Google Fotos, almacenamiento a cambio de confianza

Google quiere ordenar todas las fotos, las buenas, las malas, las regulares, todas valen en su nuevo producto. Bradley Horowitz, un histórico de las redes sociales desde su germen, es el padrino de este nuevo almacenamiento sin límite, presentado durante Google I/O 2015. En una sesión privada explicó el funcionamiento de Google Fotos. Su gran valor consiste en que se podrán guardar tantas fotos como se deseen, con un límite de 16 megapíxeles de definición. Más que el terabyte que ofrece Flickr y con una misión distinta.

Seguir leyendo.

El renacimiento de los otros mundos digitales

Permitió la que los usuarios socializaran virtualmente antes que Facebook. Se adelantó en varios años a los bitcoins con su moneda virtual, el linden. Popularizó el término avatar, anticipándose a la película de James Cameron. La plataforma Second Life, un mundo virtual completo con sus casas, negocios, incluso con universidades, llegó a estar habitada por 1.100.000 avatares, dobles de sus usuarios reales, en 2007. Desde entonces, quienes la utilizaban han ido abandonándola. Ahora, con el auge de los cascos de realidad virtual, la compañía que la creó pretende reconquistarlos para colonizar una nueva tierra prometida. Sansar es el nombre, aún provisional, para un mundo digital completamente nuevo con el que esperan lograr “decenas de millones” de usuarios.

Seguir leyendo.

Muecas del caos

Carlos BlancoEl torbellino se ha instalado. El régimen está asediado no por una conspiración mundial, sino por la tempestad que desató. Los que dirigen el Estado juran estar frente a un complot, no entienden que el sistema rompió sus equilibrios y no los encontrará sin un cambio mayor. El país está en transición, aunque no necesariamente hacia la democracia.

Era posible esperar que la alternativa a este régimen fuese la oposición, mediante una transición ordenada que incluyera alianzas con sectores del chavismo. Sin embargo, no es ese objetivo el que se plantea para este momento la corriente dominante opositora.

En 2014 “la salida” buscó el cambio constitucional del régimen bajo diferentes modalidades (constituyente, renuncia, congreso ciudadano) en el marco de una protesta, poderosa y sin dueño, que conmovió al país. Esas propuestas fueron derrotadas. Quien esto escribe acompañó la tesis de “la salida” por la vía de la renuncia porque parecía lo menos costoso para el país, sobre todo si se ve lo que resulta del madurismo prolongado. Quienes compartimos “la salida” cometimos errores, el fundamental fue no evaluar correctamente las fuerzas que podían acompañar esta propuesta; especialmente, no se previó la brutal reacción criminal por parte del gobierno, ni que los otros sectores de la oposición buscarían deslegitimar la idea de “la salida” con la fuerza con que lo hicieron. Y ellos ganaron.

Con la derrota de “la salida” o de la renuncia, caben dos grandes escenarios, la estabilización del régimen y, de lograrse la mayoría en las inciertas elecciones de Asamblea Nacional, su eventual sustitución por referéndum o en 2019. Pero si Maduro no logra estabilidad y la crisis es de tal profundidad e inminencia, como pareciera, con el régimen desbaratado y una oposición que no promueve su reemplazo anticipado, el escenario caótico puede ser “resuelto” por una de tres vías o su combinación: 1) Una “explosión social”, nombre-código de una situación de desobediencia espontánea, muy riesgosa y sin dirección, debido a las penurias provocadas por la escasez, la inseguridad y la inflación; 2) una transición chavista, dentro del régimen, que propicie la eyección de unos y la llegada de otros, en un mar de intrigas en marcha; y 3) algún tipo de intervención militar (el propio gobierno insiste en que tales conspiraciones existen) sea suave (“mira mijo, renuncia”); sea fuerte (“apúrate, que el avión está listo para despegar”).

Dos tesis opositoras contrapuestas que, a pesar de todo, convergen en participar en las elecciones parlamentarias.

Frente Institucional Militar exige libertad plena de militares injustamente sentenciados

CARTACOMUNICADO

Una vez más, los militares integrantes del Frente Institucional Militar (FIM) nos unimos al clamor de los venezolanos, que vemos con gran preocupación el uso político de la Institución militar, asumido por el presidente de la República y comandante en jefe de la FAN, para tratar de resolver la crítica situación social en que ha generado el absurdo proceso político socialista iniciado en 1999, que a más de la involución política, creó la peor crisis económica impensada en un país, que logró percibir durante ese lapso de tiempo los mayores ingresos económicos que pudiere haber recibido país alguno del planeta.

A esta preocupación, sumamos el desánimo del colectivo nacional, que sigue sin encontrar estímulo para una vida en paz y sosiego, ya que después de cinco lustros de ofertas engañosas y regalías percibidas sin justicia, no ha visto ni un hálito de razón para lograr el cambio, tan pregonado por el llamado “proyecto revolucionario”. Ese que cerró las puertas a la unidad y participación de los venezolanos que creyeron con fe ciega en la búsqueda de un mejor porvenir.

Es el caso, que en el devenir del últimos tiempos, hemos visto una desbandada de la gente afecta al proceso castro comunista chavista que lo acompaño; quedando la dirección del país en manos de personas incultas e incompetentes, que ante la gravedad del desastre, manipulan el poder sin medida ni cautela, tratando de eludir o salvar su responsabilidad, amparándose en el colectivo institucional como son algunos tribunales o cuerpos de seguridad, que han creado en la mayoría de los casos situaciones graves e irresponsables como es la reciente sentencia emanada de la justicia militar, que al bien entendido derecho, se marginan de él amparados en la ignorancia y en la “autonomía del juez”, pero lamentablemente, fundamentados en ilegalidades, violaciones procesales y jurisdiccionales, que obviamente ponen de manifiesto inmoralidad, responsabilidad delictiva, abuso de poder y maltrato a compatriotas por razones fútiles.

Nosotros, los militares venezolanos, que en el pasado reciente ayudamos a consolidar lo que fue la democracia que vivimos antes de este régimen de iniquidades, queremos enviarle un mensaje a nuestros connacionales y a los militares que operan la justicia militar, para que entiendan, que solo en los países o sociedades de vocación autocrática se intenta convertir a esta justicia para la subyugación de opositores y disidentes, amparados en el temor que tiene el ciudadano común a la institución armada.

No podemos callar nuestra voz, ante el reciente enjuiciamiento de un grupo de militares por la justicia militar, mediante el subterfugio del invento de delitos no contenidos en ningún código o ley penal, que luego de ser vilmente maltratados, han sido recluidos en penales inapropiados. Ellos son y merecen nuestro respeto y solidaridad, el General de División (Av) Oswaldo Hernández Sánchez, Coronel (Ej) José Gregorio Delgado, Teniente Coronel (GN) Ruperto Chiquinquira Sánchez, Mayores (GN) Cesar Orta Santamaría y Víctor José Ascanio, los Capitanes (Av) Andrés Thomson Martínez, Neri Adolfo Cordoba y Laired Salazar, y el Capitán (GN) Juan Carlos Nieto Quintero. De antemano sabemos, que los tribunales militares son incompetentes para enjuiciar delitos políticos. El artículo 261 de la Constitución establece, que la competencia de la jurisdicción penal militar se limita a delitos de naturaleza militar, que no es el caso. Se condenan por una supuesta participación en una denominada “Operación Jericó”, e imputados por los delitos de instigación a la rebelión y atentado contra el decoro militar. Da tristeza lo que declara uno de los sentenciados:“Nos condenaron por un supuesto golpe de Estado que iban a dar un General sin tropa, un puñado de pilotos sin aviones, unos militares retirados y una Capitana Odontóloga Asimilada.”

Por todo este contenido de injusticias, esperamos la reacción consciente del Presidente de la República y del Ministro de la Defensa, para que utilizando las atribuciones que le otorga la Constitución Nacional (Articulo 236, numeral 19) considere conceder el indulto para así decretar la libertad plena de estos compañeros militares, consolidando el clima de paz, entendimiento y concordia que reclaman todos los venezolanos y que tanto pregona el gobierno. Paz y Justicia, Justicia y Paz.

 

Caracas, 26 de mayo de 2015

Por el Frente Institucional Militar, firman:

 

Vicealmirante Rafael Huizi Clavier (Presidente del FIM)

General de Brigada (Ej.) Teodoro Díaz Zavala. (Vice-presidente del FIM)

Coronel (Ej.) Rubén Darío Bustillos Rávago. (Secretario de Organización)

Coronel (Ej.) Luis Enrique Sucre (Representante del Ejército)

General de Brigada (GN) Simón Figuera Pérez. (Representante GNB)

Capitán de Navío Pedro Rafael Betancourt. (Representante de la Armada)

Coronel (Av.) Ángel Rodríguez Campos. (Representante de la Aviación)

 

General de División (Av.) Manuel Andara Clavier (Ex Presidente del FIM)

General de Brigada (Ej.) Juan Antonio Herrera Betancourt (Ex Presidente del FIM)

General de Brigada (GN) Miguel Aparicio Ramírez (Ex Presidente del FIM)

General de División (Ej.) Fernando Ochoa Antich

General de División (Av.) Maximiliano Hernández Vásquez

General de División (Ej.) Carlos Julio Peñaloza

Vicealmirante Julio Lanz Castellano

Vicealmirante Andrés Eduardo Brito Martínez

Vicealmirante Carlos Ramos Flores

General de División (Ej.) Vicente Narváez Churion

General de División (Ej.) Rafael Montero Revette

General de División (Ej) Simón Luis Virgilio Tagliaferro

General de División (Ej) Jorge Tagliaferro De Lima

General de División (Av.) Vladimir Filatov Riabkov

General de División (Av.) Jesús Hung Abreu

General de División (GN) José Barrios Dulcey

General de División (Ej.) Raúl Salazar Rodríguez

General de División (GN) Rafael Damiani Bustillos

General de División (GN) Luis Camacho Kairuz

General de División (Av.) Justo Saavedra

General de División (Av.) Antonio Morales González

General de División (Av.) Freddy Yánez Méndez

General de División (Av.) Julio García Pino

General de División (Ej.) Adolfo Tovar Salas

General de División (Ej.) José Antonio Olavarría Jiménez

General de División (Ej.) Jacobo Yépez Daza

General de División (GN) Enrique Prieto Silva

General de División (GN) Luis Felipe Nery Arrieta Ávila

General de División (Av.) Iván Darío Jiménez

General de División (GN) Landis Ferreira Zambrano

General de División (GN) Marcos Pacheco Melgarejo

General de División (Av.) Raúl Ramón Morales

General de División (Ej.) Oswaldo Sujú Raffo

General de División (Ej.) Andrés Medina Torcat

General de División (Ej.) Alfonso Romero Romero

Vicealmirante Freddy Mota Carpio

Vicealmirante Héctor Ramírez Pérez

Vicealmirante Efraím Díaz Tarazón

Vicealmirante Julio Chacón Hernández

Vicealmirante Rafael Bertorelli Moreno

Vicealmirante Antonio Pérez Criollo

Vicealmirante Jesús E. Briceño García

General de Brigada (Ej.) José Gregorio González Rodríguez

General de Brigada (Ej.) Juan Ferrer Barazarte

General de Brigada (Av.) Néstor Sánchez Toro

General de Brigada (GN) Antonio Contreras Escalante

General de Brigada (Ej.) Evelio Gilmond Báez

General de Brigada (GN) Domingo Rojas García

General de Brigada (EJ) Camilo Vethencourt Rojas

General de Brigada (EJ)  Raimundo Guisandes López

General de Brigada (Av) Omar Ruiz Rodríguez

General de Brigada (EJ)  Henry Lugo Peña

General de Brigada (EJ)  Néstor González González

General de Brigada (Ej.) Cesar Ramos Álvarez

General de Brigada (Ej.) Rubén Medina Sánchez

General de Brigada (Ej.) Guaicaipuro Lameda

General de Brigada (Av.) Eduardo Caldera Gómez

General de Brigada (Ej.) Gregorio Andrade Andrade

General de Brigada (Ej.) Gustavo Salas Paredes

General de Brigada (GN) José Salazar Heredia

General de Brigada (Ej) Bernardo Díaz Castillo

General de Brigada (Ej.) Rafael Peña Pereira

General de Brigada (Ej.) Ángel Vivas

General de Brigada (GN) Humberto Seijas Pittaluga

General de Brigada (GN) Orlando Hernández Villegas

Contralmirante Cesar Manzano Zavala

Contralmirante Elías Buchzser Cabriles

Contralmirante Luis Moreno Zambrano

Contralmirante Eddy Guerra Conde

General de Brigada (Av) Mariano Márquez Oropeza

General de Brigada (Av) Pedro Pereira

General de Brigada (Av) Jorge Luis Guerrero Barrios

General de Brigada (Av) Eduardo Báez Torrealba

General de Brigada (Ej.) Richard Salazar Rodríguez

General de Brigada  (Ej) José E. Godoy Peña

General de Brigada (Av.) Román Gómez Ruiz

General de Brigada (Av.) Gonzalo Gómez García

General de Brigada (GN) Raúl Cepeda

General de Brigada (GN) Francisco Limongi

Contralmirante Mirko Markov Mikas

Contralmirante Raúl Bustamante Pulido

General de Brigada (GN) Gilberto Mayorca

General de Brigada (GN) Ramón Rodríguez Mayol

Contralmirante José Velasco Collazo

Contralmirante Eddie Ramírez Poveda

Contralmirante Oscar Betancourt Patiño

Contralmirante Gregorio Molleja Rodríguez

Contralmirante Daniel Comisso Urdaneta

Contralmirante Félix Antonio García Zambrano

Contralmirante Rubén Germán Torres Leal

Contralmirante Jorge Alberto Bustamante Cáceres

Contralmirante Ricardo Hernández Hernández,

Contralmirante José Noriega Gutiérrez

Coronel (Av.) Sammy Landaeta Millán

Coronel (GN) Luis Lara Santamaría

Coronel (Ej.) José Antonio Omaña Hernández

Capitán de Navío Juan Bautista Márquez Moreno

Capitán de Navío Julio Sánchez Correa

Capitán de Navío Gonzalo Merino Valery

Capitán de Navío Emilio De Rogatis Porreca

Coronel (Ej.) Orlando Martínez Ugueto

Coronel (Ej) José Antonio Omaña Hernández

Coronel (Av) Pedro Soto

Coronel (Ej.) Antonio José Varela

Coronel (Ej.) Mario Fajardo Lobato

Coronel (GN) Luis Morales Parada

Coronel (Ej.) José Machillanda Pinto

Coronel (GN) Artemio Boada

Coronel (Av) Ramón Francisco Guzmán Díaz

Coronel (Ej.) Marcos Porras Andrade

Coronel (Av) Campo Elías Flores

Coronel (Ej.) Otoniel Arellano Pérez

Coronel (Ej) Widman Olaf Alcala

Coronel (Ej.) Carlos Barito Grana

Coronel (EJ) Domingo Santana Gómez

Coronel (EJ) Yucepe Pilliery

Coronel (EJ) Gustavo Díaz Vivas

Coronel (EJ) Juan José Rendón González

Coronel (Ej.) Luis Enrique Sucre Párraga

Capitán de Navío Eduardo Ovalles Campero

Capitán de Navío Carlos Rodríguez Bartoli

Capitán de Navío Luis Guillermo Ramos Castillo

Capitán de Navío Nelson Antonio Escalona Fernández

Coronela (GN) Dido Cabrera Bustillos

Coronel (Ej) Emilio Méndez Martínez

Coronel (AV) Silvino Bustillos

Coronel (GN) Antonio Semprun

Coronel (GN) Hidalgo Valero

Coronel (Ej.) Ángel Serrano

Coronel (Ej.) Domingo Salazar Martínez

Coronel (Av) Enio Aldazoro

Coronel (Ej.) Orlando Suarez Galeano

Capitán de Navío Javier Sánchez Pereira

Coronel (Av) Oswaldo Martínez

Coronel (Ej.) Carlos Daniel Rojas Pérez

Coronel (Ej.) Atilano Carrillo Bracamonte

Capitán de Navío Carlos Lavado Mottola

Capitán de Navío Luis Salas Marcano

Coronel (GN) Miguel Ángel Casanova Ostos

Capitán de Navío Rubén Piña Saa

Capitán de Navío Rafael Pérez sarmiento

Coronel (Av.) Danilo Rodríguez

Coronel (AV) Juan Bautista Gómez Rojas

Coronel (Av) Emmanuel Calles Manzano

Coronel (GN) Carlos M. López

Coronel (GN) Omar Dávila Flores

Coronel (GN) Freddy Eduardo Martínez

Coronel (GN) Francisco Limongi

Coronel (Ej.) Manuel Ledezma Hernández

Capitán de Navío Clímaco Rivero Moreno

Capitán de Navío Humberto Lazo Cividane

Capitán de Navío José Santín Puerta

Capitán de Navío Bernardo Jurado Capecchi

Capitán de Navío Alberto Shadah Udelman

Capitán de Navío Eddy Méndez Pérez

Capitán de Navío Oscar Ibarra Labady

Capitán de Navío José Gregorio Noguera Torres

Capitán de Navío Nelson Rafael Camarillo Morillo

Coronel (Ej) José Bruzco Hernández

Coronel (GN) Iván Henríquez

Coronel (GN) Esmerio Delgado

Coronel (GN) Omar Angel Aranguren

Coronel (GN) Williams Linares

Coronel (GN) Alirio Miguel Cabrera

Coronel (GN) Alexander Flores Lamus

Coronel (GN) Freddy Eduardo Martínez

Coronel (GN) Alex E. Montenegro Méndez

Coronel (Ej) Castor Torcat

Coronel (Ej) Nelson Castro Moreno

Coronel (Ej.) Máximo Marchán

Coronel (Ej) Eduardo Guzmán Pérez

Teniente Coronel (EJ) Julio César Moreno

Teniente Coronel (AV) Guillermo Beltrán Vielma

Teniente Coronel (Av) Moisés Brunstein Reina

Teniente Coronel (Ej.) Jesús López Planchart

Teniente Coronel (Ej.) Cesar Augusto Becerra Lujan

Capitán de Fragata Alejandro López Hernández

Teniente Coronel (Ej.) Pedro Tarcisioo Donaires Lozada

Teniente Coronel (Ej.) Antonio Torres Alvarado

Teniente Coronel (Ej) Isaac Antonio Tirado Gómez

Teniente Coronel (GN) Edgar Rodríguez Vicentelli

Teniente Coronel (GN.) Carlos Romero Rico

Teniente Coronel (GN) Francisco Modesto Ignacio Serra Di Día

Teniente Coronel (Av.) Iván Ballesteros

Mayor (Av.) Luis Hartmann Ruiz

Mayor (EJ) José Ramón Salas La Riva

Mayor (Ej) Federico José Ventura Infante

Mayor (Ej) Ángel Landaeta Yánez

Capitán de Fragata José Rafael Linares Badillo

Capitán de Fragata Alonso Sader Castellanos

Capitán de Fragata Reinaldo Ramírez Dala

Capitán de Fragata Leopoldo Salas Rommer

Capitán (Ej.) Jesús Rojas Díaz

Capitán (GN) José Carrero Marquina

Capitán (GN) Orlando Velasco

Capitán (Ej.) Jerry Suarez

Capitán (EJ) Alfredo Salazar Bohórquez

Capitán (EJ) Ricardo Salazar Bohórquez

Capitán (EJ) Wismerck Martínez Medina

Capitán (GN) Pedro José Flores Rivero

Capitán (EJ) Carlos Blondell Tineo

Capitán de Navío Ángel Valero

Teniente de Navío Antonio Ríos Rojas

Teniente de Navío Carlos Rodríguez

Teniente de Navío Carlos Villalobos Franchi

Teniente de Navío Henry Clemant

Capitán (GN) Leonardo Carrero Araujo

Capitán de Corbeta Ali Boscan

Teniente de Navío Pedro Pedrosa

Teniente (GN) José Antonio Colina

Teniente (Ej) Daniel Eduardo Morales

Teniente de Fragata Carlos Rodríguez Briceño

Teniente de Fragata Gerardo Maldonado Camera

Teniente de Fragata. Rafael Figueredo Cassini

Teniente (EJ) Carlos García Arcaya

Teniente (Av) Miguel José Bravo Escalona

 

 

 

 

Extraña sensación

Oswaldo Álvarez PazVenezuela está tan sobre cargada de problemas que cuesta escoger un tema para la obligada escritura. Son demasiados. Todos importantes y en pleno desarrollo. La histérica arremetida contra la libertad de expresión, las medidas represivas en contra de los 22 representantes de El Nacional, La Patilla y Tal Cual, los excesos extrajudiciales en contra de calificados presos políticos, el nerviosismo de Cabello ante la profundidad y cantidad de investigaciones serias existentes en su contra, el desconcierto de Maduro al no saber si eso es bueno o malo para él; poner a la Asamblea Nacional, al poder judicial, a eso que llaman el “poder moral” y a la dirigencia del partido oficialista a recoger firmas de “solidaridad” con el internacionalmente acusado, son apenas realidades que exhiben a la dictadura de cuerpo entero.

Podríamos continuar hablando de los problemas concretos del ciudadano común, pero siento que es innecesario. La gente los conoce mejor que nosotros. Los vive a diario. Sufre lo indecible hasta para mantenerse con vida y más o menos saludable. Llegamos al final de una tragicomedia en la que los demócratas estamos retados. Peleamos o nos rendimos. Diseñamos estrategias para convivir con la dictadura o nos unificamos con el objetivo superior de cambiar al régimen en el menor tiempo posible utilizando todos los recursos que ponen a nuestra disposición tanto la Constitución y el Derecho Positivo, como el Derecho Natural. La rebelión, el desacato, el desconocimiento a la autoridad ilegítima y otros, están claramente establecidos como derechos ciudadanos.

Voceros calificados de la opinión pública internacional se suman a la denuncia concreta contra el régimen. Las declaraciones trascienden el desastre económico y financiero. Los pronósticos son terribles. Las soluciones no se ven por ninguna parte. A eso se agrega lo político, lo de los presos y la represión. Por supuesto, también todo lo referido a la presencia del narcotráfico, del lavado de dinero y las vinculaciones con gobiernos y organizaciones terroristas del mundo. Para muchos, Venezuela es hoy un centro global de estas actividades.

Estamos frente a una dictadura del siglo XXI. La libertad desaparece cuando está condicionada por la voluntad de quienes dirigen los poderes del Estado. El problema de la Venezuela actual no es la violación sistemática al Estado de Derecho sino su inexistencia. Es la hora de ejercitar la razón frente a la realidad. Debemos recordar a la dirigencia opositora que lo primero es entender, pero una vez que se ha entendido hay que actuar. Ya basta de manosear, a veces torpemente, la realidad sin ánimo de cambio definitivo. Muchas veces aunque se hable de política, no se está haciendo política. Podemos triunfar, siempre y cuando…!

oalvarezpaz@gmail.com

USA, narco estado y antiimperialismo

Antonio Sánchez GarcíaDe allí la elemental conclusión que es preciso sacar para no culpar a justos por pecadores: si los propios opositores venezolanos comparten la odiosidad antinorteamericana que impregna al régimen y, en rigor, a la cultura o incultura política de toda la región, ¿por qué culpar a los Estados Unidos por negarse a aplicar las medidas punitivas que se merecen quienes han hecho de Venezuela un Estado forajido y narcotraficante?

Bien dice el refrán: la caridad comienza por casa.

 

Antonio Sánchez García

 

“El extenso informe de ‘The Wall Street Journal’ confirmando que fiscales federales de Estados Unidos están investigando al número dos del Gobierno venezolano por presuntos lazos con el narcotráfico ha generado grandes expectativas entre los críticos del régimen populista autoritario de Venezuela, pero – lamentablemente – tendrá muy poco impacto político.”

 

La afirmación la sostiene el analista político Andrés Oppenheimer. Y si bien las fuentes con las que avala su delicada afirmación son más que dudosas – un encuestador que suele facturar a Tirios y Troyanos, sirviendo a unos y otros en función de los ingresos, siempre multimillonarios, con que ambas partes recompensan sus servicios – tiene una parte de incuestionable verdad: las más que fundadas acusaciones tendrán un muy débil impacto político real. Así la DEA y el Departamento de Estado tengan suficientes, concluyentes e irrebatibles pruebas de las graves actividades delictivas vinculadas al narcotráfico a escala hemisférica en que están incursos altos funcionarios del Estado venezolano, debe primar la extrema prudencia con que proceden temiendo las graves repercusiones que tan justa y legítima medida provocaría en su patio trasero. Y en el propio suelo venezolano, por insólito que pueda parecer.

 

El mismo analista se cuida en extremo de los términos con que se refiere al régimen imperante en Venezuela, objeto de esas investigaciones. Empleando una hipérbole extremadamente sofisticada se refiere a la dictadura venezolana como a un “régimen populista autoritario”. Conozco varios que siendo populistas y autoritarios respetaban y se ceñían al Estado de Derecho. Si uno de los más calificados opinadores políticos venezolanos, el político y editor venezolano Teodoro Petkoff, recientemente galardonado con el Premio Ortega y Gasset de periodismo, rechaza con acrimonia a quienes califican de dictatorial al protectorado de Maduro, apenas “una democracia restringida” según el ex líder del Partido Comunista y del MAS venezolanos, ¿por qué habría de ir tan lejos un periodista argentino que no tiene arte ni parte en este entierro?

 

Aún así: el cuidado de Andrés Oppenheimer refleja el que tendrán los funcionarios norteamericanos frente a las susceptibilidades, manías, complejos y automática solidaridad antinorteamericana de todos los gobiernos de la región. Y los prejuicios a flor de piel de sus pueblos acaudillados. Si un primer globo de ensayo – las sanciones a siete funcionarios venezolanos involucrados en violaciones a los derechos humanos – reventó antes de coger altura, no sólo el régimen desató la algarabía sino que la oposición oficial montó en cólera, exigiéndole por escrito rectificaciones aclaratorias al Departamento de Estado,  y todos los gobiernos de la región corrieron en auxilio del régimen al que pertenecían los siete forajidos, ¿qué sucedería si los Estados Unidos, en legítima y justificada aplicación de sus normas, le otorgara al régimen castromadurista la etiqueta fatídica de Estado narcotraficante y forajido, llegando a la ruptura de relaciones y el aislamiento internacional?

 

Es más: las mismas precauciones de Oppenheimer – su programa podría ser censurado y el medio del que se sirve borrado de la parrilla de los medios pagados de la televisión venezolana – las tiene cualquier analista venezolano. Tres medios venezolanos fueron de inmediato pasados a cuenta de la justicia por el principal indiciado, segundo hombre del aparato de gobierno,  por el simple hecho de haber reproducido las informaciones del medio español que las publicara originalmente. Y antes de decir agua va, sus directivas en pleno habían sido penadas sin juicio alguno mediante el hitleriano expediente de imponerles medidas “cautelares”, hipérbole para condenatorias antes de un debido proceso: prohibición de salida del país y asistencia semanal al tribunal asignado. Sin que se les pueda demostrar un solo delito.

 

De allí la elemental conclusión que es preciso sacar para no culpar a justos por pecadores: si los propios opositores venezolanos comparten la odiosidad antinorteamericana que impregna al régimen y, en rigor, a la cultura o incultura política de toda la región, ¿por qué culpar a los Estados Unidos por negarse a aplicar las medidas punitivas que se merecen quienes han hecho de Venezuela un Estado forajido y narcotraficante?

 

Bien dice el refrán: la caridad comienza por casa.

Carta al Número Dos

GUSTAVO AZOCAR ALCALANo creo que sea necesario colocar su nombre y apellido en el título de esta carta. Aquí todo el mundo sabe, incluyendo a los camaradas del PSUV, a quien nos estamos refiriendo.
Desde que salieron publicadas las primeras informaciones en el Diario ABC de España, aquí ya casi nadie habla de usted por su nombre de pila. Ahora todo el mundo habla del número DOS.
Luego de las demandas que usted introdujo contra varios periódicos y medios digitales en Venezuela, incluyendo a 22 directivos de esas empresas, a quienes se les prohibió salir del país, ya ni en los cuarteles lo mencionan a usted por su nombre de bautismo.
Y después de los reportajes en The Wall Street Journal y en The New York Times, ya ni en las Iglesias quieren mencionar el nombre de Dios, por temor a que uno de esos sapos a quienes llaman pomposamente patriotas cooperantes presente un informe denunciando al cura por haber mencionado la soga en la casa del ahorcado.
En Venezuela, hasta donde se sabe, sólo hay un número DOS. Cuando se habla del número Dos, todos saben que es usted. Todo lo contrario pasa cuando se habla del número UNO. Ahí la vaina es diferente. En este país no se sabe exactamente cuántos NUMERO UNO hay. Algunos piensan que es Maduro, otros creen que es Fidel, unos pocos piensan que es Raúl Castro. Y no falta quien crea que es Cilia Flores.
Sr. Número Dos: tengo la leve impresión de que sus días al frente del poder legislativo están contados. Pero fíjese que curioso: al contrario de muchos compatriotas, no creo que usted esté siendo víctima de una campaña criminal por parte del imperio norteamericano. Tampoco creo que se trate de una guerra asimétrica ordenada por Barack Obama o Mariano Rajoy.
Usted está siendo guisado desde adentro, desde las entrañas de la revolución bolivariana. Los que dirigen esa batalla contra usted no están en la oposición, están dentro del gobierno. Sus enemigos quieren sacarlo del poder y apartarlo del negocio para quedarse ellos con el coroto. Esa guerra se parece mucho a la que hubo en Colombia, por allá por los años 80 entre los hermanos Rodríguez Orejuela y el Cartel de Medellín de Pablo Escobar Gaviria.
Sr. Número Dos: a mí se me hace muy difícil creer, por ejemplo, que en la agenda de conversaciones entre Castro y Obama no se encuentre el tema Venezuela. Me cuesta creer, que Obama y Raúl no hayan hablado largo y tendido sobre el futuro inmediato de Nicolás Maduro. Habría que ser muy estúpido para tragarse el cuento de que Cuba y Estados Unidos se pusieron de acuerdo para restablecer sus relaciones comerciales y diplomáticas sin poner sobre la mesa el espinoso asunto de la revolución bolivariana tutelada por Cuba.
En mi modesta opinión, Raúl Castro está jugando billar a dos bandas. Por un lado resuelve el problema económico de Cuba y por el otro intenta despejarle el camino a su ahijado político Nicolás Maduro. Alguien dijo que, en política, dos y dos no son cuatro. Pero lo que sí es cierto es que dos menos uno es igual a uno. En Venezuela hay dos hombres enfrentados disputándose el poder. Y uno de los dos, no quiere al otro.
Cuando en diciembre de 2012, Hugo Chávez designó a Nicolás Maduro como el elegido para sucederlo en la Presidencia de la República, lo hizo tomando en cuenta las recomendaciones que le hicieron Fidel y Raúl Castro. Usted, señor número Dos, siempre creyó aquel 8 de diciembre en horas de la noche, durante la última proclama del comandante, que ese día, usted sería ungido como el sucesor. Pero no ocurrió así: Chávez nombró a Maduro y a usted lo dejó como la guayabera.
A principios de diciembre de 2012, los Castro entregaron a Chávez un dossier completo con todas las investigaciones que habían hecho contra usted y se encargaron de convencer al comandante intergaláctico de que usted no entrara al baile. Tengo la leve impresión de que Raúl entregó a Obama copia de ese mismo expediente.
Thomas Shanon, el enviado de Obama, viajó a Caracas justo pocas horas antes de la instalación de la Cumbre de las Américas en Panamá, y según las malas lenguas, entregó a Maduro otro dossier, elaborado por la DEA. Los documentos debieron muy convincentes porque hicieron cambiar de actitud a Maduro, al punto de que no solamente engavetó las supuestas 10 millones de firmas, sino que además, aceptó conversar con Barack, informalmente, y sin testigos ni cámaras, en un pequeño salón del Centro de Convenciones donde se desarrollaba la Cumbre.
Sr. Número Dos: demandar a La Patilla, Tal Cual, El Nacional y 100 periódicos más en el mundo entero, no sirve absolutamente de nada. Prohibir la salida del país de 22 periodistas y directores de medios tampoco vale de mucho. Esos pronunciamientos, de la AN y del TSJ brindándole su apoyo, no sirven para un carajo. Porque los que pusieron su cabeza en la guillotina, están al lado suyo, abrazándolo, diciendo frases grandilocuentes, que no se las creen ni ellos mismos, como esa de que “quien se meta con el número dos, se mete conmigo”.
El juego terminó Sr. Número Dos: Maduro, Raúl y Obama, le acaban de dictar a usted una medida de casa por cárcel. A usted le va a quedar muy difícil poner un pie fuera de Venezuela. Algo me dice que Nicolás no hará por usted lo que hizo por el general Carvajal. Maduro necesita desesperadamente comprar un pasaje para llegar al 2019 y eso sólo se consigue de dos maneras: 1) con un milagro que haga que el barril de petróleo se ponga a 150 dólares o 2) haciendo lo mismo que hizo Raúl: firmando un acuerdo con Obama antes de que sea demasiado tarde y el barco se hunda.

Calle, Voto y No-Participación

LUDWIG MORENO..una adivinanza!

– ¿En qué se parecen La Calle, El Voto y La No-participación?

– En que ninguno de los tres sirve para nada cuando los organiza la oposición!

Revisemos los hechos con un poco de atención.

Veamos:

1. Calle.

5 de febrero de 2014. Como consecuencia de la violación de una joven estudiante, los Estados andinos se encienden en una protesta de calle rápidamente organizada. El resto del país, a punto de sumarse, en sólo tres días recibió la convocatoria proveniente de la oposición bonita: #LaSalida, la llamaron. Por los medios de comunicación hablaban de La Calle, pero los partidos difundían que “La Salida debía ser electoral, por renuncia, por constituyente o por referendo”. El mismo año, el partido del principal proponente de la calle, colocó miles de franelas a los mismos muchachos que al principio protestaban, para que recogieran firmas para una constituyente cuyas bases comiciales favorecían al régimen. Las calles se enfriaron con un diálogo que fortaleció al propio régimen y ganaron tiempo para lanzar a sus precandidatos a la Asamblea Nacional. Esta “calle”, donde la sociedad civil puso los muertos, pero donde intervino la oposición bonita, fracasó.

11 de abril de 2002. Los venezolanos, luego de meses de preparación y protestas más que justificadas, nos volcamos a las calles y en la marcha más gloriosa jamás vista, lograron la renuncia de Hugo Chávez. Los políticos de la oposición bonita, de inmediato desaparecieron del panorama. Aquellos que tenían el control del delicado tejido social de los partidos, instituciones y gremios no sólo se escondieron para no salir en la foto, sino que no ocuparon los necesarios puestos de comando para mantener el control  de las calles. Dieron un paso atrás. “… Y se le solicitó su renuncia, la cual, aceptó”. Y aunque todo aquel esfuerzo, en sólo dos días se perdió, no podemos olvidar que en principio, esta “Calle” organizada por la sociedad civil, verdaderamente triunfó!

2. Voto

14 de abril 2013. La sociedad civil acudió de nuevo al llamado del partido MUD y se volcó masiva, organizada y pacíficamente a votar. Lo hizo con una fe absoluta en el líder que había jurado no hacer lo mismo que hizo el candidato del 2006. Los venezolanos se quedaron en los centros de votación hasta que recibieron instrucciones de regresar a sus casas, porque se iban a contar todos los votos y ni la MUD ni su candidato iban a reconocer los resultados hasta que se contara la última papeleta (cacerolas… salsa… se conoce bien esa parte de la triste historia). Aunque el CNE perdió allí toda credibilidad, el voto por la oposición bonita, fracasó.

2 de diciembre de 2007. Jóvenes y universitarios de las principales ciudades y casas de estudio del país protestaron durante meses, llevaron a la ciudadanía a votar, y luego defendieron con fiereza los resultados. Fue un éxito electoral y un verdadero triunfo político -el único desde 1998-. No sólo se obtuvieron más votos, sino que ganó la opción mayoritaria. Los “Negociadores” no pudieron esa noche con la reserva moral de aquel único Movimiento Estudiantil. Gracias a ellos, gracias a la Sociedad Civil, el voto triunfó!

3. No-participación

23 de enero de 2006. Hay gente que olvidó la marcha de ese día, organizada por la oposición oficial para RECONOCER a una Asamblea Nacional electa con menos del 15% de los votos. Ese fue el error. Fue un acto de traición al espíritu de desconocimiento y rechazo contra el sistema, manifiesto en la no participación de la Sociedad Civil durante las parlamentarias del 2005. Toda la lógica de un mensaje diáfano, enviado por un gigantesco grupo de ciudadanos, fue deliberadamente trastocada por los intereses de un cogollo de cómplices, que está actualmente expuesto.

29 de noviembre de 2015. La no participación como protesta legítima ante un sistema corrupto y pactado -algo lógico y muy fácil de entender- se está gestando como resultado de una propuesta de jóvenes valientes, como aquellos que lograron en el 2007 el único triunfo de la Sociedad Civil. Sin limitarse a la no participación, avanzan en la organización ciudadana, la reestructuración del tejido social y la recuperación de la moral perdida, con la finalidad de expresar solidaridad con los presos políticos, duelo por los caídos en protesta, desprecio por la invasión de nuestro territorio y determinación en recuperar nuestra libertad. No serán necesarias auditorías, máquinas, listas, actas, ni testigos, no:

Haya o no haya elecciones, este 29 de noviembre, siguiendo al liderazgo de esos valientes jóvenes, Venezuela saldrá a Salvar el Futuro de sus hijos. Y los ciudadanos saldremos con ella, con nuestra patria de 7 estrellas, a Salvar el Voto!

Por una Venezuela gobernada por Venezolanos

#SalvaTuVoto

#LibertadONada

MUD: barro eres y en polvo te convertirás

GUSTAVO CORONELLA MUD NO MARCHARÁ
Tu acrónimo resultó profético: MUD es barro en inglés. Te tomamos como la organización representante de la oposición, lo cual fue un primero y grave error, ya que nunca has sido más que una organización de partidos políticos de oposición para fines puramente electorales. Y esto por admisión propia, pues así lo dijo enfáticamente uno de tus más destacados líderes, Henry Ramos Allup. Una organización integral de oposición contra el régimen narco de Chávez y Maduro  nunca ha existido, la cual incorpore a  la sociedad civil en su conjunto. Convocarla y ponerla a marchar ha sido una tarea que nadie ha podido llevar a cabo pero que será esencial para terminar de expulsar  las ratas de Miraflores.  María Corina, López, Ledezma, Aristeguieta Gramcko, los estudiantes, los colegios profesionales, los maestros, los sindicatos, los empresarios, los militares honestos, los vecinos, deberían conformar esa organización, la cual sería mucho más representativa del país opositor que el club de partidos llamado  MUD.

No estamos contra el voto que promueve la MUD, todo lo contrario.  Llamo a votar, pero no comprendo la cobardía de quienes lideraron ese esfuerzo en el pasado, sin exigir vigorosamente un proceso transparente y sin denunciar hasta sus últimas consecuencias los fraudes que todos sabíamos habían ocurrido. Esa actitud invertebrada exasperó a los venezolanos dignos y los inclinó hacia alternativas de protesta en la calle, alternativas tan válidas como el voto. Mientras quienes apoyamos la protesta cívica en la calle no estamos en contra del voto, la organización electoral MUD se ha dedicado a desligarse de estas iniciativas legítimas de protesta cívica, para lo cual han llegado  a  extremos que los confunden con el régimen.

Esto acaba de suceder una vez más. A la protesta iniciada desde la prisión por Leopoldo López, la MUD ha respondido con un comunicado ambiguo, infortunado, pequeño, desligándose de esta iniciativa porque “no fue consultada previamente con ella”.  Si no aprobaban de la iniciativa, pudieran haber callado pero prefirieron ir abiertamente en su contra, como lo ha hecho el mini mi de Hugo Chávez, Henri Falcón.  Falcón no solo dice que no asistirá a la marcha sino que insiste en una “concertación” con el régimen que es a todas luces inmoral.  Que falta de grandeza esa, de andar maniobrando para convertirse en puente entre el oprobioso régimen y la oposición, a costa de la necesaria justicia transicional que deberá prevalecer si no queremos tener al chavismo de regreso en poco tiempo. Lo que debería ser tomado como negativo, esa capacidad mimética de pasar del chavismo a  la oposición, es utilizado para vender una imagen  de conciliador entre dos mundos que no deberían “arreglarse por las buenas”.   

 

Con esos líderes, Falcón, Ramos y un Torrealba cuya primera declaración fue que la MUD “se iría a la calle” pero nunca lo hizo, la MUD  continúa en su rápida carrera hacia la irrelevancia. Una gran lástima.

       Quien no  marche que se aparte.

La pesadilla

Gloria CuencaPocas situaciones tan desagradables como cuando, en la noche se sufre una pesadilla. Pueblan los sueños de muchas personas; y ese momento, en que el sueño se vuelve pesadilla es terriblemente trágico. ¡Qué alivio! Al abrir los ojos y darnos cuenta de que, ¡era una pesadilla, no la realidad!. Mucha gente no lo creerá, pero, al menos durante los 2 primeros años de este gobierno, confudí la realidad con la pesadilla. Es decir, dormía maravillosamente bien. Y, al despertarme: ¡que angustia, qué tristeza!, la pesadilla era realidad. Los venezolanos eligieron a un teniente coronel pro comunista, para ser su presidente. Abusando de la ingenuidad y de la democracia representativa con 40 años de duración, votaron masivamente por él y, una enorme cantidad se abstuvo. El encanto,- si se trató de “encantamiento”- se mantuvo. Su sucesor, dice que no ha muerto, que “Chávez vive”. Pretende prolongar, ¿la esencia o magia? Buscando que, los seguidores olviden el desastre que toca vivir. En estos años nos enfrentamos a una auténtica pesadilla, tenemos que hacer “de tripas corazón” para lograr sobre-vivir. Los periodistas hemos soportado toda clase de agresiones, y cualquier tipo de violencia en todos los niveles, de este régimen en contra del gremio, los medios y más allá, en contra de la Libertad de Expresión y la Constitución Nacional. A cada sector le ha tocado lo suyo: médicos, abogados, ingenieros, internacionalistas, empresarios, diplomáticos, farmaceútas, arquitectos, economistas, enfermeros, técnicos, por solo señalar aquellos que han sido expuestos a la vindicta pública, resultando de los más agraviados y perseguidos ante la opinión pública. Hay hoy día una situación que ha desbordado todo lo imaginable. Se trata del desabastecimiento y la escasez que nos agobia a todos por igual. En el día de la semana, que toca ir a recorrer mercados, auto mercados, abastos y colmados, como se solían llamar, lo considero la más terrible de las pesadillas. Colas, molestia, espera, frustración, búsqueda de lo que se necesita. Escudriñar las bolsa plásticas del otro–a. Husmear, casi como perros hambrientos que consiguió el otro. Pedir de favor, que nos cuiden el puesto, pagar para que nos avisen ¿qué llegó?, “conocerse, volverse amigos, tomar café, sí es que hay, con los compañeros de la cola” . En fin una nueva serie de acciones y costumbres que no teníamos y que tienden a hacernos la vida miserable. No somos los de la clase media los que más nos quejamos. Lo peor pasa a la gente de escazos recursos. Los presupuestos familiares no se pueden hacer, hay que estar comprando, lo que se vea y, lo que le permitan. Tenga o no dinero, por lo que las tarjétas de crédito están al tope. Como si esto no fuera suficiente, también hay que luchar por conseguir las medicinas. Molestar al médico, pedir listas, presentarlas ante la farmacia, para recibir la frase más popular: ”no hay”. La burocracia copia la efectividad cubana pretendiendo controlar a todo el mundo. Nunca es suficiente. Inseguros, nadie les cree, ni los consideran preparados. recurren a mañas y picardías para intentar someternos a todos.

Mejor solo que mal acompañado

Luis Manuel AguanaAsí dirán Leopoldo, Daniel, Raúl Emilio y Alexander a la decisión de la MUD de no acompañar a la marcha del sábado 30 de mayo convocada desde Ramo Verde. Ellos al tomar la dura decisión de realizar una huelga de hambre, de la cual siempre quedan secuelas físicas, no solo endurecen la lucha en contra del régimen sino que ponen al descubierto con quien esta de verdad esa unión electorera al resto de los venezolanos.

 

Las excusas dadas por la MUD no se sostienen ni siquiera en el papel donde están escritas: La coalición señala, además, que estas observaciones que manifestaron algunas organizaciones, “seguramente hubieran podido ser resueltas si no se hubiera tenido la presión de una fecha fijada también de manera unilateral por los autores de la iniciativa” (ver http://www.noticierodigital.com/2015/05/la-mud-decidio-no-acompanar-marcha-convocada-por-leopoldo-lopez/). En otras palabras, había que pedirles permiso a ellos para protestar, como si no fuera suficiente la situación que ya vive el país, sin incluir la que viven los presos políticos.

 

Por otro lado la MUD esgrime como excusa que había que expresar explícitamente en la convocatoria que “…esté presente también en forma destacada la lucha contra la espantosa crisis humanitaria que vive nuestro pueblo, azotado por la escasez, la carestía, la inseguridad y el colapso de todas las redes de servicio público”. ¿Es que eso tiene que estar escrito en un papel para protestar? No digo Leopoldo, cualquier venezolano que se sienta atropellado en cualquier forma por el gobierno tiene el legítimo derecho a manifestarlo públicamente, de cualquier manera y sin previo aviso, siempre que su manifestación sea pacífica y no violenta. Eso es constitucional.

 

Pero la MUD se adjudica el derecho de centralizar cualquier manifestación de protesta y deslegitimarla, porque si no se hace como ellos lo dicen no es válida. Y no necesitaban decirlo explícitamente, solo con indicar “que esa marcha no es de la Unidad” dividen el sentimiento de legítima protesta de todos los venezolanos.

 

¿Hasta cuando el secuestro de las posiciones opositoras del país? ¿Hasta cuando el chantaje de una supuesta Unidad que solo es electoral? Ya está siendo necesaria una unidad mas allá de eso, una unidad de criterios amplios en cómo lidiar con este cáncer que cada vez más se come a Venezuela. Ya está siendo falta una DIRECCION POLITICA DE LA OPOSICIÓN. Porque si la tuvieran esa marcha no tendría que ser convocada por un video sacado a escondidas de un penal del régimen.

 

Si el pegamento que une a esos partidos en una supuesta “mesa unitaria” es solo electoral, poco o nada conseguiremos avanzar en esta lucha que al parecer no tiene un plan ni una estrategia más allá de conseguir unos curules que han demostrado no servir sino para darle empleo a unas personas que no asisten a su trabajo.

 

Los venezolanos ya han caído en cuenta que la oposición es tan o más mala que el gobierno. Y es por eso que los números que pierde el gobierno en las encuestas no los gana la oposición. ¿Cómo se resuelve ese problema? ¿Seguir en el interminable tira y encoge de los políticos a ver quién representa mejor el rechazo del país en contra del régimen? Difícilmente saldremos así de este grave problema.

 

Entonces lo primero que debería resolverse es el dilema de la Dirección Política de la Oposición, que pueda llevar adelante una estrategia mas allá de lo electoral y que incluya no solo a los partidos políticos sino a todos los factores organizados de la sociedad venezolana afectados de una u otra manera por esta situación. Lo que hay en la MUD no es ni un amague de eso. Entonces, si no tenemos esa contraparte organizada opositora ¿cómo podremos los venezolanos tener al menos una esperanza de salir de este régimen? Obviamente ninguna.

 

Sin una Dirección Política entonces pasan cosas como esta división opositora. Cada factor salta al ruedo en su interpretación de cómo enfrentar la situación, y con o sin razón desarrolla su propia estrategia en su desesperación de conseguir algo de éxito. Y de nuevo lo más probable es que siga el fracaso, pero que no es de ese factor en lo particular sino de todos, con la consiguiente frustración continua general que se come la cola en una espiral interminable.

 

Pero los venezolanos vemos que quienes conducen ahora este supuesto barco opositor no están a la altura de eso, ya sea por colaboracionismo o por ineptitud. ¿Será eso por lo que Leopoldo en la práctica se separa de ellos? Si es así, no solo debería convocar  a los venezolanos a marchar, sino además a acompañarle para conformar en una verdadera unidad política opositora, dejando de lado a los factores que están estorbando para que se resuelva el problema estratégico de la oposición, emprendiendo un camino diferente, y no sigamos dando vueltas en círculos, de fracaso en fracaso.

 

Si Leopoldo y VP siguen en la MUD y a la vez ignoran a sus asociados, como ellos mismos lo dicen, entonces los venezolanos percibiremos en estas propuestas otro episodio de más de lo mismo, como una pelea inútil de liderazgos que difícilmente alguno ganará, aunque reconozcamos el esfuerzo y la valentía de quien estando preso y muy limitado, hace los esfuerzos que no hacen quienes estando libres se esconden en excusas para no enfrentar lo que a todas luces hay que enfrentar.

 

Por eso creo que Leopoldo ya debería estar alcanzando el punto de decidir si está con ellos o no está con ellos. Y aquí cabe el dicho que no existe mujer medio preñada. Si de verdad no lo está, entonces tiene que hacer lo que hay que hacer. Esto es, decidir andar solo que mal acompañado. Estoy seguro que si decide hacer eso las cosas pueden cambiar, no solo para convocar a una marcha, sino para llamar “de la manera más resuelta un permanente estado de rebelión civil, una indesmayable ofensiva de oposición popular, que mantenga agresivos y encrespados los ánimos de todos los venezolanos contra la humillación de que somos víctimas para impedir en todo momento que la dictadura… se estabilice sin resistencia…”,  tal y como una vez llamara Alberto Carnevali en 1952 a la rebelión civil en contra de Pérez Jiménez (http://pararescatarelporvenir.blogspot.com/2013/11/a-la-rebelion-civil-llama-accion.html). Tal vez eso ponga a correr a quienes desde la oposición han sostenido esto que ya no se puede llamar gobierno. Es preferible eso que estar mal acompañado…

Caracas, 27 de Mayo de 2015

 

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/

Email: luismanuel.aguana@gmail.com

Twitter:@laguana

Dakazo académico

Luis Fuenmayor ToroEs una inmoralidad hacer demagogia electoral con el cupo de los aspirantes a ingresar a las universidades. Las supuestas acciones positivas del Gobierno (masificación estudiantil, equidad en el ingreso) no están motivadas en el derecho al estudio, ni en la solución del problema del cupo ni para atender los intereses del país, sino determinadas por la obtención de unos votos para las próximas elecciones de diputados. Cualquiera podría decirme que las motivaciones del Gobierno no son importantes y no podemos adivinarlas, por lo que lo sustancial es el cupo dado a estudiantes muy pobres, que los beneficiará a pesar de que perjudique a muchos otros y a la educación superior del país.

Esos alegatos en general serían ciertos si no se tratara de este caso en particular, ya que la motivación electoral distorsiona hondamente y elimina el supuesto beneficio para la población objetivo. Así, la masificación estudiantil, al aumentar los estudiantes sin garantizarles calidad, pasa a ser una estafa a los masificados, sus familiares y a todo el país. Cosa opuesta hubiera sido el incremento en el número de cursantes acompañado de acciones que garantizaran estudios de calidad. La equidad en el ingreso, entendida como la admisión de los pobres por el hecho de ser pobres, es un exabrupto gigantesco, propio de ignorantes, y un fraude bestial. De nada sirve que ingresen si no tienen los conocimientos requeridos, pues fracasarán frente a las exigencias del sistema. Alegría transitoria hoy y tristeza permanente mañana.

El criterio de ingreso universitario no puede ser la pobreza ni el lugar de nacimiento. No se entra a la universidad por ser pobre o rico o por vivir en Caja Seca o en La Lagunita, sino por tener las aptitudes y conocimientos necesarios para ser exitoso. Garantizar la equidad sería tener una educación que lleve a todos los bachilleres, pobres y ricos, de Caja Seca y de La Lagunita, a tener la formación académica requerida para el ingreso. Claro, eso implica un esfuerzo largo y costoso en primaria y secundaria y no el simple discurso vacío y mentiroso actual. Si todos los bachilleres tuvieran estas cualidades, no habría que recurrir al “dakazo” en el ingreso, que busca los votos de los beneficiados en las elecciones parlamentarias. Negligente y siniestro.

@LFuenmayorToro

Will Hope: “En Spotify nuestro objetivo ahora es la expansión”

Lo cuenta con media sonrisa en la cara. Antes de fichar por Spotify, Will Hope (Londres, 1983) había pasado por las discográficas Warner, en Madrid, y Universal, en Londres. Debido a su edad, un joven perteneciente a “la era después de Napster”, trabajaba en el departamento de desarrollo digital de los catálogos musicales de ambos sellos. En aquellas oficinas en las que todavía cuelgan discos de vinilo y CD sobre las paredes, se empezó a oír la palabra Spotify, que cada día sonaba con más fuerza en reuniones comerciales. “Había mucha división y nervios. Existían los que estábamos entusiasmados con la música en streamingy los que se oponían radicalmente”, explica en un más que fluido español. “Yo era del primer grupo hasta el punto de que fiché por el otro bando. Me parecía un paso muy interesante profesionalmente”, apunta.

Seguir leyendo.

Capitana que se rebeló contra la dictadura de Maduro es trasladada a la cárcel de Uribana

En horas de la tarde del día de ayer se conoció el traslado de la Capitana Laided Salazar de Zerpa para el anexo femenino de la Cárcel de Uribana conocido como el “Fénix”.

Durante la rueda de prensa, que ofrecieron los familiares de 9 oficiales de las Fuerzas Armadas Nacionales (FANB) condenados por los delitos de Instigación a la Rebelión y Contra Decoro Militar, Ana teresa de Salazar, madre de la Capitana Laided Salazar, se enteró que su hija fue traslada del Centro de reclusión de los Teques (INOF) al anexo femenino de la Cárcel de Uribana, ubicado en Barquisimeto, Edo. Lara.

Laided Salazar, fue condenada a 8 años y 7 meses, el pasado 5 de mayo por los delitos de Instigación a la Rebelión y Contra El Decoro Militar, delitos que según sus abogados y familiares jamás fueron comprobados durante las 21 audiencias de juicio que se llevaron a cabo.

Ella y 8 miembros más de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas, han sido juzgados y sentenciados por un tribunal “Accidental” presidido por el Coronel Alfredo Solorzano Arias, sin pruebas ni testigos que confirmaran la versión de una supuesta Instigación a la Rebelión Militar. Alrededor de 96 testigos fueron evacuadas durante las audiencias orales y públicas y sin embargo, ninguna de ellos arrojaron datos significativos para justificar la sentencia. Solo se utilizó, para condenar a estos dignos oficiales, la versión de 4 testigos, cuya hoja de vida deja mucho que pensar, y cuyos testimonios se contradicen.

¿Quién es Laided Salazar?

Es una joven venezolana de 43 años, madre y esposa, nacida en Caracas el 30 de septiembre de 1971, segunda en nacer, de los tres hijos de un matrimonio de clase media entre una maestra normalista y un chofer.

Cursó estudios en la Facultad de Odontología de la Universidad Central de Venezuela, egresando en el año 2001 como integrante de la Promoción “Cecilia García Arocha”. Posteriormente se asimiló en la Fuerza Aérea Venezolana en el año 2002, Promoción Juan Vicente Gómez.

En el transcurso de su carrera militar y profesional de la odontología, se ha desempeñado como Jefa de Sección de Odontología en diversas unidades durante sus 12 años de servicio. Actualmente ostenta el grado de Capitán y mantiene una hoja de servicio impecable.

@MilitaresVzla #MilitaresLibres

Calle, Voto y No-participación. por Ludwig Moreno

…una adivinanza!

– ¿En qué se parecen La Calle, El Voto y La No-participación?
– En que ninguno de los tres sirve para nada cuando los organiza la oposición!

Revisemos los hechos con un poco de atención.

Veamos:

1. Calle.

5 de febrero de 2014. Como consecuencia de la violación de una joven estudiante, los Estados andinos se encienden en una protesta de calle rápidamente organizada. El resto del país, a punto de sumarse, en sólo tres días recibió la convocatoria proveniente de la oposición bonita: #LaSalida, la llamaron. Por los medios de comunicación hablaban de La Calle, pero los partidos difundían que “La Salida debía ser electoral, por renuncia, por constituyente o por referendo”. El mismo año, el partido del principal proponente de la calle, colocó miles de franelas a los mismos muchachos que al principio protestaban, para que recogieran firmas para una constituyente cuyas bases comiciales favorecían al régimen. Las calles se enfriaron con un diálogo que fortaleció al propio régimen y ganaron tiempo para lanzar a sus precandidatos a la Asamblea Nacional. Esta “calle”, donde la sociedad civil puso los muertos, pero donde intervino la oposición bonita, fracasó.

11 de abril de 2002. Los venezolanos, luego de meses de preparación y protestas más que justificadas, nos volcamos a las calles y en la marcha más gloriosa jamás vista, lograron la renuncia de Hugo Chávez. Los políticos de la oposición bonita, de inmediato desaparecieron del panorama. Aquellos que tenían el control del delicado tejido social de los partidos, instituciones y gremios no sólo se escondieron para no salir en la foto, sino que no ocuparon los necesarios puestos de comando para mantener el control  de las calles. Dieron un paso atrás. “… Y se le solicitó su renuncia, la cual, aceptó”. Y aunque todo aquel esfuerzo, en sólo dos días se perdió, no podemos olvidar que en principio, esta “Calle” organizada por la sociedad civil, verdaderamente triunfó!

2. Voto

14 de abril 2013. La sociedad civil acudió de nuevo al llamado del partido MUD y se volcó masiva, organizada y pacíficamente a votar. Lo hizo con una fe absoluta en el líder que había jurado no hacer lo mismo que hizo el candidato del 2006. Los venezolanos se quedaron en los centros de votación hasta que recibieron instrucciones de regresar a sus casas, porque se iban a contar todos los votos y ni la MUD ni su candidato iban a reconocer los resultados hasta que se contara la última papeleta (cacerolas… salsa… se conoce bien esa parte de la triste historia). Aunque el CNE perdió allí toda credibilidad, el voto por la oposición bonita, fracasó.

2 de diciembre de 2007. Jóvenes y universitarios de las principales ciudades y casas de estudio del país protestaron durante meses, llevaron a la ciudadanía a votar, y luego defendieron con fiereza los resultados. Fue un éxito electoral y un verdadero triunfo político -el único desde 1998-. No sólo se obtuvieron más votos, sino que ganó la opción mayoritaria. Los “Negociadores” no pudieron esa noche con la reserva moral de aquel único Movimiento Estudiantil. Gracias a ellos, gracias a la Sociedad Civil, el voto triunfó!

3. No-participación

23 de enero de 2006. Hay gente que olvidó la marcha de ese día, organizada por la oposición oficial para RECONOCER a una Asamblea Nacional electa con menos del 15% de los votos. Ese fue el error. Fue un acto de traición al espíritu de desconocimiento y rechazo contra el sistema, manifiesto en la no participación de la Sociedad Civil durante las parlamentarias del 2005. Toda la lógica de un mensaje diáfano, enviado por un gigantesco grupo de ciudadanos, fue deliberadamente trastocada por los intereses de un cogollo de cómplices, que está actualmente expuesto.

29 de noviembre de 2015. La no participación como protesta legítima ante un sistema corrupto y pactado -algo lógico y muy fácil de entender- se está gestando como resultado de una propuesta de jóvenes valientes, como aquellos que lograron en el 2007 el único triunfo de la Sociedad Civil. Sin limitarse a la no participación, avanzan en la organización ciudadana, la reestructuración del tejido social y la recuperación de la moral perdida, con la finalidad de expresar solidaridad con los presos políticos, duelo por los caídos en protesta, desprecio por la invasión de nuestro territorio y determinación en recuperar nuestra libertad. No serán necesarias auditorías, máquinas, listas, actas, ni testigos, no:

Haya o no haya elecciones, este 29 de noviembre, siguiendo al liderazgo de esos valientes jóvenes, Venezuela saldrá a Salvar el Futuro de sus hijos. Y los ciudadanos saldremos con ella, con nuestra patria de 7 estrellas, a Salvar el Voto!

Por una Venezuela gobernada por Venezolanos

#SalvaTuVoto
#LibertadONada

Ludwig Moreno

LIBERTAD E IGUALDAD ABSOLUTA-UTOPIA O REALIDAD. Por: Cesar Guillen Citterio – Movimiento Laborista.


LIBERTAD E IGUALDAD ABSOLUTA-UTOPIA O REALIDAD
Cesar Guillen Citterio- Movimiento Laborista
Esta paradoja fundamental e inquietante, ha inspirado a través del tiempo los grandes movimientos y conflictos de la humanidad. Sin embargo a pesar de la opinión y del  pensamiento de muchos, la realidad nos ha demostrado que no se puede ser libre e igual totalmente. ¿Por qué?
Porque si hubiera una igualdad total entre todos los hombres, la desigualdad fuera monstruosa. Y esto simplemente porque no todos los hombres somos igualmente fuertes, igualmente inteligentes, ni aptos para muchas de las cosas de la vida en comunidad.
Estas desigualdades establecen de inmediato y sin ninguna libertad, la desigualdad más terrible. Es decir los débiles, los menos inteligentes, los menos aptos, quedarían utilizados y explotados por los más fuertes y capaces para hacer las cosas, es allí en ese momento donde desaparece la igualdad.
Así mismo, al querer implantar un régimen absoluto de igualdad en todos los sentidos, tendríamos que frenar el instinto agresivo, posesivo y ambicioso del hombre (Reyes, caudillos, dictadores) y esto porque el hombre por su naturaleza esencial, tiende a dominar al resto. Y tal conducta, aunque nos sorprenda, ha sido a través de los siglos su  fuerza histórica, para bien o para mal.
Para poder alcanzar esa igualdad absoluta entre los hombres, se requiere entonces la implantación de una dictadura feroz, que no deje el menor resquicio de libertad, porque al haber un pequeño espacio de libertad, resurge entonces de nuevo la desigualdad.
Entonces, la igualdad y la libertad son contradictorias, ¿cómo es esto? La historia está llena de casos en la que las grandes revoluciones que han surgido tomando como bandera a la igualdad absoluta, han degenerado en férreas dictaduras cuya característica principal ha sido, ser las más grandes negadoras de la libertad. La revolución francesa, fue el primer ejemplo práctico en la historia. Algunas de ellas todavía sobreviven en la actualidad.
Los hombres estamos condenados a encontrar un equilibrio social, es decir: del máximo posible de igualdad con el máximo posible de libertad. Nunca podrán existir la libertad e igualdad absolutas al mismo tiempo, ya que se autodestruyen una a la otra. La igualdad civil es todo lo que puede exigir el hombre razonable.
Las sociedades democráticas occidentales son las únicas que a través del tiempo se han planteado una lucha para que se pueda lograr, el que preservando un grado de libertad necesario, se mantenga un grado de igualdad razonable. Esto, con base a las leyes en un marco constitucional verdaderamente Democrático.
IMAGEN: Cortesìa de Historia de Venezuela

Venezuela: de petrolera a bananera. Por: José Vicente Carrasquero A. @botellazo


Venezuela: de petrolera a bananera
José Vicente Carrasquero A.
República bananera es un término peyorativo para un país que se ha considerado como políticamente inestable, empobrecido y atrasado, cuya economía depende de unos pocos productos de escaso valor agregado (simbolizados por las bananas), gobernado por un dictador o una junta militar, muchas veces formando gobiernos forzosa o fraudulentamente legitimados. También se las suele llamar “republiquetas bananeras” (pero no se deben confundir con el término histórico “republiqueta“). Tomado de Wikipedia
Chávez llega al poder en 1999 a caballo del desencanto de los venezolanos con la forma como se había manejado el país en los quinquenios anteriores. Gobierno tras gobierno, los venezolanos vieron sus expectativas frustradas. Los problemas crónicos no solo no se solucionaban sino que tendían a empeorar.
Esta situación llevó a que los venezolanos perdieran su inmunidad al canto de sirenas. En las postrimerías del siglo XX, un discurso populista y al mismo tiempo confrontacional comenzó a calar entre los venezolanos. Muchos sectores de la clase media, muchos políticos e incluso intelectuales con experiencia y conocimiento de la historia del país sucumbieron a la retahíla militarista que prometía sacar al país del hueco en el que se hallaba.
Dieciséis años después observamos el desastre en el cual se ha convertido el otrora país petrolero. Los precios actuales del oro negro superan en este momento por varias decenas de dólares los precios más altos que tuvieron los gobiernos de la democracia. Sin embargo, producto de una política económica regida por la voluntad del caudillo, el país es un cementerio de empresas cerradas o funcionando de forma parasitaria de un mercado cambiario que la tozudez e ignorancia reinante se ha empeñado en mantener.
Celebran el control de cambio los grandes capitalistas a los que les luce interesante comprar bonos de la deuda pública venezolana a precios irrisorios porque están convencidos de que el gobierno socialista está tan urgido del crédito internacional que hará lo imposible por pagarles aún al costo de mantener a la población pasando hambre y muriendo de enfermedades curables pero para las cuales el gobierno no adjudica recursos.
En una república bananera como la nuestra existe entonces una cantidad de líderes de opinión que tratan de manejar  las percepciones de una forma que sea propicia a que el gobierno le cumpla a los tenedores de bonos venezolanos. Venezuela se encuentra sometida a eso que los argentinos llaman fondos buitres.
La Venezuela bananera se ha convertido en una especie de capital mundial de la corrupción. Una corrupción mucho más escandalosa, vulgar e indolente que cualquiera que haya conocido la república. El país ha sido víctima del peor saqueo que se conozca de este lado del planeta. Nadie es capaz de explicar seriamente y con guarismos adecuados qué se hizo con una riqueza superior a todo lo que le entró a Venezuela desde 1811 hasta 1998.
Todos los informes de inteligencia a nivel mundial señalan a nuestro país como una gran autopista de la droga. Los señores de los carteles han encontrado en esta república bananera un espacio ideal para su óptimo desempeño. Los funcionarios de seguridad son tan mal pagados que no tienen manera de resistir un cañonazo de dólares para hacerse la vista gorda ante el paso de un algún cargamento de importancia.
Otro aspecto que nos cataloga en la categoría de república bananera es la ausencia absoluta de institucionalidad. Uno de los peores daños que le hizo Chávez al país fue convertir los poderes públicos en secretarías de su partido político. Someterlas a su absolutista visión del poder. Impedir el desarrollo de la institucionalidad prevista en la constitución nacional. Y no podía ser de otra manera, para Hugo la constitución fue una excusa para hacerse del poder con objetivos que no incluían el bienestar de los venezolanos. 
Es así como Chávez a la usanza de caudillo decimonónico barre con los símbolos. Cambia la bandera y el escudo nacional. A veces usando excusas que resultaban en burla a los venezolanos como que su hija le había preguntado si el caballo no debía correr en el otro sentido. Lo peor es que el equino indica la dirección en la que marchamos: hacia el pasado. Retrocedemos a velocidades pasmosas a una Venezuela pre republicana sin ninguna posibilidad de alcanzar el desarrollo por el camino que vamos.
La situación del país es tan grave que el defensor del pueblo, el contralor, la fiscal, la presidenta del TSJ y la presidenta del CNE no entienden que no son parte del gobierno. Que representan poderes independientes llamados a equilibrar el inmenso poder que de por sí tiene el ejecutivo nacional. Independientemente de si Cabello es culpable o inocente de lo que se le señala, las instituciones debieron haber actuado con la prudencia que impone la misma constitución. En nuestro caso, lamentablemente, volvemos a exhibir una actitud bananera como es la de pasarle por encima a la formalidad y tomar partido por el amigo.
La más triste expresión de república bananera es una soberanía inexistente. El poder se ejerce en Venezuela en colaboración con o por delegación de Cuba. Eso, la historia nunca se lo perdonará a Chávez ni a sus sucesores. El nivel de penetración de los militares cubanos en nuestras fuerzas armadas debe mantener las cenizas de Bolívar en una especie de torbellino constante.
El proyecto chavista, cual orca asesina, tomó el país por asalto y lo lleva a la profundidad de la pobreza para ahogar los sentimientos libertarios de los venezolanos. Nuestro pasado reciente parece inclinar la balanza hacia le recuperación de esas libertades y el rescate del desarrollo que debemos a las futuras generaciones.

La discriminación de género se encuentra disimulada en Venezuela

La condición de la mujer en la sociedad venezolana se encuentra atada a una discriminación de género invisibilizada y racionada. Las diferencias salariales entre los géneros, la feminización de la pobreza o la insustancial participación política de las mujeres son problemas sin resolver


Mónica Duarte

El tercer objetivo del milenio busca “promover la igualdad de género y la autonomía de la mujer”. Los indicadores que se usan para esta medición incluyen el igual acceso a la educación, el empleo en el sector no agrícola y la proporción femenina en escaños parlamentarios.

Según La organización Social Watch, en su informe de inequidad 2012, Venezuela tiene un índice de equidad de género promedio de 64 puntos, número que comparte con países como Colombia, México, China, Bielorusia, Angola, Azerbaiyán y Guyana.

Sonia Sgambatti,  ex magistrada del Tribunal Supremo de Justicia, asegura que la igualdad de género aún se mantiene como una aspiración en Venezuela. “El hombre es el que mantiene todas las posiciones de poder y decisión, estamos absolutamente lejos de lograr la equidad”.

En 1975 la ONU a través de  Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer celebra la primera Conferencia Mundial de la Mujer en México. 20 años después la misma conferencia, instalada en Beijing, China, elaboró una plataforma de acción en 12 áreas que sentó las bases para la inclusión del tópico femenino en los objetivos del milenio desarrollados en el año 2000. Con ello se introduce por primera vez el factor poder y toma de decisiones como un obstáculo estructural.

La inclusión de un objetivo dedicado al empoderamiento de la mujer es una victoria de los movimientos feministas del mundo. Esta tercera meta está dedicada a eliminar las desigualdades entre los sexos, especialmente en el área educativa y laboral.

Mujeres con educación básica aprobada ganan 30% menos que los hombres en el mismo rango

En Venezuela la posición social de las mujeres se encuentra reducida a cargos directivos de bajo nivel, fenómeno denominado “techo de cristal” según Adicea Castillo, Coordinadora del Centro de Estudios de la Mujer de la UCV. Solo 7% de las empresas tienen una junta con más de tres mujeres miembros, según el trabajo “Mujeres Gerentes en la Venezuela de hoy” publicado por el Instituto de Estudios Superiores de Administración, IESA. La proporción de mujeres en las juntas directivas de empresas nacionales se vislumbra en los cargos suplentes.

De las organizaciones políticas más representativas de Venezuela, solo dos partidos tienen cuotas internas para mujeres (PSUV y AD). Sin embargo, el liderazgo de las mujeres en estos no aparece con significación, explica Sonia Sgambatti.

Adicea Castillo explica que, para conocer las posiciones de minusvalía o mejoramiento del sector y hacer diagnósticos específicos de discriminación, todos los objetivos deberían ser atravesados por la visión de género. “Se debe utilizar la variable sexo en todos los indicadores, los que lo hemos hecho sabemos que sí existe segregación”.

Desde la óptica estadal, la presencia en las políticas nacionales ha sido dirigida por el Ministerio del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género, a partir su creación en 2009. Junto con esta plataforma se han desarrollado proyectos de asistencia económica que incluyen a la Misión Madres del Barrio y la Gran Misión Hijos de Venezuela.

Estos programas también tienen sus detractoras. Para Sonia Sgambatti estancan el rol femenino y la obligan a mantenerse en dependencia económica del estado. “Han incentivado la maternidad peligrosa sin planificación familiar. Y suelen tener una respuesta partidista que no le llega al espectro general de la mujer sino a sectores ocupados por grupos políticos”, señala.

Asamblea Nacional de VenezuelaEl 83% de los diputados en la actual Asamblea Nacional son hombres

Participación política minoritaria

En su artículo 21 la Constitución Nacional señala la importancia de medidas positivas para grupos discriminados, incluidas las mujeres. De esto sólo existía un ejemplo en la Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política de 1997, en el artículo 144, con la cuota de paridad electoral femenina de 30%.

La participación en cargos de elección pública estaba medida por una cantidad que debía ser cumplida para garantizar la igualdad de oportunidades en contra de la discriminación. Pero su aplicación fue efímera. En el año 2000 el Consejo Nacional Electoral la derogó porque “creaba una ventaja inadmisible de las mujeres sobre los varones”.

Como resultado hoy tenemos solo 17% de representación femenina en la Asamblea Nacional, cuatro gobernadoras y 52 alcaldesas, menos del 16% del total de puestos. Mientras que el informe “Mujeres más allá del 2015” del Observatorio Venezolano de Derechos Humanos de las Mujeres contabiliza la representación parlamentaria media de América Latina para 2013 en 24,5% y la mundial de un 20%.

Este indicador es el más alejado del ideal propuesto por la ONU para el año 2015. La ausencia de una regulación a favor de la paridad con alterabilidad de candidaturas femeninas ha frenado las posibilidades de una representación significante de diputadas.

El empoderamiento económico no se encuentra. En noviembre de 2014 el presidente Nicolás Maduro ordenó la fusión del Banco Bicentenario con el Banco de la Mujer y Banco del Pueblo para la conformación del Banco Bicentenario de la Clase Obrera, de la Mujer y de las Comunas. De esta forma, se eliminó uno de los puntos de acceso a créditos y financiamientos que beneficiaban directamente a las mujeres desde 2001.

Trabajadores petrolerosLas trabajadoras venezolanas perciben ingresos más bajos por la misma labor, según datos del Instituto Nacional de Estadística

El salario no coincide con el nivel de educación

El mejor ejemplo positivo en lograr la igualdad de oportunidades es la categoría educativa que han alcanzado las mujeres al incorporarse a niveles de instrucción mayores.

Entre 1990 y 1999, el número de mujeres con estudios universitarios aumentó en 103,6%. El último informe oficial que envió el Gobierno Nacional “Cumpliendo las metas del milenio 2012”, indica que el índice de participación en la educación superior ha presentado un aumento de 1,21 a 1,64 en 14 años. Mientras que en la enseñanza primaria y secundaria se ha descendido en comparación al número de hombres en estos grados.

Para el año 2000 la enseñanza primaria que se encontraba en un índice de relación de 0,98, pero en inicios del 2012 bajó a 0,94 por la incorporación de más niñas a la educación. En la secundaria también ha disminuido el índice, de 1,21 a 1,06, aunque la cantidad de adolescentes femeninas incorporadas al sistema no alcanza aún la cantidad de varones.

Si bien las mujeres venezolanas han ingresado masivamente al mercado laboral, lo han hecho en áreas de menores niveles de productividad y remuneración.

Relación del ingleso salarial entre hombres y mujeres

El porcentaje de empleo no agrícola se ubica en el 98% para las mujeres y de 88% para los hombres. El último Boletín de Indicadores de Género 2013, publicado por el Instituto Nacional de Estadística, muestra como predominantemente masculinos a los sectores de la construcción, el de manufactura, el de transporte y el de comunicación. Por su parte, el comercio, los restaurantes hoteles y servicios comunales y personales son de ocupación femenina.

Los datos del INE muestran que las trabajadoras perciben ingresos más bajos por la misma labor. Reciben una remuneración promedio inferior a la de los hombres en más de 18%. Esto se relaciona con el desplazamiento de la fuerza de trabajo femenina al sector informal de la economía.

Sin embargo la brecha es constante: mujeres con educación básica aprobada ganan 30% menos que los hombres en el mismo rango, aunque la diferencia logra acortarse a 17% cuando hay nivel universitario.

Estas cifras revelan que la participación en el sistema educativo no disminuye la inequidad de género en la remuneración justa, aún cuando la brecha incrementa a menor escolaridad.

Ingresos según nivel educativo

También existe una diferencia entre ambos sexos en cuanto a la dedicación exclusiva al hogar. Un grupo de 3.071.881 de mujeres contra apenas 64.000 hombres. Este factor ha mermado la oportunidad de las mujeres de ingresar al mercado laboral y por tanto lograr cierta autonomía económica.

Rosa Paredes, especialista en el área ha realizado diversos estudios demostrando que, a diferencia de los hombres, la mujer debe ocuparse de responsabilidades domésticas, administración del hogar, la atención de la familia y labores comunitarias, además de participar actividades remuneradas para poder subsistir. “Las mujeres viven la pobreza con mayores desventajas”.

Igualmente lo afirma la economista Adicea Castillo, quien habla de la “feminización de la pobreza”. Un fenómeno que afecta universalmente a todas las sociedades y que debe cambiar con la acción ciudadana que exija mayores oportunidades.

Las cifras de los informes oficiales no han sido renovadas desde hace tres años. Sin embargo, los especialistas del área señalan que la tendencia sigue en aumento y la situación difícilmente cambiará de no tomarse las medidas necesarias desde el Ministerio de la mujer.

Otro de los elementos que aún preocupa a escala mundial es la dificultad en la aplicación de leyes contra la violencia de género. En Venezuela se logró la aprobación de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a un Vida Libre de Violencia en 2006 y se ha creado la Defensoría Nacional de los Derechos de las Mujeres. Pero en la práctica falta un reglamento con los procedimientos específicos de aplicación de la ley, así como capacitación sistemática a funcionarios que procesan las denuncias. Este apartado fue excluido como indiciador para el objetivo inicial propuesto por la ONU.


Si quieres contactar al autor de esta historia escribe a: monica@larazon.net


Ha fallecido cristianamente…


Con su negativa de apoyo al llamado a marchar de Leopoldo López y Daniel Ceballos, la MUD firmó su certificado de defunción. Fue incapaz de atender –que sí entender- el clamor popular de tomar acciones más allá del pasivo circo electoral conveniente a los fines del régimen. Se dio el lujo, quizás aún en la embriaguez postgolpe de diciembre en el que su colaboración con el régimen le permitió la ilusión de que es parte del poder con funcionarios en los poderes públicos nombrados por el dedo de Diosdado Cabello, de desconocer la voluntad de un pueblo que exige protestar contra las penurias a las que lo someten los magnates de Andorra –sus patronos-, como consecuencia del saqueo exhaustivo y criminal de las Arcas del Estado.

Sin mayor precisión, declaró que no apoyaba la marcha del sábado 30 de mayo, convocada por los líderes de Voluntad Popular, presos políticos a quienes se les han violado hasta Derechos Humanos, “por razones de fondo y de forma”. Entiéndase: la cogollocracia que infecta la MUD considera inconveniente a su status de “oposición seria” –como la califica el chavismo- el apoyo y la solidaridad, no solamente con nuestros presos políticos, sino con ese pueblo que muere de enfermedades para las que no se encuentran medicinas o padece vejámenes en colas para comprar comida racionada en el país más rico del mundo. Con ese pueblo sumido en la miseria para que boligarcas, boliburgueses y bolichicos de Derwick puedan mantener saldos multibillonarios en los paraísos fiscales del mundo.

La MUD se escuda en el argumento de que la vía electoral es la vía para sacar del poder a la banda de hampones que nos tiene secuestrados mientras expolian las riquezas que nos pertenecen. No negamos el valor del camino electoral, pero está demostrado, luego de 17 procesos fraudulentos y, en especial, de los dos últimos presidenciales en los que solamente faltó el aviso de neón en el edificio del CNE “Se hacen fraudes, preguntar por el gerente”, que con elecciones solamente sólo se ha logrado atornillar a esa delincuencia no tan organizada en el poder.

La MUD –y en general, la “oposición seria” de turno- ha sido vital en el proceso de consolidación de la dictadura. Los arquitectos del proyecto de dominación chavista, Luis Miquilena y José Vicente Rangel, tuvieron muy claro que era indispensable una “oposición seria” creada y subvencionada por el mismo régimen para darle credibilidad a la ficción de democracia necesaria para que tal proyecto se enraizara. Sin elecciones es imposible crear la ilusión de democracia. Así, que se requerían “adversarios” ciegos, sordos y mudos ante el fraude electoral.

Efectivamente, sin una MUD que prometiera para jamás cumplir “¡voten, defenderemos el voto en las mesas y en la calle, les mostraremos el 100% de las Constancias de Verificación Ciudadana para demostrarles la transparencia del proceso!”, para luego dejar esperando hasta el presente por las fulanas constancias y mandar a bailar salsa, a la dictadura le sería imposible hablar de una “democracia bonita multicolor” en la que lamentablemente para la disidencia el chavismo “es la mitad mayoritaria”. Sin “oposición seria” la robolución era inviable y hubiera fracasado en sus primeros años. Jamás habría sobrevivido al fraude del Referéndum Revocatorio de 2004. En otras palabras, sin alguien que llevara pendejos a las mesas a votar para luego reconocer “ellos ganaron”, la dictadura era imposible.

No es admisible ni válido el argumento de que había que aceptar los repetidos fraudes bajo la extorsión de que habría muerte y destrucción de no hacerlo. Nada justifica el miedo a las tanquetas que salían mientras capitulaban con la tiranía cuando el CNE fingía que contaba votos. Sencillamente porque no se evitaron muertes. Un año después, 43 jóvenes fueron asesinados en protestas, muchos murieron después y seguirán muriendo, y muchos están presos y siendo torturados. Y más grave aún, permitir la entronización del comunismo aceptando sus fraudes a cambio de contratos de amigos y de la familia, de unas alcaldías y gobernaciones y de las curules que el régimen decidiera conceder en la AN, inevitablemente conduciría a muerte y destrucción en escalas inimaginables pero en efecto, vividas en los anteriores ensayos marxistas de la civilización.

La MUD erró totalmente su función que debía ser de conductora del proceso de recuperación de la democracia y de salvamento del país, para asumir el rol de agencia de empleos para políticos buscando chamba. Perdió la visión de estado para abocarse a confeccionar listas para puestos salidores. Y de esta manera, satisfizo a la perfección los requerimientos del régimen adaptándose a ellos como traje a la medida.

En realidad la MUD no muere por su falta de sintonía con el pueblo que hoy quiere protestar y está harto de engaño. Muere porque ya no cumple su función principal: fingir democracia con su patrono. Ya toda la humanidad sabe que en Venezuela hay dictadura.

No es la función del líder obligar al pueblo a seguir un camino determinado. Es interpretar el sentir, el padecer, el deseo, la necesidad de ese pueblo para conducirlo por el camino por el que ese pueblo quiere transitar. Leopoldo y Ceballos interpretaron correctamente las inquietudes del venezolano, desde atrás de las rejas, y propusieron la marcha en consecuencia. La MUD no le dio la espalda los presos políticos nada más. Le da la espalda una Venezuela que le dice “queremos marchar”.



Como ente político y siendo el político más un médium, un mandatario (apoderado) que un mandante (poderdante), la MUD desconoció la voluntad de quien debería ser su patrono, el pueblo; y se plegó a la de su verdadero patrono, el tirano que nunca debe ser ofendido.

Paz a sus restos.

Leonardo Silva Beauregard

@LeoSilvaBe

La verdadera REVOLUCIÓN de Venezuela

Nunca fui un excelente estudiante, ahora sé que era porque me disgustaba la escuela, nadie me entendía muy bien así que desde que salí de primer grado, cuando iba a la clase de una maestra de la que solo recuerdo el apellido y quien de verdad me encantaba, hasta (mal) graduado del bachillerato , ciertamente odie todo el asunto, seguramente esto ser nerd tenía algo que ver pues cuando en el bachillerato obligaban a leer libros, por lo general ya los había leído todos, con excepción de “María” de Jorge Isaac del cual aún tengo arcadas cada vez que lo recuerdo, tanto así que me pelee con mi profesora de literatura general I en la universidad para no volver al incordio lento del romanticismo colombiano.

De esos tiempos solitarios aún me ha quedado ese vicio exótico por leer, sin orden ni escrúpulo, casi todo aplica. Alguna vez leí, hace muchos años, que después de una lectura seria debería haber cuando menos un libro de entretenimiento para “desintoxicar” al pensamiento y poder afrontar sin problemas otro libro que dejara que pensar, eso lo entendí cuando me dio por entrarle a Milan Kundera y la novia de aquellos años, al verme tan negativo y meditabundo, pensando si era más importante pesar o ser leve en el paso por la vida (a los 23 años no es edad para andar en esas diatribas) me comenzó a buscar libros entretenidos, de ahí me quedé enganchado con la “literatura” de aventuras, especialmente aquellas de los tiempos de la guerra fría, con los súper espías amorales, que ridiculizaban a los soviéticos, los cubanos y hasta los chinos, los mostraban como patéticos anormales que vivían asustados hasta de su sombra pues cualquier desliz o delación los haría perder las migajas que le permitían sus patéticos empleos, también había unos malos que te paraban los pelos de la nuca pues comerciaban con cualquier cosa imaginable, incluidas vidas humanas.

Para ese tiempo y hasta hace muy poco (apenas unos años) siempre pensé en la saña de esos autores de best sellers que escribían de esa manera para colaborar de alguna manera con la propaganda anticomunista. En principio, siempre creí a los militares capaces de cualquier cosa, los comunistas que son apoyados por los milicos necesariamente deben también estar dispuestos a cualquier cosa, solo que jamás pensé en creerme una novela de aventuras como si de verdad pasaran esas cosas.

Ahora, viviendo en este país tan loco, me entero que ciertamente esos personajes malvados que dibujaban aquellos autores de libros poco serios, escritos para leer en el bus y olvidar a los diez minutos de terminados, no estaban tan alocados, aquí la maldad tiene acento cubano con ribetes chinos, estilo ruso con ambiente carcelario, cualquier otra imagen del matón de moda en aquellos años (80´s y 90´s), bien sea ruso, chino, colombiano, cubano, vietnamita o norcoreano, se queda pálido ante los matones venezolanos, hasta las maras salvadoreñas palidecen ante la maldad de esta gentuza.

Las estrategias gubernamentales para inventarse cosas que seguramente la histeria antichavista acogería con desespero para que los agitadores de oficio, después agreguen algunas cosas más y así desviar la atención de las cientos de acusaciones que van desde el sicariato, el tráfico de drogas, de órganos, cobro de comisiones, de órganos, de mujeres, niñas, muchachos, hasta los bachaqueros de seguro tienen algo que ver ahí. Eso sin contar por supuesto los negocios exóticos de las cárceles que tienen discotecas, prostitutas, desde donde TODOS saben que se manejan TODOS los negocios ilícitos en sus respectivas áreas de influencia que bien pueden extenderse hasta cualquier confín del planeta vía internet, donde los custodios, antaño temidos por los antisociales, ahora son sus sirvientes.
La policía (piense en alguna, que todas aplican) está incurso en cosas como el cobro por protección, también hacen parte de bandas organizadas, los militares no se escapan a toda la barahúnda de porquería, con todo y su inutilidad manifiesta tienen los mejores sueldos de toda la escala salarial, un PROFESOR universitario con doctorado (los de otros niveles educativo gana menos aun) gana menos que un sargento recién salido de su cursito de seis meses en cualquier perrera de esas que llaman cuartel. Lo más espantoso del caso, todos muy patrióticos, muy cumplidores de la ley, una burla continuada a la inteligencia que va desde el soldado raso hasta el general, sin dejar por fuera al diputado, concejal, juez, escabino, periodista, secretaria, fiscal de tránsito, guardia nacional, funcionarios de todo rango y razón social, hasta el cura o el pastor de cualquier iglesia que hace pingues negocios para la propaganda política igual de irracional.

Todo esto lo he pensado mientras leía una novela de esas, muy vieja, que me he encontrado en una biblioteca donde muy amablemente me prestan los libros para leer en las tres horas diarias que paso en el transporte público de mi ciudad, ciertamente la ficción se queda corta ante cualquier situación de las miles que a diario asolan mi país, alguna vez escribiré un bestseller que todos pensaran exagerado pero que los venezolanos reconoceremos como realidades exactas del diario vivir.
José Ramón Briceño, 2015
@jbdiwancomeback

Google presume de poder con Android

Ni rastro de hardware. Ni una sola concesión a móviles, tabletas u ordenadores. Google ha vuelto a su origen. En I/O, su conferencia anual, ha marcado las líneas maestras de lo que será el desarrollo de sus productos. La cita giró en torno al buscador, su servicio de fotos y, por encima, de todo, Android, el sistema operativo para móviles que ya funciona en más de 1.300 millones de aparatos. No se conforman, ahora quieren conquistar también, el hogar. Sundar Pichai, el gran creativo y cerebro en Google durante los dos últimos años, fue el maestro de ceremonias con una idea muy clara: “Esto es lo próximo que vais a construir”.

Seguir leyendo.

La española Monkimun, aliada con Google para familias

El producto se hace en Madrid, el márketing en San Francisco. Esa es la estrategia de Monkimun para convertirse en uno de los ochos socios de Google en el lanzamiento de sus contenidos para niños, uno de los grandes anuncios de I/O 2015, la conferencia anual en la que trazan sus líneas maestras. La empresa, que cuenta con 14 empleados y un millón de dólares de inversión, ha superado el millón y medio de descargas ocho meses después de salir al mercado. Su paso durante cuatro meses por 500 startups, una de las incubadoras más reconocidas de Silicon Valley, ha sido clave para llegar a este punto. PBS y Crayola son dos de las ocho elegidas por el gigante de Mountain View.

Seguir leyendo.

Gonzalo Gómez (Marea Socialista): “El pueblo puede forzar al gobierno a tomar medidas”

Gonzalo Gómez, coordinador nacional de Marea Socialista, cree que el pueblo aún espera soluciones “en revolución” y alerta que el proceso “se está perdiendo”, mientras espera el “golpe de timón” que evitaría perder las conquistas del chavismo


Víctor Amaya

Marea Socialista consignará ante el Tribunal Supremo de Justicia un recurso de anulación de la decisión del Consejo Nacional Electoral, que les rechazó la inscripción de una tarjeta propia. Uno de sus coordinadores nacionales, Gonzalo Gómez, deduce que la negativa “grosera” de la autoridad electoral busca evitar que haya otro partido distinto al PSUV que use el “Socialista” en su denominación y no esconde preocupación por darse cuenta que una institución es usada para poner trabas a quienes confrontan a la dirigencia del partido de gobierno.

“Creo que hay inquietud, preocupación, por el surgimiento del chavismo crítico de izquierda pero también de todo un sector que no siendo enemigo de la revolución bolivariana está molesto, cansado de la manera como se han manejado las cosas, con la corrupción, la impunidad, en la cual no solo tienen que ver la burocracia estatal y funcionarios de gobierno sino que es una combinación entre las actuaciones de la burocracia y del capital”, dice Gómez.

El también fundador de la página Aporrea.org sostiene que en Venezuela “no se están cumpliendo las funciones de un gobierno revolucionario” pero que el fracaso no es del socialismo, “que nunca se implantó”, sino del capitalismo aún vigente por el que Chávez planteó el “golpe de timón que no se ha dado”. Sin embargo, afirma que “en la oposición no hay un arrastre en el pueblo” porque la gente aprecia los logros de la revolución y quisiera conservarlos.

¿Cómo participar en elecciones ahora, por iniciativa propia?

No es simplemente un problema de tarjetas, sino de tener una política y a las personas que puedan encarnar esa política. Tienen que tener una evaluación positiva, trayectoria, honestidad probada, y haber dado batalla contra la corrupción. No vamos a procurar la utilización de ninguna otra tarjeta si no es sobre la base de un acuerdo en torno a planteamientos políticos. Estamos dirigiéndonos al CNE para exigir la reconsideración de la decisión. Nos reservamos el derecho de hacer una apelación o introducir un recurso ante la Sala Electoral del TSJ. Negarle la tarjeta a gente que quiere participar en la lucha electoral es un signo antidemocrático.

A Voluntad Popular le pasó lo mismo y al final lo que hicieron fue cambiarle el nombre a otro partido. ¿Denuncian ahora porque les afecta directamente?

Nosotros sí hemos hecho señalamientos sobre distintas situaciones que representaban un riesgo, una señal de peligro, para la revolución y para la democracia protagónica real. No hicimos énfasis en el tema de VP porque sabemos que aquí se producen trabas frente a gente que se ha involucrado en operaciones golpistas. Es lo que ocurre ahora con María Corina Machado. Estamos de acuerdo en que si se le va a impedir su participación política sea derivado de la actuación de la justicia. Pero no vas a poner como excusa una cuestión colateral con los requisitos electorales.

¿Está cerrada la posibilidad de diálogo con la dirigencia del PSUV?

La actitud de la dirigencia pareciera indicar eso. No así la de los sectores de base. Esto no puede terminar convirtiéndose en una democracia simulada y administrada por funcionarios públicos, algunos de los cuales se han dedicado a acumular capital para cambiar su condición de clase. Alguno pudiera pensar que se está aplicando el programa de la MUD y no el Plan de la Patria.

¿La exclusión es una política de Estado?

Hay exclusión, y estamos luchando contra la posibilidad de que eso se extienda y le infrinja un daño irrecuperable al proceso revolucionario. Podrán no tenerlo como política de Estado, pero si no hay capacidad para frenar actuaciones al final viene resultando lo mismo.

“Hay una guerra económica pero no como la plantean desde Miraflores”

¿Se está aplicando el modelo de Chávez?

No. En el modelo de Chávez tendría que haber avanzado más el desarrollo de la propiedad social, la participación de trabajadores y comunidades en la construcción de la economía y de los asuntos de Estado. El modelo de desarrollo endógeno con soberanía alimentaria de recuperación de la independencia se está debilitando porque se toman decisiones que no van en esa dirección.

Sin embargo, el modelo importador no soberano no tiene dos años. 2011 fue el año con mayores importaciones, de hasta 50 mil millones de dólares, y estaba Chávez en Miraflores.

Las cosas no son puras, ni totales. También había contradicciones en el período de Chávez, pero el sentido general, la orientación del proceso, era avanzar en la ampliación de las conquistas. Esa dinámica la hemos venido perdiendo. Estamos enfrentando la posibilidad de perder esta revolución.

Desde hace años la oposición es excluida de los medios públicos. Ahora ustedes también.

A la revolución bolivariana la ha caracterizado el florecimiento de los medios comunitarios y alternativos. Sin embargo, la tendencia ha sido irlos domesticando. Progresivamente se fue creando otro cerco mediático. Había el capitalista de los medios privados que se expresó en abril de 2002, y posteriormente empezó a afianzarse uno burocrático, donde solo se puede expresar aquél que apoye las políticas de gobierno sin ninguna crítica. Creemos en lo que recogió Chávez en el Programa de la Patria: la necesidad de construir un sistema público de comunicaciones en manos del poder popular.

¿Existe guerra económica?

Hay una guerra económica pero no como la plantean desde Miraflores. Parte de lo que sucede en Venezuela tiene que ver con un intento de sofocar la revolución bolivariana que tiene que ver con operaciones del capital financiero, las transnacionales, la banca, los Estados Unidos. Pero eso no es lo único. Aquí la guerra económica está funcionando porque sigue actuando la lógica del capital. En el Estado hay expresiones capitalistas y eso también forma parte de la guerra económica.

Maduro no ha tomado en cuenta los planteamientos que han hecho desde hace dos años. ¿Por qué creer que ahora sí lo hará?

El problema no es si Nicolás Maduro se convence de nuestras propuestas. Es que si esas propuestas son tomadas por el pueblo bolivariano que quiere soluciones en revolución todavía, ese pueblo puede en una crisis forzar al gobierno a tomar medidas. La revolución no es el gobierno, sino el pueblo que está allí todavía, con expectativas.

Gonzalo Gómez, fundador de Aporrea.orgGómez calcula que el desfalco a la nación en los últimos años asciende a 259 mil millones de dólares

Hugo Chávez llegó a decir que la cuarta república colapsó porque los cambios que necesitaba el país no los podía hacer la misma dirigencia que lo había conducido al desastre. ¿Cómo esperar cambios ahora de la misma dirigencia que nos ha traído a la crisis?

La revolución bolivariana nos dio logros en soberanía, independencia, condiciones de vida del pueblo, organización y participación democrática. Todavía está ese pueblo que los aprecia. De esta etapa se desprenderá un desenlace. A aquellos dirigentes que no puedan responder, que no estén dispuestos a dar ese golpe de timón que se requiere, el pueblo les va a pasar por encima.

¿Aún sostienen que no existe deuda en dólares con los sectores empresariales?

Aquí ha habido un desfalco descomunal. Muchas de las empresas que están haciendo ese reclamo de divisas las usaron indebidamente. Creemos que si sacamos la cuenta no se les debe. Son ellos quienes le deben a la nación.

Piden ajustar el salario mínimo a la par de la cesta básica. ¿Es viable hacerlo?

Es viable. Eso no quiere decir que no haya dificultades para implantarlo ahora. Eso lo venimos planteando hace tiempo, incluso cuando los precios petroleros no estaban en merma. Eso está en el artículo 93 de la Constitución. No la estamos cumpliendo.

Tampoco la cumplió Chávez entonces.

Se quedó con la idea del salario mínimo vinculado a la canasta alimentaria. Se ha olvidado el planteamiento real… ¿Cómo lograr tener esos salarios al nivel de la canasta básica? Si decimos que ha habido un desfalco de 259 mil millones de dólares, con esos recursos pudiéramos garantizar salarios más elevados y desarrollo productivo para tener salarios dignos. Pudiéramos recuperar una parte de esos recursos, y podemos hacer una reforma tributaria y que la banca pague más.

¿Son propuestas viables con Maduro en la Presidencia?

Estamos batallando para que estas cosas sean tomadas en cuenta. Menos viable son con cualquier gobierno de la oposición de derecha, de los sectores empresariales o enteramente entregados a las transnacionales. Este pueblo le puede reclamar al gobierno que haga cosas.

Gonzalo Gómez no ve posible un acercamiento entre Marea Socialista y sectores de la oposición

¿Y esos reclamos se escuchan en un país donde la represión, según Provea, pasó de 1,43% en 2012 con Chávez en el poder a 7% en 2013, 16% en 2014 y va por 11,2% en 2015?

Bueno, aunque yo pueda tomar en cuenta esas estadísticas, Provea tiene su manera de hacerlas. Esas estadísticas dependen de los conceptos que ellos manejan y sus orientaciones. Yo hablo de luchas de la clase trabajadora. A veces se necesita presión, lucha, movilización e incluso puede llegar a suceder que nos enfrentemos parcialmente con sectores del gobierno, como ocurrió con la nacionalización de Sidor.

¿Hay posibilidad de acercamiento de Marea Socialista con sectores de oposición?

Por la experiencia y trayectoria política de estos grupos, no lo veo posible. El acercamiento se va a dar con el pueblo que tiene diversidad de opiniones y de criterios pero que compartimos intereses comunes.

En 2010 el PPT compitió electoralmente queriendo romper la polarización y le fue muy mal. ¿Temen que pueda ocurrirles eso ahora?

Eso no va a depender de los actores políticos sino del sujeto social y político de esta revolución: el pueblo bolivariano. Creemos que estamos en sintonía con ese pueblo que rechaza la cuarta república, a la oposición predominante de derecha, pero que también está descontenta con la corrupción, la burocracia, los elementos de autoritarismo.

Entre las cosas que ha caracterizado al “socialismo bolivariano” están las expropiaciones no siempre pagadas, la burocracia y el crecimiento del Estado, el control de cambio, la exclusión política, pintarlo todo de rojo, el personalismo, disfrutar un petróleo a 100 dólares con un abultado excedente no presupuestado… Si el socialismo como modelo no ha fracasado, ¿qué fracasó, el entendimiento chavista del socialismo?

No creo que sea el entendimiento chavista del socialismo. Pensamos que hay una distorsión de esa concepción. Nosotros tenemos muy presente lo que planteaba Chávez con sus aciertos y errores. No es un fracaso del modelo socialista porque no se pudo llevar adelante. Apenas hubo algunas cosas que costó lograrlas. Se trata de recuperar esa línea. Lo otro es volver a lo de siempre, al neoliberalismo.

¿Sólo hay dos caminos, cuarta o quinta república?

Para nosotros el camino del chavismo es parte de la ruta, del sendero que nos puede permitir seguir abriendo otros caminos. Parte de preservar las conquistas, de no perderlas y a partir de ahí hay que ir creando e inventando.


Si quieres contactar al autor de esta historia escribe a: victor@larazon.net