía nacional como jamás lo había estado antes. Ya desde 2001 se preveía que las políticas de confrontación con EEUU y el mundo capitalista, de alianza con los regímenes más forajidos del planeta y el terrorismo islamista, podrían revertirse y el discurso de supuesta liberación de las opresoras cadenas del imperialismo, finalmente condujera a sucumbir ante este último y aun, a perder territorio en el proceso, o por lo menos, al fraccionamiento del mismo. En aquella época e incluso, muchos años después, muchos veían descabelladas estas ideas. Hoy, esa tragedia se plantea como una posibilidad, más todavía si son ciertas los señalamientos de narcoterrorismo en gran escala contra la dirigencia política y militar.
El conflicto del Esequibo ha puesto de manifiesto este peligro. Este ha evidenciado que EEUU, China, Guyana (a quién Cuba siempre ha apoyado en contra de Venezuela como política de Estado) se asociaron para la explotación petrolera de la zona que le fue arrebatada a Venezuela hace 136 años por Inglaterra con la colaboración de EEUU. Esto no debería sorprender, ya que China y EEUU son los principales socios del capitalismo mundial, y la primera es aliada tradicional de Cuba. China se gana $350.000 millones de cerca de $900.000 millones en ventas de bienes y servicios a EEUU, y financia su economía con créditos por el orden de los $800.000 millones. Es decir, China vive de sus ventas de bienes y servicios al mercado estadounidense y financia su economía para generar la demanda requerida para las mismas. Sin EEUU China se hunde. Sin China, la economía norteamericana se paraliza.
Es paradójico que cuando los pioneros del comunismo huyen de él, sus tutelados chavistas están descubriendo el comunismo. Mientras Cuba se integra al capitalismo imperialista y China se consolida como gran potencia capitalista (para no nombrar a Rusia, que goza del capitalismo en su expresión más salvaje y corrupta), la dictadura Cabello-Maduro pretende profundizar este probadamente fracasado, hambreador y genocida sistema.
En el supuesto negado de que el chavismo se consolidara, el pueblo venezolano quedaría convertido en mendigo. Venezuela se transformaría en una gran carga para el capitalismo mundial, de tan formidables dimensiones que no podría financiarse con todo su petróleo y otros recursos naturales. Ni China ni EEUU ni mucho menos la UE están en capacidad de invertir infinitamente en ese saco roto conocido como chavismo (periódicamente se escucha el anuncio de un nuevo préstamo de $5.000 millones exclusivamente para financiar gasto). Con ningún activo dado en garantía sería posible ni apetecible. Sencillamente, la revolución bolivariana es insostenible para el sistema capitalista mundial, que es la única y verdadera economía mundial. El sistema económico de la civilización es uno solo, es un solo organismo vivo del cual todos los seres humanos formamos parte. Y ese sistema es capitalista. Se llama capitalismo. Esto es justamente lo que comprendieron los chinos, los rusos y ahora los cubanos.
El capitalismo no prospera ni sobrevive con pueblos mendicantes, sino en base a mercados. Necesita, se nutre de mercados sanos con demanda sostenida y saludable de bienes y servicios, y además, productivos, de manera que el intercambio económico siempre fluya propulsando crecimiento y bienestar. Por reducción al absurdo, un planeta de venezuelas convertidas en cargas por el comunismo, sería el fin del sistema económico mundial y de la humanidad.
En consecuencia, la única opción posible para el capitalismo mundial –en el desarrollo del cual hasta China ha apostado su resto- es una Venezuela curada de la enfermedad comunista chavista integrada al sistema económico internacional como mercado que consume y produce, aportando así al crecimiento económico de los dueños del mundo. Ese es el nombre del juego: Capitalismo.
No sabemos cuál será el desenlace final desde el punto de vista de la geopolítica internacional. No sabemos exactamente qué está negociando Cuba con las grandes potencias, en especial, China y EEUU. Es una incógnita si se está considerando el plan de desmembramiento del territorio como descrito recientemente Heinz Dietrich. No sabemos si el Zulia y Guayana serán separados y el territorio nacional repartido entre las potencias con intereses en el país, gracias a la catástrofe provocada por los patriotas humanistas bolivarianos que ofrecían salvar la patria y la humanidad. Lo que sí sabemos con absoluta certeza es que vienen tiempos de cambio y recuperación económica. Es inevitable que lo que quede de Venezuela –conjunta o separadamente- sea objeto de un Plan Marshall para su reconstrucción, al modo en que se hizo con la Europa de la postguerra que, por cierto, estaba en mucho peor condición que la expoliada y mortalmente herida Venezuela.
La única posibilidad es la recuperación.
Leonardo Silva Beauregard
@LeoSilvaBe

La guerra online contra las atrocidades del Estado Islámico es tan dura como en Siria e Irak

El Estado Islámico recurre activamente a la tecnología moderna para difundir la ideología extremista, reclutando a nuevos seguidores por medio de las redes sociales. Sin embargo, ahora un grupo de experimentados ‘hackers’ los está enfrentando. Uno de ellos ha revelado en exclusiva a RT que la organización ha bloqueado el acceso a cientos de sitios y miles de cuentas de los yihadistas.
El colectivo de ‘hackers’, conocido como Ghost Security o GhostSec, ha combinado sus fuerzas con otros dos grupos, CtrlSec y el famoso Anonymous, para frenar la ola de extremismo en línea.
“Nuestra misión es eliminar la presencia en línea de los grupos extremistas islámicos como el Estado Islámico […] en un esfuerzo por obstaculizar su reclutamiento y limitar su capacidad de organizar los esfuerzos terroristas internacionales”, reza su página oficial.
RT habló con una persona apodada  Mikro, quien representa a GhostSec y CtrlSec. “Hemos bloqueado el acceso a más de 100 páginas web y más de 55.000 cuentas de Twitter“, reveló en referencia al Estado Islámico. “Estamos literalmente acechando” esas cuentas, según destacó.
“Anteriormente, habíamos interrumpido la red de reclutadores en Turquía, los que transportaban simpatizantes del EI a Siria. Algunos fueron arrestados, otros fueron asesinados en enfrentamientos”, continuó. “Estamos recibiendo informes de todas partes de que estamos ayudando mucho, así que creo que hemos hecho más de lo que realmente somos conscientes”.
Ver lo que están haciendo es psicológicamente devastador, pero alguien tiene que oponerse a ellos
Mikro añadió que las discusiones en línea entre los miembros del grupo yihadista a menudo incluyen instrucciones para fabricar bombas, y que los altos cargos en la organización muchas veces tienen que ver con la cantidad de dinero que poseen.
El grupo también estableció una opción en línea en su página para que cualquiera pueda prestar información útil en su campaña anti-EI. En su labor, los ‘hackers’ tienen que ver gran cantidad de imágenes con atrocidades y violencia de los yihadistas. “Ver lo que están haciendo es psicológicamente devastador, pero alguien tiene que oponerse a ellos”, concluye.
http://actualidad.rt.com/actualidad/179242-oponerse-hackers-estado-islamico

Huir con infantil disimulo, haciendo el aguaje de que se va de frente, sería la fórmula de escapar dejando el pelero, según se deduciría de pifias de funcionarios de la República Bolivariana (RB), tras la serie de enredos que embotan sus cabezas. Esa arriesgada maniobra se probaría en medio de desesperos polìticos en otros lugares, donde recibiría el nombre de “Laurello” en homenaje a Martin Emmerling, nacido en Nuremberg (Alemania) en 1885, y quien andaba hacia delante mientras miraba hacia atrás. Éste había comenzado a demostrar su extraña habilidad en Europa, y en 1921 llegó a EEUU donde constituiría atracción del Coney Island.
Por Josué Fernández Alvarado
http://comunicadorcorporativo.blogspot.com/

El drama de los gobernantes de la “RB” entraría en complicaciones, en pleno desarrollo, con el ingreso en puertas a la lista repudiada internacionalmente de funcionarios de narco-estados, debido a la acumulación de denuncias originadas por el militar retirado Eladio Aponte, quien ya se sabía que serviría de valioso apoyo incondicional en el Tribunal Supremo de Justicia. Si tales imputaciones fueran menores, igualmente se les mencionaría como ejecutores de terrorismo judicial, y persecución inhumana de personas acusadas como enemigas del régimen, sin pruebas que lo demostraran. Dentro del país, no se pondrían en claro esos graves señalamientos contra jefes militares y dirigentes oficialistas, de acuerdo con la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, al anunciar que su despacho no abriría una investigación por considerar que las declaraciones del ex magistrado “no eran suficientes”.
Sin embargo, en menos de nada, la prensa traería a sus primeras páginas al gobernador de Portuguesa, Wilmar Castro, validando las declaraciones del ex magistrado al afirmar que “Este señor (Aponte Aponte) sabe cosas y puede decirlas”. Y la libreta de los periodistas se seguiría llenando allí, al escuchar de la misma fuente sus incitaciones al delito -al parecer carente de temores a expedientes de la Fiscalía General de la República-, llamando a “hacerle huelga a Henri Falcón (gobernador de Lara), hay que hacerle huelga a Pablo Pérez (Zulia), hay que hacerle huelga al malandro majunche de Miranda (Henrique Capriles), que no está gobernando”.
En una de esas de aclarar para oscurecer, Wilmar Castro antes había referido sus presunciones de “muertes selectivas” en los asesinatos de dos personajes de notoriedad en la “RB”, la de Jesús Aguilarte, ex gobernador de Apure, y la del general retirado Wilmer Moreno, quien fue cercano colaborador en inteligencia militar gubernamental. Pero, el calificado vocero causaría el mayor impacto público al revelar que el partido del gobierno se prepara para tres escenarios con miras a las elecciones del 7-0: “Con un (Hugo) Chávez debilitado, sin Chávez y la suspensión de los comicios”, debido al clima político”.
A partir de entonces, cabrían menos dudas aún sobre las conspiraciones de militares en Cuba para definir una eventual interrupción del “proceso” que sufre la “RB” con otro capítulo de “gorilas” acorde a la tradición de dictaduras latinoamericanas. Dilma Rousseff y Cristina Kirchner negarían su apoyo a esa aventura. En onda preocupante también andaría China, la cual “corre el riesgo de perder miles de millones de dólares si Venezuela se desestabiliza, y a largo plazo teme perder la actual relación preferencial que tiene con Caracas si el gobierno cambia y Venezuela comienza a mirar a otros lugares…” así lo contarían en documentos filtrados de WikiLeaks.

Sobre educación y otros asuntos

Ryūichi Sakamoto

Ryūichi Sakamoto

Se dedicó a tema educativo la emisión #151 de Dr. Político en RCR. La participación de los oyentes introdujo asuntos de otra índole, especialmente electorales. Rain es una pieza de la música de El Último Emperador, importante película de Bernardo Bertolucci, y su compositor es Ryūichi Sakamoto, quien logró imprimirle un carácter barroco por su textura contrapuntísitica. Al inicio del último segmento del programa, se escuchó unos pocos compases de una sección de Los preludios, uno de los varios poemas sinfónicos de Franz Liszt. Acá abajo, el archivo de audio de esta transmisión:

 

LEA

______________________________________

 

Venezuela y USA: dos corazones

                                             
A los 17 años fui aventado de Venezuela por la dictadura perezjimenista para los Estados Unidos. Llegué directo, de Los Teques a Nueva York, en la mitad del invierno, sin abrigo. Me inscribí en Queens College donde estudié Inglés por 15 semanas, después de lo cual abordé un autobús de la Greyhound para ir a Tulsa, Oklahoma, a estudiar geología en la Universidad de Tulsa. Allí, en esa bella ciudad, permanecí por cuatro años. A los 20 años regresé a Venezuela graduado de geólogo y, gracias a la cordialidad y generosidad de la gente de Tulsa,  investido con una nueva persona menos tímida, más sociable que la que salió de Los Teques.
Años después de esa experiencia regresé a USA por un año, para trabajar en Oklahoma y Luisiana con Phillips Petroleum. En los años 80, cuando tuve que salir de la industria petrolera venezolana,  me fui a Harvard como Fellow (Investigador)  por dos años y, luego, fui empleado por el Banco Interamericano en Washington, donde permanecí siete años. Regresé a Venezuela en 1989 y, 14 años después, me tocó salir de nuevo a USA, donde he vivido por los últimos 12 años. En total, he vivido en USA durante unos 26 años, casi la tercera parte de mi vida.
Inevitablemente, soy una mezcla de Venezolano y Estadounidense en mis gustos y costumbres.  Amo a Venezuela y amo a los Estados Unidos. Nunca he sentido la urgencia de elegir entre ellos sino que, al contrario, siento que he tenido la suerte de combinar lo que más me agrada de ambos países para llevar una vida que considero más feliz. Vivo en Español y en Inglés y he adquirido una mezcla cultural  que ha expandido mi mundo. Ahora sé que Venezuela no es única ni la más chévere sino el país donde nací, crecí y fui feliz y por eso la amo. De Venezuela conservo intacto el sentido del humor que me permite despojarme del sentimiento trágico de la vida. Mis pupilas aún están llenas de las puestas de sol de Juan Griego y de las tardes de neblina de Santo Domingo, en los Andes. De los Estados Unidos he podido adquirir el apego al orden y la disciplina social que impera en este país y que hace la vida cotidiana tan predecible. Me paro en la parada del bus y llega. Voy al banco y deposito o retiro sin problemas.  Pago mis cuentas por correo y no se pierden los cheques. He llegado a amar esta vida apacible. 
Oigo un vals de Lauro o de Luis Laguna o la Cantata Criolla de Antonio Estévez o una fuga de Aldemaro Romero y me conmuevo hasta las lágrimas. Escucho la Fanfarria para un Hombre Común de Aarón Copland o el Concierto en F de George Gershwin y se me eriza el pelo. Voy al béisbol en USA y aplaudo a Cabrera y a Félix Hernández, junto a Stanton, Scherzer o David Price. Tengo un pie  sentimental en Carabobo y otro pie en Virginia.
 Por eso considero que es natural y apropiado que los días de la independencia de USA y de Venezuela estén ligados, el 4 y el 5 de Julio de cada año. El 4 celebro la independencia de USA con una parrilla y fuegos artificiales. El 5 celebro la independencia de Venezuela con un desayuno criollo de arepas y carne mechada y ruego porque Venezuela recupere su democracia y su libertad, ojalá que ayudada por USA.
Hace dos años obtuve la ciudadanía estadounidense sin abandonar mi ciudadanía venezolana. Era lo menos que podía hacer para pagar tanta bondad recibida en estas tierras benditas. A los 82 años ya no espero regresar a Venezuela, ya que solo lo haría si a mi país de nacimiento regresara la libertad y la democracia, pero no es necesario estar allá para amarla y para contribuir a su recuperación. 

 No ha sido necesario partir mi corazón en dos. Aunque mi cardiólogo no se ha dado cuenta, ahora tengo dos corazones. 

LO QUE LE ESPERA A VENEZUELA

El llanto de un jubilado representa la crisis en Grecia

La desesperación de un hombre que no pudo retirar su pensión en la puerta del banco ofrece un testimonio crudo de la angustia que vive un país en el abismo.

El hombre estaba destrozado. Un policía y un transeúnte intentaban consolarlo, pero no había caso.

Tras una larga cola en un banco de Thessaloniki, en el norte del país, le dijeron que esa semana sólo podría retirar 120 euros de la pensión que le corresponde. A pesar de haber aportado durante toda su vida, por el momento tendrá que acostumbrarse a sobrevivir con las migajas que el gobierno de Alexis Tsipras deja sacar a sus ciudadanos, para evitar el colapso de su sistema bancario.

El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) declaró oficialmente el viernes a Grecia en situación de impago, tras no haber hecho frente a un vencimiento de 1.600 millones de euros ante el FMI, aunque sin consecuencia financiera inmediata.

Esa ausencia de pago, el martes pasado, “constituye un ‘default’ de parte de Grecia, según los términos del acuerdo financiero entre Grecia y el FEEF”, indica la institución en un comunicado.

No obstante, el FEEF precisa que se reserva el derecho de actuar ulteriormente, pero “sin reclamar reembolso inmediato” a Atenas, ni renunciar a sus créditos.

Los analistas anticipaban esta opción, a la espera del referendo del domingo en Grecia sobre las propuestas de los acreedores del país (Banco Central Europeo, Unión Europea y Fondo Monetario Internacional).

“Grecia es el mayor deudor del FEEF. Este default es motivo de profunda preocupación. Incumple el compromiso de Grecia de hacer frente a sus obligaciones internacionales con sus acreedores, y abre la puerta a severas consecuencias para la economía griega y los griegos”, lamentó el presidente del FEEF, Klaus Regling, citado en un comunicado.

En la práctica, el FEEF, que es el acreedor más importante de Grecia con préstamos que suman 144.600 millones de euros, optó por esperar. “El Consejo de gobernadores optó por “reservarse los derechos sobre los préstamos del FEEF a Grecia”, añade el comunicado.

“El FEEF coordinará de cerca futuras acciones con los miembros de la zona euro, la Comisión Europea y el FMI”, añade.

Grecia recibió dos rescates financieros que se tradujeron en préstamos de sus socios y de instituciones públicas por un monto de 240.000 millones de euros.

Infobae

Maduro dejó plantado al senador Bob Corker

Nicolás Maduro no quiso recibir al senador norteamericano Bob Corker porque se filtró la información del encuentro a pesar de que la visitar de legislador marcaba un gran logro del equipo encargado de gestar un acercamiento con Estados Unidos.

Fuentes informaron al Nuevo Herald que Maduro hizo esperar a Corker por varias horas y al final no lo recibió pese a que la reunión había sido programada con varios días de anticipación.

El desplante es visto por observadores como un gran error por parte de Maduro, en momentos en que su gobierno intenta mejorar las espinosas relaciones con Washington. Después del secretario de Estado, John Kerry, Corker es uno de los funcionarios con más influencia dentro de la política exterior de Estados Unidos.

“Desaprovechó una enorme oportunidad”, dijo desde Washington Antonio De La Cruz, director ejecutivo de la firma de asesores Inter American Trends. “Era un gran puente, para un acercamiento con Estados Unidos, que le habían tendido. Y terminó echándolo a la basura”.

Corker -quien sí se reunió con el cuestionado presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y la diputada opositora María Corina Machado- terminó emitiendo a su regreso comentarios muy críticos sobre la situación en el país sudamericano.

“Venezuela es un país con un gran potencial desaprovechado y abundantes recursos. No obstante, es muy triste ver que el errado sistema político y las erradas políticas económicas del país han colocado a Venezuela en un camino tan destructivo”, dijo Corker en un correo electrónico.

El senador, muy respetado en el Congreso como una voz moderada y muy objetiva, enfatizó la gran necesidad de que los diferentes actores en Venezuela consigan una formula en común que permita adoptar “el libre mercado y una política fiscal disciplinada, respetar los derechos humanos y el estado de derecho, [la realización] de elecciones justas y el combate de las vasta corrupción del país”.

De lo contrario, “Venezuela se dirige hacia tiempos muy difíciles que conducirán hacia un sufrimiento aún mayor de su pueblo, que se merece una suerte mucho mejor”, señaló.

El Nuevo Herald/ Antonio María Delgado

EEUU reconoce a Diosdado Cabello como eje de poder político en Venezuela

La influencia de Diosdado Cabello se extiende más allá del Parlamento y del PSUV. Su innegable ascendencia en las Fuerzas Armadas sirve de soporte a su sólido tinglado de poder político. Los altos funcionarios del Estado no dan un paso sin consultarle previamente. La lista de ascensos, enviada por el Ministerio de la Defensa, viene con su aprobación. Estados Unidos lo reconoce como eje del poder político en Venezuela.

Por Humberto González Briceño

Es hoy el hombre más poderoso de Venezuela. Las decisiones más importantes del país pasan por sus manos.

Su innegable influencia en las Fuerzas Armadas refuerza su sofisticado tinglado de poder político.Su innegable influencia en las Fuerzas Armadas refuerza su sofisticado tinglado de poder político.

Nadie duda en Venezuela del inmenso poder político que tiene Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional. Su influencia se extiende más allá del parlamento. Ministros, rectoras del CNE, magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, la Fiscal General de la Republica, el Defensor del Pueblo y muchos otros altos funcionarios no dan un paso sin previamente consultar con Cabello.

El sofisticado tinglado de poder político que soporta a Diosdado Cabello se refuerza con su innegable influencia en las Fuerzas Armadas. Justamente esta semana fueron ascendidos a rangos superiores más de 4 mil oficiales. El presidente Nicolás Maduro sólo firmó los ascensos. ¿A cuantos conocía? Probablemente a ninguno. La lista le fue enviada por el Ministerio de la Defensa, seguramente previa aprobación de Diosdado Cabello.

Misión con doble propósito

La influencia de Cabello en el alto gobierno es inocultable. El 15 de Marzo de 2015 en el epicentro de la crisis con los EEUU Nicolás Maduro lo designa Presidente de una comisión de alto nivel para tratar las relaciones bilaterales con ese país. Ya Cabello había sido públicamente señalado de ser parte de una investigación en los EEUU por narcotráfico en reportaje publicado en El Nuevo Herald en enero de este año.

Esta designación es importante ya que confirma la existencia de dos dinámicas distintas, pero complementarias. Por una parte el interés del gobierno en reparar las relaciones con los Estados Unidos y por la otra el interés de Diosdado Cabello en detener la onda expansiva de los graves señalamientos en su contra. A pesar de la relevancia de esta misión sólo se tuvo noticias de sus resultados meses después al conocerse la reunión de Diosdado Cabello con el Consejero de los Estados Unidos, Thomas Shannon, en Haití.

En las semanas siguientes, mientras el caso Cabello copaba la atención de los medios, el gobierno venezolano seguía trabajando tras bastidores con los Estados Unidos para negociar una tregua que le permitiese bajar las tensiones y llegar a las elecciones parlamentarias. Estos esfuerzos comenzaron inmediatamente luego del decreto emitido por los EEUU sancionando a 7 altos funcionarios venezolanos. Las reiteradas declaraciones públicas invocando un dialogo “con respeto” fueron parte de otras acciones tales como las dos visitas del Consejero Thomas Shannon a Venezuela por invitación del propio gobierno.

Sobre estas dos dinámicas se monta la reunión de Venezuela con los Estados Unidos en Haití.

Cabello es el encargado de las conversaciones oficiales entre Estados Unidos y la “revolución bolivariana”. Sonriente, en Haití, junto a Thomas Shannon, el presidente de Haití, Michel Martelly y la canciller Delcy Eloína Rodríguez Gómez.Cabello es el encargado de las conversaciones oficiales entre Estados Unidos y la “revolución bolivariana”. Sonriente, en Haití, junto a Thomas Shannon, el presidente de Haití, Michel Martelly y la canciller Delcy Eloína Rodríguez Gómez.

¿A quien representaba Cabello en Haití?

Voceros de los gobiernos de Venezuela y los Estados Unidos han confirmado que el objetivo de ese encuentro era trabajar en la distensión entre ambos países. Eso era algo que muy bien habría podido lograr una reunión del Consejero Thomas Shannon con la canciller Delcy Rodríguez. Ambos funcionarios de similar rango tenían la autoridad de sus países para llevar adelante ese tipo de conversaciones.

Las investigaciones contra Cabello son valoradas por EEUU, no solo en un contexto jurídico, sino geopolítico

La participación en esa reunión del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela era como sentar en la misma mesa a negociar un acuerdo en representación de sus respectivos países a Joe Biden y Maximilien Arvelaiz. Pero en este caso ya a Cabello el gobierno le había dado el toque de legitimidad con su designación como encargado de las conversaciones bilaterales con los Estados Unidos el 15 de Marzo pasado.

Venezuela estuvo suficientemente representada en esa reunión por la canciller Delcy Rodríguez. La presencia de Cabello habría sido redundante salvo que se tratara de representar solo sus propios intereses.

¿Que significa el reconocimiento de los EEUU al poder de Diosdado Cabello?

Mas allá de los importantes acuerdos logrados por ambos países en Haití para reparar sus relaciones bilaterales está el reconocimiento de los Estados Unidos al poder político de Diosdado Cabello en Venezuela.

Así lo confirmó en su reportaje la periodista Lesley Wroughton divulgado por Reuters el 1 de julio y publicado por La Razón el mismo día. Wroughton cita a una fuente del gobierno de los Estados Unidos que explica como ellos tuvieron que conectar de alguna manera a los dos centros de poder político en Venezuela –Diosdado Cabello y Nicolás Maduro- para concretar un avance en las negociaciones bilaterales.

WASHINGTON no se equivocó al aceptar a Cabello como interlocutor por parte del gobierno venezolano

Que los Estados Unidos reconozca el poder de Cabello en Venezuela no implica que se cancelen las investigaciones por narcotráfico en su contra. Pero en buena medida abre las posibilidades que una decisión en ese sentido sea valorada no solo en un contexto jurídico sino geopolítico.

Cabello ejecuta con diligencia la agenda de Haití

En Haití Estados Unidos presentó su pliego de condiciones a unos representantes venezolanos afanados en remendar relaciones y lograr una tregua: Fecha cierta de las elecciones, observación internacional creíble, liberación de los presos políticos y garantías para la vida de Leopoldo López. Este ultimo punto considerado como definitivo ya que de morir López no habría ningún tipo de negociación, según el funcionario del gobierno americano citado por Wroughton.

Estados Unidos no se equivocó al aceptar a Cabello como interlocutor por parte del gobierno venezolano. En los días siguientes a la reunión de Haití el CNE en forma expedita procedió a convocar las elecciones parlamentaras que hasta ese momento estaban en un limbo.

Luego siguieron las liberaciones de presos políticos a cuenta gotas. Inclusive el tribunal Supremo de Justicia decidió que el Juzgado Vigésimo Octavo de Primera Instancia en Funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas tenía facultades para resolver si Leopoldo López era juzgado en libertad. En otras palabras el juez competente podría decidir en los próximos días otorgarle casa por cárcel a López tal como se ha venido comentando últimamente en las redes sociales. Todo lo cual seria presentado como evidencia de cumplimiento con lo acordado en Haití.

Cabello ha demostrado pericia en el manejo de los factores de poder, con cálculo y sentido de la oportunidad

Una vez que Diosdado Cabello mueve los hilos del poder los cambios comienzan a ocurrir. Aun esta por resolverse lo relativo a la observación internacional sobre lo cual Estados Unidos y otros países siguen insistiendo. El CNE solo ha invitado a la UNASUR como acompañante del proceso electoral, ni siquiera como observadora. Diosdado aun no ha dado la seña.

Diplomacia del silencio ¿o del pragmatismo?

Los meses de negociaciones entre bastidores entre los Estados Unidos y Venezuela han sido calificados por la periodista Lesley Wroughton como la diplomacia del silencio por la calculada discreción que ambos gobierno han mantenido al respecto. A juzgar por lo que cada gobierno ha puesto de lado para lograr este acercamiento mas pareciera una diplomacia del pragmatismo inspirada en la más absoluta necesidad practica de diferir la confrontación hasta que pasen las elecciones. Después se vera.


Lo tiene casi todo

Diosdado Cabello ha demostrado una gran pericia en el manejo maquiavélico de los factores de poder, con cálculo y sentido de la oportunidad. Además ha tenido la habilidad de cambiar de posiciones como cambiar de camisa: Del discurso antiimperialista muta al tono amable y conciliador con los Estados Unidos. El año pasado denigró de los Estados Unidos por que le negaron la visa. Esta semana acaba de decir que esta en condiciones de viajar a cualquier país (incluido los EEUU).

Diosdado Cabello es hoy el hombre más poderoso de Venezuela. Las decisiones más importantes del país pasan por sus manos. Estados Unidos lo sabe y acaba de reconocerlo hasta con foto. Cuando se hable de la transición el estará allí. Cuando el cogollo del PSUV decida quien será el candidato presidencial el dirá quienes van a esa reunión. Rodeado de esas certezas Diosdado Cabello habla con desenfado en su programa de TV. Porque lo tiene todo. O casi todo. Sólo le falta ser Presidente. Y se mueve como pez en el agua para lograrlo. De una forma o de otra.


 @humbertotweets

La capitulación

Antonio Sánchez GarcíaEstamos solos. Siempre lo estuvimos. Aquellos a quienes auxiliamos en nuestro inmediato pasado con desbordante generosidad cuando estuvieron solos, hoy nos vuelven la espalda. Antes que latinoamericanos, hispanoamericanos, bolivarianos, latinos o como quiera llamárseles, son marxistas, seguidores de un señor nacido en Treveris, Alemania, y de un cubano tiránico y brutal llamado Fidel, hijo del gallego Ángel Castro. Como diría Hamlet: the rest is silence.

 

Antonio Sánchez García @sangarccs

 

A Carlos Alberto Montaner

 

            Confieso haber creído, inicialmente,  en la tesis de la capitulación. El antiimperialista, cuyos últimos vestigios aún se ocultan en mis venas, se negó a aceptar un giro tan descomunal en la política internacional de Cuba, la irredenta. ¿Un Castro, hermano del más implacable, tozudo y feroz enemigo jurado de los Estados Unidos, como Fidel, que jamás le perdonó a Kruschev haberle impedido presionar el botón que dispararía un misil con una bomba nuclear a territorio estadounidense para iniciar la más devastadora guerra atómica de la historia, prestándose a reiniciar las relaciones suspendidas desde hace más de medio siglo con los Estados Unidos? ¿Sin pedir nada a cambio? ¿Fidel capitulando, a los 90 años y 56 de tiranía absoluta?

 

            Poco a poco fui acercándome a la visión crítica e irreductible de mi admirado y respetable amigo Carlos Alberto Montaner. Detrás de la jugada del acercamiento se ocultaba una maniobra de alto ajedrez estratégico, muy propio de Fidel, el maquiavélico, de verse súbitamente reducido en sus iracundias homéricas a un tortuoso, infatigable y realista conductor político, aparentemente mediocre y desangelado: Raúl Castro. El servicial, beodo y ambiguo portamaletas del hermano genial. He terminado por convencerme de que, como el personaje de Stevenson, los dos Castro son una y la misma persona: Mister Jeckill y Mister Hyde, Fidel y Raúl, las dos caras de una misma moneda. Las máscaras de la tiranía.

 

            Los hechos, como en la novela de Edgar Allan Poe, están sobre la mesa. Las amenazas de que la DEA procediera contra el gobierno forajido y narcoterrorista de Nicolás Maduro, repitiera el Noriegazo, encarcelara a Nicolás Maduro, a Diosdado Cabello y a Tarek El Aissami, congelando las relaciones y encarcelando sucesivamente a todo el personal comprometido con el colosal saqueo al erario venezolano – miles de millones de dólares en un asalto inédito a los bienes de un Estado en la historia universal – , para así cortar el cordón umbilical de la satrapía y arrebatarle su última base de resistencia estratégica debe haber encendido todas las alarmas de la nomenclatura cubana. ¿Perder PDVSA y ese territorio geoestratégico vital para enfrentar, desde su cara norte, a la potencia imperialista, volviendo a la más pesadillesca de las situaciones? ¿Vivir, a estas alturas, otro período especial?

 

            Recientemente, la hija de un intelectual norteamericano que odia a Norteamérica – caso sólo posible en una democracia ejemplar, pues además de odiar a su patria ésta lo provee de todos los medios de comunicación que odia mortalmente y le abre sus universidades para propagandear ese odio y sumar aliados al odio y proveer de argumentos a los enemigos, sin que nadie se irrite o lo importune  – y que siguiendo su senda se ha especializado en el caso cubano, resaltaba la proeza del gobierno cubano, pues la última vez que visitara Cuba se había encontrado con que en los platos de los oprimidos cubanos había muchísimo más comida que hace veinte años.

 

La Srta. Chomsky, pues de ella se trata, le dio diez vueltas al gato para explicárselo, pasando por alto un dato que le viene de perillas a la estrategia de Castro, el menor y a la obnubilación de Obama, el nuevo mejor amigo de Raúl: esa comida que ahora sobra en los platos cubanos es precisamente la misma que hora falta en los platos venezolanos. Y esos dólares que ahora sobran en Cuba son los mismos que ahora faltan en Venezuela, convertida en satrapía de la tiranía cubana y cordón umbilical por el que maman de los últimos barriles que le quedan a la exangüe vaca petrolera venezolana, y cuya sobrevivencia depende que así sea: cinco mil millones de dólares anuales y cien mil barriles de petróleo diarios. O los que más sean, pues la crisis estrecha los márgenes de “generosidad del internacionalismo proletario” venezolano.

 

Imagino las carreras en el despacho presidencial cubano ante la sola posibilidad de que el Departamento de Estado, el Pentágono y la DEA respetaran su propia trayectoria, se respetaran a sí  mismos, velaran por sus propios intereses vitales y procedieran con el Pollo Carvajal, detenido en Curazao por órdenes de Interpol a solicitud de un juzgado de Florida que lo encausa por tráfico de drogas de alto calado en función de ser considerado el Kingspin del Cartel de los Soles, del mismo modo como procedieran con el panameño Noriega, un niño de pecho comparado con los narcogenerales venezolanos. Fue un pulso de horas: desde la intervención directa de Cristina Kirchner llamando a la reina de Holanda, la argentina Máxima Zorreguieta – por cierto, amiga del cardenal Bergoglio, mejor conocido como Papa Francisco, otro argentino y otra pieza clave del ajedrez castrista – con suficiente poder matrimonial como para bajarle los humos al gobernador de la colonia holandesa en el Caribe. Hasta mover todas las piezas de UNASUR, los gobiernos del Foro y la amenaza de un enfrentamiento contra toda la región, antinorteamericana por convicción, ideología, estulticia y doctrina. ¿Obama, el Departamento de Estado, la secretaria de Justicia y la DEA metidos en ese lío?

 

No ha sido Cuba la que ha capitulado. No han sido la OEA de Insulza y el Foro de Lula y de Dilma, los que han capitulado. No han sido los gobiernos de Argentina, en manos de los mafiosos montoneros descendientes de Perón, el caudillo, ni el de Chile en manos de la UP setentosa, los que han capitulado. Ha sido la democracia de la región, acéfala, extraviada, ultrajada y humillada bajo el consentimiento del Departamento de Estado y del Vaticano, amigos de la dictadura oprobiosa que humilla a los venezolanos.

 

Estamos solos. Siempre lo estuvimos. Aquellos a quienes auxiliamos con desbordante generosidad cuando estuvieron solos, nos han vuelto la espalda. Antes que latinoamericanos, bolivarianos o como quiera llamárseles, son marxistas, seguidores de un señor nacido en Treveris, Alemania, y de un cubano tiránico y brutal llamado Fidel, hijo del gallego llamado Ángel Castro. Como diría Hamlet: the rest is silence.

Los arruinados y su “alianza perfecta”

Gustavo Tovar Arroyo2“Para que la angustia y
la rabia se desvanezca…”

El abrazo de la angustia con la rabia

Angustia y rabia son dos palabras que se repiten permanentemente en nuestro quehacer cotidiano, laten -vociferando alaridos- en cada uno de nuestros respiros.

Rabia por el daño irremediable que le ha causado el chavismo a nuestra patria y que en ocasiones pareciera infranqueable. Angustia por el desdén y -si me permiten- desatino lunático con que cierto sector de la oposición reacciona al daño permanente que nos causa a diario esa manada de delincuentes.

Angustia y rabia se abrazan en el pecho de cada venezolano y se aprietan en nuestras gargantas para interrumpir nuestro aliento. Los venezolanos andamos de asfixia en asfixia.

¿Hasta cuándo?

El coro de las mezquindades

Venezuela está mal, como sociedad, como cultura, como nación está mal. Es probable que ni siquiera hayamos dimensionado cuán mal estamos.

Un frío paralizante recorrió nuestra entraña cuando escuchamos el coro de mezquindades que rebotaron por las redes sociales ante el insospechado éxito de la huelga de hambre que protagonizaron Leopoldo López y un grupo de valerosos jóvenes venezolanos.

Lo que a todas luces fue un esfuerzo memorable y triunfante que volcó la mirada crítica del mundo sobre el país y en contra del sanguinario madurismo; que impulsó las visitas humanitarias de los expresidentes Felipe González, Andrés Pastrana y Jorge Quiroga y de los senadores brasileños; que motivó el ríspido pronunciamiento del Alto Comisionado de los derechos humanos de la ONU y del Papa Francisco (entre otros); y que logró la tan ansiada fecha para las elecciones parlamentarias y la libertad de algunos de nuestros presos políticos (con la promesa de que vendrán más liberaciones); terminó siendo despreciado e insultado por un amplio -pero desquiciado- sector opositor: algunos miembros de la Mesa de la Unidad (MUD), periodistas (no olvidaré jamás la ruindad de una luchadora de sumo que podría ser objeto de estudio científico por “mastodonta”), intelectuales (cheerleaders de la mediocridad) y de algunos extravagantes de la “resistencia” (se llaman a sí mismos nietzscheanos pero no están más allá ni del bien ni del mal, están perdidos en su propio lunatismo).

¿Qué nos está pasando?

Los arruinados y su “alianza perfecta”

En este momento difícil en el que debemos hacer un esfuerzo formidable para conservar la unidad no quiero ser sarcástico, pero cómo no serlo: la angustia se nos atraganta.

Nuestra capacidad de asombro no descansa. Los inauditos hechos de nuestro acontecer político se sobrepasan unos a otros, y no concluyen. Nos abofetean y vilipendian, nos dejan sin aliento. Sin embargo seguimos, no hay opción: seguir pese a la falta de aire.

No tengo nada personal contra Henry Ramos Allup, créanme, no lo tengo. De hecho valoro positivamente su verbo radiante y lúcido (no su torpe escritura que rebasa lo barroco e invade la amalgama churrigueresca) porque en ocasiones ha desmembrado con brillantez el cinismo madurista. Lo ha desmembrado, es cierto, pero eso no es suficiente como para no criticarlo.

Mi crítica hacia él es política, si lo ofende me disculpo. Es un debate necesario. Intento evaluar con objetividad su tránsito como “flamante” líder de Acción Democrática, partido del que ha sido su Vesubio y que ha convertido en una Pompeya arrasada, en una reliquia de despojos y de penas: en nada. ¿AD ha crecido o mermado con él como su líder? ¿Hizo buen trabajo?

También -¿por qué no?- juzgó su protagonismo como dirigente político durante los últimos treinta años. ¿Ha mejorado Venezuela? ¿Qué logro organizativo, de lucha o reivindicación se le puede atribuir? ¿Cuál ha sido el efecto real de su dirigencia? (pregunta mía también para los proadecos)

Cuando nos señala que la MUD ha alcanzado la “alianza perfecta” electoral, de la cual, claro, él es su “flamante” líder, uno no puede dejar de pensar en las ruinas de estos años. No todas se pueden atribuir a él, sería injusto, pero sí algunas como la debacle de AD.

¿Por qué la alianza es “perfecta”? ¿No aprendemos? Qué cosa tan asfixiante es sentir vergüenza por nuestra propia perfección.

El paroxismo de la perfección: Primero Justicia

Si alguien es perfecto en la alianza electoral opositora es el partido Primero Justicia, por eso enrocan, rotan o trasladan a sus perfectos de un lugar a otro sin ningún estupor.

¿Qué dirá la dirigencia regional sobre el enroque y sus perfecciones? ¿Habrá crítica interna? ¿Se reconoce la labor de los partidarios que bregan día a día con dedicación y esmero en los barrios y comunidades?

Pareciera que no hay nadie -ni siquiera en sus propias filas- que pueda ser tan perfecto como algunos de ellos. Marquina, perfecto primero en Sucre, luego en Miranda, según el partido ahora lo será en Lara. Guanipa, perfecto en el Zulia, por arte de magia lo será en el Distrito Capital. Y el joven Requesens, perfecto en la UCV, irá a darle lecciones de perfección a los tachirenses.

Primero Justicia, que nació ejemplarmente como un partido crítico de las viejas prácticas cogolléricas de los partidos perfectos, ahora es su paroxismo.

¿Estamos mal o son cosas mías?

¿Y los imperfectos?

En Venezuela, creo, los imperfectos son mayoría. Todos los días luchan, critican, protestan, hacen huelgas de hambre y votan porque entienden que contra una dictadura cada desafío hay que librarlo.

Los imperfectos tienen el mérito de que no sólo padecen la ruinosa realidad, se movilizan para transformarla, no esperan un hecho electoral para hacerlo. Saben, por ejemplo, que las condiciones electorales no son tan perfectas y saben que deben protestar para cambiarlas (no sólo lloriquear como los nietzscheanos ni rendirse como los perfectos).

Hay que luchar, sí, pero la alianza perfecta (los perfectos) lucha por ocupar puestos; los imperfectos, por reivindicar valores y principios democráticos.

Los perfectos necesitan el voto de los imperfectos para lograr sus fines: ocupar espacios; los imperfectos no necesitan de la alianza perfecta para alcanzar los suyos: la reivindicación de la democracia.

Son dos objetivos distintos: ocupar espacios y luchar para reivindicar la democracia, que si se unieran -sin mezquindad- lograrían “juntos” salvar a Venezuela de la ruina chavista. Sin unión no se logrará nada. Ojalá los perfectos y su soberbia lo entiendan. Ojalá los imperfectos resistan, no se cansen y sigan.

Para que el abrazo entre la angustia y la rabia se desvanezca, para recuperar el aire, todos tendremos que movilizarnos social y políticamente, es decir: votar y protestar unidos.

Se nos presenta una oportunidad única, dejemos la mezquindad y la soberbia, dejemos la crítica sarcástica (lo digo por mí), unámonos, luchemos juntos.

¿Quién comienza?

*Gustavo Tovar Arroyo, Abogado, escritor, poeta, educador y activista de los Derechos Humanos.

La democracia desencantada

Guy SormanAl igual que en economía, el consumidor se precipita sobre la novedad, en democracia son también lo inédito y la moda lo que atraen al cliente

Por Guy Sorman

 

El fracaso simultáneo, el 24 de mayo, de la mayoría en el poder en España y en Polonia, elecciones locales en España y presidenciales en Polonia, nos recuerda útilmente que la democracia no es equitativa. En los dos casos, los electores han castigado a partidos que poseían excelentes gestores: la economía polaca conducida por el Partido Plataforma Cívica, liberal moderado, es la que en Europa del Este se ha desarrollado lo más rápidamente posible, desmintiendo los pronósticos pesimistas sobre un país que ha salido del comunismo. En paralelo, el rigor del gobierno español – el rigor y no “la austeridad”, este eslogan izquierdista – ha restaurado el crecimiento y creado empleos a un ritmo como ningún otro país, golpeado por la crisis económica de 2008, haya alcanzado.

Los electores no están satisfechos, demostrando que las elecciones no son necesariamente determinadas por la economía. En los dos casos, recordamos que el pueblo por definición está insatisfecho, siempre decepcionado, que el vota contra algo, que el vota para, y cuando el vota, está más encantado por los discursos que por la realidad. Los hechos no constituyen más que un elemento de la escogencia electoral: el discurso es tan determinante como la realidad observable. En la hora de los medios que se dicen sociales y de la cultura contemporánea del narcisismo, el carisma de los líderes conmueve a los indecisos que son legiones: el líder sin experiencia jurunga los porvenires que exalta, mientras que el estadista veterano se ve reducido a defender sus resultados. Al igual que en economía, el consumidor se precipita sobre la novedad, en democracia son también lo inédito y la moda lo que atraen al cliente.

Se me objetará que la novedad es artificial: viejos vinos vendidos con nuevas etiquetas. Podemos en España o el Partido Derecho y Justicia (PIS) en Polonia reciclan las ideologías usadas, marxista en España, nacionalista en Polonia. Pero todo el mundo recicla, puesto que en política no existen sino doctrinas antiguas que nos remiten a Platón y a Aristóteles, y categorías limitadas de emociones humanas: nadie sabe reinventar la sociedad ni la naturaleza humana. Los que lo han intentado (comunismo, fascismo, islamismo) han conducido a sus naciones a grandes catástrofes.

Estamos, pues, seguros gracias a la misma banalidad de la oferta política de Podemos, Ciudadanos en España y del Partido Derecho y Justicia polaco. Cuando por ventura, ejerzan el poder local o nacional, traicionarán sus promesas, decepcionarán y, a la vez, serán sacados.

En síntesis, no existe sino un principio fundamental en democracia: la alternabilidad entre los realistas y los vendedores de ilusiones, estas dos figuras concurrentes y eternas de la naturaleza humana. Como la realidad decepciona y las ilusiones se disipan, todos aquellos que ejercen el poder están destinados a perderlo. Lo que aquí recordamos es que el objeto mismo de la democracia: su finalidad no es tanto seleccionar los mejores sino limitar el poder de todo gobernante y de salir del mismo en una fecha fija, sin efusión de sangre. Sin la democracia y antes de la democracia, los dirigentes, buenos o malos, reinaban hasta el fin de sus días estuviesen chochos, o hasta el próximo golpe de Estado. Gracias a la democracia la rotación de las élites está asegurada y los finales de gobernar están establecidos en el calendario: lo que nos ahorra la guerra civil. Mejor todavía, todas las democracias en Europa están dotadas de una Constitución, todo poder es modesto, lo que limita los daños de la incompetencia. Y la propia Unión Europea, por su misma existencia, modera los excesos. Hasta los griegos tendrán que darse cuenta de ello.

Recordemos también que no es la elección lo que funda la democracia sino la situación de la oposición: ésta tiene derechos tan intangibles como los de los gobernantes. Vemos aquí porqué en Rusia, en China, en Venezuela o en Argelia, el uso de la palabra democracia es una impostura, o si se prefiere, es el homenaje que el vicio le rinde a la virtud. Cuando Winston Churchill, demasiado citado, declaraba que “ la democracia era el peor régimen con la excepción de los otros”, en vista de que el mismo fue derrotado después de haber ganado la guerra, todo lo que antecede a lo cual se refería implícitamente. Revisando, se observará que el dicho de Churchill se aplica a la economía de mercado, “ el peor de los sistemas a la excepción de todos los otros”.

No sabríamos pues prohibir a Podemos o al Partido Derecho y Justicia de soñar con utopías superiores a la democracia o al capitalismo: con la condición de soñar . Los filósofos liberales, en el siglo de las luces, no consideraban imponer la democracia, pero soñaban sustituir la monarquía absoluta, el despotismo ilustrado; Napoleón surgió, se apoderaba de este sueño y llegó en diez años de reinado, a matar a seis millones de personas. Mejor vale acomodarse en la democracia, con su principio de alternabilidad y su mediocridad tranquilizadora. En democracia, nadie gana jamás completamente ni durablemente, toda derrota es provisional, al igual que ningún partido ha tenido alguna vez la razón ni ha estado completamente equivocado: cada partido representa un fragmento de la realidad incluso si pretende representarla totalmente. El resultado de una elección no es sino la espuma de la democracia, una ola empuja a la otra.

 

Guy Sorman (París, 10 de marzo de 1944) es un graduado en ciencias políticas, periodistafilósofo y escritor francés. Ha redactado varios libros en los que aboga favoreciendo los ideales de la creatividad  personal y el capitalismo moderno. Se le considera partidario del liberalismo clásico y seguidor de la tradición de Alexis de Tocqueville.

En este documento, anexamos un artículo reciente de él, en el cual no considera que Venezuela sea un país democrático, debido al trato que se le da a la oposición. Guy Sorman ha escrito más de una decena de libros y ha sido un viajero incansable por lo tanto conoce al mundo tal como es, y no como debería ser.
Este artículo lo tradujimos del francés, cualquier error es nuestro y nunca de Guy Sorman.

LA CARA VISIBLE DEL FRACASO DE LA REVOLUCIÓN: Ibsen Martínez “Venezuela se ha convertido en un demencial matadero”

veneviolencia-600x320Venezuela se ha convertido en un demencial matadero donde los delitos de sangre quedan impunes. Se ha instalado la dinámica del “pueblo armado” como elemento disuasivo de cualquier golpe de Estado dirigido contra la revolución bolivariana.

IBSEN MARTÍNEZ / El Pais

Para irnos entendiendo traeré una anécdota del cantautor de salsa panameño Rubén Blades.

Es México, DF, son los años noventa y Blades canta en un gran anfiteatro. El auditorio se divide, a partes iguales y mutuamente excluyentes, en “güelfos ideológicos” y “gibelinos bailadores”.

Quienes bailan al son montuno de Buscando guayaba no están para las consignas antiimperialistas de, por ejemplo, Tiburón (“Si lo ven que viene, ¡palo al Tiburón! / Pa’ que no se coma a nuestra hermana El Salvador”). Y viceversa.

De pronto, cesa el baile y se escuchan los compases iniciales de El padre Antonio y su monaguillo, Andrés, auténtica elegía a la muerte de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, abaleado por sicarios en San Salvador, en 1980.

En este introito a una de sus más célebres canciones de protesta, Blades improvisa un discurso político que inflama a los ideológicos y desinfla a los bailadores. “En América Latina”, dice Blades, “podrán matar a las personas, pero nunca podrán matar las ideas”. A lo que un frustrado bailador, con una rezongona copa de más, responde gritando: “¡Ojalá mataran a todas las pinches ideas y dejaran tranquilas a las personas, güey!”.

Pues bien, las pinches ideas son parientes cercanas de las que Paul Krugman, ganador del premio Nobel de Economía en 2008, llama “ideas zombis”.

Según Krugman, una idea zombi es toda proposición económica “tan concienzudamente refutada, tanto por el análisis como por una masa de evidencia, que debería estar muerta, pero no lo está porque sirve a propósitos políticos, apela a los prejuicios, o ambas cosas”.

La diferencia específica entre las ideas zombis y muchas pinches ideas progresistas latinoamericanas radica en que las zombis están bien muertas y solo resta enterrarlas. En cambio, las pinches ideas están vivas, andan sueltas y en muchas ocasiones tienden a matar en proporciones genocidas.

Considérese la idea del delincuente como víctima rebelde, como “bandido social”, para usar la expresión del historiador británico Eric Hobsbawm. Resulta catastrófica como guía de políticas públicas que busquen sofocar la violencia criminal en un país de más de 28 millones que, en los 15 años de régimen chavista, registra ya 225.000 muertes violentas y donde, tan solo el año pasado, ocurrieron 25.000 homicidios impunes.

Pretender ver en un niño-sicario del microtráfico a alguien que puede ser persuadido de entregar su pistola Glock 9 milímetros a cambio de un ejemplar de Las venas abiertas de América Latina puede parecer ingenuo misticismo moral, pero eso es justamente lo que proponía Chávez cuando, en su reality show, Aló, presidente, invitaba a los imberbes y despiadados malandros que siembran la muerte en Venezuela a convertirse en entrenadores de baloncesto en las barriadas marginadas de Caracas.

Mézclese semejante ñoñería con lo que va quedando de cierta marxista teoría del reflejo “¿Somos lo que vemos en las series gringas de TV?”, y tendremos la ordenanza de Nicolás Maduro prohibiendo la importación de videojuegos de contenido violento, causantes, según sus avispados viceministros, de la propensión de nuestros asaltantes a descerrajar un promedio de 15 disparos en la humanidad de sus víctimas.

El hampa disputa a la policía el control de las favelas y de extensas zonas suburbanas

¿Quién está matando a los venezolanos a ritmo de vértigo? ¿Quiénes son verdaderamente sus implacables, sañudos asesinos? Obviamente, aunque las cifras de muerte nos pongan detrás de Honduras en cuanto a número de homicidios por cada 100.000 habitantes, no hay en mi país un conflicto armado abierto semejante al de Colombia, con ejércitos claramente antagonistas. Tampoco es asimilable nuestra violencia a los patrones asociados al narcotráfico que imperan en México o Centroamérica.

¿Qué distingue, pues, la violencia criminal venezolana de las demás matanzas que ocurren en otras comarcas de nuestro sanguinario continente?

Las respuestas son complejas, provienen de distintos submundos, con dinámicas muy dispares que confluyen todas en el demencial matadero que es hoy mi país. Una de esas dinámicas responde a otra pinche idea: la del “pueblo en armas” como disuasivo de cualquier golpe de Estado contra la revolución bolivariana.

A comienzos del año pasado, grupos paramilitares de despliegue rápido, desplazándose por las ciudades en motocicletas de gran cilindrada, causaron la muerte de más de 40 manifestantes de oposición. Apoyados con dinero y material bélico por el Gobierno, han sido valorados desde siempre, primero por Chávez, y luego por sus actuales herederos políticos, como “garantes de la paz”.

La conformación de estos grupos trasluce una intensa polinización cruzada entre un Gobierno ostensiblemente militar, la fuerza de choque paramilitar ¿irregulares llamados “colectivos”?, el nutrido lumpen del “micronarco” y, last but not least, un dantesco inframundo penitenciario, regido desde las cárceles por temidos capos que ordenan secuestros, asaltos, motines carcelarios y, desde luego, la contrata de sicarios. En un mismo colectivo pueden convivir todas estas categorías.

Grupos paramilitares fueron apoyados por Hugo Chávez como “garantes de la paz”

Añadamos demografía y escala a lo arriba dicho: en Venezuela actúan cerca de 12.000 bandas y circulan entre 7 y 12 millones de armas cortas y de guerra.

La idea del “pueblo en armas” ha alentado un descomunal gasto militar, incontrolado y corrupto, que desembozadamente surte de sofisticadas armas de guerra al hampa común. La corrupción de las policías, tanto nacionales como provinciales, y la perversión de la rama judicial, fomentan la universal impunidad de los delitos de sangre, al punto de que menos del 1% del cuarto de millón de homicidios registrados desde 1999 han sido policialmente resueltos, mucho menos desembocado en detenciones, imputaciones, juicios ni sentencias firmes.

Resultado de todo esto es que el hampa disputa ya a los cuerpos policiales, desmoralizados cuando no corruptos, no solo el control de populosas favelas y extensas zonas suburbanas, sino también potestades tributarias.

Es en medio de esta anómica efusión de sangre que transcurre la degradante crisis de abastecimiento, la desenfrenada espiral de hiperinflación y el implacable acoso a toda forma de protesta, por pacífica que ella sea. Mientras tanto, los legatarios de Chávez, calibanes convertidos en talibanes, perseveran ofuscadamente en prolongar la crisis terminal una pinche idea: el socialismo del siglo XXI.

Patriotas no, patrioteros

Fernando Ochoa AntichNicolás Maduro y la camarilla gobernante están convencidos que los venezolanos no tienen memoria. Están equivocados. Es verdad que nuestro pueblo nunca ha guardado resentimientos ni odios, pero han sido tantos los errores cometidos por este régimen que difícilmente nuestra historia olvidará que Hugo Chávez y sus cómplices han sido los responsable de este doloroso período de destrucción nacional.  No sólo despilfarraron un inmenso ingreso nacional, provenientes de los elevados precios petroleros, sino que endeudaron a Venezuela de tal manera  que, en la práctica, estamos quebrados. La pobreza, el violencia, la inflación y la escasez son los nuevos símbolos de la sociedad creada por el chavismo. Ahora, Maduro de manera irresponsable, sin medir las consecuencias, nos está conduciendo a un delicado enfrentamiento internacional creyendo que, de esa manera, podrá fortalecer su decaída popularidad y ganar las próximas elecciones parlamentarias. Ilusiones. Ese objetivo es imposible de alcanzar. Sencillamente, están derrotados
         Los venezolanos conocemos perfectamente, aunque ahora surjan filípicas patrioteras, que por más de dieciséis años la política exterior del chavismo se caracterizó por su debilidad y contradicción. Era una política que lo único que buscaba era fortalecer la figura de Hugo Chávez sin importar comprometer los intereses vitales de Venezuela, entre ellos las relaciones con los Estados Unidos que, en este momento, serían fundamentales si ocurriera una tensión militar. El caso de Guyana lo he tratado en varios artículos anteriores. Voy a resumir los graves errores cometidos durante estos años que nos han conducido a la actual situación. Irresponsablemente, Hugo Chávez dio dos declaraciones que comprometieron nuestra posición. En el  2004 sostuvo: “Venezuela no se opone a ningún proyecto de desarrollo en el Esequibo, autorizado unilateralmente por Guyana, si beneficia a su pueblo” y en el 2007 mantuvo: “Venezuela inició la reclamación del Esequibo por presiones de los Estados Unidos para desestabilizar el gobierno de Chaddy Jagan”.
Esa misma posición la tuvo el canciller Maduro al no reaccionar, en  el año 2009, ante el informe del embajador de Venezuela en Guyana Darío Morandi, que sostenía: “al revisar el mapa anexo queda evidente que con esta acción Guyana le cerraría  a Venezuela su salida al Atlántico, lo cual  sería estratégicamente inconveniente, además de los perjuicios económicos que representaría para nuestro país perder el acceso a los recursos marítimos y petroleros”.  Pero el colmo fue haber mantenido como jefe de Estado una visita a Georgetown conociendo que Guyana había entregado en concesión el bloque “Roraraima”, ubicado en la fachada Atlántica del Delta, espacio marítimo venezolano. En lugar de suspender la visita y dar una terminante declaración rechazando la posición de Guyana, guardo un inexplicable silencio. Esta manifiesta debilidad pudo haber generado un Estoppel por aquiescencia. Todos estos errores, y complicidades son la causa de la actual posición de Guyana.
Ésta complaciente política exterior sólo reaccionó, en marzo de 2012, ante la absurda e inaceptable solicitud realizada por Guyana ante la Secretaría General de las Naciones Unidas para ampliar su plataforma continental  a 350 millas, sólo consultando a Barbados, Trinidad y Tobago, y Surinam, y sin considerar que su solicitud limitaba totalmente nuestra proyección marítima generada por el Delta del Orinoco y desconocer la controversia territorial con Venezuela por el territorio Esequibo, la cual se rige por el Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966, por Venezuela,  el Reino Unido, y Guyana, próxima a independizarse. La respuesta de Guyana a ese comunicado de Venezuela desconoce totalmente las consecuencias jurídicas de ese Acuerdo. Esta inaceptable posición justifica el decreto presidencial 1787, creando las zonas de Defensa Integral Marítima e Insular Atlántica  e iniciar de nuevo el tradicional patrullaje con buques de la Armada para poder garantizar la soberanía venezolana en nuestro mar territorial, zona económica exclusiva y plataforma continental.
Recientemente, en una inteligente entrevista con César Miguel Rondón, el general José Antonio Olavarría y el embajador Emilio Figueredo, expertos en el tema, clarificaron los delicados errores cometidos por Nicolás Maduro al emitir, de la forma en que lo hizo, el decreto 1787. El primer y más grave error es no haber considerado la existencia de importantes y convenientes acuerdos bilaterales con Colombia. El segundo,  no entender que el decreto 1787, aún siendo de derecho interno, tenía que considerar con precisión los derechos marítimos venezolanos para evitar que surgieran reacciones en  otros países por considerar vulnerados sus intereses y tercero, no entender que ese decreto tenía que ser orientado específicamente como una respuesta ante la intransigente y abusiva posición de Guyana. Hacerlo como se hizo tenía que generar tensiones con otros países, La respuesta de Colombia era de esperarse. En diplomacia y en la guerra se necesitan aliados. Generar adversarios de manera innecesaria no sólo es un absurdo sino que compromete intereses vitales de Venezuela.
Caracas, 28 de junio de 2015.

 

@FOchoaAntich.

Mafias vs. Mercado

CARTAI.

Mercados competidos y transparentes, en los que se conocen precios y calidad de lo que se transa, constituyen la forma más eficiente de satisfacer los requerimientos de la sociedad con los recursos y capacidades disponibles. Cualquier desajuste entre demanda y oferta de un bien encuentra expresión inmediata en su precio, incentivando la concurrencia de nuevos oferentes cuando sube o desplazando a aquellos menos eficientes en caso contrario. En competencia, el sistema de precios orienta a los consumidores hacia las mejores ofertas y señala oportunidades de negocio a los emprendedores. Además, presiona a cada firma a perfeccionar su oferta, so pena de que un competidor satisfaga mejor la demanda y la desplace del mercado. Esta dinámica incentiva la innovación, mejorando la calidad de los bienes y servicios producidos, disminuyendo sus costos y generando espacios para la inversión, el crecimiento y el empleo productivo.

Corresponde a los gobiernos estimular la competencia, promover la transparencia de los mercados, regular los monopolios naturales[1] y forjar condiciones que promuevan la innovación y el cambio tecnológico. Deben procurar los equilibrios macroeconómicos que están en la base de la estabilidad de precios, del financiamiento competitivo y del intercambio provechoso con el extranjero. Asimismo, es menester un marco institucional que promueva la confianza y la iniciativa de inversionistas, productores y comerciantes. A la vez, el Estado debe producir los bienes públicos[2] que demanda la sociedad y compensar por las ineficacias ocasionadas por la presencia de externalidades[3].

Pero maximizar la eficiencia y lograr, por ende, el mayor crecimiento a través de mecanismos de mercado, en absoluto garantiza la equidad en el provecho de sus frutos. Por esta razón, un régimen democrático debe procurar que los más pobres puedan valerse de las oportunidades que ofrece la igualdad ante la ley. Apela, para ello, a sus potestades redistributivas, pechando a los más ricos para obtener los recursos con los cuales atender las necesidades de los de menores ingresos. El alcance de este empeño dependerá de cómo se expresen los valores de justicia social en el país, pero no debe interferir con los mecanismos de mercado, ya que mataría “la gallina de los huevos de oro” de la iniciativa privada. En esta difícil combinación entre equidad y eficiencia se mueve el mundo moderno, desde el “capitalismo salvaje” tipo chino, escaso en derechos laborales, del consumidor y ambientales, así como en libertades civiles y políticas; a países democráticos cuya protección social tiende a ser omnicomprensiva, como la de los escandinavos, que exhiben la mayor equidad en el mundo con niveles muy altos de bienestar material; pasando por los EE.UU.

II

Pero Venezuela tiene petróleo. A partir de su producción comercial a gran escala los gobiernos se sintieron ungidos financieramente para tutelar la modernización de la nación invirtiendo en obras de infraestructura, servicios de educación, salud y seguridad, y formando una burocracia estatal que administrara estos desarrollos. Desde el llamado “trienio adeco” –con la trágica interrupción de la dictadura de Pérez Jiménez- fueron incorporándose sectores otrora marginados al usufructo de una amplia gama de derechos. Pero en este proceso el Estado buscó la justicia social, no por medio de políticas redistributivas, sino interviniendo los mecanismos de mercado.

Con el boom del mercado petrolero internacional de los ’70, la economía se indigestó con una plétora de recursos que no pudo absorber productivamente. Se afianzó un PetroEstado dispendioso que desplazó al rol del sistema de precios en la asignación eficiente de recursos por incentivos perversos asociados a la búsqueda de rentas. Ello apartó a los agentes económicos del esfuerzo productivo y aupó actividades especulativas. Políticas populistas y clientelares fueron minando la vinculación entre eficiencia, competitividad y nivel de vida, corrompiendo la ética ciudadana con una conducta paternalista del Estado, según la cual el disfrute de derechos en absoluto obligaba al cumplimiento de deberes. Cuando bajaron los ingresos del petróleo en los ’80, la ilusión de bienestar creciente se vino abajo. Los gobiernos sumieron al país en una serie de controles y regulaciones en procura del “paraíso” extraviado, que terminó desdibujando los criterios de justicia social con que el bipartidismo de AD y COPEI había forjado su legitimidad. Se diluyó el carácter inclusivo del Estado de Derecho, que pasó a depender de mecanismos discrecionales, prestos a la manipulación política a cambio de favores. Los intentos de superar el rentismo con las reformas pro mercado de CAP II hicieron aflorar los costos reprimidos por años de los controles y los subsidios. Se desató un fuerte rechazo de parte de los dolientes del viejo esquema, que entrabó este proceso de cambio.

III

Chávez llega al poder capitalizando la incapacidad de AD y Copei por honrar sus promesas de bienestar y justicia social. Luego de unos años iniciales en que continuó con las políticas económicas de Caldera (II), decide llevar el intervencionismo del Estado a extremos que superaban en mucho el de gobiernos anteriores. Concentró y centralizó el poder en sus manos, demoliendo el Estado de Derecho liberal que había servido de marco a la democracia, invocando para ello un Bolívar justiciero y luego, un socialismo de reparto, “del siglo XXI”. Los mecanismos de mercado fueron reemplazados por decisiones que, desde la Presidencia, asignaban los portentosos recursos que deparaban las altísimas cotizaciones del crudo y fijaban precios administrativamente con base en consideraciones políticas. La desaparición de la rendición de cuentas y de la transparencia en la toma de decisiones, subordinadas ahora al objetivo “superior” de la “revolución”, fomentó un ávido mercado político en el que los allegados al poder se disputaban las oportunidades que les abrían los numerosos controles, regulaciones y la expropiación de empresas privadas, para hacer fortunas. El “socialismo del siglo XXI” resultó en un régimen de expoliación de la renta petrolera a discreción, según el posicionamiento que se tuviese en la estructura de poder, que acentuaba prácticas especulativas que destruyeron la economía. La importación masiva de bienes otrora producidos internamente -abaratados por un dólar racionado que alimentó corruptelas para negociar su entrega- ocultó tal descalabro. Precios de $100 por barril del crudo permitió a PdVSA asignar $234 millardos a misiones y otros programas sociales en estos años. Junto a otros millardos provenientes del presupuesto nacional, fueron repartidos clientelarmente en procura de apoyo político al régimen.

IV

Este manejo discrecional de la bonanza petrolera, en desapego a criterios de racionalidad propios de una economía de mercado, ha centrado la dinámica económica en Venezuela en manos de mafias atrincheradas en los nodos que deciden precios, contratos, asignación de recursos y formas de participar en los negocios en que incide el Estado incluyendo, tristemente, la habilitación y custodia de corredores para traficar drogas desde Colombia. El eje de esta dinámica perversa es el control de cambio, cuyo nivel de disparate se ha potenciado con el desplome del precio del crudo –y de los ingresos que percibe el país- en el mercado mundial. Para el viernes 26 de junio el dólar “paralelo” marcaba 476,44 bolívares, 75 veces el precio del dólar oficial. Por otro lado, el precio del litro de gasolina en Colombia era poco menos de un dólar, unas 4.500 veces más caro que su precio de venta en Venezuela al tipo de cambio paralelo. Según declaraciones del presidente de PdVSA en septiembre del año pasado, se contrabandeaban entre 50 y 100 mil barriles diarios al vecino país[4]. La cifra hoy, dado el ensanchamiento en la brecha de precios, debe ser aún mayor. ¿Sorprende que la oligarquía milico-civil se haya negado a desmantelar esta prodigiosa fuente de lucro instantáneo?

El fin del control de cambio fue reservar las divisas para usufructo discrecional de esta oligarquía. Por esta vía, según denuncia quien fuera zar económico de Chávez, Jorge Giordani, empresas de maletín habrían esquilmado $25 millardos. La prensa registra lavado de dineros ilícitos en la Banca Privada de Andorra de siete venezolanos vinculados con el gobierno por $4,2 millardos. Otra noticia informa que el Banco del Tesoro depositó $12 millardos en la filial suiza del HSBC entre 2005 y 2007, sin que se sepa el propósito de tan descomunal transferencia. Escándalos, con dólares de por medio, resuenan asociados a los nombres de Derwick, Andrade y otros. Desde que se implantó el control de cambio, lejos de contenerse la salida de capitales, ésta superó, hasta finales de 2014, los $190 millardos, más de 10 veces lo que salió en los cuarenta años de democracia.

La desaparición de oportunidades productivas en Venezuela por el acoso oficial al sector privado, la inflación desorbitada y la inseguridad, convierten al dólar en refugio obligado de empresarios y ahorristas. Pero la cuasi imposibilidad de acceder al dólar preferencial hace del “paralelo” referente prioritario para la fijación de los precios al interior de la economía. Junto a la impresión de billetes sin respaldo por el Banco Central –ya va por un billón de bolívares (¡!)- ha disparado a la inflación por encima del 100%. Mantener el negoción del control de cambio y de los precios controlados ha empobrecido aceleradamente a los venezolanos, de manera cruel e inhumana.

V.

La economía venezolana se encuentra secuestrada por mafias que controlan al Estado, amparadas en una prédica “socialista revolucionaria”. No otra cosa podía esperarse de una política basada en controles y regulaciones de todo tipo, el usufructo discrecional de enormes rentas captadas en los mercados mundiales, un intervencionismo estatal acentuado, y la destrucción de las instituciones que velaban por la transparencia y la rendición de cuentas de la gestión pública. Pero ello no ocurrió solo por Chávez. Los gérmenes de los tres primeros elementos de política ya se habían hecho sentir en los regímenes populistas de AD y COPEI. Chávez lo que hizo fue completar el cuadro con el cuarto elemento; la destrucción del Estado de Derecho. En tal sentido, llevó el intervencionismo a su extremo lógico, abatiendo las instituciones que se interponían al usufructo personal, político-partidista, de la renta. Para ello se valió de su inspiración patriotera, militarista, con claros ribetes neofascistas, que luego fue “actualizada” y reforzada bajo el tutelaje fasciocomunista de los Castro.

La disyuntiva que enfrentamos los venezolanos hoy y que, auspiciosamente iremos dirimiendo en los próximos procesos electorales, está entre una economía controlada por estas mafias, amparadas por un régimen militarista que esgrime un discurso “revolucionario” para “absolver” sus atropellos contra el Estado de Derecho y los derechos humanos, y una democracia social de mercado.

La oligarquía milico-civil lleva 16 años acomodándose en el poder, disfrutando de sus mieles y con sus prácticas de expoliación cada vez menos restringidas. El “paquete tecnológico” de terrorismo estatal contra las fuerzas de cambio, traído por los jefes cubanos, es la apuesta que hacen para aferrarse a tales prácticas. Pero la neolengua maduro-chavista, fiel a las enseñanzas de Joseph Goebbels, ministro de propaganda  nazi, las cobijan en un discurso que alardea de “conquistas” de la “revolución” que no pueden dejarse arrebatar por la “derecha”. Mafias y represión fascista son, en este sentido, dos caras de un mismo ejercicio de usurpación de la voluntad popular para privatizar el usufructo de los recursos del poder en nombre del “pueblo”. Como resultado, tenemos el acelerado empobrecimiento de la población, un desabastecimiento crónico que empeora y una situación de anomia que nos coloca a merced de la violencia y la arbitrariedad.

La propuesta de las fuerzas democráticas en las venideras contiendas políticas no puede ser alegar simplemente que son más honestas en el manejo de los proventos del petróleo y respetuosas del Estado de Derecho. Es menester plantear, de la manera más clara y didáctica, la imperiosa necesidad de romper de una vez por todas con el PetroEstado rentista y sentar las bases para un desarrollo inclusivo fundamentado en la competitividad. Ello implica la conquista de un marco institucional que promueva una economía pujante de mercado, acotada por la dotación de herramientas y recursos a los sectores menos favorecidos para que puedan beneficiarse de sus frutos. Para facilitar la transición hacia el nuevo modelo, todavía contamos con una portentosa renta petrolera. Aprovechémosla antes de que los cambios estructurales que estamos presenciando en los mercados energéticos del globo, cierren para siempre esta ventana de oportunidades.

—————————————-

[1] Aquellos que se presentan en actividades productivas con costos decrecientes a escala, que termina reduciendo la oferta a un solo productor. Caso de la generación hidroeléctrica a través de grandes represas.

[2] Son aquellos cuyos beneficios no pueden ser capturados por un solo individuo, lo que desincentiva su producción a través del mercado en las cantidades deseadas por la sociedad. Requieren de producción conjunta, lo cual involucra al estado. Ejemplos: Educación primaria, protección policial, salud pública universal, infraestructura vial.

[3] Se refiere al efecto de un agente (o de varios) sobre otro (u otros) que no es recogido adecuadamente en el precio. La contabilización privada de los costos y/o beneficios del (o de los) causante(s), basada en los precios, no toma en cuenta, por ende, algunos costos y/o beneficios causados a terceros, con lo que la maximización del beneficio privado no coincide con la maximización del beneficio para la sociedad. Se considera una “falla” del mercado.

[4] Eulogio del Pino, Presidente de PdVSA, en declaración en Maracaibo el 25-09-2014.

humgarl@gmail.com

Las opiniones y las noticias que son actualidad