El Universo Amazon

La misma empresa que desde los años 90 ha cambiado cómo compramos libros en internet, vende obras de arte y alimentos, produce películas, gana Globos de Oro, contrata a Woody Allen para una serie o desarrolla drones para sus envíos. También ofrece ropa, utensilios de cocina, libros electrónicos, el dispositivo para leerlos, teléfonos móviles de cosecha propia, música o espacio de alojamiento de datos en la nube para la NASA.

Es Amazon y en apenas dos décadas su creador, Jeff Bezos, ha logrado convencer a millones de personas para que usen sus servicios. Su estrategia comercial y de precios es un rompecabezas para cualquier analista: la empresa no para de crecer pero siempre está en números rojos -en el último trimestre de 2014 las pérdidas fueron de 437 millones de dólares netos, a pesar de tener beneficios de 20.580 millones de dólares. Bezos siempre invierte. Bezos siempre inventa. Es uno de los creadores más influyentes de los últimos años y también uno de los que, acostumbrado a romper las reglas del juego, ha causado mayor disrupción en más industrias distintas.

Cuando el sector editorial, perjudicado por la guerra de precios con Amazon, recuperaba el aliento y alcanzaba el ritmo impuesto por este gigante y lograba sellar la paz, la empresa ya había retorcido las tripas del mundo del cine. Cuando la prensa imprimía los últimos titulares sobre su reciente victoria en los Globos de Oro, gracias a la serie Transparent, Bezos anunciaba la firma de Woody Allen para su próxima producción online.

Este imperio construido a partir de lo que Amazon aprende de cada una de las compras que hacen sus clientes ha logrado adentrarse lentamente en los hábitos de millones de internautas. La empresa analiza la información de lo que se compra, cuándo, con cuánta frecuencia, lo que dice del cliente, dónde vive, cuánto tarda en recibir el pedido, si usa descuentos en un envío para alquilar en una película, si recomienda títulos a sus contactos, si comparte libros… todo lo que pasa en Amazon está documentado e informatizado para que la empresa pueda adelantarse a las necesidades del cliente.

Parte de ese futuro está ya, de manera indudable, en la gestión y almacenamiento de datos ‘en la nube’. Amazon trabaja en ello desde hace varios años y Amazon Web Service (AWS), es ya un negocio de 1,500 millones de dólares que ha convencido a instituciones como la Agencia de Inteligencia estadounidense, la CIA, o a competidores como Apple, que guarda parte de los datos vinculados a iTunes en la nube de Amazon. Y AWS, como el Kindle, como el portal Amazon y como gran parte de sus inventos, responde también a la extraña balanza de gastos y beneficios que solo Bezos sabe cuadrar.

“El concepto más importante es que cuando estás creciendo, tus costes deberían hacerlo al mismo ritmo que tus beneficios”, explicó el jefe de tecnología de Amazon, Werner Vogels, en su propio blog. En el caso de la compañía, los costes dependen del número de pedidos. “Si tienes la arquitectura correcta, puedes explotar la economía de escala y tus costes aumentarán menos que tus beneficios. Así el escalamiento del gasto se acaba convirtiendo en tu aliado”.

A finales del año pasado, la revista Wired logró adentrarse en uno de los centros de distribución de Amazon y conocer los robots que han revolucionado las operaciones de la compañía. Gracias a ellos y a una infraestructura sin precedentes en el mundo de las ventas online, Amazon puede prometer entregas en 24 horas en todo el país, incluso en días como el ‘black Friday’ que cada noviembre dispara el gasto en EE UU.

La empresa invirtió 775 millones de dólares en 2012 para adquirir una pequeña compañía de Massachusetts especializada en robots. Las máquinas rastrean una planta con un inventario de 21 millones de ejemplares y ayudan a completar un máximo de 700.000 envíos al día, según los datos proporcionados a Wired. El objetivo de Amazon es que trabajen en almacenes de 26 millones de productos y realicen 1,5 millones de envíos diarios.

Fruto de ese poder logístico, Amazon también ha sido capaz de lanzar su servicio de entrega de alimentos a domicilio. La librería es ahora un supermercado. Sus camiones llevan la compra a miles de usuarios en San Francisco, donde estrenó el programa piloto en 2013 y desde donde puede extenderse a todo el país. De momento, ya ha forzado a la competencia a crear un servicio parecido y Google Express da sus primeros pasos este 2015 en varias ciudades de la costa Este del país. Amazon Fresh cuesta 299 dólares al año y promete la entrega en el mismo día o al día siguiente de medio millón de productos.

Amazon es desde hace años uno de los grandes proveedores de negocio a empresas de reparto como FedEx o UPS y, desde que firmara un acuerdo para hacer entregas en domingo con el servicio público de correos, es también el salvador de este servicio, gravemente afectado por la falta de presupuesto y por el cambio de hábitos de los consumidores. Sin embargo, la empresa ya está desarrollando un sistema de reparto propio en el caso de la compra de alimentos, y las compañías de envíos pueden convertirse pronto en su próxima víctima.

O quizás sean los distribuidores y productoras de cine: Amazon acaba de anunciar que también financiará una obra al año y estrenará en Internet películas que lleven apenas un mes en las salas.

Viendo caer la nieve

Reflexiones dominicales

Hoy he estado admirando desde mi ventana una bella y tranquila nevada. La nieve cae convirtiendo el paisaje en una postal donde solo faltan un par de niños jugando en la blancura y una bella madre que los cuide.
Sobre la suave e inmaculada superficie veo una ardilla correr alegremente, dejando un delgado rastro. Y me pregunto si esta ardilla tendrá más o menos suerte que yo. Ciertamente está disfrutando de la nieve, de su tacto suave, de la alegría de la naturaleza de la cual formamos parte. Pero ella no recuerda  nada de lo que sucedió anteayer, mientras que yo sí puedo hacerlo y ello hace que mi alegría esté, o reforzada por los bellos recuerdos, o sujeta a sentimientos de signo contrario, de tristeza o melancolía.
La ardilla no puede saber qué hace algunos días uno de mis mejores amigos dejó de existir. No sabe que hay seres humanos quienes esperan ser decapitados por una banda de fanáticos en el Oriente medio y, mientras esperan, están conscientes, minuto a minuto, de la inminente llegada de una terrible muerte. Son sentimientos que nos llenan de tristeza porque la empatía es una cualidad esencialmente humana.
La ardilla, a lo sumo, piensa en la nuez pero no sabrá nunca que existió una corte como la de Luis XIV o genios como  Winston Churchill. No puede tratar de recrear en su imaginación el momento de la creación del universo o los sentimientos íntimos de quienes han protagonizado las epopeyas de la historia, de los grandes exploradores y viajeros,  de los heroicos defensores de las Termópilas o de Masada. No sabrá nunca de  los bellos gestos de individuos como Jesús, Galileo, Lutero, Gandhi o Martin Luther King. El recuerdo y el modelaje mental son facultades  reservadas para nosotros, los humanos. Tampoco puede la ardilla ver hacia adelante y tratar de imaginarse como seremos y como estaremos dentro de 500 años, como podremos algún día viajar a las estrellas, como lograremos vencer las más terribles enfermedades, quizás solo para ver surgir otras diferentes y no menos terribles.
Solo el ser humano, no la ardilla que corretea feliz por la nieve y que veo  desde mi ventana, puede imaginarse el destino que le aguarda. Tener conciencia de que, más temprano que tarde, será vencido por la enfermedad o la vejez y que desaparecerá algún día, no solo como individuo sino como especie, de la faz de la tierra.
Tal como el ser humano no existió en los pasados 4000 millones de años de la vida de nuestro cosmos, probablemente no existirá a partir de algún momento durante los próximos 4000 millones de años. Este es un pensamiento aterrador. No se trata solamente de la desaparición ontogénica sino de la extinción filogénica. Algunas veces este horrible pensamiento entra en mi cerebro sin permiso y me produce una sensación que solo puedo describir como una mezcla de terror,  indignación y rebeldía. Logro ahuyentarlo pero lo siento allí,  agazapado, esperando cualquier oportunidad de entrar sin permiso en mi mente.
Veo la ardilla correteando en la nieve, disfrutando como yo del paisaje blanco y maravilloso, un espectáculo que la madre naturaleza nos regala a ambos por igual.  Y me pregunto si no sería preferible ser como la ardilla, la cual vive en un presente eterno, sin saber de dónde vino y cuál será su destino.
Pero, ser humano al fin, lo que prevalece en mí es el orgullo de luchar, aun sabiendo que la batalla final está perdida.
La cita de hoy:
Al adoptar una posición la cobardía se pregunta: “Será segura?”. La conveniencia se pregunta: “Será lo político?”. Y la vanidad se pregunta: “Será popular? Pero la conciencia se pregunta: “será lo correcto?”.  Porque la medida última del hombre no es donde se ubica en momentos de conveniencia pero donde se ubica en momentos de desafíos, crisis y controversias”.   
Martin Luther King: Autobiografía.
 

  

La economía, estúpido – Luis DE LION

IMG_2425 Luis DE LION

El jueves pasado el Banco Central Europeo, anunció un excepcional programa de compra de activos por un valor de 60 millardos de euros mensuales. Ello con la esperanza de bajar el valor del Euro, para poder relanzar las exportaciones y así escapar de la recesión y luchar contra el desempleo.

Se trata de una medida, que en situación de crisis, también ha sido implementada por otras economías como ha sido el caso en los EE.UU., Inglaterra y Japón.

Dichas medidas excepcionales, en el argot de los expertos son conocidas bajo el término “quantitative easing”. Básicamente se trata de una compra masiva de deuda, de preferencia pública, para inyectar dinero fresco en la economía. Muchos llaman a eso, activación de la máquina de fabricar billetes.

La muy competitiva industria europea había perdido fuerza al ver sus exportaciones penalizadas por una moneda, el euro, sobrevaluada. Una desventaja que influyó directamente en el aumento del desempleo, que se convirtió en un muy grave problema estructural para las economías de la zona Euro.

Alemania, ha aceptado el brutal cambio en la política del BCE, a condición que los países más afectados sigan adelante en sus respectivas y necesarias reformas.

Un día antes de los anuncios monetarios europeos, desde Caracas, con un retraso inexcusable, Nicolás Maduro, dio su discurso de memoria y cuenta, ante una Asamblea a sus pies.

Sin embargo, lejos de aprovechar esa inmensa ventaja, el heredero del Teniente golpista Hugo Chávez, prefirió aumentar la incertidumbre económica. El estado actual de quiebra de Venezuela, se debe al legado del “padre” político de Maduro.  Un inventario nada exhaustivo arroja lo siguiente; unos 4 millones de hectáreas expropiadas e improductivas, 280.000 empresas quebradas, una PDVSA desmantelada y la consecuente sequía de dólares.

Por su parte, el incompetente Maduro, no ha tenido mejor idea que, declararle la guerra a distribuidores y mayoristas. La ceguera del inexperto e irresponsable que dirige los destinos de Venezuela, no le permitió ver que él tiene bajo su dominio el 75% de los distribuidores y mayoristas del país.

Toda una desesperanza, la venezolana, mientras los líderes del resto del mundo, de forma responsable toman todo tipo de medidas, para ofrecerle a sus gobernados desarrollo y prosperidad.

luisdelion@gmail.com

@LDeLion

Consulte el archivo de artículos del autor

La muerte del Fiscal Nisman y la cloaca – Antonio Sánchez García

  Antonio Sánchez García

                     “En medio de la polvareda, perdimos a Don Beltrane”

Refranero español

El problema no fue Nisman. Ni siquiera el monstruoso atentado a la AMIA o el “exitoso” debut del terrorismo iraní en América Latina asesinando a más de ochenta judíos. El problema fue, es y seguirá siendo el brutal envenenamiento inducido y ya desatado de la opinión pública argentina: una cloaca de pestilencias difícilmente comprensible y analizable sin dominar la cartografía de la ofensa, del asesinato virtual, de la descalificación arrabalera y la impudicia en confesar las propias posiciones en términos tan rocambolescos como asombrosos convertidos en moneda corriente en la Argentina de hoy: una tristemente célebre, muy activa y fogosa tuitera no tiene reparos en describirse ante el universo de la red en los siguientes términos: “Muy yegua muy K. Fundamentalista de CFK. Y si la tocan a Cristina ay que quilombo se va a armar… Los fusilaremos a todos.”

He seguido los eventos por TeleNoticias, un canal de televisión estrictamente informativo, y hasta donde me permite colegir mi escaso conocimiento del medio informativo argentino sus periodistas me han parecido objetivos, serenos, respetuosos pero aguerridos y sin pelos en la lengua a la hora de extraer conclusiones más que evidentes aunque de consecuencias probablemente demoledoras. Pero los hechos que suscitan los comentarios de Alberto Lanata o Néstor Castro tampoco dan pábulo a otros comentarios, que no sean los del silencio. Y, al parecer, ni Lanata ni Castro son personajes susceptibles de dejarse intimidar por quienes se ven atacados por sus demoledoras conclusiones. Todas, según se esfuerzan en demostrar, absolutamente plausibles y justificadas.

Veamos los hechos: un fiscal asume un caso que le es encomendado hace diez largos años por el entonces presidente Néstor Kirchner, al que el fiscal, en una larga y frondosa entrevista concedida a un periodista de dicho canal tres días antes de su muerte, reconoce objetividad y deseos de llegar a la verdad del caso AMIA. Pero ese presidente ha muerto. Negarse a reconocer que murió en, por lo menos, extrañas circunstancias, no implica acusar a nadie de asesinato. Pero en esa misma entrevista sostiene, respaldado en tal profusión de datos que corre, se atropella y tropieza por encontrarlos, que en su comparecencia ante los diputados del Congreso Nacional demostrará que existe una componenda criminal entre la presidente de la república, su canciller y algunos de sus funcionarios con el gobierno iraní y los propios acusados por los hechos del atentado con el fin de traspapelar el caso y echarlo al olvido. Y ello no por simple cortesía diplomática, así esté involucrado el canciller Héctor Timerman, él mismo de origen judío, sino a cambio de suculentos negocios convenientes a ambos gobiernos: granos argentinos por petróleo iraní. Absolutamente legítimos salvo por la condición: librar de culpa a los funcionarios iraníes acusados hasta hoy de haber participado de la matanza de ochenta y cinco ciudadanos de origen judío.

Es obvio que una acusación de tamaña envergadura podría provocar, en cualquier democracia del mundo, un terremoto político con resultados catastróficos no sólo para la principal acusada, sino para todo un régimen. Y de allí en más: para todo un proyecto de dominación continental que tiene su fuente originaria en el llamado Foro de Sao Paulo y el castrismo continental que le diera vida. Pues entretanto, el kirchnerismo se ha hecho fuerte en el aparato de Estado y, exactamente como sucede en Venezuela, en muchos aspectos profundamente emparentada con lo que sucede en Argentina, su sobrevivencia va mucho más allá de los meros intereses personales o partidistas de quienes están en el gobierno.

Y allí llegamos a la raíz del problema, a la causa del encono y la tremenda animadversión que impregna las confrontadas posiciones en torno a la muerte de Nisman o a cualquier otro hecho de relevancia que afecte y cuestione las claves del funcionamiento del sistema gobernante. En gran medida, un sistema caudillesco y ya impregnado del carácter mafioso y gansteril inherente a los fascismos, como bien lo señalara Theodor Adorno cuando, refiriéndose a los fundamentos del sistema de dominación del nazismo alemán sostenía en 1940 que la historia del fascismo “es la historia de las luchas entre bandas, pandillas y grupos delictivos”. Todo lo cual, por cierto, enmarcado en lo que un gran pensador alemán considerase ser la esencia de lo político: “el enfrentamiento amigo-enemigo”. Y otro gran pensador alemán extrajera la conclusión conceptual definitoria: “la guerra es la diplomacia, vale decir: la política, por otros medios”. Von Clausewitz.

Obviamente: por más pugnaces y venenosas que sean las opiniones, no son ellas ni los medios que las vehiculizan capaces de inducir una guerra abierta y declarada. Ellas les preexisten. Y hasta donde les es posible, conviven en un territorio común: la democracia. Ultrapasado el cual la enemistad se hace manifiesta y el riesgo de que los enfrentamientos verbales o metafóricos pasen a los hechos y el enfrentamiento ideológico invada la virtualidad de lo físico y se convierta en guerra abierta, amenace con convertirse en un suceso irreversible.

Ese estado prebélico del enfrentamiento político, al borde de la abierta declaración de guerra interna, de agotamiento de los entendimientos, los consensos y la convivencia, constituye la seña distintiva de la política en América Latina desde que el castrocomunismo asaltara el Poder y se instaurara en Cuba el 1º de enero de 1959. Desde entonces, abiertamente reconocido por el régimen castrista su naturaleza belicosa, expansiva, injerencista ninguna sociedad latinoamericana ha escapado al sino de lo que el mismo pensador alemán, Carl Schmitt, llamara “un estado de excepción”. Vale decir: un estado en que la fragilidad del equilibrio institucional se hace connatural al sistema de dominación y la democracia se ve fracturada por la provisionalidad, es llevada al borde de la ruptura y la eclosión de una dictadura asimismo excepcional: la implantación de un régimen totalitario, unidimensional. Todos los países de América Latina sobreviven, cual más cual menos y en mayor o menor medida, en estado de excepción. Y no en el sentido más bien figurado como lo definiera Giorgio Agamben, sino en el más estricto sentido schmittiano.

De modo que la amenaza de quien se reconoce ser “una yegua kirchnerista” pronta a “fusilar a quien ose tocar a la figura” que la acaudilla no constituye una exageración metafórica: detrás del fusilamiento virtual está el asesinato real. En el caso que nos ocupa, el de un fiscal que osó tocar a la presidenta de la república, señora Cristina Fernández viuda de Kirchner.

Las palabras suelen encubrir, preparar o justificar los hechos. Los anteceden, promueven y legitiman. Una palabra bien disparada también asesina.

El mismo Carl Schmitt, posiblemente el más brillante constitucionalista alemán del siglo XX, solía llamar la atención sobre un hecho consustancial a la política y al derecho: ni la mentira ni mucho menos el mentiroso son castigados por ley. Lo que permite que sea uno de los recursos más socorridos en el enfrentamiento político, que Maquiavelo haya relativizado la verdad a los fines a los que sirve y que un lamentablemente fracasado político marxista, el italiano Antonio Gramsci haya afirmado, coincidiendo con la polaco alemana Rosa Luxemburg, que sólo la verdad es revolucionaria. Lenin, Stalin, Mao o Fidel Castro jamás hubieran estado de acuerdo. Mucho menos Perón y sus actuales herederos. La mentira puede ser tanto o más revolucionaria que la verdad. A veces, como en esta ocasión, un estorbo a los fines de la entronización del kirchnerismo. Pues la revolución antecede y sobre determina lo qué es, cuál es y cómo debe ser comprendida la verdad. O la mentira: el fin justifica los medios.

A Esquilo, el creador de la tragedia griega, se le atribuye una frase socorrida desde que fuera expresada hace dos mil quinientos años: “la verdad es la primera víctima de la guerra”. La actualizaron el inglés Lord Arthur Ponsonby y el político norteamericano Hiram Johnson al fragor del bombardeo de mentiras que acompañaron la Primera Guerra Mundial. Hasta alcanzar un aspecto esencial de la guerra: la llamada “guerra sucia”. Lo cierto es que salvo en el ámbito de las ciencias exactas, en donde a pesar de los desesperados esfuerzos de Stalin las ideologías están absolutamente excluidas, en el terreno del Poder vale más bien la otra frase que acompaña a quien se pregunte por la verdad, convertida en ley que lleva el apellido de Ramón Campoamor, redactor de la famosa cuarteta: “En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira”.

Lo cierto es que la extraña y aún no esclarecida muerte del fiscal Alberto Nisman, en vísperas de explosivas revelaciones que podrían haber dado inicio a un proceso de rápida deslegitimación de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández viuda de Kirchner, golpeando en el corazón a uno de los países claves de la izquierda latinoamericana alineado con el castrismo, el chavismo y el Foro de Sao Paulo – hechos, no palabras – ha desvelado ante la opinión pública mundial la ruptura que agrieta al sistema político argentino, la crisis profunda que aqueja a sus instituciones, el descrédito de su sistema jurídico y policial y la tremenda pérdida de credibilidad del kirchnerismo, como lo resaltara el duro editorial de uno de los periódicos más importantes e influyentes del mundo, The New York Times. Que, desconfiando absolutamente de la imparcialidad de la justicia argentina, exigió la entrega del caso de terrorismo de la AMIA a tribunales internacionales.

Detrás del editorial del New York Times aparece un elemento de extrema gravedad en el contexto internacional: el enfrentamiento con el integrismo musulmán, responsable del horrendo crimen cometido contra los periodistas y caricaturistas de Charlie Hebdo. Parte del cruento enfrentamiento con la Yihad y el Estado Islámico, de quienes la presidente de la Argentina, un puntal de Occidente, aparece en tratativas y connivencias de gravísimas consecuencias.

Asombra que asuntos tan obvios y de tan ingente gravedad se confundan detrás de un torbellino de palabras, justificaciones y contra justificaciones, defensas a ultranza de quienes no merecen defensa alguna. Pues mientras más aclaran, más oscurecen. Ya lo dice el corresponsal de El País en Buenos Aires: “Mientras tanto, la denuncia de Nisman pasa a segundo plano y es la muerte de Nisman la que ocupa todas las horas de la televisión.” ¿Está hundida la Argentina en la cloaca de una enconada guerra sucia? Es una pregunta que va más allá de yeguas tuiteras y periodistas enconados. Lo accesorio encubre lo esencial. Malos, muy malos tiempos para la verdad.

@sangarccs

Una gira sin giros, ni anuncios – Trino Márquez

Trino Márquez

La reciente gira de Nicolás Maduro por Rusia (dos veces), China y el Medio Oriente fue un fracaso total. Salió con las tablas en la cabeza. No consiguió dinero fresco, ni pudo lograr que los miembros de la OPEP concertaran una cita para diseñar una estrategia que permita subir los precios a partir de la reducción de la oferta de crudo. Lo único que logró fue que lo trataran con cortesía, tal como establecen las normas diplomáticas, y vaporosas promesas de inversión. Hasta en este terreno los chinos le aguaron la fiesta. Anunciaron que durante los próximos veinte años invertirían 250 mil millones de dólares, y que una fracción de ese inmenso volumen iría hacia Venezuela. Trataron a Maduro como a un cliente menor. Para colmo, durante las dos semanas que duró el festín en el exterior continuó la caída en picada de los precios del crudo. El ¿primer? mandatario no pudo demostrar su liderazgo mundial porque simplemente no lo tiene.

Los resultados de ese costoso e inútil periplo no sorprenden. No podían ser otros. Se produjo impulsado por la fuerza de la desesperación, el desconcierto y la improvisación. La Cancillería –o lo que queda de ella- no negoció de antemano ninguna declaración conjunta, ni concertó ninguna estrategia con los países que recibirían al jefe del Estado.

Lo que sí generó cierto desconcierto fueron sus declaraciones iniciales, una vez de retorno en el país. Dieron la impresión de que hubiese viajado en una carreta y que hubiese estado en la atrasada y paupérrima China de Mao o en la menesterosa Rusia de Stalin. Llegó hablando de profundizar el modelo comunista. ¿Y no es acaso ese modelo –que los chinos abandonaron hace 36 años y Rusia 24- el causante fundamental de las desgracias que azotan a la nación? ¿No es por haber acosado la iniciativa particular, reducido la propiedad privada y destruido el aparato productivo que estamos colapsados?

Maduro fue a pedir auxilio a expaíses comunistas donde ahora imperan economías de mercado, se resguarda la propiedad y se estimula la iniciativa particular, y el Estado tiene cada vez menos presencia en la actividad económica. Los chinos han privatizado varios millones de pequeñas empresas. El mismo camino lo emprendieron los rusos. El mismísimo Lenin, en 1921, ante el fracaso del Comunismo de Guerra, dio un giro e introdujo la Nueva Política Económica (NEP). Deng Xiaping, considerado el padre de la nueva China, modificó la política económica diseñada y aplicada por Mao durante el aciago período de la Revolución Cultural. Para introducir los cambios que convirtieron a al gigante asiático en la segunda potencia mundial, Deng encaró a la Banda de los Cuatro, que contaba con Chiang Ching, la poderosa y fanática  viuda de Mao. La proscribió y, de paso, la encarceló. Su determinación a combatir los ancestrales prejuicios marxistas y la macerada ignorancia de la izquierda maoísta, catapultaron a China al lugar donde hoy se encuentra. Deng era, sin duda, un hombre inteligente y decidido. El líder rojo carece de esos dos atributos. Quedó petrificado en el pasado.

Sus declaraciones al regresar, se prolongaron con su desabrida y confusa intervención en la Asamblea Nacional. Controlará la escasez y el desabastecimiento con una agresiva supervisión de las distribuidoras mayoristas. Su vocación policial no declina. Se propone una macro devaluación del bolívar, pero no se atreve anunciarla. Ve la necesidad de  incrementar el precio de la gasolina, sin embargo, remite la decisión a una quimérica discusión pública. Es demasiado pusilánime. Solo sabe gobernar para agredir a la oposición.

Para descifrar el nuevo esquema cambiario hay que cursar un doctorado en finanzas. En vez de cuatro tipos de cambio, como existen actualmente, “solo” habrá tres: el de 6.30, concebido para favorecer a los vivos que se enriquecen bajo la sombra del Estado; el SICAD, que se subastará; y un tercero que se suministrará a través de las casas de bolsas públicas. Lo que nadie sabe es cómo se obtendrán los dólares para las subastas y las casas de bolsa (desde hace más de dos meses no se convoca ninguna puja). Habrá que esperar nuevos y aún más borrosos anuncios de los ministros de Economía.

El país no tiene un Presidente que ordena y dirige, sino un majadero nostálgico del marxismo más apolillado y retrogrado, que ni siquiera viajando con todo confort a los expaíses comunistas, se convence de que el futuro de Venezuela se encuentra en la economía de mercado.

@trinomarquezc

Maduro y las tres lógicas – Fernando Egaña

 Fernando Luis Egaña

Después de la lamentable y lastimera intervención de Maduro en la supuesta presentación de la “memoria y cuenta”, en la que además de repetir los embustes, los insultos y las consignas consabidas, lo más original parece que fue el “Dios proveerá”, después de ello, repito, lo único que queda es confirmar cuál es la lógica en la que se mueve Maduro y la hegemonía que él representa.

No es la lógica de la democracia o del desarrollo democrático. Tampoco es, en sustancia aunque sí en retórica, la lógica de la revolución o la transformación revolucionaria. Es la lógica de la depredación, del asalto violento de los recursos, de la exacción devastadora, de la tierra arrasada mientras se pueda. Esa es la lógica que explica lo que pasa y lo que no pasa. Es la lógica del poder que impera en Venezuela.

Durante largas décadas, sobre todo de 1936 en adelante, se fue imponiendo entre nosotros la lógica del desarrollo y de la democracia, como fines y como medios de la acción pública. Con vaivenes y altibajos. Con períodos de avance y retroceso, incluyendo el hiato dictatorial. Con épocas diáfanas y épocas opacas. Con acentos sociales o liberales. Con más o menos intervención estatal. Con prudencia y con escasez de criterio.

Pero la esencia de la lógica era fomentar un desarrollo amplio, integral, que procurara establecer, al menos, el núcleo de un estado social de derecho, y que reconociese y asegurase las libertades para el conjunto de los venezolanos. El balance de esa lógica llevada a la experiencia histórica, está por establecerse. De seguro que estará menos en los extremos de la apología o de la negación, pero lo que sí no admite duda razonable, es que Maduro y los suyos no discurren ni proceden en las coordenadas de esta lógica del desarrollo democrático.

En apariencia, luce como si pertenecieran a la lógica de una revolución, del empuje de una causa revolucionaria, en especial una causa de clase según la dinámica marxista. Y digo “en apariencia”, porque los discursos del sucesor, así como también los del predecesor, están repletos de referencias ideológicas de este tipo, y sería injusto desconocer que diversas ejecutorias también se han inspirado en criterios de hegemonía marxista. Pero la trágica realidad que padece el país, no es tanto una consecuencia de pretensiones revolucionarias, así sean mal entendidas y peor aplicadas. No. Es consecuencia, sobre todo, de otra cosa. De una cosa mucho peor. Mucho más siniestra. De otra lógica. La lógica de la depredación.

Para comenzar, la casta dirigente de la hegemonía, la nomenklatura, no es de identidad revolucionaria-proletaria, sino plutocrática-financiera. Por ende, su interés central es el acrecentamiento de las fortunas, de los patrimonios surgidos de la mega-corrupción. Si es cierto que el monto de lo depredado asciende a 250 mil millones de dólares, según las denuncias que provienen de sectores radicales del chavismo, entonces la nomenklatura y su sistema satelital o boli-burgués, no puede tener tiempo ni energía para otro asunto que no sea manejar semejante masa dineraria.

Y si se le aplicara a la cifra, la vieja conseja de la mitad de la mitad, pues su manejo exigiría, igualmente, dedicación absoluta. Y en eso andan, básicamente. Es la lógica del cartel. La lógica de la delincuencia organizada. La lógica que explica un dólar a 6,30; o la que explica el pago y el vuelto con la deuda pública; o la que explica el vandalismo presupuestario y los fondos para-fiscales; o la que explica que haya una brutal y creciente escasez de comida, medicinas, repuestos, y pare usted de contar, luego del equivalente de 1.500 millardos de dólares en ingresos fiscales en los tiempos de la hegemonía roja.

La que explica, así mismo, el inmovilismo y el temor a cualquier tipo de medidas que supongan algo de competencia, o de apertura, o de escrutinio. La lógica de la depredación apura sus afanes porque la mega-crisis pica y se extiende. Es una lógica implacable en contra de Venezuela y su población. Una lógica que sólo favorece la voracidad plutocrática, la de los clanes, claques, tribus y circuitos familiares de la nomenklatura. Una lógica radicalmente incompatible con el progreso de nuestra nación.

flegana@gmail.com

Consulte el archivo de artículos del autor

PASANDO LA HOJA / Los retos de la FANB


MANUEL ISIDRO MOLINA

Históricamente, en Venezuela y América Latina, las fuerzas armadas han jugado roles de alta incidencia política. Durante la guerra de independencia, entre 1809 y 1826, los militares hispanoamericanos –no podía ser de otra manera- fueron indispensables para quebrantar y finalmente desarticular el poder bélico colonial, junto a una pléyade de visionarios políticos emergentes que decidieron enfrentar al imperio colonial hispano, ya arrinconado por la invasión napoleónica de 1808.

Las formas laudatorias o estigmatizadoras para apreciar ese fenómeno y evaluar los roles de los militares en América Latina, no son útiles. Ambas son desequilibradas y mendaces, y absolutamente descontextualizadas por desconocer los componentes socio-históricos que alimentaron las formaciones de batalla y los aprestos logísticos.

Sin embargo, fue la época de oro de la milicia latinoamericana, para después, muy pronto, declinar hacia el autoritarismo y la codicia que arruinaron a los jefes militares y empobrecieron los desarrollo de nuestros países, desde México hasta la Patagonia.

La particular historia venezolana fue, casi ininterrumpidamente,  prisionera de la violencia y el latrocinio de los jefes militares que monopolizaron el poder, primero como héroes de la independencia, y luego como simples herederos del abuso de poder y la violación de los derechos humanos. Entre 1830 y 1935, eso fuimos, hasta que la muerte del pillo, torturador y asesino Juan Vicente Gómez dio paso a los mandos de los también generales de Ejército Eleazar López Contreras e Isaías Medina Angarita, derrocado por militares asociados al liderazgo emergente de Acción Democrática, quienes formaron la Junta Revolucionaria de Gobierno, para dar paso al breve lapso democrático 1946-1948, que sucumbió con el derrocamiento del presidente Rómulo Gallegos, que a su vez dio paso a una década más de dictadura militar, hasta el 23 de enero de 1958.

Las Fuerzas Armadas Nacionales –hoy Fuerza Armada Nacional Bolivariana- han sido corresponsables de los fracasos políticos de la historia venezolana, así como aportantes al éxito de lo bueno que hemos cosechado. Hoy, tienen sobre sus hombros la responsabilidad de defender la paz interior y la estabilidad institucional para el funcionamiento pleno de la democracia constitucional, que nos hemos dado. Sus oficiales corrompidos están inmersos en el derrumbe ético de la nación y el empobrecimiento de nuestra economía, por lo que son parte de la crisis. Queda a sus oficiales decentes y realmente leales a la Constitución y las leyes, denunciar, perseguir y enjuiciar a los pillos de uniforme –activos y retirados- que se han dejado llevar por la codicia y el consumismo.

Venezuela está en movimiento. Civiles y militares tenemos responsabilidades conjuntas, iguales como somos ante la ley y los derechos y garantías vigentes. No se trata de dar “golpes”. Necesario es jugar limpio y contribuir al rescate moral de la República.


·        NADA TRANQUILO EL PODER JUDICIAL: “Con los nuevos magistrados, en el TSJ viene una ‘movida de mata’ ordenada por el alto poder. Muy pronto, habrá cambios en la Junta Directiva del máximo órgano jurisdiccional del país, excepto en la presidencia, donde la magistrada Gladys Gutiérrez Alvarado repetirá sin problemas. Saldrán ocho magistrados por jubilación, aunque Carrasquero y Luisa Morales de Lamuño no quieren, se niegan. Más empujón habrá sobre otros dos, para sacarlos de Dos Pilitas: usarán la misma imputación de ‘error inexcusable’ o ‘desconocimiento del derecho’, que antes sirvió para sacar a tres;  y si no ceden y quieren aferrarse al cargo, los llevarán al Poder Ciudadano, al igual que aprovecharán una inminente denuncia ante el Consejo Moral Republicano, y la Fiscalía General de la República, por millones de dólares, que mueve, tras bastidores, otro magistrado de la súper Sala constitucional, también vinculado a turbios negocios inmobiliarios, algunos olorosos a estafa.

·        EL GOBERNADOR DE MÉRIDA, Alexis Ramírez, tiene un “gatillo alegre” muy agresivo contra las mujeres, aporreador de periodistas y vecinos. Guapo y apoya’o, pues, Agustín Volcanes, “tupamaro y soplón del Sebin”, anda armado y tiene varias denuncias en la Fiscalía, Cicpc y la propia Gobernación por agresiones físicas y amenazas con pistola en mano. ¿Esperan que asesine a alguien? Lo primero que debe hacer el gobernador Ramírez es desarmarlo, para evitar un homicidio por motivos “políticos” o “pasionales”, ya que no solo tirotea y encañona a opositores políticos, incluso dentro del chavismo merideño, donde es famoso por su talante violento, sino porque sufre de celos retroactivos. Es decir, es un extemporáneo celópata “empistolado”. Si hiere o asesina a alguien, a partir de hoy, el responsable será su superior jerárquico, el gobernador Alexis Ramírez.

·        CURIOSO GAMBITO sectario de Primero Justicia en el Cabildo Metropolitano de Caracas: sin importar quien presida el organismo, Oswaldo Guerra y Mónica Landaeta se alternan, año tras año, en la Dirección General y la Dirección de Recursos Humanos. “Se las saben todas”, comentan confidencialmente.

·        AUNQUE ES SECRETO “BIEN RESGUARDADO”, ahora se sabe que la “nómina de asesores” es compartida por los trece concejales metropolitanos, cada uno tiene “sus” empleados que supuestamente “cobran sin trabajar en el Cabildo, porque forman parte del activismo político”. ¿Les suena? Así funciona el cepo chavismo-antichavismo, en el orden burocrático, al margen de las verdaderas necesidades o exigencias del pueblo caraqueño.

·        LA ALCALDÍA DEL MUNICIPIO LIBERTADOR debe a la Alcaldía Metropolitana de Caracas, 735.646.521,99 bolívares por los respectivos aportes que por ley está obligada a hacerle. Dicho monto incluye recursos de los años 2009, 2010, 2011, 2012, 2013 y 2014, lo que convierte al alcalde Jorge Rodríguez en un maula, sujeto a investigación y enjuiciamiento por apropiación indebida de recursos, junto con los administradores de la Alcaldía de Caracas, en perjuicio de la comunidad capitalina que también abarca los municipios Baruta, Chacao, El Hatillo y Sucre, cuyas alcaldías sí están al día, o deben muy poco.

·        LA CLÍNICA STORY (antes Story-Ruíz)de Caracas, ubicada en la parroquia Candelaria, fue comprada por un dirigente del gremio médico, quien ha pedido desocupación a varios comerciantes que tienen desde hace muchos años, sus negocios en la planta baja del edificio. La remodelación será total, multimillonaria, como otros “chavistas” hicieron con la tradicional clínica Santiago de León de Caracas, en la avenida Libertador, Las Delicias, parroquia El Recreo.

·        TAMBIÉN QUERÍA COMPRAR la clínica Venezuela, ubicada a menos de una cuadra de la Story, pero no hubo acuerdo, no por falta de real, sino supuestamente porque carece de la autorización del ministerio de Salud, debido a mala ubicación de quirófanos y sala de cuidados intensivos.

·        DESDE MIAMI LLEGA INFORMACIÓN CONFIDENCIAL: “Todos están conspirando contra Maduro, incluso quienes él menos piensa. Los testaferros de jerarcas chavistas en Miami, se la pasan hablando paja y cuando se rascan, empiezan a soltar lo que sus ‘jefes’ comentan: que ya apoyaron mucho tiempo a Maduro, que ‘no sirve y su tiempo se le acabó’… Lavan el dinero (dólares) que sacan de Venezuela, y tienen negocios entre chavistas y antichavistas, aquí no hay diferencias, corre mucho real y andan juntos. No creen en nadie, despotrican de todo el mundo, sean del gobierno, el Psuv o la MUD. Construyen mansiones en Ventura y arrasan con las tiendas de lujo… En Weston juegan golf y beben caña, pero allá en Venezuela son ‘chavistas’. A las mujeres les faltan dedos para ponerse los anillos de súper lujo que no pueden lucir en Caracas y otras ciudades de Venezuela, y andan con relojes que solo los millonarios del mundo portan. ¡Qué insulto! Uno los ve, y siente mucha dolor y pena por Venezuela”. Yo –les confieso- siento pena por ellos y ellas, sifrinos codiciosos que han pulverizado el bolívar y mantienen en jaque a la economía venezolana. La mayoría inconforme de venezolanos y venezolanas, superará está vergüenza histórica fraguada por los del cepo chavismo-antichavismo, socios en los albañales de la corrupción.

·        EL MENSAJE ANUAL DE MADURO lo analizaré la próxima semana: fue repetitivo, olvidadizo, insuficiente y desorientador. Políticamente estuvo dirigido a su debilitada audiencia, con miras al reto electoral parlamentario de 2015.

@manuelisidroXXI
* Ex presidente del Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela 
* Licenciado en Comunicación Social – Universidad Central de Venezuela 
* Especialista en Ciencia Política – Universidad Simón Bolívar 
* Columnista del semanario LA RAZÓN  
* Asesor en análisis de entorno político y social.

Huir con infantil disimulo, haciendo el aguaje de que se va de frente, sería la fórmula de escapar dejando el pelero, según se deduciría de pifias de funcionarios de la República Bolivariana (RB), tras la serie de enredos que embotan sus cabezas. Esa arriesgada maniobra se probaría en medio de desesperos polìticos en otros lugares, donde recibiría el nombre de “Laurello” en homenaje a Martin Emmerling, nacido en Nuremberg (Alemania) en 1885, y quien andaba hacia delante mientras miraba hacia atrás. Éste había comenzado a demostrar su extraña habilidad en Europa, y en 1921 llegó a EEUU donde constituiría atracción del Coney Island.
Por Josué Fernández Alvarado
http://comunicadorcorporativo.blogspot.com/

El drama de los gobernantes de la “RB” entraría en complicaciones, en pleno desarrollo, con el ingreso en puertas a la lista repudiada internacionalmente de funcionarios de narco-estados, debido a la acumulación de denuncias originadas por el militar retirado Eladio Aponte, quien ya se sabía que serviría de valioso apoyo incondicional en el Tribunal Supremo de Justicia. Si tales imputaciones fueran menores, igualmente se les mencionaría como ejecutores de terrorismo judicial, y persecución inhumana de personas acusadas como enemigas del régimen, sin pruebas que lo demostraran. Dentro del país, no se pondrían en claro esos graves señalamientos contra jefes militares y dirigentes oficialistas, de acuerdo con la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, al anunciar que su despacho no abriría una investigación por considerar que las declaraciones del ex magistrado “no eran suficientes”.
Sin embargo, en menos de nada, la prensa traería a sus primeras páginas al gobernador de Portuguesa, Wilmar Castro, validando las declaraciones del ex magistrado al afirmar que “Este señor (Aponte Aponte) sabe cosas y puede decirlas”. Y la libreta de los periodistas se seguiría llenando allí, al escuchar de la misma fuente sus incitaciones al delito -al parecer carente de temores a expedientes de la Fiscalía General de la República-, llamando a “hacerle huelga a Henri Falcón (gobernador de Lara), hay que hacerle huelga a Pablo Pérez (Zulia), hay que hacerle huelga al malandro majunche de Miranda (Henrique Capriles), que no está gobernando”.
En una de esas de aclarar para oscurecer, Wilmar Castro antes había referido sus presunciones de “muertes selectivas” en los asesinatos de dos personajes de notoriedad en la “RB”, la de Jesús Aguilarte, ex gobernador de Apure, y la del general retirado Wilmer Moreno, quien fue cercano colaborador en inteligencia militar gubernamental. Pero, el calificado vocero causaría el mayor impacto público al revelar que el partido del gobierno se prepara para tres escenarios con miras a las elecciones del 7-0: “Con un (Hugo) Chávez debilitado, sin Chávez y la suspensión de los comicios”, debido al clima político”.
A partir de entonces, cabrían menos dudas aún sobre las conspiraciones de militares en Cuba para definir una eventual interrupción del “proceso” que sufre la “RB” con otro capítulo de “gorilas” acorde a la tradición de dictaduras latinoamericanas. Dilma Rousseff y Cristina Kirchner negarían su apoyo a esa aventura. En onda preocupante también andaría China, la cual “corre el riesgo de perder miles de millones de dólares si Venezuela se desestabiliza, y a largo plazo teme perder la actual relación preferencial que tiene con Caracas si el gobierno cambia y Venezuela comienza a mirar a otros lugares…” así lo contarían en documentos filtrados de WikiLeaks.

CAPRILES EXPLICA A UNA SRA PORQUE NO HABLO EN EL ROSAL (VIDEO)

HENRIQUE CAPRILES EXPLICA A UNA SEGUIDORA PORQUE NO HABLO EN LA CONCENTRACIÓN DE EL ROSAL
LA SEÑORA LE RESPONDIÓ A CAPRILES ME DECEPCIONASTE.

SEÑORES, VENEZUELA NO NECESITA UN ARTISTA DE HOLLYWOOD, UN TIRA-BESITO, LO UNICO QUE LE FALTO A ESTE SR. EN ESTE VIDEO ES FIRMAR AUTOGRAFOS, POR FAVOR TENEMOS QUE ABRIR LOS OJOS, ESTE SR. SOLO SE MUEVE CUANDO EL REGIMEN ESTA PERDIDO, RECUERDEN QUE EL VENDIO A LOS MAS DE 7.000.000 DE VENEZOLANOS QUE LE CONFIARON SU VOTO Y NOS MANDO A BAILAR SALSA Y TOCAR CACEROLAS EN NUESTRAS CASAS.
LUEGO PROMETIO DEFENDER NUESTROS VOTOS Y NO LO HIZO, SE VOLVIO PURA BULLA Y NO MOVIO UN DEDO MAS PARA QUE SE RECONTARAN LOS VOTOS, COMENZO A PROMETER COSAS PARA LAS SIGUIENTES ELECCIONES. POR FAVOR.

VENEZUELA NECESITA UN PRESIDENTE, NO UN ACTOR DE HOLLYWOOD.



MANIFIESTO LIBERTAD DE LAS RESISTENCIAS UNIDAS DE VENEZUELA

Para las Fuerzas Armadas decentes de Venezuela.

De los ciudadanos venezolanos.

Hoy 23 de Enero del 2015, los jóvenes de Venezuela nos declaramos en resistencia permanente por la grave situación socio-política a la que hoy se enfrenta nuestra nación. Hoy el espíritu de cambio es un eco que recorre cada rincón de país cuando nuestro pueblo pierde horas en humillantes colas para intentar comprar un poco de comida, cuando perecen nuestros familiares producto de la crisis en materia de salud, cuando despedimos a uno de los nuestros en el aeropuerto porque su patria le negó una oportunidad para crecer y, peor aun, cuando nos toca despedir a uno de los nuestros en el cementerio porque este gobierno compró una bala con su nombre que le quitó la vida y con ella le robó  futuro a Venezuela. También levantamos la voz en contra de un Estado delincuente que usa a la justicia como instrumento de venganza y la pone en manos de sicarios rojos que algunos llaman jueces y fiscales, extinguiendo de esta forma la separación de poderes y la presunción de la inocencia. Frente a este moribundo Estado delincuente, hoy 23 de Enero, día de la democracia, una vez más declaramos y asumimos el reto histórico de entregar nuestras vidas si es necesario para devolver a Venezuela su libertad y sus valores democráticos de cara un futuro muy próximo colmado de oportunidades, donde todos los derechos sean para todos los venezolanos.

Los venezolanos debemos por fin abandonar falsos ideales mesiánicos y militaristas para lograr el tan deseado cambio, una sociedad que alberga falsas ideas y prejuicios termina en el lugar equivocado de la historia, desde la caída de la última dictadura militar  y el inicio del mal llamado periodo de “La Cuarta República”, los venezolanos comenzamos a transitar mansamente por el camino de la servidumbre; concebimos al Estado no como un instrumento político para el manejo del poder reflejado en nuestros intereses como sociedad, sino más bien como a un padre y señor Dios todopoderoso al cual debemos pedir y servir. Tenemos una visión errada de nuestros recursos naturales, los hemos percibido como especie de maná o piedra filosofal, hemos desaprovechado una gran oportunidad histórica, geopolítica y económica para hacer de esos recursos una gran riqueza, no para el Estado y sus funcionarios, sino para la ciudadanía. La cultura anti-occidental que se arraigó en la mente y los corazones del venezolano, trayendo consigo los anti-valores del mercantilismo y el estatismo, inundó nuestras Casas de Estudios donde en lugar de impulsar el emprendimiento empresarial de cada estudiante universitario, se les estimuló por el contrario a ser empleados conformistas del Estado; por años se nos enseñó a distribuir la riqueza en lugar de crearla, esto dio como consecuencia una cultura de saqueo al productor de bienes y servicios, pues no se puede distribuir lo que no se ha creado primero, y la única manera de hacerlo es, quitándole al que produce para llenar las manos del vago; a la generación actual de jóvenes venezolanos se nos heredó una cultura parasitaria.

La actual mega crisis sistemática que nos ha tocado enfrentar requiere de decisiones firmes y determinantes que cambien para siempre el curso de la historia política, económica y del pensamiento venezolano, una transformación completa del sistema. El sistema que actualmente nos gobierna es de una naturaleza comunista, origen de los anti-valores y que nos ha tenido de espaldas al mundo civilizado de la cultura occidental; es fracasado, decadente y culpable de todos nuestros problemas.

Hoy tenemos muy claro que la única forma de lograr esa Venezuela de paz, bienestar y progreso, sólo será posible con la salida de Nicolás Maduro y su sistema retrógrado, corrupto e ineficiente que sumió a Venezuela en la más profunda miseria. No habiendo solución a ninguno de nuestros problemas dentro del actual sistema socialista (comunista), y estando deseosos en consecuencia de cambiarlo, por nuestro futuro y el de las próximas generaciones, manifestamos el día de hoy lo siguiente:

 Declaramos por medio del presente documento que la solución a todos los problemas del país se lograrán resolver iniciando con la renuncia inmediata de Nicolás Maduro Moros, para así entrar en la transición de un nuevo estado democrático representativo.

 Para el cumplimiento de lo anteriormente expuesto, en nombre de la resistencia, los estudiantes y la sociedad civil organizada y ciudadanos en general:

Solicitamos a las Fuerzas Armadas que procediendo con estricto apego a la Constitución: defiendan la Soberanía Nacional y la integridad territorial y den inicio a un gobierno de transición que expulse de nuestro territorio a todo contingente militar extranjero por cuanto violan nuestra soberanía e independencia, arreste a todo funcionario de Estado inmerso en el robo de nuestro erario público, y a todo funcionario violador de nuestros Derechos Humanos por acción u omisión, de conformidad a lo establecido en la Constitución de la República y al Derecho Público Internacional.

Nosotros los ciudadanos en virtud de ser poseedores del poder originario hacemos pública esta orden a los efectivos y contingentes militares acantonados a lo largo y ancho del país, y notificamos que permaneceremos en las calles con acciones constitucionales, cívicas, pacíficas y contundentes hasta que se dé cumplimiento a lo requerido.

Sin más nada que argumentar, suscriben los ciudadanos decentes de Venezuela.

Comunicado avalado por las Resistencias:

Movimiento Cumana (@movcumana)
ЯESISTENCIAZulia (@PatriaMia_)
Resistencia Altamira (@Altamir_RAG14)
BastionDelZulia ЯuZ (@bastiondelzulia)
Tachira Fuerte (@TachiraFuerte)
PlazaREstudiantil (@PlazaLCL)
Resistencia Mgta (@RRMgta)
ResistenciaVenezuela (@ResistenciaV58)

Monedero (Podemos) ingresó “otro millón de €” de Venezuela desde una fundación

Juan Carlos Monedero facturó también dinero de gobiernos latinoamericanos a través de una fundación española. El número tres de Pablo Iglesias recibió dos transferencias, con origen en Venezuela, por un importe cercano al millón de euros a través de la Fundación del Centro de Estudios Políticos y Sociales, según confirmaron a este diario fuentes de la seguridad del Estado. La sociedad intermediaria tiene sede en Valencia y está conducida, entre otros, por el catedrático de Derecho Constitucional Roberto Viciano, consultor y asesor de países como Venezuela, Bolivia y Ecuador. En concreto, el fundador de Podemos recibió pagos por importes de alrededor de 500.000 y 480.000 euros, que sumados a los 425.150 que facturó su empresa elevan la cifra a cerca de 1,5 millones, publica MARISA RECUERO / El Mundo

La persona intermediaria entre Venezuela y la citada fundación es Roberto Viciano Pastor, catedrático de la Universidad de Valencia, donde es titular de la cátedra Jean Monnet sobre instituciones políticas de la Unión Europea. Este profesor universitario fue también director del Departamento de Derecho Constitucional de esta Universidad y secretario general de la misma, además de dirigir el Máster en Derecho Constitucional de dicha institución valenciana y codirigir los de Derecho Electoral y Derecho Parlamentario y Técnica Legislativa de la Universidad de Castilla-La Mancha.

No obstante, Viciano está vinculado también con la vida universitaria latinoamericana, a través de su participación en el programa de doctorado en Derecho de la Universidad Andina Simón Bolívar de Ecuador y el de Derecho Constitucional en la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz, en Bolivia. Es más, dirigió equipos de seguimiento y asesoramiento a las asambleas constituyentes de Ecuador, Venezuela, Ecuador y Bolivia.

La fundación a través de la cual Monedero recibió los dos pagos tiene como vicepresidente al economista Alberto Montero Soler, el profesor de Economía de la Universidad de Málaga, y miembro del equipo de Pablo Iglesias, que contrató a Íñigo Errejón para un proyecto que exigía dedicación absoluta pese a que éste compatibilizó dicho trabajo con su actividad en Podemos.

Sin respuesta

Este diario se puso en contacto con Podemos para preguntar a Juan Carlos Monedero sobre el motivo de esas transferencias de dinero, pero, por tercer día consecutivo, no obtuvo respuesta. En su lugar, ayer, fue el eurodiputado Pablo Echenique el que salió en defensa de su compañero de partido, asegurando que “va a explicar hasta el último detalle” en relación a los 425.150 euros que ingresó a finales de 2013 a través de la empresa Caja de Resistencia Motiva 2, creada para cobrar ese dinero tres años después de realizar el trabajo.

Monedero pudo haber ahorrado en torno a 130.000 euros en impuestos gracias a esta empresa, atendiendo a los cálculos realizados por expertos fiscales consultados. Y es que los 425.150 euros corresponden a servicios prestados en 2010, cuando aún no existía la citada sociedad. La Ley del Impuesto Sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF) advierte en su artículo 14.1b que los ingresos por una actividad económica se deben apuntar el mismo año en que se generan. “Los rendimientos de actividades económicas se imputarán conforme a lo dispuesto en la normativa reguladora del Impuesto sobre Sociedades, sin perjuicio de las especialidades que reglamentariamente puedan establecerse”.

La Ley del Impuesto sobre Sociedades establece en su artículo 19.1 que los ingresos y los gastos de una empresa deben imputarse al periodo en el que se prestaron. “Los ingresos y los gastos se imputarán en el período impositivo en que se devenguen, atendiendo a la corriente real de bienes y servicios que los mismos representan, con independencia del momento en que se produzca la corriente monetaria o financiera, respetando la debida correlación entre unos y otros”.

En el caso de Monedero, los ingresos y gastos debieron imputarse al año 2010, tomando como referencia la norma. Sin embargo, ese año, Caja de Resistencia Motiva 2 aún no estaba dada de alta en el Registro Mercantil. Atendiendo a los cálculos realizados por los asesores fiscales consultados, el número tres de Pablo Iglesias tendría que haber pagado a Hacienda en torno a 200.000 euros como persona física por el cobro de esos 425.150 euros, además de un salario medio neto como profesor universitario del entorno de los 30.000 euros.

Cuentas

Juan Carlos Monedero sólo pagó en impuestos por el dinero cobrado 70.417 euros, según consta en el balance de la empresa, declarando esos ingresos a través del Impuesto sobre Sociedades. La diferencia con la cantidad que hubiese pagado si declara a través de IRPF habría sido de esos 130.000 euros. No obstante, esta cifra podría ser menor si se deducen los gastos -cifrados en 2.159 y 57.548 euros, respectivamente-. En este sentido, conviene reseñar que “son gastos dudosamente deducibles en 2013, ya que se prestaron en el año 2010″, según reconocen fuentes fiscales.

El artículo 305 del Código Penal considera un delito contra la Hacienda Pública el disfrute de beneficios fiscales “indebidamente obtenidos” por una cuantía superior a los 120.000 euros.

Monedero, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, realizó los trabajos por los que cobró esos 425.150 euros sin permiso de la institución, según fuentes conocedoras, lo que es considerado una conducta ilegal en el ámbito universitario. Es más, solicitó el permiso en diciembre de 2013, una vez cobrado el dinero, cuyo 20% debería entregar por ley a la Universidad.

“El dinero no me alcanza, por eso hago la cola”

Los tigrenses y guanipenses pasaron hambre, sueño y calor durante las colas que este viernes se hicieron frente al supermercado Unicasa de la capital del municipio Simón Rodríguez, debido a que habían llegado productos de primera necesidad, publica E. Adrianza / J. Vicent / El Tiempo

La clienta María Maita pasó cinco horas haciendo fila para comprar papel higiénico, aceite, leche, salsa de tomate, café y avena en hojuelas.

Maita precisó que madruga todos los días para pasearse por los abastos de El Tigre y Guanipa, para ver qué consigue comprar, pero que esta situación la tiene muy cansada y espera que pronto se acaben las colas.

Contó que gastó 336 bolívares en los productos que ayer se hallaron en Unicasa. Así no tiene que pagar el doble, triple o más comprándoselos en la calle a los “bachaqueros”.

Xiomara González, usuaria, detalló que cada día son más las personas que hacen cola para adquirir productos y que a pesar de las quejas, la situación continúa igual en todas partes.

Añadió que pasa entre cinco a siete horas haciendo filas, para comprar leche, pollo, harina de maíz o cualquier otro producto que llegue.

“Ya estoy cansada de tanto hacer cola, dejo de hacer mis oficios del hogar por estar de un lado a otro, tratando de conseguir alimentos”, acotó.

Mariela Ramírez, cliente, dijo que los guardias nacionales controlan la venta de los alimentos y que se devolvió a buscar un aceite para comprarlo y el efectivo castrense le dijo que no sin dar más explicaciones.

“Estamos viviendo una situación muy difícil en Venezuela, donde tenemos que dejar de hacer muchas cosas, por estar haciendo colas”, contó.

Rosalinda Maita, compradora, relató su odisea para hallar papel higiénico, aceite y salsa de tomate. Dijo que tuvo que comprar lo que encontró en Unicasa, porque a pesar de que se fue muy temprano al automercado no consiguió la leche, debido a que ya se había vendido toda.

“Nada de fotos”

“Aquí no vas a tomar fotos”. Estas fueron las palabras que los funcionarios militares le dijeron al reportero gráfico de El Tiempo, cuando intentó captar ayer unas imágenes de la larga fila que hacían los ciudadanos en el abasto Bicentenario de Anaco.

Los efectivos castrenses le dijeron al trabajador, quien pidió una explicación de la negativa, que estaba totalmente prohibido tomarle fotos a las colas y que de hacerlo sería detenido y obligado a borrar las imágenes.

Con esta restricción transcurrió la jornada de venta de alimentos y otros productos considerados escasos en la ciudad gasífera.

Aceite comestible, margarina, harina de maíz, de trigo, pollo regulado, suavizante y desodorante, fueron en su mayoría los artículos que ofrecieron tanto los comercios dependientes del gobierno, como los privados.

El ama de casa María Rangel relató que desde las 4:00 de la madrugada acudió junto con sus dos hijas a hacer las filas en el Abasto Bicentenario.

Fue poco después de las 10:00 de la mañana cuando tuvo la oportunidad de ingresar al establecimiento.

“Esto es un sacrificio grande. Por ejemplo yo he tenido que dejar de hacer trabajos en mi casa para dedicarme a hacer colas. No me queda de otra. Yo no puedo comprarle a los revendedores porque soy pobre y el dinero no me alcanza, por eso hago la cola”, detalló la mujer.

Otro que aseguró madrugar para tener la opción de comprar en el Bicentenario o donde consiguiera alguno de los productos escasos, fue el obrero jubilado Humberto Rodríguez.

Explicó que salió de su residencia, ubicada en la avenida Los Pilones de Anaco, poco antes de las 5:00 de la mañana y que cuando llegó al Bicentenario ya tenía un “gentío” por delante.

“Es lamentable que uno tenga que pasar por esto. Yo tengo ya cierta edad y en toda mi vida primera vez que veo algo así. Pero uno tiene que hacer esto para que la platica le pueda alcanzar, porque si no, en cuatro cositas que uno compre en otra parte se queda sin nada en el bolsillo”, puntualizó el hombre.

GUSTAVO TOVAR-ARROYO: ¡Oh, Dios!


“Dios no proveerá, está cansado de tanto
chantaje al pobre pueblo venezolano…”

El apocalipsis de San Juan

He de confesar que el disparate venezolano me ha hecho despreciar el rol de los profetas en la historia del hombre. Todos podemos ser profetas de nuestra tierra y de la que no es nuestra también. No hay ninguna ciencia, es fácil.

Considero, además, que los profetas son unos pícaros, hasta San Juan y su apocalipsis lo fue. Se sientan al borde de un despeñadero frente a un valle (por ejemplo, el de Caracas), se montan una batola blanca, encienden algunos inciensos alrededor, se tatúan un tercer ojo en el centro de la frente, fruncen el ceño, abstraen la mirada hacia el firmamento y, cerrando los ojitos para figurar un trance sideral y místico, predicen.

No es difícil prever qué va a pasar en una sociedad si se observan con detenimiento los signos de su tiempo (como en Venezuela): inmoralidad, corrupción, cinismo, desabastecimiento, suciedad, hambre, crimen, colas, riñas, nuevorriquismo, desprecio y demencia (mucho madurismo exacerbado) para solemnizar sin sudor alguno: “Hermanos, no sólo se acerca el apocalipsis…, los venezolanos somos el apocalipsis”.

¿Podremos escribir un apocalipsis venezolano o necesitamos a San Juan?

Es fácil predecir.

El eterno retorno de la idiotez

Siguiendo el ejemplo de la picardía profética de San Juan y su apocalipsis, era fácil concluir entonces como lo es ahora -y sin haber leído a Nietzsche- que el mismo Hombre que había devastado deslumbrantes civilizaciones antiguas como la egipcia, la persa o la griega, lo volvería hacer una y otra vez, por los siglos de los siglos, Amén.

La idiotez retorna eternamente, como ahora en Venezuela con Chávez, su Maduro y esa larga lista de chiflados que integran el chavismo y que con una pericia poco común han arruinado a un país en quince años.

No hace falta profecía ni alzarse místicamente en una colina de humo para advertir que el colapso será total. Tampoco hace falta inventar que será un monstruo quimérico de 10 cabezas quien devastará al país, no hace falta fabular, digámoslo con nombre y apellido: será Nicolás.

Pero no, los lunáticos se sientan a dialogar con los enchufados sobre el sexo de Dios y prefirieron participar en un circo bufo a rebelarse junto a los verdaderos ángeles de la nación: los estudiantes, para salvar al país. Los lunáticos invocan a Dios e incumplen con su responsabilidad.

¿Tú eres uno de ellos? Pues si lo eres, será mejor que Dios te agarre confesado.

A Dios se le enredó el papagayo venezolano

Primero fue Capriles quien sugirió que el hilo invisible de Dios elevaría su tiempo perfecto (redentor) en Venezuela para vengar el fraude electoral del que fue objeto no él (Capriles) sino el pueblo venezolano y ahora es ese campeón olímpico de la eterna idiotez (que siempre retorna): Maduro, quien nos avisa que ante el apocalipsis total que el pueblo padece (no Maduro) el que solucionará todo y proveerá será Dios.

Al menos en algo están de acuerdo Capriles y Maduro: será Dios quien nos redima de esta acumulación de desastres. Ni Capriles ni Maduro -¿falsos profetas?- se sienten capaces de hacerlo.

Para ellos Venezuela es un simple papagayo de Dios y en este momento se le ha enredado -a Dios-, no a toda una nación.

(Abro un paréntesis para preguntarme: ¿A cuál Dios le estarán rogando Capriles y Maduro para que haga su tiempo perfecto y nos provea? ¿No será que le están suplicando a un Dios distinto? ¿Será esa diferencia de dioses invocados la verdadera causa de tanta desatención y desvarío?)

¡Dios, perdónanos a los venezolanos, que no tenemos idea de lo que hacemos!

El evangelio -venezolano- según Tovar

Pensándolo bien, sí escribiré un conciso evangelio para esta Venezuela que de un tiempo para acá es tan creyente y devota. Todos podemos hacerlo, hasta yo que no soy profeta ni en mi tierra.

Algo inventaré, el Dios del tiempo perfecto me provee y me bendice.

Hace una semana profeticé sobre el apocalipsis venezolano en mi artículo “La oposición y sus caperucitos rojos”, mencioné que si no nos comportábamos como simples ciudadanos y no como feligreses del chavismo (como caperucitos rojos) nos sucedería lo que el profeta Eurípides señaló: “Aquél a quien los dioses quieren destruir, primero lo vuelven loco”, es decir, terminaríamos todos locos.

Estamos muy cerca de estarlo. No recuerdo un momento histórico venezolano donde la realidad política hubiese sido tan delirante y disparatada.

¿Estamos locos?

No lo creo, nuestra conciencia despierta y reconoce que no es Dios quien nos liberará de esta demencia, sino nosotros mismos con esfuerzo, sacrificio, visión y desafío ciudadano. Sin miedos ni invocaciones celestes. Sin lunatismos.

Estoy seguro que Dios no proveerá, está cansado de tanta irresponsabilidad y de tanto chantaje venezolano. Además, hay que dejarlo tranquilo, tiene cosas más importantes qué resolver. Repetiré esta cita de Maquiavelo que mencioné en mi pasada entrega: “Dios no está dispuesto a hacerlo todo y así quitarnos el libre albedrío y la parte de gloria que nos corresponde”.

Mi evangelio será conciso. Su buena nueva eres tú, sí tú, que no estás dispuesto al lunatismo ni a la esclavitud. Tú que entiendes que sólo movilizando y luchando saldremos de este pecado de estupidez que es el madurismo.

Mi buena nueva radica en ti. Mírate al espejo, el tiempo perfecto está en tu mirada, que ella nos provea de libertad. Fórmate y lucha, el evangelio lleva tu nombre: escríbelo.

Y sé tú, no Dios, quien salve a Venezuela tan bella y tan llena de gracia…

Gustavo Tovar Arroyo

JESÚS ELORZA: Viaje fantástico

“Las brillantes ideas que vino a
proponernos en su fastuosa gira…”

 Los Jeques de los países miembros de la OPEP, no salían de su asombro al concluir la visita de Nicolás.

El Rey de Arabia Saudita, Abdalá bin Abdelaziz, bajo ningún concepto aceptó la propuesta de bajar la producción petrolera para lograr subir los precios y no pudo contener la risa, cuando escuchó la oferta de llenar de papas al desierto saudi. Podemos intercambiar productos agrícolas de nuestras comunas y conucos por dólares en efectivo que necesitamos con urgencia para solventar la crisis económica. Abdalá, no podía creerlo…..este tipo esta loco o se fumó una lumpia cuando visitó a los chinos, dijo en voz alta.

Más tranquilo, en su oficina, trataba de buscar una explicación, sin lograrla, a lo ocurrido y tomó la decisión de llamar a sus amigos de Irán, Argelia y Qatar para ver como les había ido a ellos con la visita de tan “singular” personaje.

En su conjunto, todos los países rechazaron la propuesta de reducir la producción de petróleo y también quedaron sorprendidos por la oferta de productos agrícolas. Si en su país hay escasez de alimentos, como se le ocurre a ese señor venir a ofrecernos papas, arroz, caraotas, tomates etc., se preguntaban los ayatolas iraníes…..al final, nos pidieron, un cargamento de acetaminofen para surtir sus farmacias y poder contrarrestar la epidemia de Chikungunya que los afecta, dijo el Presidente Hasán Rouhaní.

Abdalá, ese tipo es un rolo e loco, fue el comentario del Presidente Argelino Abdelaziz Buteflika, cuando nos negamos a atender su propuesta, se le ocurrió decir en una rueda de prensa ¡¡¡que había logrado un acuerdo de financiamiento para la banca venezolana!!!! ….. Pero, cuando los periodistas le preguntaron sobre el monto y las formas de pago…¡¡¡comenzó a silbar y a decir que estaba en comunicación directa con el pajarito!!!

Conmigo, dijo el Emir Hamad bin Khalifa Al Thani Presidente de Qatar, se limitó a pedirme una flota de taxis para ponerlos a ruletear durante la campaña electoral para la escogencia de diputados a la Asamblea Nacional.

Vía skype, los mandatarios decidieron hacer una conferencia con Putin, para ver como le había ido en su encuentro con el camarada Nicolás.

Bueno, déjenme decirles, que con la información suministrada por la FSB (Antigua KGB) sobre los resultados de las reuniones que Nicolás sostuvo con ustedes, no me quedo mas remedio que convocar a la Academia de las Ciencias para que le efectuaran un examen del coco a ese señor….¿A quien se le ocurre venir a pedirnos que hagamos una reducción de la producción petrolera, cuando es de todos conocidos que la caída de los precios nos ha afectado gravemente? Solo a un desquiciado o desconocedor de la economía se le ocurre tal cosa…..Bueno, los científicos, luego de revisar las obras de Julio Verne: La vuelta al mundo en 80 días y 20.000leguas de viaje submarino, llegaron a la conclusión de hacer operativo El Viaje Fantástico, inspirados en la novela de Isaac Asimov. Para ello, al igual que en la película dirigida por Richard Fleischer, ordenaron la miniaturización de un submarino tripulado para ser introducido en el torrente sanguíneo del camarada Nicolás y por esa vía poder llegar a su cerebro para ver in-situ como es la producción de las brillantes ideas que vino a proponernos en su fastuosa gira.

¿Y que pasó al final? Preguntaron al unísono los jeques, emires y ayatolas.

Bueno, después del éxito científico-tecnológico de reducir microscópicamente al submarino. La travesía, confrontó una serie de dificultades por la lucha contra los glóbulos blancos y la presencia de una fístula arteriovenosa. Al fin, cuando llegaron al cerebro, se consiguieron que ¡¡¡NO HABÍA NADA!!! Ni lóbulos, ni masa cerebral, ni neuronas, ni materia gris….nada, simplemente la bóveda craneal estaba vacía.

AAAHHH, ahora entendemos porque el camarada Nicolás, se la pasa creyendo en “Pajaritos preñaos” exclamaron todos, los conectados por skype.


Por: Jesús Elorza

FAUSTO MASÓ: ¿Dios proveerá?


¿Qué enemigo le prepara
los discursos a Maduro?

Nicolás Maduro anda tan perdido como el hijo de Lindbergh. Le dio la vuelta al mundo sin saber que decir al llegar a Caracas; parece un misterio la razón por la Chávez lo designó sucesor. ¡Qué mal manejó su viaje!

Una ocasión para presentarse como un estadista que se asociaba con grandes figuras mundiales, terminó pareciendo un simple asomado. Pudo haber dicho la verdad desde el comienzo, ando tratando de subir los precios del petróleo; prefirió sugerir que volvería con un montón de plata, algo imposible. Es demasiado fácil comentar las contradicciones de Maduro, ninguna tan patética como el miércoles pasado cuando envió un mensaje desesperado, ¡invocó la ayuda de Dios! dijo que Dios proveerá. ¡Esa mención a Dios no la hacía el general Francisco Franco!, ni el actual papa Francisco se permite esa invocación tan cómoda al Creador. Hablar de Dios después de anunciar medidas económicas es confesar una impotencia mayúscula, casi le faltó decir que ojalá nos agarre confesados Nadie imagina a Fidel Castro concluyendo así un mensaje a la nación, lavándose las manos de las consecuencias de las medidas económicas.

Los gestos de Maduro, sus expresiones, enviaban un mensaje; no quería llegar a la parte crucial, al anuncio de las medidas.

No dijo la razón verdadera, y válida, del viaje: convencer a los socios de la OPEP y a Rusia de la conveniencia de aumentar los precios del barril, ¡afirmó que andaba por el mundo en búsqueda de un montón de dólares, que volvería de China o Arabia Saudita con las maletas llenas de oro!, algo imposible porque ningún jefe de Estado recorre el mundo como un mendigo distinguido, visita otro país para darle un sablazo. No, pero Maduro permitió que esa fuera la razón supuesta de su viaje, cuando en realidad perseguía poner de acuerdo a los países para subir el petróleo, algo válido.

A la vuelta había creado la expectación de anuncios espectaculares que nos sacaran de abajo sin tanto trabajo. El miércoles no sabía que decir, alargaba y alargaba su discurso para no llegar a los anuncios de cambios económicos, en vez de llegar lleno de oro traía anuncios que nos volverían a todos pobres. El hombre vacilaba, perdido en el desierto y en un arranque asombroso de sinceridad afirmó que Dios proveerá, porque lo que viene es eneas.

Maduro está más pesimista que sus enemigos, vive convencido de que su gobierno no terminará bien, se olvida que hasta los gobiernos malos sobreviven cuando la oposición es peor, se limita a la verborrea y dentro del propio chavismo, nadie se atreve a darle un empujón final al presidente. Es decir, la inercia juega a favor de Maduro.

Y otra cosa, igual que a principios de año ningún experto anunció la brutal caída del petróleo, ahora no es imposible, pero bien poco probable, que ocurra lo contrario si, por ejemplo, fracasasen las negociaciones de Estados Unidos con Irán y empezaran las bombas en la región.

Maduro ruega cada noche por una guerrita. Es el primer presidente sin un economista a su lado y que confiesa de paso que pidió la opinión a todo el mundo. Patético.

Maduro afirma que Dios proveerá, pero ¿Dios anda angustiado por el destino de Nicolás Maduro?

Pasará a la historia de las revoluciones por sus palabras del miércoles. Esa revolución no es socialista, ni materialista, ni atea ni nada. Es solo un invento de Chávez, igual que el propio Maduro.

Por ahora Dios no provee ni carne, ni arroz ni nada. Los precios se han disparado. El diablo, no Dios, oyó las peticiones de Maduro, parece que esto se pone cada vez peor, solo que a Maduro, ya lo dijimos, lo ayuda la inercia. ¿Hasta cuándo?.

Fausto Masó.

¿Qué tienen en común estas canciones católicas que usted probablemente ha cantado?

Aunque usted no lo crea ¿Qué tienen en común las canciones católicas
“Una espiga dorada por el sol”, “Ven, ven, Señor no tardes”, “Juntos como hermanos” y “Pescador de hombres”?. Todas fueron compuestas por una sóla persona: el padre Cesareo Gabaraín, quien compuso unas 500 canciones. Comenzó a componer a los 30 años y murió antes de los 55.

Pescador de hombres es el título de una canción religiosa compuesta en 1979 por el sacerdote y compositor español Cesáreo Gabarain (1936-1991) también conocida como “Tú has venido a la orilla”. El autor la escribió como resultado de su visita a Galilea, y se convirtió rápidamente en una de las preferidas de la Iglesia Católica y la canción religiosa más cantada en el mundo de habla hispana.

Su letra se inspiró en el pasaje del Evangelio de Lucas en el cual, tras la pesca milagrosa, Jesús de Nazaret le anuncia a Simón Pedro que será pescador de hombres, y él y sus compañeros, dejándolo todo, lo siguieron (Lucas 5:1-11). La expresión «pescadores de hombres» también está presente en pasajes de los otros dos evangelios sinópticos, el Evangelio de Mateo (Mateo 4:18-20), y el de Marcos (Marcos 1:16-18).
El polaco Stanisław Szmidt escribió la versión polaca, y Gertrude C. Suppe, George Lockwood y Raquel Gutiérrez-Achon una de las varias versiones inglesas. La canción fue incluída en libros de cánticos litúrgicos de distintas denominaciones cristianas.
La canción era una de las preferidas del papa Juan Pablo II, y tras su muerte fue cantada frecuentemente en Polonia en recuerdo suyo.
Les propongo que inmediatamente después de cantar “Sonriendo has dicho …” pongan su nombre. Ejemplo “Sonriendo has dicho Francisco”…o María, etc. En la iglesia, todos cantamos nuestros nombres al mismo tiempo, es una experiencia muy hermosa, hagan la prueba.
LETRA ORIGIAL:
Tu has venido a la orilla
no has buscado a sabios, ni a ricos
tan solo quieres que yo te siga
ESTRIBILLO:
Señor, me has mirado a las ojos
sonriendo, has dicho mi nombre
en la arena, he dejado mi barca
junto a ti, buscare otro mar
Tu necesitas mis manos
mis cansancios que a otros descansen
amor que quiero seguir amando
Tu sabes bien lo que quiero
en mi barca no hay oro ni espadas
tan solo redes y mi trabajo
Tu pescador de otros mares
ansia entera de almas que esperan
amigo bueno que asi me llamas
En el siguiente enlace una hermosa versión de “Pescador de hombres”
https://www.youtube.com/watch?v=sx9IHmnBvsU

"Ciudades Pánico"… Caracas, Acapulco y San Pedro Sula

Caracas es una ciudad pánico.

Un concepto del arquitecto y filósofo francés Paul Virilio, experto en análisis de impactos sociales. El pensamiento de este autor trata sobre la descomposición de la guerra clásica y la inversión del número de víctimas… ahora las pérdidas siempre están del lado de los civiles.
Para Virilio el pánico urbano ha desplazado a la forma militar de la guerra.
Todo esto viene porque leo en el gel mediático (J. Barreto) que Caracas ha sido nombrada, otra vez, entre las ciudades más violentas del mundo, según un estudio del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal de México.

ilustración cómic portadas periódico
Caracas como ciudad pánico 

Caracas terminó siendo de lo peorcito que hay en el planeta.
Codeándonos en un tú a tú de muerte con San Pedro Sula (Honduras) y Acapulco (México).
Ciudad de la muerte. Ciudad pánico.
Señala en su libro Paul Virilio que las ciudades se han convertido en el agrandamiento solemne de un campo de batalla. Feria de atrocidades. Desequilibrio que provoca el terror.
A un iraquí preocupado por la inseguridad civil en Bagdad se le puede contestar amablemente:
- Ah vamos, ¡en Caracas es peor! (1)
Paul Virilio dice que es en la ciudad, y en ninguna otra parte más, donde se ha probado en el siglo XXI que existe una guerra contra los civiles que ha sucedido progresivamente a la del campo de honor militar.
… cámara de tortura de la ciudades.
Más de 400 muertos en diciembre. Y ahora en enero la cifra raya casi los 300.
Víctimas civiles. Es por eso que hemos recordado el libro de Ciudad Pánico: el afuera comienza aquí.
¿Hasta dónde? ¿Hasta cuándo semejante desprecio, semejante indiferencia clínica ante la cámara de tortura de las ciudades? Se pregunta el autor.

Palabras claves: “paul virilio”, “ciudad panico”, “caracas venezuela”,  
(1) Ejemplo modificado adaptado a nuestra región. 

Hablan los oyentes

Sábados a mediodía en RCR 750AM

Sábados a mediodía en RCR 750AM

Oyentes del programa coparon la emisión #128 de Dr. Político en RCR en esta fecha, lo que impuso la variedad en los temas tocados. Hubo lectura de la carta de Dios a Nicolás Maduro, que el Supremo Hacedor remitió por mensajería de Laureano Márquez. El Nocturno del ballet La boutique fantasque (Rossini-Respighi) y el clímax del primer movimiento del Concierto para violín de P. I. Tchaikovsky acompañaron la participación de la audiencia. A continuación, el audio de la transmisión de hoy:

 

LEA

_______________________

COMUNICADO DESDE LA RESISTENCIA DE VENEZUELA

Ha sido confiscada la Libertad en Venezuela. Padecemos un despotismo comunista que aspira a convertirse en totalitario. Sin Libertad muere la Democracia porque no hay garantías jurídicas ni políticas para el ejercicio, ni para la titularidad de la misma. Aparte de la incoherencia que representa consultar la Libertad de un país, no existen las condiciones para que los procesos electorales se desenvuelvan pulcramente, como tampoco para que los resultados sean verificables por la sociedad en general.

Hay sectores autodenominados de “oposición” que son parte del mismo problema que ha destruido a nuestro país con el PSUV. Tienen una raíz común: el socialismo. Mientras ellos sigan teniendo el equilibrio del sistema administrando las crisis que promueve el régimen, no habrá ningún tipo de cambio que beneficie a la Nación. La complicidad, convivencia y cohabitación entre estas cúpulas mafiosas, necesita para poder sobrevivir, de súbditos dependientes, necesitados, conformistas y resignados, que obedezcan a sus designios en función de una relación amo-esclavo que les asegure mantener el enriquecimiento mutuo a costa de los ciudadanos.

El 2014 fue el año de la Ruptura, y ahora le toca al Renacimiento.

La Resistencia ha sumado y está aglutinando a todos aquellos venezolanos que rechazan este sistema político que atenta contra la Libertad y la Dignidad de las personas. Rehazamos un sistema que utilice el monopolio y la distribución de los alimentos y los bienes de consumo para imponer su poder autocrático, siguiendo el guion de todos los regímenes criminales de tilde comunista existentes en el pasado.

En la Resistencia existe una sólida Unidad Política basada en la Libertad como nuestro Valor supremo. Tenemos un objetivo común imprescindible para el logro de nuestro Valor: la expulsión del castro-comunismo de Venezuela, conformado por los que secuestraron el poder junto a sus colaboradores de la “oposición oficial”. Al haber logrado dicha remoción, se conformará  un debido proceso político de transición para restablecer el hilo constitucional y el respeto al Estado de Derecho.

 La Resistencia posee una Estrategia Política clara y bien definida para alcanzar su objetivo: desobedecer y desconocer las imposiciones de los déspotas comunistas y sus colaboradores “opositores”, cuya única meta es perpetuarse en el poder a través del engaño de la falsa democracia.

Los venezolanos en Resistencia valoramos profundamente nuestra Libertad de pensamiento, nuestra independencia y nuestra autodeterminación. Ningún vasallo de tiranías podrá arrodillar, obligar, o corromper a cualquier miembro de la causa. Como un asunto de honor, nos hemos trazado la misión de salvar a Venezuela. Levantar nuestras voces el 23 de Enero rinde honor a la libertad. Jamás pediríamos permiso al régimen para hacer lo que nos corresponde como venezolanos.

Tenemos sentido histórico, sentido de la trascendencia de nuestra conducta y sentido de pertenencia con nuestra Patria. Cada liderazgo es responsable de lo que dice y de lo que hace. Cada venezolano en Resistencia es un guerrero y un hombre noble para reconstruir la Nación.

Hoy, al conmemorarse un año más de la acción militar que facilitó la democracia en Venezuela, hacemos un llamado a la sociedad civil para que se organice con más ímpetu dentro de este espíritu de rebeldía, para activar los mecanismos NO electorales establecidos en la constitución, que permiten la instauración de la República de Venezuela.

En cada manifestación que se presente, en cada una de las actividades que convoquemos, que solo exista una bandera: nuestra tricolor venezolana de 7 estrellas.

Convocamos a todos aquellos  que se sientan con fuerza aguerrida y la nobleza para reconstruir al país. Nos abriga un sentimiento de respeto y pertenencia a la patria.

Habrá Libertad cuando depongamos a los traidores de Venezuela.

¡Libertad o nada!

ANZOATEGUI: @Eduardo_Bittar, @Resistencia_Anz, @Estudiantes_Anz, @mas_unidos,
ARAGUA: @fajbmvzla,
BARINAS: @ResisteBarinas, @Carlos_CsJ,
CARABOBO: @roberttromero, @danielgalindez, @_danieluc,
CARACAS: @RoderickNavarro, @jcsosazpurua, @ResistenciaV58, @PZakh, @1PabloSanchez, @Jean_Uva, @noelleal, @DavidGuenni, @Jrr473, @jovenesvzlanos, @LuisSemprumH,@juanapitz, @EstebanGalup, @CaracasOrg, @libertadonadacs, @DrexsCcs, @OliverLaufer, @SosaRohl95, @juanapitz

FALCÓN: @Yraid@libertadonadacs @DrexsCcsa_Navarro, @bendecida_jesus,
LARA: @TulioVeliz,
MONAGAS: @NOmasCNE,
NUEVA ESPARTA: @RRMgta,
TÁCHIRA: @Williamendez,
TRUJILLO:@LuisaMPerez, @gabrielperezq, @Enrique_FCB10,
ZULIA:@JuanUrdaneta9, @resistenciaLUZ, @JoelvinV, @voto_para2, @bastiondelzulia
VENEZOLANOS EN EL EXILIO: @JosmirGutierrez, @hombreradikal, @lancelotliberte, @josia23, @NixonPerrote212, @whi_venezuela, @soberaniaya, @_Noel_pereira2

Aporrea: ¡Quien tenga ojos que vea! “Maduro se queda sin pueblo”

Aumentar el salario mínimo en un 15%, así como el número de becarios o pensionados es el símbolo de un discurso presidencial desesperado por intentar preservar unos votos que hace tiempo están perdidos. Mantener un dólar en Bs. 6,30, supuestamente para alimentos y bebidas, mientras el dólar paralelo fija los precios en nuestra economía, sólo tiene el fin demagógico para mentir al mundo, diciendo que tenemos el salario “más alto” de América Latina, aunque ese dólar si algo está comprobado, es que funciona muy bien para la corrupción y la fuga de capital.
 
Ahora bien, uno de los anuncios de Maduro que resultó un amague infructuoso fue el aumento de la gasolina ¿Lo tenía pensado? ¿Tenía lista la tabla de ajuste de los combustibles? ¿La desechó a última hora después del escuálido recibimiento en Venezuela, al finalizar su “exitosa gira” que terminó con una disminución del 10% en los precios de petróleo? Es posible que esté especulando, pero algo si está seguro: una medida de aumento en los valores de gasolina y diesel necesita del apoyo del pueblo. No la toma porque no tiene ese apoyo ¿pensaría Maduro tal decisión, si como dice Shemel, dueño de una encuestadora que trabaja para el gobierno, el presidente es el único “líder” para sacar a Venezuela de la crisis? Si la mayoría de los venezolanos coincide que la gasolina en nuestro país es “regalada”, ¿por qué sigue dando largas a una decisión impostergable? ¿O será que Maduro sabe que el pueblo no lo acompañaría como presidente en una decisión de este tipo, conociendo su ineptitud e ineficacia en el manejo de las finanzas públicas y su menguada popularidad, lo cual incluso, pudiera derrocarlo?
 
Si asumo por analogía las palabras de la carta de Giordani, donde expresa que estamos en presencia de un presidente que no transmite liderazgo, pues Maduro quien exhortó a ser “crucificado” si aumentaba la gasolina o habló de “autosuicidio” ante los errores que deben ser revisados, su patético discurso ante la Asamblea Nacional (exceptuando el minuto de silencio por Robert Serra) reveló que jamás se desenvolvió como un Jefe de Estado. Un presidente no dice palabras más, palabras menos: “tenemos la gasolina más barata de mundo, pero no estamos apurados por aumentarla”. Entonces, ¿para qué lo recuerda presidente? ¿Hasta cuándo va a seguir nombrando comités para que “estudien” decisiones que sólo son de sus absolutas facultades? Lo contradictorio, es que usted intentó con ese anuncio, jugar semánticamente, diciendo que los recursos del aumento serían destinados para las “misiones y grandes misiones”. Me disculpa presidente, pero si el aumento de la gasolina beneficia al pueblo, pues usted, simplemente duda de sus propias “capacidades” ¿O será que piensa que se ha quedado sin pueblo y ante semejante decisión podría salirle el tiro por la culata?
Nada nuevo dijo Maduro en su alocución ante la Asamblea Nacional y el país. Y mientras el presidente “disertaba”, el verdadero pueblo en cualquier punto del país seguía haciendo colas para comprar alimentos o productos de higiene personal, aunado con la escalada indetenible de sus precios. Tenemos un parque automotor que no cuenta ni siquiera con cauchos ni baterías. Y de manera casi insólita, usted habló del renacimiento de la economía sin explicar con argumentos serios, cómo sería tal “recuperación”, cuando hace unos días, en su penúltimo discurso reconoció que estamos en recesión.
A propósito de ser ciego, creo que si algo se profundiza, es la ceguera social del presidente y su equipo de gobierno. Maduro se queda sin pueblo. Quien tenga ojos que vea.
 
Por: Javier Antonio Vivas Santana / Aporrea

Hay hombres para salir de la tragedia

agd2Venezuela durante 16 años ha sido ultrajada,

pero será liberada y los valores republicanos

y judeo-cristianos serán el sol de mañana.

El chavismo en sus 16 años gobernando lo que le ha brindado al país es el culto a la muerte, al odio, a la incontinencia verbal, al populismo perverso, a la destrucción de la república y a la separación de clases de épocas ya superadas con lagrimas y sangre de nuestro pasado.

 

No aprendieron absolutamente nada de éste sino todo lo contrario, repiten los mismos errores profanando el legado de nuestros libertadores.

 

Para agravar esa destrucción de la república, una parte de las dirigencia política y partidos opositores, avalaron el engañoso juego democrático, le hicieron el contrapeso al régimen para arroparlo con un manto de legalidad y de legitimidad. Su crimen fue que legalizaron y legitimaron la dictadura constitucional, se convirtieron en cómplices.

 

Ese contubernio fue la causa de “la razón sin razón” para que un régimen de tal perversidad se mantuviera por 16 años. Ahora bien ¿todo está perdido? ¿Tenemos inexorablemente que entregarnos para que el binomio régimen y oposición electoralista determinen nuestro conducta? ¿Que nos embarquen en una próxima parodia electoral, como lo han anunciado “las parlamentarias”, utilizando la misma fraudulenta ruta electoral?. La respuesta, es ¡No! No podemos permitir que nos condicionen nuestra conducta.

 

Tenemos que oponernos y no podemos permitir que aquel experimento de Solomon Asch, muy famoso en los Estados Unidos en el año 1958 (Estudio de la Conformidad), en el cual a varias personas se le mostraban tres líneas sobre una pantalla y se les conminaba a que dijeran cuál de ellas era la más larga, desconociendo uno de los voluntarios que los otros formaban parte del equipo del experimento. De las tres líneas resultaba evidente cual era la línea más larga y por lo tanto la respuesta era obvia. Después de varias rondas donde se elegía la línea correcta, en un momento determinado, la mayoría concertada comenzaba a decir que la línea más larga era una de las cortas. El voluntario no comprometido, para asombro de los científicos, finalizaba en corto tiempo por aceptar y sumarse a la opinión de los otros voluntarios. Se demostró qué tan fácil es inducir a una persona o a un “colectivo” a negarse a aceptar las evidencias que tiene(n) ante sus ojos. Ese ejemplo, es la metodología que han empleados gobierno y oposición al inducir al colectivo a concurrir a elecciones amañadas.
A esta altura de la parodia venezolana, tenemos la obligación de mirar hacia el grupo de hombres y mujeres que imperturbablemente le han denunciado el fraude electoral, aún cuando por el engaño del régimen y oposición concertada, inicialmente no les creyeran. Es tiempo para comenzar el principio del fin de la mentira, no podemos continuar cohonestando la trampa electoral y con ella a un régimen y a una dirigencia opositora sin grandeza histórica, que demostraron una acefalia general e indigencia estratégica.

 

Para entender la situación anterior y del porqué se pueden repetir acontecimientos históricos que marcaron con sangre, dolor y lágrimas a otros países, es conveniente traer a colación los acontecimientos previos a la segunda guerra mundial.

 

En efecto, para finales de 1939/40 Gran Bretaña estaba a las puertas de su ocaso, como consecuencia de una política internacional errática que condujo su primer ministro Neville Chamberlain contra la Alemania liderada por el cabo Adolfo Hitler. Tan así fue el error, que para junio de 1940 las fuerzas militares alemanas habían arrollados a los holandeses, Bélgica invadida y su ejército derrotado, la propia fuerza expedicionaria inglesa acorralada y Francia acabada y entregada con la instauración de un gobierno títere formado por Philippe Pétain y Pierre Laval en la ciudad de Vichy. Toda la costa occidental de Europa –desde el cabo norte hasta la frontera española– en manos de los nazis y todos sus aeropuertos y puertos dispuestos a ser utilizados para el momento de la temida invasión a la isla inglesa. Todo ello, fue como consecuencia de una política de “apaciguamiento y contemporización” que ejecutó el primer ministro ingles que lo hizo cohabitar con el régimen nazi.
Así era de desolador el panorama del mundo occidental en 1940 y en particular para el nuevo primer ministro ingles Winston Churchill, y aterrador para su población. Tan así, que muchos se planteaban tratar de lograr un “acuerdo con los nazis” y se lo “susurraban” a Churchill. Trasladando ese escenario a Venezuela, algunos dirigentes y partidos políticos del status quo continúan con su política de “apaciguamientos y contemporización”, cohabitando con el régimen chavista/madurista, no importando que esa política conlleve a la destrucción de la república y a una guerra civil.

 

A pesar del oscuro panorama de 1940, Churchill y los aliados, lograron la victoria en 1945 por su “superioridad moral”. De haber aceptado el “susurro” del acuerdo, hubiese sido otra Paz de Amiens, aquella tregua que Francia y Gran Bretaña sostuvieron entre 1802 y 1803, y que Napoleón Bonaparte aprovechó para fortalecerse y reanudar las hostilidades. Hacer lo mismo en 1940 era haber dejado a Hitler como dueño absoluto de la Europa y haberle permitido la conquista de Rusia. Churchill entendía, de allí su grandeza, que después irían por el premio mayor: Gran Bretaña.

El ejemplo es importante, porque hoy, cuando el régimen venezolano se desmorona por su propia incompetencia, corrupción generalizada, estando próximo a colapsar, nuevamente se pretende “susurrar” al colectivo con la mentira de elecciones parlamentarias para que nada cambie y todo siga igual.

Hoy la mayoría del país entiende y acepta que con este régimen, no se puede ni “contemporizar ni apaciguar”, sino salir de él, y no por vía electoral porque no la hay, sino por la vía constitucional que si la hay. Es tiempo para comenzar el principio del fin de la mentira, no podemos continuar cohonestando a esa dirigencia sin grandeza histórica, que demostraron una acefalia general e indigencia estratégica. Que sepamos quienes son los Pétain, los Laval y “los susurradores” que traicionaron a la Francia y pretendían traicionar a Inglaterra, y quienes pueden ser los Churchill. El pueblo inglés lo supo, también lo hizo un militar francés que estaba huyendo de los nazis y de sus “colaboracionistas franceses”, nada más y nada menos que Charles de Gaulle.

¿Tendremos los venezolanos el Winston Churchill o el Charles de Gaulle que insurga antes esta situación?

Yo estoy seguro que sí.

 

Alfredo García Deffendini

24 de enero 2015

 

“El Fin del Poder” un 23 de Enero

Luis Manuel Aguana“El Fin del Poder ha sido el libro escogido por el Presidente de Facebook para inaugurar su “club de lectura”. Mark Zuckerberg ha comenzado 2015 leyendo la obra de Moisés Naím e invitando a sus 31 millones de amigos a que hagan lo mismo”(nota principal del video El Fin del Poder, un especial de Moisés Naím / Efecto Naim http://youtu.be/98x4vK2LsfU). Esta referencia que hizo Zuckerberg puso a Naím a ser uno de los autores más leídos del mundo. Y estuvo bien merecida ya que la teoría expuesta por este venezolano es sumamente importante y nos sirve para explicar muchas de las cosas que están pasando en el mundo con el poder y la caída de los gobiernos, en especial lo que pasará pronto en Venezuela.

 

La aplicación universal de esta teoría de Naím, nos indica que los venezolanos tendríamos muchísimas esperanzas para deshacernos de esta dictadura de los peores. De acuerdo a esta investigación, la aguda observación de los cambios por los que está atravesando el mundo indican que un poder como el que ahora sufrimos en Venezuela no es capaz de sostenerse por mucho tiempo, no solo por su ineficiencia e ineptitud- en especial de quien lo encabeza-, sino porque se corresponde a una suerte de “ley natural” que se deberá cumplir en esta época de cambios profundos.

 

Naím nos indica que “El poder hoy es más fácil de obtener, más difícil de usar y más fácil de perder…”. Nada más cierto que lo que ha ocurrido con el Ilegitimo sin Partida de Nacimiento. Por obra y gracia del Eterno, Nicolás Maduro fue ungido por encima de sus copartidarios sin mediar absolutamente nada más que el toque del Galáctico al borde de la tumba. Se violó flagrantemente el Artículo 229 de la Constitución al permitirse que el Vicepresidente en ejercicio optara por el cargo y luego el resto los poderes al servicio del Ejecutivo (TSJ y CNE, en ese orden) hicieron el resto. Fue un poder muy fácil de obtener…

 

Pero el Ilegítimo ha constatado en carne propia que ese poder ha sido de lo más difícil de usar. Maduro no ha tenido ni un solo día sin que algo le explote en el camino. El propio elefante metido en una cristalería. Tanto es así que existe un sitio en la web dedicado a seguirle la pista a todos los disparates de este personaje que en mala hora para él y para todos los venezolanos se le invistió como Presidente de la República (Burradas de Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela http://www.maduradas.com/category/maduradas/). El seguirle la pista a estas “maduradas” no solo nos confirma que el ejercicio del poder para este personaje es sumamente difícil por su propia condición, sino que lo es aún más, dadas todas las razones expuestas por el autor del libro El Fin del Poder.

 

En efecto, las “revoluciones” explicadas por Naím hacen imposible que un individuo de las condiciones del Ilegítimo se pueda mantener en el poder. Veamos:

 

La revolución del Más (+): de acuerdo a este aspecto somos más personas y más riqueza en el mundo. Lamentablemente, aunque eso es así y lo fue para Venezuela, los 15 años del gobierno del Ilegitimo y de su antecesor se han tragado la mayor riqueza que jamás entró a este país. Pero somos más gente, y en consecuencia más bocas que alimentar y más personas que hacen presión para que las cosas cambien. La dinámica que ellos mismos han fomentado con su socialismo clientelar implica que estas personas esperan que se les dé, y se acabaron los reales para hacerlo. La revolución del “Más” de Naím funcionó aquí en Venezuela como la extraordinaria presión social para un régimen que no tiene ni la habilidad ni los recursos para satisfacer ese monstruo que han creado. Eso facilita de una manera importante el cambio del poder en Venezuela.

 

La revolución de la movilidad: de acuerdo a esta revolución Naím indica que ahora todo se mueve más: “La gente, el dinero, las mercancías, los terroristas, las enfermedades, las ideas, los partidos políticos, las religiones, todo se mueve más. Las ideas se trasladan de un sitio a otro con mayor facilidad y eso es malo para el poder. El poder necesita audiencias cautivas. Necesita controlar y ejercer su dominio en un ámbito cerrado. Pero hoy el mundo es cada vez más abierto…”. Nada más cierto. No hay manera que el régimen calle a la gente. No hay audio, video, foto, artículo de opinión, idea, que puedan detener por más miedo que los rojos rojitos quieran imponerle a la gente. La viralidad con que se mueve eso en las redes sociales en Venezuela es impresionante, por más que el régimen insista en un apagón del Internet.

 

Todo se mueve, en especial el dinero, en un país donde el régimen cree que puede tapar la cotización del dólar en la frontera, pensando que aquellos que más tienen no encontrarán la manera de resguardarse de sus fluctuaciones producto de la incompetencia de sus autoridades. Eso era impensable en las dictaduras del pasado.

 

El régimen actúa de acuerdo a los viejos esquemas del pasado pensando en el ámbito cerrado del que habla Naím, cuando al robarse Radio Caracas Televisión cree que también se llevará su audiencia. La tecnología rompe esa “hegemonía comunicacional”. Podemos ver los programas que deseemos y cuando lo deseemos, así como leer los periódicos locales e internacionales, y opiniones provenientes de escribidores como este servidor, solo a la distancia de un click de un teléfono inteligente. El régimen podrá controlar lo tradicional pero no nuestras mentes ni lo que opinamos en torno a la situación que vivimos. Eso incide en la presión de opinión pública necesaria para un cambio de poder.

 

La revolución de la mentalidad: Dice Naím, “Los valores están cambiando rápidamente en todo el mundo. Una encuesta de la Universidad de Michigan demuestra que en el mundo entero hay un rechazo a las conductas autoritarias, una mayor tolerancia a las diferencias, a vivir con gente que es distinta a uno, una mayor disposición a experimentar otras formas de hacer las cosas.”. Definitivamente en Venezuela hay un rechazo natural a las conductas autoritarias en nuestro ADN. A esto se suma el hecho que el venezolano por su historia es tolerante a las diferencias.

 

Esas diferencias ficticias por motivos ideológicos y de odio sembrado, creadas por este régimen desde 1998, tienen tanta sustentación como el gobierno que las sostiene: ninguna. Los venezolanos están condenados a reconciliarse una vez cese la causa que creo las diferencias: este régimen de oprobio. Si en algo Venezuela ya se encontraba en el futuro de la humanidad era precisamente por esa mentalidad de hermanos ante las diferencias. Sin duda volveremos allí.

 

En conclusión, de acuerdo al autor de El Fin del Poder, “La combinación de estas tres revoluciones está provocando los cambios en el poder, está socavando las barreras que protegen a los poderosos y está haciendo que el poder sea más fácil de conseguir, mas difícil de usar y más fácil de perder…”.Definitivamente. Esto lo ve el régimen y está muy asustado por eso. Las condiciones locales y las tendencias expresadas en el libro de Naím indican que el experimento chavista en Venezuela está en sus últimos estertores.

 

Lamentablemente lo que no podemos vislumbrar es la naturaleza del cambio que vendrá ni en qué dirección se desarrollará ese cambio. Deseamos desde esta pequeña tribuna que el cambio sea producto de una población que ordene como Poder Originario una Asamblea Nacional Constituyente basada en unas condiciones incluyentes, libres y transparentes, abogando por un cambio estudiado y profundo de las estructuras del Poder, tal y cual lo planteamos en el Proyecto País Venezuela Reconciliada Vía Constituyente (http://proyectopaisviaconstituyente.blogspot.com/). Y aunque los acontecimientos arrollen al deber ser, esa seguirá siendo la vía sensata de resolver un país estable y en paz para el futuro, como alguna vez lo pensaron unos demócratas un 23 de Enero de 1958.

 

Caracas, 23 de Enero de 2015

 

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/

Email: luismanuel.aguana@gmail.com

Twitter:@laguana

La impostergable retoma de la democracia en Venezuela

Dayana Cristina Duzoglou“En una Nación, bajo un Gobierno totalitario, invadida, destruida, robada, sin Estado de Derecho ni democracia, LA ACCIÓN es la SALVACIÓN NACIONAL”

Vice-Almirante (r) Mario Iván Carratú

 

El 23 de enero de 1958 será para Venezuela una referencia imborrable, especialmente cuando en la lucha que se lleva a cabo en el país para liberarnos de una Dictadura aún más cruenta y mediocre que la de Pérez Jiménez, los venezolanos hemos entendido que la retoma de la democracia es mucho más que urgente, impostergable, como así lo manifestaran María Corina Machado, Antonio Ledezma y Leopoldo López,  los 3 líderes demócratas que valientemente han asumido una lucha frontal contra el régimen más destructivo que ha tenido Venezuela en estos dos últimos siglos. Muchas son las similitudes que podemos encontrar en los meses previos a la caída de Pérez Jiménez así como también diferencias que quizás, son la clave para entender como un ignorante, usurpador, siga asumiendo una Presidencia que no le corresponde por no tener legitimidad de origen ni de desempeño.

 

Los titulares de la Prensa que precedieron a la caída de Pérez Jiménez reseñaban “Pérez Jiménez perdió el control”, también titulaban “se ha iniciado el camino hacia la caída de la Dictadura” y en una entrevista a Fabricio Ojeda, Presidente de la Junta Patriótica, este declaraba que al Dictador “solo le quedaba un grupo de allegados”. Hoy, 57 años después, los venezolanos oímos comentarios similares. Después de la desastrosa “memoria y cuenta” de un tiranillo tropical desmemoriado y que no tuvo nada bueno que contar, si no tuvo que recurrir a Dios para proveyera  al pueblo de alimentos, salud, medicinas, seguridad y “Patria” debido a que sabe que él y su tren ministerial son totalmente incapaces de encausar a Venezuela a la ruta de la prosperidad. Como bien dijo el líder Antonio Ledezma “A los jefes del régimen los une el delito, a las bases los unía un sueño. ¡ESE SUEÑO SE ACABÓ!” y quizás la total desconexión de un grupito de favorecidos que ni  siquiera se ven en las colas donde todos los venezolanos están paralizados y urgidos buscando productos básicos ya que estos jerarcas ausentes,  tienen la oportunidad de abastecerse en las Islas del Caribe por lo que no entienden que sus días están contados, que el descontento es mayoritario, que no solo el dueño del circo tiene menos de un 20% de popularidad sino que todos ellos son aborrecidos por corruptos, por cínicos y por no tener el menor sentido de amor por Venezuela. De hecho, quizás la única verdad que dijo el Usurpador Maduro en su alocución de falacias, fue que seguramente él tenía no el 80% de desaprobación, sino un 150% de desaprobación y que las elecciones Parlamentarias se ganarían en honor a Chávez, evidentemente, porque el CNE tiene la obligación de seguir usando las elecciones  para perpetuar un legado de ruina, mezquindad y muerte que tiene en sus espaldas 220 mil venezolanos asesinados en 15 años y la expropiación de 256 empresas de alimentos. Además ha transferido a Cuba la cantidad de 18 mil millones de dólares en 3 años, para después ver al tiranillo tropical mendigando por el mundo 20 mil millones de dólares porque es inevitable la bancarrota del país.

 

En otro orden de ideas, hemos podido ser testigos de cómo la Iglesia ha jugado un rol determinante para la caída de las dictaduras en Venezuela. El 1 de Mayo de 1957, a solo pocos meses de la caída de la penúltima Dictadura en Venezuela,  el Arzobispo de Caracas Rafael Arias Blanco, escribió una Carta Pastoral contra la Dictadura que fue leída en todas las Iglesias de Venezuela. El Arzobispo Arias Blanco exponía valientemente que “La Iglesia tiene el derecho y el deber de intervenir en los problemas, un derecho al cual no puede renunciar” ya que según palabras del sumo Pontífice León XIII en su Encíclica “Graves de Communi”  “la llamada cuestión social no es solamente económica, siendo, por el contrario, certísimo que es  principalmente moral y religiosa, y por esto ha de resolverse en conformidad con las leyes de la moral y de la religión”. Este mes de Enero del 2015, Monseñor Diego Padrón, valerosa y acertadamente califica como el mayor problema y la causa de la crisis,  la decisión del Gobierno Nacional y otros órganos del poder público “de imponer un sistema político–económico de corte socialista marxista o comunista” y reclamó a las autoridades que dejen las “concepciones ideológicas rígidas y fracasadas, así como el afán de controlarlo todo”; y además permitan una mayor participación del sector privado en la economía y en la vida en general del país.”

 

A mi parecer, hay más resistencia a este Neo Totalitarismo de bárbaros de lo que hubo ante el General Pérez Jiménez  ya que existen grupos de gente íntegra haciendo un trabajo de hormiguita, resistiendo pacíficamente, usando las redes sociales como recurso democrático pacífico y siempre  apoyando e inspirados en los héroes del Siglo XXI que han sido los estudiantes venezolanos, que no bajan los brazos, ni se rinden a renunciar a un futuro en libertad y en democracia y por lo cual han convocado para hoy 23 de Enero, protestas a nivel nacional pidiendo la renuncia del destructor de nuestra gran Venezuela.

“La Salida”, movimiento nacional pacífico y exitoso que movilizó a toda Venezuela y por la cual encarcelaron al líder Leopoldo López, es hoy, como dicen sus líderes, impostergable, especialmente porque mas del 80% del país no quiere un socialismo fracasado sino un Gobierno verdaderamente democrático. María Corina Machado, Antonio Ledezma y Leopoldo López hacen en su comunicado “un llamado patriótico a todas las fuerzas democráticas a construir juntos, dentro del mayor espíritu de unidad nacional y actuando estrictamente apegados  a la Constitución Nacional, una alternativa que saque al país del rumbo de colapso en que la incompetencia, la corrupción y el dogmatismo ideológico de un fracasado modelo extranjero lo han colocado.”  Creo que el éxito de la impostergable retoma de la democracia reposa en esa unidad, unidad que tiene que ser con la sociedad civil primeramente y  con gente integra y con credibilidad como el General Vivas y su Movimiento.  Unidad que se tiene que lograr con quienes han entendido que necesitamos “Un nuevo orden” en la persona del Almirante Carratú y el patriota Alberto Franceschi. Unidad que no puede dejar por fuera al líder a mi parecer, más coherente de todo este proceso y con gran credibilidad internacional, el Ex Embajador Diego Arria que sabe perfectamente cuál es el camino para volver al sendero de la libertad y quien siempre ha abogado por la “Unidad Superior”.. Unidad que debe tomar en cuenta al Frente Institucional Militar conformado por venezolanos cuya divisa si sigue siendo el honor. Unidad que NO debe hacerse con mafiosos que ya están desnudos y sabemos negocian con el Régimen, unidad que no debe edificarse sobre mentiras y complicidades, unidad que no debe darle espacios a quienes no defendieron fraudes, a quienes dialogaban mientras mataban estudiantes y con aquellos que se reúnen “debajo de la mesa” con Diosdado, José Vicente Rangel buscando imponerse aun y cuando saben que son repudiados por el pueblo de Venezuela porque representan lo peor de la historia democrática de nuestro país.

 

Si se da esa Unidad Superior de las fuerzas verdaderamente democráticas deben también plantearle  al país que continua apático, decepcionado y en la incertidumbre ¿Cuál es la salida planteada?, ¿Cuál es el proyecto para Venezuela?, ¿Cómo regresarían a Venezuela al cauce de la prosperidad y la normalidad ante la crisis económica? Es impostergable también un Proyecto de país que saque de la desidia a muchos que no ven la luz al final del túnel tan cerca como parece estar.

 

¡Tenemos que ser optimistas! ¡Tenemos que recuperar la bella Venezuela que reposa en nuestros recuerdos”! y como dice el distinguido General Antonio Rivero:

 

“¡Vamos Venezuela! ¡Alcanzaremos la victoria Dios mediante como el águila alcanza la cumbre, no como la serpiente. ¡Jamás arrastrándonos!

Y todavía no ha llegado el carnaval!

GUSTAVO CORONELSr. Maduro:

Usted está caído. Y le ahorraría mucho tiempo y sufrimiento al país si así lo reconociera, si le creyera a quienes se lo dicen, ya sean de su propio bando o del grupo opositor. Usted está caído y ello lo puede ver el más casual de los observadores de la situación venezolana. Su aceptación ha bajado del 20%. La nación está en quiebra financiera. El pueblo hace inmensas colas con gran resignación para comprar lo más básico para su subsistencia,  pero esa resignación no durará mucho más. Si usted lee lo que dicen en www.aporrea.org, verá que hasta los mismos partidarios de lo que fue el chavismo le critican a usted despiadadamente. Usted no tiene alternativas que ofrecernos para sacar al país del foso donde 16 años de corrupción e ineptitud lo han colocado.

A pesar de las señales evidentes del desastre causado por ustedes, se empeña usted en afirmar lo siguiente: “Yo le digo a ustedes, compatriotas… en Venezuela está en marcha un golpe económico, un golpe de Estado y convoco al pueblo a la batalla para derrotar el golpe económico.  Convoco a todo el pueblo para esta batalla”.

Es usted no solo un inepto sino un peligroso incitador a la violencia. Como ciudadano venezolano digo que usted es un peligro para la estabilidad y la paz de Venezuela y debe ser removido de su cargo, si no renuncia. Debería usted ser objeto de un arresto ciudadano.

Ha dicho usted: “No ha valido llamado al diálogo… Tengo mucha información….  le he pedido al presidente de la Asamblea Nacional… que la Asamblea Nacional abra una investigación histórica sobre el golpe económico en marcha y se presenten todas las pruebas que el gobierno tienen contra los actores del golpe económico”.

 

 

Desvaría usted puesto que su régimen no se ha prestado a diálogo alguno que no sea una estratagema para afianzarse en el poder. Ya el país está harto de que usted y sus compinches acusen a todos los venezolanos de la trágica situación del país, cuando son ustedes los grandes responsables. El inmenso fracaso de su régimen es ya conocido en todo el planeta y aún quienes les exprimieron el dinero petrolero los han abandonado. Ya no tiene crédito en ningún centro financiero y no le resta prestigio alguno en los organismos internacionales, donde sus representantes son corruptos vndidos por dinero a su régimen.

Su último viaje por todo el mundo acompañado de familiares y amigos ha terminado por mostrarlo a la faz del mundo como un hombre inepto e insensible a los problemas del país.

 

Ha dicho usted ayer: “Ya la burguesía con dos años de sabotaje económico llegó al límite que el pueblo puede aguantar y es la hora de actuar con las leyes en las manos. Es la hora de demostrar cómo una revolución puede avanzar frente a esta prueba”.

Dice usted que el pueblo no aguanta más. En eso tiene razón. Pero no es a la burguesía, ese fantasma que ustedes han creado para descargarse de culpas.  El pueblo no lo aguanta a usted ni un minuto más. NI a sus compinches. El país está maduro, sí, pero maduro para la protesta abierta y definitiva en contra de su régimen abusivo, para el cual no han existido las leyes.

 

Haga un gesto último de decencia y váyase, muy lejos, donde lo acojan. Verá que no tendrá mucha alternativa.

Se lo exige un venezolano que no lo reconoce como presidente sino como un grave peligro para la nación

La muerte del fiscal Nisman y la cloaca

Antonio Sánchez García“Asombra que asuntos tan obvios y de tan ingente gravedad se confundan detrás de un torbellino de palabras, justificaciones y contra justificaciones, defensas a ultranza de quienes no merecen defensa alguna. Pues mientras más aclaran, más oscurecen. ¿Está hundida la Argentina en la cloaca de una enconada guerra sucia? Es una pregunta que va más allá de yeguas tuiteras y periodistas oficiosos. Malos, muy malos tiempos para la verdad.”
“En medio de la polvareda, perdimos a Don Beltrane”
Refranero español

Antonio Sánchez García @sangarccs
1

El problema no fue Nisman. Ni siquiera el monstruoso atentado a la AMIA o el “exitoso” debut del terrorismo iraní en América Latina asesinando a más de ochenta judíos. El problema fue, es y seguirá siendo el brutal envenenamiento inducido y ya desatado de la opinión pública argentina: una cloaca de pestilencias difícilmente comprensible y analizable sin dominar la cartografía de la ofensa, del asesinato virtual, de la descalificación arrabalera y la impudicia en confesar las propias posiciones en términos tan rocambolescos como asombrosos convertidos en moneda corriente en la Argentina de hoy: una tristemente célebre, muy activa y fogosa tuitera no tiene reparos en describirse ante el universo de la red en los siguientes términos: “Muy yegua muy K. Fundamentalista de CFK. Y si la tocan a Cristina ay que quilombo se va a armar… Los fusilaremos a todos.”

He seguido los eventos por TeleNoticias, un canal de televisión estrictamente informativo, y hasta donde me permite colegir mi escaso conocimiento del medio informativo argentino sus periodistas me han parecido objetivos, serenos, respetuosos pero aguerridos y sin pelos en la lengua a la hora de extraer conclusiones más que evidentes aunque de consecuencias probablemente demoledoras. Pero los hechos que suscitan los comentarios de Alberto Lanata o Néstor Castro tampoco dan pábulo a otros comentarios, que no sean los del silencio. Y, al parecer, ni Lanata ni Castro son personajes susceptibles de dejarse intimidar por quienes se ven atacados por sus demoledoras conclusiones. Todas, según se esfuerzan en demostrar, absolutamente plausibles y justificadas.

Veamos los hechos: un fiscal asume un caso que le es encomendado hace diez largos años por el entonces presidente Néstor Kirchner, al que el fiscal, en una larga y frondosa entrevista concedida a un periodista de dicho canal tres días antes de su muerte, reconoce objetividad y deseos de llegar a la verdad del caso AMIA. Pero ese presidente ha muerto. Negarse a reconocer que murió en, por lo menos, extrañas circunstancias, no implica acusar a nadie de asesinato. Pero en esa misma entrevista sostiene, respaldado en tal profusión de datos que corre, se atropella y tropieza por encontrarlos, que en su comparecencia ante los diputados del Congreso Nacional demostrará que existe una componenda criminal entre la presidente de la república, su canciller y algunos de sus funcionarios con el gobierno iraní y los propios acusados por los hechos del atentado con el fin de traspapelar el caso y echarlo al olvido. Y ello no por simple cortesía diplomática, así esté involucrado el canciller Héctor Timerman, él mismo de origen judío, sino a cambio de suculentos negocios convenientes a ambos gobiernos: granos argentinos por petróleo iraní. Absolutamente legítimos salvo por la condición: librar de culpa a los funcionarios iraníes acusados hasta hoy de haber participado de la matanza de ochenta y cinco ciudadanos de origen judío.

Es obvio que una acusación de tamaña envergadura podría provocar, en cualquier democracia del mundo, un terremoto político con resultados catastróficos no sólo para la principal acusada, sino para todo un régimen. Y de allí en más: para todo un proyecto de dominación continental que tiene su fuente originaria en el llamado Foro de Sao Paulo y el castrismo continental que le diera vida. Pues entretanto, el kirchnerismo se ha hecho fuerte en el aparato de Estado y, exactamente como sucede en Venezuela, en muchos aspectos profundamente emparentada con lo que sucede en Argentina, su sobrevivencia va mucho más allá de los meros intereses personales o partidistas de quienes están en el gobierno.

2

Y allí llegamos a la raíz del problema, a la causa del encono y la tremenda animadversión que impregna las confrontadas posiciones en torno a la muerte de Nisman o a cualquier otro hecho de relevancia que afecte y cuestione las claves del funcionamiento del sistema gobernante. En gran medida, un sistema caudillesco y ya impregnado del carácter mafioso y gansteril inherente a los fascismos, como bien lo señalara Theodor Adorno cuando, refiriéndose a los fundamentos del sistema de dominación del nazismo alemán sostenía en 1940 que la historia del fascismo “es la historia de las luchas entre bandas, pandillas y grupos delictivos”. Todo lo cual, por cierto, enmarcado en lo que un gran pensador alemán considerase ser la esencia de lo político: “el enfrentamiento amigo-enemigo”. Y otro gran pensador alemán extrajera la conclusión conceptual definitoria: “la guerra es la diplomacia, vale decir: la política, por otros medios”. Von Clausewitz.

Obviamente: por más pugnaces y venenosas que sean las opiniones, no son ellas ni los medios que las vehiculizan capaces de inducir una guerra abierta y declarada. Ellas les preexisten. Y hasta donde les es posible, conviven en un territorio común: la democracia. Ultrapasado el cual la enemistad se hace manifiesta y el riesgo de que los enfrentamientos verbales o metafóricos pasen a los hechos y el enfrentamiento ideológico invada la virtualidad de lo físico y se convierta en guerra abierta, amenace con convertirse en un suceso irreversible.

Ese estado prebélico del enfrentamiento político, al borde de la abierta declaración de guerra interna, de agotamiento de los entendimientos, los consensos y la convivencia, constituye la seña distintiva de la política en América Latina desde que el castrocomunismo asaltara el Poder y se instaurara en Cuba el 1º de enero de 1959. Desde entonces, abiertamente reconocido por el régimen castrista su naturaleza belicosa, expansiva, injerencista ninguna sociedad latinoamericana ha escapado al sino de lo que el mismo pensador alemán, Carl Schmitt, llamara “un estado de excepción”. Vale decir: un estado en que la fragilidad del equilibrio institucional se hace connatural al sistema de dominación y la democracia se ve fracturada por la provisionalidad, es llevada al borde de la ruptura y la eclosión de una dictadura asimismo excepcional: la implantación de un régimen totalitario, unidimensional. Todos los países de América Latina sobreviven, cual más cual menos y en mayor o menor medida, en estado de excepción. Y no en el sentido más bien figurado como lo definiera Giorgio Agamben, sino en el más estricto sentido schmittiano.

De modo que la amenaza de quien se reconoce ser “una yegua kirchnerista” pronta a “fusilar a quien ose tocar a la figura” que la acaudilla no constituye una exageración metafórica: detrás del fusilamiento virtual está el asesinato real. En el caso que nos ocupa, el de un fiscal que osó tocar a la presidenta de la república, señora Cristina Fernández viuda de Kirchner.

Las palabras suelen encubrir, preparar o justificar los hechos. Los anteceden, promueven y legitiman. Una palabra bien disparada también asesina.

3

El mismo Carl Schmitt, posiblemente el más brillante constitucionalista alemán del siglo XX, solía llamar la atención sobre un hecho consustancial a la política y al derecho: ni la mentira ni mucho menos el mentiroso son castigados por ley. Lo que permite que sea uno de los recursos más socorridos en el enfrentamiento político, que Maquiavelo haya relativizado la verdad a los fines a los que sirve y que un lamentablemente fracasado político marxista, el italiano Antonio Gramsci haya afirmado, coincidiendo con la polaco alemana Rosa Luxemburg, que sólo la verdad es revolucionaria. Lenin, Stalin, Mao o Fidel Castro jamás hubieran estado de acuerdo. Mucho menos Perón y sus actuales herederos. La mentira puede ser tanto o más revolucionaria que la verdad. A veces, como en esta ocasión, un estorbo a los fines de la entronización del kirchnerismo. Pues la revolución antecede y sobre determina lo qué es, cuál es y cómo debe ser comprendida la verdad. O la mentira: el fin justifica los medios.

A Esquilo, el creador de la tragedia griega, se le atribuye una frase socorrida desde que fuera expresada hace dos mil quinientos años: “la verdad es la primera víctima de la guerra”. La actualizaron el inglés Lord Arthur Ponsonby y el político norteamericano Hiram Johnson al fragor del bombardeo de mentiras que acompañaron la Primera Guerra Mundial. Hasta alcanzar un aspecto esencial de la guerra: la llamada “guerra sucia”. Lo cierto es que salvo en el ámbito de las ciencias exactas, en donde a pesar de los desesperados esfuerzos de Stalin las ideologías están absolutamente excluidas, en el terreno del Poder vale más bien la otra frase que acompaña a quien se pregunte por la verdad, convertida en ley que lleva el apellido de Ramón Campoamor, redactor de la famosa cuarteta: “En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira”.

Lo cierto es que la extraña y aún no esclarecida muerte del fiscal Alberto Nisman, en vísperas de explosivas revelaciones que podrían haber dado inicio a un proceso de rápida deslegitimación de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández viuda de Kirchner, golpeando en el corazón a uno de los países claves de la izquierda latinoamericana alineado con el castrismo, el chavismo y el Foro de Sao Paulo – hechos, no palabras – ha desvelado ante la opinión pública mundial la ruptura que agrieta al sistema político argentino, la crisis profunda que aqueja a sus instituciones, el descrédito de su sistema jurídico y policial y la tremenda pérdida de credibilidad del kirchnerismo, como lo resaltara el duro editorial de uno de los periódicos más importantes e influyentes del mundo, The New York Times. Que, desconfiando absolutamente de la imparcialidad de la justicia argentina, exigió la entrega del caso de terrorismo de la AMIA a tribunales internacionales.

Detrás del editorial del New York Times aparece un elemento de extrema gravedad en el contexto internacional: el enfrentamiento con el integrismo musulmán, responsable del horrendo crimen cometido contra los periodistas y caricaturistas de Charlie Hebdo. Parte del cruento enfrentamiento con la Yihad y el Estado Islámico, de quienes la presidente de la Argentina, un puntal de Occidente, aparece en tratativas y connivencias de gravísimas consecuencias.

Asombra que asuntos tan obvios y de tan ingente gravedad se confundan detrás de un torbellino de palabras, justificaciones y contra justificaciones, defensas a ultranza de quienes no merecen defensa alguna. Pues mientras más aclaran, más oscurecen. Ya lo dice el corresponsal de El País en Buenos Aires: “Mientras tanto, la denuncia de Nisman pasa a segundo plano y es la muerte de Nisman la que ocupa todas las horas de la televisión.” ¿Está hundida la Argentina en la cloaca de una enconada guerra sucia? Es una pregunta que va más allá de yeguas tuiteras y periodistas enconados. Lo accesorio encubre lo esencial. Malos, muy malos tiempos para la verdad.

 

60 economistas se pronuncian sobre la crisis económica en Venezuela

CARTALa emergencia económica en Venezuela y la necesidad de una nueva política económica en 2015

En este nuevo escrito dirigido a todos los sectores de país, 60 economistas venezolanos explicamos las grandes dificultades económicas a comienzos del 2015, de dónde provienen y cómo deberían ser enfrentadas. Venezuela requiere que se establezca una economía de mercado con fuertes instituciones sociales y económicas, formando parte de una democracia donde todos los sectores nacionales tengan abierta las puertas a participar sin temor alguno en el desarrollo nacional. Nuestro vecinos en América Latina, en su mayoría, ha lograda establecer una economía con estas características, sin caer en concepciones ideológicas extremistas.

El presidente Nicolás Maduro en su  Memoria y Cuenta ante la Asamblea Nacional  de ayer hizo algunos anuncios económicos puntuales, que no cambian el curso de las grandes dificultades de la economía venezolana. El nuevo régimen cambiario que anunció sigue manteniendo  tres tasas oficiales, y como ya se ha comprobado, es propenso a la ineficaz asignación de divisas, con elevada corrupción que aprovecha los diferenciales cambiarios. Una tasa oficial  que mantiene un subsidio cambiario de 6,30 Bs/$ para bienes básicos, alimentos y salud;  una tasa unificada de Sicad 1 y 2, cuyo monto no fue anunciado, pero se espera una devaluación de la misma; y una tercera tasa de cambio, que operará a través de operadores de bolsa pública y privada.

En el contexto de la fuerte caída de los ingresos petroleros en 2015, a un estimado de la mitad de los recibidos en 2014,  con pesadas obligaciones financieras y petroleras que se  analizan en este documento, la disponibilidad de divisas para proveerlas bajo este régimen cambiario son muy limitadas. La expansión del gasto público anunciada por Maduro, no puede sino aumentar la liquidez en manos del público y la presión sobre la nueva tasa de cambio vía casas de bolsa y el mercado paralelo. Esta tercera tasa de cambio, todavía por ser definida en sus detalles, será, sin embargo, mucho más alta y elevará el costo del gran volumen de importaciones que no recibirán divisas a las tasa preferencial ni Sicad.  Sin un conjunto de medidas económicas coherentes, como se plantea en la segunda sección de este documento, un régimen cambiario como el anunciado  no puede sino reflejar la muy fuerte presión alcista en los precios y en las tasas de cambio de libre fluctuación. El ajuste del salario mínimo en 15%, a partir de febrero, es insuficiente, y ocurre en medio de presiones que elevaran la inflación por encima de 100% anual; los anuncios están lejos de constituir un verdadero plan coherente y creíble para estabilizar la economía venezolana y sentar las bases para su recuperación.

Debemos recordar el origen cercano de las dificultades actuales. Las distorsiones de la economía venezolana se agravaron desde el segundo semestre 2012, al acentuarse la inflación y la depreciación de la tasa de cambio no oficial; en medio de una creciente restricción en la entrega de divisas al sector privado que se prolongó hasta 2013. En ese año el promedio del precio del petróleo para Venezuela fue 103, 42 $/barril. Ello nos llevó, a un grupo de economistas, a hacer público un documento con un alto grado de consenso profesional en enero 2014, sobre la crisis cambiaria, las dificultades del sector petrolero y el deterioro socioeconómico en Venezuela.

Ahora, a principios del 2015, con la aguda y fuerte caída de los precios del petróleo desde mediados de 2014, la situación del país entró en una fase de auténtica emergencia económica, pues los ingresos petroleros estimados para el 2015, son alrededor de la mitad de los del 2014 en un escenario conservador, con bajas reservas internacionales operativas y fuerte acumulación de deuda pública y otras obligaciones comerciales; esta situación hace insostenible mantener el marco de políticas económicas que se han venido ejecutando desde el Gobierno de Hugo Chávez hasta el de Nicolás Maduro, centrado en controles de precios, cambio, ganancias e incluso del patrón de distribución de bienes de consumo básico en el territorio nacional. Además, la absoluta mayoría de empresas públicas, incluyendo las nacionalizadas en los últimos diez años, enfrentan serios problemas de eficiencia productiva y bajos niveles de producción.

La alta inflación anual de 2014, fue superior a 65%, la más alta del mundo; aunque el Gobierno influyó directamente en su cálculo desde el tercer trimestre para intentar detener su continua alza; el desabastecimiento crónico a nivel nacional y la escasez de bienes e insumos de toda clase, junto a una contracción de la economía y pérdida de empleos, son parte de las graves consecuencias que enfrentan los venezolanos desde el año pasado.

En el 2014 se perdió un valioso tiempo en términos de medidas de política gubernamental oportunas. Desde antes de la caída más acentuada de los precios del crudo en el tercer trimestre, hubo una fuerte resistencia política e ideológica dentro del Gobierno de Nicolás Maduro para asumir la responsabilidad de tomar acciones correctivas adecuadas en el plano fiscal, monetario,  cambiario, petrolero y de incentivos efectivos para la recuperación del aparato productivo. Actualmente es visible la disminución en la calidad de vida de los venezolanos, tal como lo expresan las vivencias de los ciudadanos y  los estudios de opinión pública.

Se debe señalar que en el 2014 tampoco se avanzó en el dialogo político y que el país sigue dividido,  con instituciones democráticas muy debilitadas, casi inoperantes. El sector oficialista ha perdido el apoyo de las grandes mayorías de los venezolanos, que ahora ven más de cerca las adversas consecuencias de un modelo económico de inspiración ideológica de izquierda marxista leninista, marcado por el populismo con los recursos petroleros y el endeudamiento masivo; el cual fue abandonado en el resto del mundo y no fue seguido como ejemplo en los países más afines del ALBA.

El énfasis de gasto público en materia social desde 2004, vía las Misiones, generó un gran apoyo a nivel nacional para el Gobierno, pero éste no debió ser excusa para socavar las bases de estabilidad de económica del país y acumular una enorme deuda pública, causando una alta y persistente inflación, desabastecimiento, cierre de empresas, desempleo, una caída del poder de compra de la familia venezolana y una dependencia extrema del consumo de la distribución de la renta petrolera. Las Misiones deben institucionalizarse, como parte del sistema de gasto social, con transparencia de gestión y mayor eficiencia en el uso de los recursos.

Desde el 2009 un grupo de economistas venezolanos, de distintas generaciones, tendencias y regiones del país, hemos dado a conocer nuestros puntos de vista coincidentes en documentos colectivos, disponibles en la sección editorial del website www.pensarenvenezuela.org.ve. En esta oportunidad queremos tratar, de manera accesible para los lectores fuera del área de la profesión, dos grandes temas de importancia para la delicada situación del país. Primero, un recuento del origen de los grandes problemas económicos centrales, interrelacionados, que requieren atención urgente; todos los cuales han sido explicados en escritos anteriores (2009-14) y ahora tienen dimensiones mayores, en medio de lo que ahora en 2015, podemos definir como una emergencia económica. Segundo, delineamos nuestro análisis del impacto de la caída del precio del crudo sobre la economía venezolana y explicamos nuestras sugerencias al país, como un conjunto de acciones y objetivos de una nueva política económica, dentro del contexto de precios más bajos del petróleo para 2015-16.

Estamos muy conscientes de la resistencia a rectificar en los lineamientos económicos socialistas, dentro del Gobierno de Nicolás Maduro, muy a pesar de su anuncio de consultar a economistas sobre algunas alternativas, ahora, cuando es evidente el fracaso de la gestión económica. Aparte de las razones políticas, de mantenerse en el poder sin cambios substanciales contrarios a su ideología de izquierda radical, anti-mercado, es evidente que, tal como han señalado diversos sectores nacionales, se ha percibido un persistente interés de provecho personal en grupos que han mantenido el control en la asignación de las divisas y otros mecanismos de intervención estatal, todos en manos de una cúpula gubernamental. Ese fue siempre un problema grave en los sistemas socialistas del siglo XX, que asumían o intentaban un control central de las actividades económicas de una nación; y tal ha sido el caso del experimento socialista en Venezuela. Estos grupos o factores de poder con sus intereses y privilegios, no deberían entorpecer más la rectificación económica en 2015, en aras del interés nacional.

  1. A) Los grandes problemas económicos de Venezuela eran muy graves antes de la caída de los precios del petróleo

Los problemas económicos del país desde la gestión de Hugo Chávez se manifestaron en una cada vez mayor dependencia del petróleo y del endeudamiento público, mientras la inflación se elevaba y se acumulaban grandes distorsiones; el impacto negativo sobre la población pudo ser compensado por varios años, con grandes transferencias de recursos a los sectores de bajos ingresos desde 2004; e importaciones de alimentos y otros bienes, vendidos a precios subsidiados.

Sin embargo, al mantener un bolívar sobrevaluado para aumentar el impacto de la red de beneficios sociales, junto a los controles de precio y cambio, para también mantener los subsidios explícitos o implícitos, se causaron grandes desequilibrios económicos que llevaron a un acelerado endeudamiento público, el reemplazo gradual de la producción  nacional de alimentos y toda clase de bienes de consumo, insumos y bienes de capital, por importaciones, más baratas a la tasa de cambio sobrevaluada. En conjunto, el objetivo combinado de corto plazo, social, electoral y político, privó sobre todos los previsibles costos económicos para la nación, los cuales al manifestarse más abiertamente a partir de 2012, revelaron el impacto social adverso de la inflación, el desabastecimiento y caída de la actividad económica, advertido previamente por los economistas.

Es en este contexto que la caída del precio del petróleo desde junio 2014 agrava enormemente la situación de Venezuela, que se refleja en un grave problema socioeconómico de desabastecimiento  y de escasez generalizada de productos alimentarios, medicamentos, material esencial para el sector salud, equipos, maquinaria e insumos para las distintas actividades productivas del país.

Los problemas económicos centrales, interrelacionados, que requieren atención gubernamental urgente en medio de lo que ahora, en 2015, podemos definir como una emergencia económica, se resumen en los siguientes puntos:

— La expansión fiscal, dentro y fuera del presupuesto nacional, y los grandes déficits de sector público son el problema primario que induce a mayores desequilibrios monetarios y cambiarios. El déficit del sector público restringido, como porcentaje del PIB, se elevó a 15.6% en 2012, 16,3% en 2013 y se estima en 19% en 2014. Estas son cifras extraordinariamente altas para cualquier economía y han sido cubiertas en gran medida con el financiamiento monetario provisto por un debilitado Banco Central de Venezuela, con su Directorio recibiendo instrucciones directas del Gobierno. Ni el Gobierno de Hugo Chávez ni el de Nicolás Maduro han tenido reparo en usar todos los recursos fiscales, sean estos provistos por el petróleo, los ciudadanos a través de la recaudación del SENIAT, el endeudamiento público, los acuerdos con China; agreguemos a lo anterior la inconveniente transferencia de una parte importante de las reservas internacionales líquidas del BCV y los excedentes de tesorería de PDVSA, a un fondo de gasto público extra-presupuestario, FONDEN, para fines definidos por el Presidente, sin respetar las leyes ni la Constitución en sus artículos 314 y 320.

— A nuestra empresa estatal petrolera, PDVSA, los problemas derivados de la sistemática extracción de sus propios recursos financieros por parte del Gobierno, más allá de los impuestos y regalía que señala la ley, además de endeudamiento para fines distintos a sus actividades, y los compromisos asumidos con China y Petrocaribe/Cuba, la han colocado en una situación de minusvalía financiera operacional. Los volúmenes de producción propia de PDVSA en crudos ligeros y medianos cayeron desde el primer trimestre 2011 hasta el tercer trimestre 2014 en 000 barriles por día, lo cual equivale a 10.5% de las exportaciones del 2014; esta caída ha sido compensada, parcialmente, por el incremento en 140.000 barriles por día en la producción de crudos extra-pesados en las empresas mixtas, asociada al esfuerzo de las compañías extranjeras, donde los ingresos petroleros son compartidos. Las importaciones de crudo y productos han venido elevándose para  proveer el crudo diluyente y la nafta, necesarios para la exportación de parte de los crudos extra-pesados y para suplir el mercado interno, dada la menor producción en las refinerías.  La pesada factura de importación ha fluctuado en 2012-14, entre $7.000 y $8.400 millones al año, substancialmente mayor que el servicio anual de la deuda externa de PDVSA en 2014 de $5.389 millones. El volumen de exportación de crudo y productos en 2013 cayó 5,5% a 2.265.000 b/d y en 2014 se estima una disminución de 3,2% a 2.190.000 b/d. La producción petrolera estimada para 2014, 2.740.000 b/d, hace evidente el fracaso del Plan Siembra Petrolera anunciado en 2006, el cual tuvo una meta de producción de 5.800.000 b/d para 2012.

— El endeudamiento público creció en forma acelerada desde 2005, a pesar del alza sostenida del precio del petróleo desde 2003. El Gobierno de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro usó todos los posibles medios de contraer deuda por 10 años. En el caso de las leyes de endeudamiento del Gobierno Central, que es una parte de la masiva acumulación de deuda pública,  del saldo de la deuda interna y externa en dólares, estimada en unos US$150.000 millones a finales de 2014, sólo un 25% se destinó a proyectos de inversión; el resto fue usada en restructuración financiera, servicio de deuda y gestión fiscal. Al intentar consolidar las obligaciones  financieras en títulos, convenios con China y  deuda por nacionalizaciones, del sector público restringido en divisas, estas se estiman en US$147.000 millones.  La deuda pública interna en bolívares a tasa de cambio oficial equivale a US$78.638 millones y el financiamiento monetario  del Banco Central de Venezuela  (BCV) a PDVSA y otros entes públicos llegó en diciembre 2014 al equivalente a US$107.290 millones. La devaluación del bolívar que se anticipa, sin duda diluirá en términos de divisas las obligaciones en bolívares del Gobierno y PDVSA; también lo hará con las obligaciones laborales pendientes y reducirá el poder de compra de sueldos y salarios. Dada la falta de información oficial organizada es difícil consolidar el total de obligaciones en divisas y bolívares, pero estos montos dan idea de montos muy grandes, en particular en el contexto de los disminuidos ingresos por exportación petrolera de 2015.

— Las cifras anteriores de deuda pública no incluyen la deuda comercial, en divisas y bolívares, del Gobierno Central y PDVSA con contratistas y proveedores, ni las obligaciones de suministro de divisas (CENCOEX/CADIVI) con el sector privado venezolano y empresas extranjeras residentes en el país, que a su vez tiene deudas contraídas con sus casas matrices o proveedores internacionales, estimadas en US$21.200 millones (incluye deuda comercial por importaciones, servicios, dividendos aprobados y dividendos retenidos a socios de empresas petroleras mixtas). La deuda de PDVSA con sus contratistas y proveedores era de US$21.404 millones a finales del 2013; además de deudas indirectas a través de las empresas mixtas, estimadas en US$12.000 millones, con sus socios (dividendos retenidos) y contratistas. Se conoce que algunas de estas deudas comerciales se reestructuraron, pero siguieron creciendo en 2014 debido a las dificultades financieras de PDVSA. No tenemos cifras sobre las obligaciones acumuladas del resto del sector público con contratistas y proveedores, pero las grandes obras públicas en todo el país están paralizadas o en lenta ejecución por falta de pago. Estimamos que la deuda comercial, servicios y con contratistas/ proveedores del sector petrolero, consolidada en divisas, es superior a los US$40.000 millones. Se requiere transparencia de parte del Gobierno, para informar al país sobre los actualizados de estas obligaciones por pagar, en divisas y en bolívares.  Dada la situación de desabastecimiento general y escasez de bienes de consumo e insumos agrícolas e industriales, este componente no titularizado de la deuda pública nacional es tan importante como la deuda pública financiera registrada.

— La política monetaria del Banco Central de Venezuela (BCV) fue desviada del objetivo constitucional de la estabilidad de precios y manejo responsable de las reservas internacionales para, a través de la designación de un Directorio de filiación partidista y sin credenciales académicas adecuadas, descuidar las tareas de un ente monetario responsable. El BCV ha transferido US$62.250 millones (hasta septiembre 2014) de las reservas internacionales al FONDEN desde la inconstitucional reforma de su ley de julio 2005; y ha adquirido pagarés de PDVSA  desde 2010, medio de financiamiento monetario del déficit del sector público, en montos en bolívares muy grandes, equivalentes a tasa de cambio oficial al cierre de diciembre 2014 a US$107.290 millones. El control gubernamental del BCV, obviando las razones de su autonomía establecida en la Constitución,  es el origen de la falta de reservas internacionales ahora en 2015 y del acelerado crecimiento de la liquidez monetaria en manos del público,  bolívares sin respaldo. Esta situación  en el ente monetario es una de las causas directas de la rápida depreciación del bolívar en el llamado mercado cambiario paralelo y de la creciente tasa de inflación, para llegar a ser desde 2014, la tasa más alta del mundo, a pesar que el Directorio del BCV ha tomado medidas para modificar a su conveniencia el cálculo del  Índice de precios, al tiempo que ha retrasado su publicación.

— Un régimen de control de cambio, ahora con múltiples tasas, instaurado en forma temporal en 2003 para enfrentar la caída en reservas internacionales, fue convertido en un sistema permanente de asignación de divisas, con todas las distorsiones económicas que esto causa, como la persistente sobrevaluación de la tasa de cambio oficial, que condujo a mayores importaciones y a la pérdida de valor del bolívar ante el dólar en el mercado no oficial. El énfasis del Plan Socialista 2007-12, de aumentar la participación del sector público, ampliar los controles de precios sobre el sector privado mientras se elevaban los costos de producción, junto a la moneda sobrevaluada y el amplio diferencial cambiario entre la tasa de cambio oficial y el mercado no oficial, causó un poderoso desestimulo a la producción nacional, con el consecuente desmantelamiento de parte de la tradicional producción agrícola e industrial del país, un incremento de la corrupción asociada a la asignación de divisas y, a finales de 2014, prácticamente el agotamiento de las reservas internacionales liquidas.

— Hace ocho años, en enero de 2007, el presidente Hugo Chávez anunció luego de su reelección que Venezuela se dirigía a una transición hacia el socialismo del siglo XXI. Se inició un proceso de expropiaciones y confiscaciones a varias empresas nacionales e internacionales, del sector agrícola, industrial, eléctrico, financiero, servicios y telecomunicaciones; Además, se crearon nuevas empresas y entes públicos para realizar compras en el exterior y distribuir bienes dentro de gasto social, estrechamente vinculado a la red clientelar del partido de gobierno. También se ampliaron las facultades del Gobierno para ejercer controles de precios, de ganancias y sobre la distribución de bienes de producción privada en el territorio nacional. Evidentemente, estas medidas forman parte de la concepción socialista-marxista, previa a la caída del muro de Berlín, promovida por el Primer y Segundo Plan Socialista desde 2007, bajo el auspicio de Hugo Chávez. Desde el 2009 la pérdida de la eficacia productiva y del potencial de producción en prácticamente todos los sectores de la economía, público y privado, se ha convertido en un impedimento más para el normal abastecimiento con producción nacional. Las empresas básicas estatales de Guayana han reducido alarmantemente su producción a un rango estimado de 40-60% de su capacidad potencial; operan con fuertes pérdidas, desactualización tecnológica y baja calidad del producto final. Algunas empresas estatales subsisten con transferencias de recursos desde el Gobierno Central, PDVSA, el Fondo Chino y del BCV. Los sectores de electricidad, agua y telecomunicaciones, presentan graves problemas de gestión, falta de inversión oportuna y fallas en la prestación de los servicios.

Estos puntos anteriores han sido explicados en varios documentos suscritos por economistas desde 2009, como serios problemas y obstáculos para la estabilidad y el progreso económico de Venezuela. La política gubernamental no sólo no ha resuelto ninguna de estas dificultades, sino que ha permitido que se agraven aún más. Como hemos señalado antes, esta crisis no obedece exclusivamente a políticas económicas desacertadas sino a una conducción gubernamental sin respeto a los límites legales en el área económica-financiera y a una concepción ideológica  de izquierda radical que ha justificado con el presunto  fin revolucionario, el abandono de las prácticas de una democracia funcional moderna, abierta al escrutinio público y respetuosa del estado de derecho.

  1. B) La emergencia económica del 2015 y la necesidad de una nueva política económica

Todas las dificultades económicas resumidas anteriormente, donde se  podrían agregar una serie de problemas sectoriales adicionales, afectados por el marco de política económica analizado, son previas a la aguda caída de los precios del petróleo. En junio  de 2014 el precio de la canasta de exportación de crudos y productos petroleros venezolana era de 99,11 $/barril; para la primera quincena de enero 2015 fue de 41,33 $/barril. Una caída de 58,3% en algo más de 6 meses. El excedente de oferta petrolera en la economía mundial se irá moderando con la disminución del precio del crudo, el cual todavía no encuentra un punto de equilibrio; pero el débil crecimiento de la demanda mundial, lleva a pensar que será un proceso prolongado, quizás de un par de años, antes que el crudo vuelva a elevar el precio de Venezuela por encima de los 65-70 $/barril.

Las estimaciones del impacto sobre la balanza de pagos, en el contexto anterior, son realmente dramáticas. En 2012 los ingresos por exportaciones petroleras fueron de $93.569 millones con un precio promedio de exportación de Venezuela de 103,42 $/barril; En 2013, según cifras del Ministerio de Energía y Petróleo provistas al BCV, bajaron a US$85.603 millones, aunque la data de comercio internacional indica que debió estar cercano a los US$81.000 millones. En 2014 se estima que los ingresos brutos por exportaciones cayeron a US$71.500 millones; y para el 2015, con el crudo venezolano en un promedio de 46 dólares (11.3% más alto que el precio en lo que va de año), las exportaciones petroleras,  llegarían a un estimado de US$35.500 millones.

Con  reservas internacionales insuficientes, US$20.750 millones al 15 de enero pasado, que incluyen ahora, desde el cuarto trimestre 2014, activos de reserva no convencionales, Venezuela no puede cubrir una caída del ingreso petrolero que en 2015 puede ser de US$35.500 millones, una cifra equivalente al 50% del año anterior, bajo un escenario conservador.  No se puede descartar que el crudo venezolano caiga por algunos meses a un nivel de 30 $/barril, lo cual bajaría el precio promedio del año a menos de los 46 $/barril estimados aquí. En este escenario conservador, todos los compromisos financieros descritos y las importaciones de crudo, combustible y equipos por parte de PDVSA, requeriría más de 2/3 de los disminuidos ingresos por exportación petrolera de 2015. Esta situación constituye una crisis de balanza de pagos (crisis cambiaria) sin precedentes, por la magnitud de obligaciones financieras adquiridos por los Gobiernos de Chávez y Maduro y la onerosa factura de importaciones de crudo y productos por parte de PDVSA.

Por un lado las necesidades de importaciones en el país se han elevado en los últimos años, reemplazando muchos rubros agrícolas e industriales de producción nacional; además de contar ahora con una economía postrada, con fuertes limitaciones en varios sectores en cuanto al acceso de divisas o el suministro de insumos de empresas estatales, entre otras dificultades asociadas a los controles gubernamentales, lo cual ha reducido la capacidad productiva, como se describió antes.  La deuda comercial en divisas del sector privado y las ahora mucho más agudas limitaciones en el suministro de divisas en 2015, para cumplir con sus proveedores, son también un gran obstáculo para aspirar al normal abastecimiento del país, sin un cambio drástico en la política económica.

Por otro lado, están los pesados compromisos externos impuestos sobre el flujo de caja de PDVSA,  con el pago del financiamiento que recibieron el Gobierno de Chávez y Maduro de China y que estos gobernantes han provisto a PetroCaribe y Cuba; además del pago en efectivo por parte de PDVSA, de las costosas y crecientes importaciones de crudo y productos, junto al servicio de la deuda financiera de la Republica y de la empresa petrolera, que, por supuesto, se realizan con las divisas petroleras. Por estos motivos y por la transferencia a fondos extra-presupuestarios como el FONDEN, en los últimos 5 años PDVSA redujo su entrega de divisas al BCV a montos equivalentes a un promedio de 50% del total de los ingresos brutos en divisas por exportación petrolera.

En 2015, como se señaló antes, no se prevé un flujo de divisas petroleras suficientes para pagar por las importaciones públicas y privadas necesarias, luego de cubrir las pesadas obligaciones financieras adquiridas; y por lo tanto se trata de una muy severa crisis de balanza de pagos, sin precedentes en la historia de Venezuela, que exige un cambio coherente de política económica y buscar financiar un déficit de balanza de pagos de más de US$35.000 millones.

La caída de la actividad económica, PIB, en el primer semestre del año, previo a la caída del precio del crudo, fue, según cifras del BCV, de -4.9%, con un desplome de dos dígitos en manufactura, comercio y construcción (-11,7%, 11,5 y -10%, respectivamente); y el PIB se redujo en 2.3% en el tercer trimestre del 2014. A pesar del peso que estos sectores tienen en términos de empleo, las cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) indican que no se elevó el desempleo. El Directorio del BCV ha venido ejerciendo presión sobre los profesionales que se encargan de las mediciones de inflación, actividad económica (PIB) y balanza de pagos. En este sentido se ha detectado que las cifras del sector público provistas a las unidades de estadísticas del BCV se han adulterado en los últimos años con el fin de atenuar los resultados económicos negativos.

Sin duda, la pérdida de autonomía del BCV se refleja en su política monetaria presta a  financiar el déficit del sector público, la manipulación y ocultamiento de las estadísticas  y en haber transferido más de $60.000 millones, desde 2006, de las hoy más que nunca necesarias reservas internacionales, a fondos de gasto público extra-presupuestario. En octubre de 2014 los profesionales del BCV denunciaron en un comunicado a la opinión pública que han recibido presiones para que las estadísticas no reflejen toda la magnitud de la crisis económica de Venezuela.

En medio de la muy difícil y vulnerable situación económica y social, por las dificultades explicadas en este documento a la opinión pública, queremos  hacer una serie de recomendaciones al país, a todos los sectores que promueven la búsqueda de un rumbo distinto, sobre los cambios urgentes de política económica y reformas institucionales que consideramos necesarios para sacar a Venezuela de las graves circunstancias en que se encuentra al inicio del 2015:

— Establecer un nuevo proceso presupuestario ordenado, con el objetivo de reducir el déficit del sector público. Este último debe apuntar a no exceder del 4% del PIB en un plazo de dos años; y en un año de aguda caída del ingreso petrolero se debe establecer una meta transitoria más alta, aunque acorde con un programa macroeconómico y financiero de acciones coordinadas. Con más de 1.200 empresas estatales y nacionalizadas, casi todas con grandes problemas financieros y operacionales, además de cientos de entes públicos, esta tarea constituye un desafío a una forma de dirigir el gasto público, guiado por objetivos políticos-electorales. Se debe cumplir con el artículo 314 de la Constitución que establece que no habrá gasto público fuera del Presupuesto Nacional y suspender los fondos extra-presupuestarios de gasto discrecional. El énfasis en gasto social y en dar acceso a alimentos y medicamentos a la población de menores de recursos se debe mantener, pero usando ahora mercados funcionales y acuerdos con el sector privado, en vez de un aparato burocrático propenso a la corrupción y que facilita la existencia de mercados negros y, además, se enriquece junto a particulares con el contrabando.

— Rescatar la autonomía del Banco Central de Venezuela, con el nombramiento de un Directorio calificado que no esté sometido a las directrices del Gobierno. El financiamiento monetario de más de dos tercios del déficit del sector público y la transferencia de reservas internacionales al FONDEN deben ser suspendidas, dentro de una programación macroeconómica coordinada con el Ministerio de Finanzas y PDVSA. Las tasas de interés de interés deben remunerar el ahorro nacional y mantenerse, inicialmente, un control sobre el spread entre tasas activas y pasivas; se deben tomar medidas para fomentar la estabilidad y el sano crecimiento del sistema financiero. Aunque no vaya a recibir recursos de las exportaciones petroleras en los primeros años, mientras se atienden diversos problemas económicos y financieros, se debe crear un nuevo Fondo de Estabilización Macroeconómica, que comience a operar en 2017.

— Ejecutar de inmediato un plan de reorganización y saneamiento financiero de PDVSA, dentro del contexto de un nuevo plan económico, para iniciar la recuperación y elevación de la capacidad de exploración, producción y exportación petróleo y productos derivados, propia y desde de las empresas mixtas.

— Operaciones de pasivos que permitan mejorar y reducir el perfil de vencimientos de  la deuda externa de la República y PDVSA, además de revisar o suspender otras facilidades crediticias recibidas o provistas a otros países, dentro de un plan de reformas y nueva política económica. De otro modo se corre el riesgo de incumplir con esos compromisos financieros. Las deudas comerciales del sector público y privado, que se compruebe que son legítimas, deben también ser parte de la negociación con los acreedores en el nuevo contexto de cambios económicos. El país requiere de financiamiento externo en montos muy importantes, dentro de un plan de reordenamiento del perfil de pagos de la deuda financiera, lo cual debe contribuir para dar sustento al nuevo régimen cambiario, dentro de un cambio de orientación económica, distante del manejo descrito hasta ahora; manteniendo el objetivo de un desarrollo económico de largo plazo y diversificación de la base exportadora de Venezuela. No es aceptable endeudar más al país para intentar mantener un modelo económico de presunta transición al socialismo, que ya ha comprobado ser desastrosamente errado en su concepción y práctica.

— Desmontar el régimen de control de cambio, como objetivo central dentro del plan económico – fiscal, monetario, financiero – para lo cual es fundamental crear las condiciones económicas y sociales para mejorar la producción, distribución y comercio de bienes y servicios. Esta es una tarea compleja que exige fortalecer las reservas internacionales y coordinar con el sector privado para un proceso gradual de desmontaje de los controles de de cambio y de precios, hasta llegar a una situación de estabilidad, en un plazo a establecer, donde los mercados puedan volver a operar, en un mejor ambiente económico con una tasa de inflación disminuyendo rápidamente. Debemos llegar a disponer de un mercado cambiario funcional sin las generalizadas prácticas de corrupción para aprovechar los diferenciales cambiarios. La coordinación entre Gobierno Central, PDVSA y BCV es esencial para el éxito de este proceso de transición a un nuevo régimen cambiario.

— Diseñar políticas sectoriales en el contexto de los cambios de la política económica y petrolera del país, para así estimular la recuperación económica y mayor productividad laboral en los sector agrícola, manufacturero, minero, construcción, turismo. Los trabajadores venezolanos se beneficiarán directamente de la recuperación sólida de los sectores económicos ahora deprimidos, con más bajas tasas de inflación, mejores salarios reales y generación de nuevos empleos. El capital privado venezolano, que ahora invierte en varios países de las Américas podrá volver a ver a Venezuela y ayudar mucho a elevar la inversión privada y las reservas internacionales, al percibir al país como una economía en vías de estabilizarse y prosperar. Se deben continuar con las obras de infraestructura que estén en marcha; y con apoyo de organismo multilaterales avanzar en la modernización de la infraestructura física y de servicios públicos.

En los últimos tres años las exportaciones petroleras representaron en promedio más del 96% del total de las exportaciones del país, la más alta tasa de dependencia jamás registrada desde que se comenzaron a llevar las cuentas nacionales a mediados del siglo XX. En 1997 fue de 76,8%. Hubo un retroceso muy importante y las exportaciones no petroleras se han reducido a cifras muy pequeñas.  La dependencia petrolera  actual y el haber animado a la población a esperar que el uso fiscal de los ingresos petroleros y el endeudamiento público (basado en comprometer los ingresos petroleros futuros) solucionen todos sus problemas, constituyen un importante problema económico, social, cultural y político. Los cambios económicos, en toda  su magnitud, requieren de un clima de coincidencia, de unidad nacional, que ha probado no ser fácil de conseguir bajo el Gobierno de Nicolás Maduro.

Como consecuencia del estancamiento económico, conjuntamente con la elevada inflación de los años 2013-14, los ingresos reales de los trabajadores formales e informales han declinado, no solo por la caída en la actividad económica, sino también por el alza acelerada de los precios. Para el año 2013 el índice de pobreza general del INE subió a 27,3 %, pudiéndose estimar que este llegó a un 35 % al final del 2014; ello implica que el número de personas en condiciones de pobreza aumentó de 8,2 a más de 10.5 millones de venezolanos.

La crisis económica ya se ha tornado en una gran crisis social. Es visible la desesperación de la población ante el desabastecimiento generalizado, la escasez que crea largas colas en todas las ciudades del país; y el aumento del crimen que encuentra un clima propenso en el empobrecimiento y creciente desempleo que vive Venezuela. La política comunicacional del Gobierno ya no puede aspirar a desviar su responsabilidad por la grave situación socioeconómica. La población ha venido perdiendo la confianza en que el Gobierno puede cumplir sus promesas de garantizar el abastecimiento y crece la frustración. El país necesita una visión económica alternativa, una economía de mercado con fuertes instituciones sociales y económicas, dentro de una democracia donde prevalezca el respeto a la ley y los derechos humanos, incluyendo los derechos económicos.

Debemos enfatizar que en una economía abrumada por controles gubernamentales ineficaces y un control de cambio que enriquece a grupos cercanos al poder político, la corrupción florece, mientras cae la producción nacional por falta de divisas eficientemente asignadas; esto ha elevado la percepción de abuso de poder sobre la población empobrecida y desesperada ante el deterioro de la situación económica de Venezuela, mientras la caída del ingreso real de la familia venezolana, la escasez de alimentos, medicinas, bienes de higiene personal, vehículos,  insumos para la construcción e industria, y una larga lista de otros bienes, nos recuerda la causa del fracaso de las economías socialistas del siglo pasado.

A principios de 2015, Venezuela se encuentra, como resultado de un muy adverso ambiente económico y de la reciente caída del precio del petróleo, en una situación extrema en sus cuentas externas, financieras y fiscales, como no la hemos vivido desde las primeras décadas del siglo XX. El país se encuentra cercano a caer un proceso hiperinflacionario (alza de precios de más de 100% al año), como ocurrió en otros países de América Latina en previas décadas. Esto debe ser evitado con una nueva política económica sensata, sin la restricción ideológica ni el cálculo político restringido de quienes trajeron el país a esta situación.

Venezuela requiere de un urgente proceso de concertación a nivel nacional frente a las graves circunstancias explicadas en este documento; y es necesario un ánimo de rectificación profunda, en función del interés nacional, para que el Gobierno abandone sus políticas equivocadas y pueda dar paso a una nueva estrategia de recuperación económica y social exitosa. Esta será una tarea compleja y exigente que se enfocará en atender la emergencia económica y su devastador impacto social, que enfrentamos a principios de 2015.

Creemos que la definición de una estrategia de rectificación económica en medio de la emergencia económica que estamos comenzando a enfrentar este año, con nuevas políticas e instituciones dirigidas a alcanzar y mantener la estabilidad económica en Venezuela, como la gozan casi todos nuestros países vecinos en América Latina,  debe concentrarse en las ideas antes expuestas. Ello implica enfrentar un auténtico círculo vicioso de prácticas gubernamentales actuales, incapaces de proveer la estabilidad  económica necesaria, así como a intereses grupales y la resistencia ideológica dentro del Gobierno, muy a pesar del evidente fracaso económico en su gestión.

El control de cambio con múltiples tasas, mantenido por razones políticas, ha sido el centro de una crisis de valores en el país, de afán de riqueza fácil, un serio problema ético y social que sobrepasa las consideraciones económicas antes descritas y debe ser desmontado dentro de un marco de reformas institucionales y cambios de la política económica coherentes. Creemos en la capacidad de los venezolanos de buscar un camino exitoso para salir adelante y no conformarse con las penurias asociadas a los grandes errores económicos cometidos.

60 economistas venezolanos con trayectoria académica y/o experiencia en el sector público suscriben este documento:

Orlando  Ochoa

Patricia Hernández

Luis Oliveros

Sary Levy

José Guerra

Ronald Balza

Tamara Herrera

Asdrúbal Oliveros

Isaac Mencia

Alejandro Grisanti

Richard Obuchi

José Toro Hardy

Pedro Palma

Domingo Sifontes

Francisco Ibarra

Gustavo Rojas

Luis Carlos Palacios

Henkel García

Héctor Silva Michelena

Adicea Castillo

Teodoro Petkoff

Ángel García Banchs

Humberto García Larralde

Neuro Villalobos

Francisco Faraco

Tarquino Barreto

Héctor Malavé  Mata

Edison Morales

Luis Beltrán Petrossini

Alejandro Gutiérrez

Jóvito Alcides Villalba

Marcos Morales Quintero

Gustavo Guevara

Jesús Casique

Edgar Cárdenas Medina

Pablo Polo

León Sarcos

Gustavo Machado

Eduardo Semtei

Jorge Sánchez Melean

Rafael Piña Pérez

Edinson Jiménez Medina

Alberto Castellano

Douglas Ramírez

José Manuel Puente

Antonio Paiva

Marcos Sandoval

Genry Vargas

Asnaldo Soto

José Mora

Daniel Anido Rivas

Christi Rangel

Carlos Torres

Arlean Narváez

Luis Bruzco

Alfredo Rincón

Robert Bottome

Kamar Romero

Juan Plaja

Stefan Balabanoff

*

Caracas,  22 de enero 2015

*

Este documento se encuentra disponible en el portal: www.pensarenvenezuela.org.ve